The Movies
The Movies
Carátula de The Movies
  • 8

    Meristation

Crea tu propia película

Jesús Bella Ceacero

Peter Molineux nos prometió un juego en el que nos pondríamos al frente de una gran productora al más puro estilo hollywoodiense y crear nuestras propias películas... ¿habrá cumplido con sus promesas? ¿Cumple este juego con las expectativas?

Por nuestros PC hemos visto pasar decenas de juegos diferentes dentro del género de la simulación estratégica que nos han permitido adoptar múltiples roles: comandante en los Command & Conquer, director de hospital en 'Theme Hospital', dirigir un parque de atracciones en 'RollerCoaster Tycoon' e incluso dirigir la vida personal de unos individuos en 'The Sims' o convertirnos en dioses gracias a la ya saga 'Black & White'.

Observa The Movies en movimiento en este vídeo.

 

 

Peter Molineux, gran artífice creativo de algunos de los juegos mencionados, se dio cuenta, sin embargo, de que algo faltaba. Un mundo relacionado directamente con los videojuegos (mucho más en los últimos años) se había pasado por alto y creyó que un juego basado en la sencilla idea de dirigir tu estudio cinematográfico y hacer tus propias películas podía ser todo un éxito.

 

¿Te apetece hacer el guión?

Comenzamos nuestra partida en 1920 como directores de una gran productora y con un edificio ('Stage School') por el que veremos pasar a los individuos que se agolpan en la puerta con el objetivo de obtener un puesto de trabajo como actor o director. A partir de aquí tendremos que hacer todas las películas que se nos ocurran atravesando las diversas etapas del cine (años veinte del cine mudo, la aparición del sonido en los años treinta, las películas en color con la tecnología Panavision…) hasta llegar a finales de siglo.

 

Pero, ¿qué tal si en vez de hablar del guión del juego hablamos de los guiones que puedes hacer? Ya que lo más importante en este juego serán las películas que tú hagas. Al principio tendrás que encargar los guiones a los expertos en la materia una vez que construyas el edificio para guionistas. De esta manera, obtendrás unos guiones que tendrás que pasar por la oficina de casting, donde se te indicará la cantidad de actores y de extras que necesitarás para llevar a cabo el rodaje.

Conforme vayan pasando los años y tu estudio se vaya haciendo más grande y vaya adquiriendo más prestigio, tus investigadores habilitarán nuevas formas de hacer cine, entre las que se encuentra el edificio para hacer guiones personalizados. Aquí es donde se despejan las dudas de aquellos que estaban esperando el juego y se preguntaban: ¿hasta dónde llega la libertad del jugador?

El guión: libertad contenida

Como decimos, una vez llegues a un determinado punto del juego y te hayas hecho con el juego (hay que destacar que la curva de aprendizaje del juego es muy adecuada), empezarán a surgir nuevas opciones de cara a dar una mayor libertad al jugador a la hora de crear películas que se materializarán sobre todo en la realización de lo que se llama el guión técnico y también en la postproducción de la obra. Hablemos de cada uno de ellos por separado.

 

En lo que se refiere a la realización del guión, tenemos la posibilidad de elegir las escenas que deseemos, así como el orden en el que van a aparecer. En cada escena iremos colocando los personajes que establece el juego (nosotros no podremos controlar la cantidad de actores que aparezcan por escena) y podremos determinar el estado de ánimo que van a aplicar a sus acciones: podemos hacer que discutan más o menos efusivamente, que se den besos más o menos apasionados, etc.

 

Lo malo es que, si ya es difícil ir colocando cada una de las escenas, más difícil es hacer que la película quede bien: es muy fácil que de una escena a otra el número de personajes sea distinto ya que, como hemos dicho, nosotros no controlamos el número de integrantes de la escena ni su posición.

 

Tendremos, eso sí, una gran y variada cantidad de escenas prediseñadas como subir unas escaleras, andar sigilosamente… pero lo suyo hubiera sido que el editor dejara mayor libertad para colocar los personajes que quieres, donde quieres y que hagan lo que tú establezcas. Desgraciadamente, ésto no es posible y tendremos que conformarnos con unos guiones que sí son nuestros, pero que limitan mucho la capacidad creativa.

 

El reparto: tendrás que estar al loro

Una vez realizado un guión, ya sea tuyo o hecho por los guionistas de tu productora, lo tendrás que llevar a la oficina de casting. Allí se te pedirán los que van a ser los protagonistas de tu film: actores principales, extras, personal para cámaras e iluminación… y, por supuesto, el director.

 

Pero todo no es tan sencillo como arrastrar y soltar el personal aquí o hallá sino que tendrás que calcular bien tus acciones. Por ejemplo, si vas a hacer una película de ciencia ficción, tendrás que tener en cuenta las habilidades de tus actores y directores dentro de dicho campo y seleccionar a los que mejores en cada caso.

No obstante, también existe la posibilidad de que nuestros personajes practiquen dentro de los escenarios que creemos dentro de nuestro estudio: pueden hacer ensayos en un escenario de batalla bélica, en un 'saloon' del oeste, en un desierto, en un bosque, en una playa, en un sótano… cada uno de ellos diseñados para un determinado género: acción, terror, comedia, romance o ciencia ficción.

 

 

El rodaje: ¡Luces, cámara… acción!

Cuando todo está preparado, podemos poner en marcha la película. Los actores, operarios y el director se pondrán en marcha hacia el escenario para la primera escena y podremos ver cómo empiezan a trabajar en la película. Hay muchos detalles presentes: un operario con la claqueta, otro con la cámara, otro más con la 'jirafa' (pértiga con micrófono para el sonido)…

 

Durante el rodaje será importante que estés al tanto de los indicadores de stress del staff de nuestra película y vigilar que no sobrepasen la línea de peligro. Si esto sucede, puede pasar que amenacen con irse, que te pidan más salario, una caravana mejor... Se trata de un sistema de ánimo muy parecido al que se hizo gala en 'The Sims', un sistema que no se puede dudar que dota de cierto realismo a la actitud de los personajes pero que tal vez estresa un poco al jugador.

 

La relación entre actores y directores será también un punto a tener en cuenta: cuanto mejor química exista entre ellos, mejor saldrá la película. El hecho de que los actores tengan una mejor o peor imagen es también uno de los muchos factores que se han tenido en cuenta a la hora de hacer este juego.

 

Por ello, se nos permite que la prensa haga entrevistas a nuestros actores, que se les pueda cambiar el vestuario para que se sientan mejor, que los salarios puedan modificarse e incluso que se les pueda construir una caravana o hacer restaurantes VIP para que se relajen.

Del estudio a los cines

El proceso de creación es fiel a la realidad y, una vez acabado el rodaje, se nos presentará la obra terminada enfrente de la oficina de producción. Aquí tendremos varias posibilidades: lanzar la película, archivarla cuando no produzca más ingresos o ver la crítica cuando esté disponible.

Pero si no te fías del resultado final, puedes optar también a mandar la película a postproducción, otro de los edificios disponibles, para cortar aquellas escenas que no te gusten, añadirles música del repertorio que nos ofrece el juego o incluir voces de tu propia cosecha. Éste es un aspecto destacado del juego: podremos ver la película y, mientras tanto, darle a un botón para grabar tu propia voz y ponérsela a los personajes. Es como si fueras el doblador de tu propia película.

 

Lanzada la película, verás que tu cuenta corriente se ha visto resentida por los costes de producción, pero eso será algo que tendría que subsanarse con las ganancias que vayas a obtener por el film. Estas ganancias serán mayores cuanto mejor haya sido el reparto y la interpretación de tus actores, además de la bueno o mala crítica que haya obtenido el film.

 

De los años 20 a la actualidad

Ésta es la franja temporal que abarca 'The Movies'. Empezaremos con nada: apenas un edificio y unas cuantas personas con dotes interpretativas que se lanzarán a buscar trabajo en nuestro estudio. El jugador entonces decidirá si contratarle como actor, director, extra o, simple y llanamente, mandarlo de patitas a la calle.

 

Lo mismo ocurre con el mantenimiento del estudio. De vez en cuando se presentarán nuevos candidatos a optar por el puesto de jardinero o constructor. Esto será muy importante para mantener los árboles, arbustos y flores de tu estudio y dar ese aspecto de prestigio que tanto valorarán los críticos.

 

Al principio, harás películas solamente en blanco y negro, con un framerate muy bajo debido a las limitaciones técnicas de entonces y sin sonido (aunque apreciarás en la reproducción del resultado final una melodía muy bien representada y que hace un guiño a las típicas acompañaciones musicales que tenían las películas mudas en sus estrenos).

Luego, y cuando tus ingresos aumenten, tendrás la posibilidad de crear un centro de investigación e ir aplicando los avances tecnológicos a tus películas: películas en color, con sonido y efectos especiales, etc. También aparecerán nuevos escenarios, cada vez más modernos y futuristas para que no limiten la capacidad interpretativa de tus actores.

Por los personajes tampoco pasarán los años en balde sino que exigirán un cambio de imagen que podrás hacer a través de un edificio para cambiar vestuarios. Allí podrás ir probando trajes a tu estrella y ella te dirá con gestos si le gusta o, por el contrario, le parece horrible.

 

¿Y qué tal de gráficos?

Hemos dejado en un segundo plano el aspecto de los gráficos que tiene el juego ya que en este tipo de títulos cumple un papel secundario, pero que duda cabe de que también tienen un papel importante. El apartado gráfico cumple con sus objetivos y con nota: los edificios tienen bastante detalle, las animaciones de los personajes son muy variadas (destacan sobre todo los detalles faciales) y si acercas el zoom da igual cuanto lo hagas que nada perderá detalle.

 

Cuando se reproduce lo que han grabado tus cámaras durante el juego, los personajes aparecerán también con el motor del juego, lo que no queda bien del todo: tal vez un mejor renderizado en el resultado final de las películas les hubiera dado un mejor aspecto.

Obviando esto último, pensamos que Lionhead lo ha hecho muy bien en esta ocasión, haciendo un juego que puede correr sin problemas en los ordenadores de hace dos años o algo más: el título está muy bien optimizado.

¿Música y sonidos de película?

La música es tal vez uno de los aspectos que menos llaman la atención en este juego y, a excepción de la música mostrada durante la reproducción del resultado final de la película, el apartado musical sólo servirá como elemento para crear ambientación en el juego. Tal vez no necesite más para cumplir su función: al fin y al cabo estamos ante un juego de estrategia.

 

En cuanto al repertorio de sonidos tenemos que decir que el juego cumple sin más, aunque hay un detalle que creemos negativo: los personajes no hablan sino que hacen el típico 'blablabla'. Tal vez para una posible secuela se podría mejorar este aspecto.

Crea tus estrellas

Si no te gustan tus estrellas, quieres hacer a un Clint Eastwood o simplemente te apetece hacer el personaje de tu vida, el juego dispone de la opción de crearlas con StarMaker, una acertada aplicación externa que permite crear personajes con gran cantidad de detalle: puedes manejarlo absolutamente todo sin necesidad de pasar a tu estrella por el quirófano (opción que, por cierto, también está presente en el juego).

 

Algunos de los aspectos que se pueden controlar al crear una nueva estrella son: color del pelo, de los ojos, de los labios, tipo de pelo, tamaño de la cabeza (a lo largo y ancho), forma física, edad (los rasgos faciales cambiarán envejeciendo o rejuveneciendo al personaje), vestuario, forma de la nariz, de los labios y muchos etcéteras que no contaremos para no aburriros.

 

El cine ahora también es online

Con 'The Movies' tendremos la posibilidad de mostrar nuestras películas a todo el mundo gracias a la página que habilitan los desarrolladores y donde podremos alojar nuestras producciones exportadas al formato Windows Media. Sin embargo, el aspecto online se limita sólo a esto.

 

Conclusión: un buen punto de partida

Para ser el primer juego sobre simulación estratégica de creación de películas, Lionhead parece haberlo hecho bien. Han conseguido que el jugador pueda ponerse al frente de una productora y manejar el proceso de creación desde la realización del guión, pasando por hacer el casting y el rodaje, hasta la materialización del film.

 

Sin embargo, nos hemos quedado con un sabor agridulce por dos motivos. El primero es que el sistema de juego puede llegar a estresar al jugador: tus actores y directores siempre se están quejando y hay que manejar una variedad casi infinita de factores (demasiados a nuestro parecer) que restan puntos de jugabilidad al título. Un juego con menos preocupaciones por los personajes y más por la forma en que se hace la película hubiera sido lo ideal.

El segundo motivo está relacionado con esta última frase. No hay mucha libertad a la hora de crear nuestro propio guión y a la hora de realizar el propio rodaje. Nosotros lo que queremos es determinar todo lo que sucede en la película: cuándo aparecen los personajes, su posición, lo que hacen... Las escenas prediseñadas están muy bien pero hay que dejar mayor libertad al jugador.

Evidentemente, para ser el primer paso en la simulación de creación de obras fílmicas el juego está muy bien y es muy recomendable: casi es un 'must have' para todos aquellos aficionados al cine. Sin embargo, 'The Movies' tendrá que mejorar para poder convertirse en lo que seguramente Peter Molineux esperaba. Una secuela de este juego sería tal vez una buena oportunidad para mostrar todo lo que da de sí este nuevo subgénero de simulación estratégica.

 

Estrategia y trucos

Como gerente de tu productora, tendrás que tener en cuenta una infinidad de factores a la hora de contratar a tu personal y llevar a cabo las películas. Mi mejor consejo es que especialices a cada actor en al menos dos géneros diferentes y hacer que practiquen en los escenarios para mejorar sus cualidades.

 

Es importante también, de cara a los premios de la academia que se celebran cada cinco años, hacer el mayor número de películas posibles y con la mejor calidad (qué fácil es decirlo). La mejor manera es hacer bien el reparto y colocar a cada actor o director en la película que más le favorezca.

 

Tened un ojo puesto también en la situación personal de cada uno de vuestros empleados para controlar sus niveles de estrés, aburrimiento… y determinad si una subida de sueldo o asignarles una caravana personal podría mejorar su manera de trabajar.

 

Comparándolo con...

¿Existe por ahí algún simulador de creación de películas? Hasta que se encuentre, este juego es tan original que no se puede comparar con nada. No obstante, recalcaremos que obras como 'The Sims' o 'RailRoad Tycoon' tienen muchos puntos en común con 'The Movies' en lo que se refiere a los indicadores personales y la dirección de toda una empresa.

 

Lo bueno

- Es un juego original.

- La representación más o menos fiel de cada una de las etapas del cine.

- La optimización gráfica del juego hace que no exija mucha máquina.

- Que se puedan exportar las películas a ficheros de vídeo.

- El hecho de poder crear tus propias estrellas gracias a una aplicación externa (StarMaker).

- La curva de aprendizaje es muy buena.

 

Lo malo

- El nivel de libertad a la hora de crear películas debería ser mayor.

- No existe una capacidad online real.

- Sólo cinco géneros: acción, terror, comedia, romance y ciencia ficción.

- Demasiados factores a tener en cuenta a la hora de jugar.

Enlaces

Página oficial del juego

 

Manual

Es muy completo y ofrece todo lo necesario para aprender algo más acerca del juego. Unido a los propios tutoriales del título, se convierte en una herramienta más para aprender cómo utilizar las distintas opciones con las que cuenta.

 

Equipo de pruebas

- AMD Athlon XP, 1482 MHz (1700+)

- Memoria del Sistema: 512 MB (PC3200 DDR 400 SDRAM)

- Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce 5200 FX (128 MB)

- Sistema Windows XP

 

En el equipo de pruebas el juego ha ido fluido a calidad media y con muy bajos tiempos de carga.

 

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.