Ultimate Spider-Man
Ultimate Spider-Man
Carátula de Ultimate Spider-Man
  • 8

    Meristation

No te fallaré, tío Ben

José M. Fernández -SPIDEY-

De ser un adolescente de lo más pardillo a convertirse en el terror de los criminales hay sólo un paso. Bueno, un paso al cell-shading y la picadura de una araña muy especial…

Antes del juego, el cómic
Cuando en su día se anunció el lanzamiento de una nueva serie de cómics que contara por enésima vez los orígenes del hombre araña, mi sentido arácnido se activo con cierto mosqueo. Tras el chasco de la poco más que correcta adaptación de John Byrne con el Chapter One, la noticia de versionar otra vez los inicios del superhéroe emblema de la editorial Marvel se antojaba reiterativo e innecesario.

Observa Ultimate Spider-man en movimiento en este vídeo.

Se anunció el equipo creativo. Bryan Michael Bendis al guión y Mark Bagley a cargo de los lápices. Bendis, que en cierto modo se había colado en un lugar preferente gracias a su amistad con el boss Joe Quesada, había demostrado en más de una ocasión su solvencia como interesante hilvanador de tramas; mientras que Bagley, tras una larguísima estancia en Amazing Spider-man, parecía haberse quemado con el personaje a la par que dejaba huella en la antaño espectacular serie Thunderbolts.

Así que todo dio comienzo. Bendis tardó tres números en enfundar a Spidey con su uniforme arácnido, con lo que podéis imaginar el peso argumental y la forma de detallar los acontecimientos de este hombre, con unos guiones frescos, originales y que en absoluto caían en la innecesaria repetición de elementos que en su día muy bien contaron Stan Lee, Steve Ditko y John Romita. Mientras, Mark Bagley adaptaba sus formas al nuevo entorno, transformándose en un maduro narrador que, aún guardando sus carencias a la hora de dibujar bonitos rostros, se torna espectacular en las escenas de acción, en los personajes uniformados y en los fondos.

En definitiva, con el paso de los números, Ultimate Spider-man se ha asentado como una de las colecciones Marvel más notables de estos últimos tiempos. Su guión engancha sorprendiendo a todos aquellos que conocen al dedillo el universo de Peter Parker, Mark Bagley ha llegado a un punto capaz de satisfacer a sus más acérrimos detractores, y los acontecimientos desarrollados llegan incluso a ser más eficaces que los narrados en las viejas colecciones. En definitiva, que la encarnación Ultimate de nuestro arácnido favorito merece la pena. Veamos ahora si su reflejo en el mundo de los videojuegos está a la par o no.

Ultimate, el juego

Todavía está fresco en la memoria el buen recuerdo del anterior título de Treyarch con el hombre araña de por medio. Basado en la película del mismo nombre, Spider-man 2 sorprendió a propios y extraños por llevar al límite la naturaleza del alter ego superheróico de Peter Parker, manifestando la vieja jugabilidad de los anteriores títulos del trepamuros para PsOne en un encantador universo vivo, gigantesco y lleno de posibilidades, a la usanza de la ya clásica serie GTA.

Con un Spider-man capaz de balancearse con total libertad por la ciudad e intervenir en el cumplimiento de la ley a nuestro total antojo, Spider-man 2 significó toda una revolución de conceptos que lo adjudicó como uno de los mejores juegos del pasado año. Sus desarrolladores, tras haber demostrado que han hecho y muy bien los deberes, nos presentan ahora lo que se supone es la evolución de su opera magna, un título que manteniéndose fiel a los conceptos de su predecesor trata de ponerse a la altura de las circunstancias. ¿La idea? Adaptar las aventuras del lanzarredes basándose en el éxito del cómic Ultimate Spider-man.

Érase una vez en Queens...
Como ya hemos comentado, Ultimate Spider-man basa su ambientación en el más que actual cómic de Bendis y Bagley. Y cuando decimos se basa casi podríamos decir que más bien calca el estilo del cómic. Basta con echar un simple vistazo a cualquiera de los elementos del juego para adivinar rápidamente el origen, puesto que la fidelidad con la que se han representado todos y cada uno de los elementos del tebeo son algo más que dignos de mención.

Dicho esto, ¿qué metodología de juego sería la más adecuada para implantar en un título con tanta... 'responsabilidad'? Pues ni más ni menos que potenciando la ya conocida en el genial Spider-man 2, puesto que tras su lanzamiento, difícilmente se me ocurre un método mejor para representar el día a día del joven trepamuros. Imaginad poder visitar el barrio de Queens por vez primear, lugar donde se crió el joven Parker. Pensad en atravesar y subir a la cima del puente donde murió Gwen Stacy. Y como no, sentir el balanceo a través de los rascacielos de Manhattan, nuevamente una sensación inolvidable.

La intención de Treyarch es el hacernos sentir todo un Spidey. Ni más ni menos. Como hombre araña, podemos hacer casi todo lo que queramos, con una libertad prácticamente absoluta para movernos por todo el mapeado. Trepar paredes, balancearnos con la telaraña, pasear junto a los asustadizos civiles... Una libertad absoluta que, en cierto modo, se contrasta con un guión bien hilvanado y con toda la emoción el cómic original.

Pero la sorpresa mayúscula es la posibilidad de alterar sobremanera la 'bondad' del juego. No, no me he vuelto majara, pero no se me ocurre otra forma de explicar la sensación que otorga el poder controlar a la némesis más absoluta del hombre araña. Y es que, aún cabiendo en ese adjetivo nombres como el Doctor Octopus o el Duende Verde, para muchos la auténtica antitesis de Spider-man no es otro que el monstruoso Venom. Así, Ultimate Spider-man se aleja por momentos de su concepto básico para acercarse si cabe al reciente destrózalo-todo del más reciente videojuego de Hulk.

Y es que, como algunos sabréis, Venom es un psicópata enfundado en un simbionte alienígena que, en definitiva, lo transforma en una oscura versión de Spider-man. Mientras que nuestro héroe se encarga de detener malhechores y ayudar a los necesitados, el amigo Veneno luce sus músculos destrozándolo todo, absorbiendo la fuerza vital a los inocentes y repartiendo leña a individuos de la talla de Lobezo (sí, el de los X-Men). Un trecho de moralidad que separa a uno del otro, transformando la épica aventura de Peter Parker en un duro y salvaje beat'em up de lo más siniestro. Y espectacular, porque Ultimate Spider-man es, en tus manos, puro cómic en tiempo real.

g r á f i c o s
Se puede decir y bien alto que Ultimate Spider-man hace un uso del cell-shading como pocas veces antes habíamos visto. Comparable en todo caso con lo último de Dragon Ball Z de Playstation 2 o con el gigantesco Dragon Quest 8, el aspecto gráfico de la obra de Treyarch es bastante impresionante.

Y no porque haga un uso exhaustivo de polígonos, o porque muestre a diestro y siniestro efectos de todo tipo. Más bien porque se ha alcanzado un nivel artístico que, a mi parecer, iguala como nunca se había hecho antes la obra de un dibujante de cómics. Vale, tanto Dragon Ball Z Budokai como Dragon Quest 8 son muestras vivas del arte de Akira Toriyama en 3D, pero eso de ver a un artistazo del cómic americano como es Mark Bagley con su estilo y figura moviéndose absolutamente vivas es algo verdaderamente único.

Sólo basta echar un vistazo para reconocer la procedencia artística del juego. Las encarnaciones tridimensionales de Peter Parker, Mary Jane, Tia May o cualquiera de los personajes que pululan tanto el cómic como el videojuego son cien por cien parejas, teniendo un servidor que reconocer que me quedé absolutamente anonadado tras los primeros compases de la aventura. Más que nada porque también iba ciertamente escéptico ante el nuevo estilo visual anunciado para este título tras haber quedado gratamente sorprendido con el anterior Spider-man 2.

El propio lanzarredes es ya de por sí digno de elogio. Su diseño goza de una resolución bastante alta, y se le han aplicado todo tipo de efectos de brillo en sus texturas. Aunque por lo general se muestra algo pequeño en la acción del juego, al acercar la cámara los fans del personaje alucinarán por lo excelentemente bien reproducido que ha sido hasta en sus más ínfimos detalles. De nota.

Pero no podemos olvidar al resto de los personajes. Por ejemplo, Venom es otro elemento de los que quitan el hipo, con un diseño tan espectacular como efectivo. Ídem de ídem para todos y cada uno de las personas 'con nombre', o sea, los personajes con cierta identidad en el cómic original. No se escatiman en detalles, y el estilo Bagley, para bien o para mal, se mantiene impactantemente en todos ellos. Lobezo, Jameson, Nick Furia o los compañeros de instituto de Peter son francamente brillantes. Si hubiesen hecho esto con el dibujante John Romita como inspiración, a mí me da algo…

Por otro lado, el resto de detalles puede dar la impresión de lucir poco detallismo. Los decorados son parcos en matices, a veces demasiado planos de color. Pero bien mirados, logran notablemente una estética cómic como pocas veces habremos visto en un videojuego. Tan solo fijaos en alguna de las pantallas que ilustran este artículo y difícilmente podríamos distinguir entre estas y alguna viñeta ilustrada con la pluma de Mark Bagley.

La ciudad, entorno que por supuesto sirve de marco para la práctica mayoría de la acción del juego, se muestra muy viva, aunque más por la cadencia de automóviles en circulación que por la cantidad de peatones. No son muchos para lo que es la ciudad de Nueva York, pero consiguen dar el pego a pesar de que algunos sitios den la impresión de estar algo vacíos. Las diferentes zonas de la urbe son fácilmente distinguibles. Pasar de las casitas de Queens a los rascacielos de Manhattan es casi como cambiar de mundo, otorgando el entorno diferentes posibilidades para el hombre araña, más dado a las alturas que al pavimento. Aunque también tendremos nuestras batallitas en pleno Central Park...

Los personajes, como ya se ha dicho, lucen bastante pequeños en el desarrollo de la acción, salvo en el caso de algunos mastodontes como el Rino. Aunque parte de la espectacularidad de las cutscenes se pierde al ver a los protagonistas de forma tan diminuta, la fluidez de las animaciones suplen en gran medida con esta merma visual. Todo el juego corre a las mil maravillas, y ver a Spidey efectuar sus asombrosas maniobras de balanceo es algo más que sensacional. Tal vez este nuevo hombre araña no disponga del número de animaciones del anterior Spider-man 2, pero sí se puede decir que gana en aspecto.

Lo único tal vez algo molesto es el enfoque que a veces le da por tomar a la cámara. Es comprensible que diversas situaciones con un personaje rápido y ágil y un entorno tan complejo como es una ciudad con toda su estructura de altos edificios pueda suponer más de una jaqueca para el programador de la cámara, pero es que en ocasiones, sobre todo en las esquinas, se vuelve algo 'loca'. Detalle el cual viene fatal para los enfrentamientos con los grandes supervillanos, en incluso en las carreras contra el cronómetro en las que tenemos que llegar de un sitio a otro.

Por lo demás, no mucho más se puede decir de este Ultimate Spider-man en cuestiones gráficas. Es espectacularmente cumplidor, es más que asombroso y natural en todas las cutscenes realizadas en tiempo real, pero sobre todo es increíblemente fiel a la fuente de la que bebe, o sea, el cómic original de Ultimate Spider-man. En más de un momento, ver para creer.

s o n i d o
Épicas son las músicas que acompañan a nuestro héroe en esta definitiva odisea arácnida. Bien instrumentadas, estas, al contrario que en anteriores títulos del hombre araña, se adaptan como un guante a la acción. Agradable pero incesante en los momentos de tranquilo balanceo y tremendamente frenética y excelsa en los más excitantes combates contra los villanos de turno. En ningún momento se hacen pesadas.

Por su parte, los sonidos fx son, siendo algo limitados, bastante correctos. Existen puntos, como en el explosivo enfrentamiento contra el Rino, en el que alcanzan un climax tan atronador como contundente, y añaden bastante salsa a la acción. Aunque lo cierto es que, en cierto modo, permanecen algo eclipsados por la banda sonora, lo cual no es ni bueno ni malo, sino todo lo contrario.

Muy de agradecer es el hecho de que las voces se hayan doblado al castellano, detalle el cual se hace doblemente notable en el caso de la versión para Gamecube, la gran olvidada por regla general en esto de las localizaciones a nuestra lengua. Incluso en la consola de Nintendo las voces en español alcanzan buena nota, a pesar de la a veces falta de motivación por parte de los actores. La versión original en inglés es infinitamente mejor, pero la nuestra lo que se dice 'mala' no es, a pesar de que voces como las de Lobezno o Venom pierdan mucha, pero que mucha fuerza.

a r g u m e n t o
Spider-man es popular, y no porque un servidor lo diga. Creado allá por los años sesenta por el dinámico dúo Stan Lee y Steve Ditko, el trepamuros ha estado desde entonces en lo más alto del cómic americano. Emblema de la editorial Marvel, el hombre araña ha pasado por las mejores manos creativas de la industria (John Romita, Gerry Conway, Roy Thomas, Ross Andru, Gil Kane, Todd McFarlance...) aparte de gozar de varias series de animación, otras tantas de imagen real algo olvidables y un par de películas que, si cabe, lo han hecho más famoso que nunca.

En estos últimos años, la nueva serie Ultimate Spider-man ha llevado el fenómeno arácnido a otras latitudes. En este caso, la historia cuenta de otra forma los primeros años de la vida de Spidey, con un nuevo origen si cabe más maduro y más actual. La araña que muerde a Peter Parker forma parte de los experimentos de la oscura empresa de Norman Osborn, transformándose este último en un Duende Verde mucho más brutal que el de los cómics clásicos.

Del mismo modo, se han redefinido el resto de personajes del entorno arácnido, haciendo la serie interesante para todo aquel que presuma de conocerse la historia de Peter Parker de arriba abajo. Concretamente, el videojuego que hoy nos ocupa toma las riendas en el momento de la serie donde aparece Veneno, cuyo origen muy poco tiene que ver con el de las clásicas Secret Wars (referencia para 'marvel-zombies'). A partir de ahí, alternaremos los controles de ambos personajes, manteniendo con Spider-man su particular lucha diaria con los malhechores de NY y con Veneno repartiendo estopa, ya sea a los seguidores de Silver Sable como a Lobezno, el Hombre de Hielo o Electro. ¡Si hay para todos!

j u g a b i l i d a d
Para empezar, se podrían decir bien alto dos cosas. Primera, que el juego sigue un desarrollo bastante similar al que ya nos enredó en su día el fenomenal Spider-man 2, también de Treyarch. Y segundo, que este Ultimate Spider-man, en su versión para PC, sí que es idéntico al programado para consolas, habiendo hecho la casa Beenox un buen trabajo que casi hace olvidar el timo (porque no tiene otra palabra) que desde Activision amargaron la vida a muchos usuarios de PC. Aún somos muchos los que recordamos el muy triste título lanzado para compatibles sobre Spider-man 2, y más cuando se prometió en su día el mismo excelente programa lanzado para Playstation 2, Gamecube y Xbox.

Así pues, nos encontramos antes un juego de acción inmenso, con grandes dosis de exploración, interacción con el medio y espectáculo por doquier. La situación nos pone en plena urbe de Nueva York, pudiendo movernos con total libertad por el tridimensional escenario. Casi siempre el límite del radio de acción lo pondremos nosotros, salvo en los momentos en los que determinadas situaciones requieran que no salgamos de la zona hasta acabar cierta meta.

La mecánica se asemeja sobremanera a las de los GTA. Es decir, bajo la premisa de una historia coherente, se nos otorga bastante manga ancha para trabajar libremente, tanto para divertirnos yendo por libre como para divagar entre diversas subtramas. En la mayoría de los casos, se nos presentará la oportunidad de intervenir para erradicar diversos abusos contra la libertad, o para salvar a algún civil en peligro. Tirones de bolso, atracos a mano armada, accidentados... Spider-man siempre estará ahí para poder echar una amistosa telaraña.

Por otro lado, la trama también nos propone de forma alternativa jugar manejando a Venom, el archienemigo de Spider-man. Con su línea argumental paralela (que en determinado momento chocará con la de nuestro joven héroe), el alter-ego de Eddy Brock repartirá estopa de lo lindo. En esos momentos, Ultimate Spider-man se aleja un poco del escenario tipo GTA para convertirse en algo más parecido a un salvaje beat'em up, con ciertas similitudes (por la metodología del personaje) al reciente Hulk: Ultimate Destruction.

En ambos casos, los controles son muy similares. Las diferencias radican en que Venom no es tan ágil como Spidey, y en lugar de balancearse con la telaraña, salta como si de Hulk se tratase, por encima de los bloques de pisos. Ambos personajes trepan muros y se mueven con gracia por la gran manzana. Obviamente, el hombre araña resulta mucho más espectacular a la hora de controlarse, siendo algo complicado cogerle el truco, pero una vez hecho es todo un disfrute el balancearnos de piso en piso. Algo que para nada es automático, ya que en todo momento controlamos el disparo y agarre de la telaraña, necesitando por supuesto un blanco donde fijarla para el posterior balanceo. Tan real como complicadillo... y como no, emocionante.

Con un poco de vértigo garantizado, en Ultimate Spider-man de vez en cuando nos toparemos con diversos retos que nos propondrán, entre otras cosas, pruebas cotrarreloj (como competir contra la Antorcha Humana de los 4 Fantásticos en una frenética carrera) o abatir hampones lo más rápido posible. Estos 'juegos' no sólo servirán para ir abriendo la historia principal, sino que sirven de perfecto tutorial para el buen control del juego.

En cuando a los combates, el control es sumamente sencillo. Un botón para agarrar, una tecla para puñetazos y otra para patadas. Lo demás es cosa de saber combinarlo todo y añadir algo de saltos y telarañas de por medio. Son peleas que en su mayoría se resuelven fácilmente, siempre y cuando hablemos de pequeños maleantes. Los enemigos grandes, los supervillanos, ya son harina de otro costal...

Los enfrentamientos contra el Rino, Lobezno, Electro, el Escarabajo o aquellos en los que Spider-man y Venom se ven las caras son de lo más espectacular del juego. Se usa el viejo recurso de estudiar las rutinas del rival, sumándole a ello la capacidad que tengamos de aguantar las embestidas de éstos y el tener que usar un poco la materia gris. Aparte de ser todo un espectáculo audiovisual, estas grandes peleas son de lo mejor de Ultimate Spider-man... Ya no sólo por lo impactante, sino por lo satisfactorio que resulta el pasarlas con vida. Sí, has acertado si has deducido que son durillas.

Otra novedad la mar d einteresante es cuando Spidey se pone manos a la obra en eso de salvar al personal civil. Es cuando saldrá un curioso minijuego en el que, haciendo nuestro Peter acopio de sus fuerzas, tendremos que pulsar secuencialmente las teclar para mantener el ritmo que nos vayan pidiendo. De nuestra eficacia pulsadora depende el éxito del salvamento. Ya sabes, todo gran poder conlleva una gran responsabilidad...

Un escollo si acaso mayor que el de los malos del juego es el de las cámaras. Oportunamente, se ha alejado el enfoque mucho para mostrar un gran radio de acción sin que los personajes estorben, significando esto que los protagonistas suelen aparecer en medio de la acción con un tamaño algo enano. Por lo general la cámara sigue bien al personaje, pero teniendo en cuenta el número de bloques existentes en la ciudad (árboles, rascacielos y demás elementos), a veces el enfoque se desboca y hace que nos desubiquemos por completo. Esto en los combates gordos supone un gran problema.

Pocas más lacras se le pueden sacar a este título. Si acaso una vida más longeva, puesto que la intensidad de la acción puede hacer que nos cepillemos pronto el modo historia, el cual verdaderamente no es tan corto como pueda parecer en un principio. Aparte, las submisiones y lo apasionante del balanceo por la ciudad pueden alargar la vida de Ultimate Spider-man más de lo imaginable, por no mencionar la gran cantidad de extras escondidos en el juego.

En definitiva: se controla bien y con resultados terriblemente satisfactorios, posee combates épicos y espectaculares, el balancearse por la ciudad es sensacional... ¿Qué más? Bueno, que se parece bastante a Spider-man 2 (al de consolas, no al Spider-man 2 de PC), pero aporta una jugabilidad tan fresca y directa como su apartado audiovisual. Ultimate Spider-man es a los videojuegos del hombre araña lo que el Ultimate de Bendis y Bagley es a los cómics del trepamuros. Ni más ni menos.


· Por fin un juegazo en GC doblado al castellano como es debido.
· Genial estilo cell-shading, calcado al cómic.
· Las cutscenes
· Jugabilidad y libertad unidas de la mano.
· Los épicos combates con los supervillanos.
· La agilidad de Spider-man.
· ¡Venom!

LO MEJOR

  • man.
  • shading, calcado al cómic.
  • · Genial estilo cell
  • · Jugabilidad y libertad unidas de la mano.
  • · La agilidad de Spider
  • · Las cutscenes
  • · Los épicos combates con los supervillanos.
  • · Por fin un juegazo en GC doblado al castellano como es debido.
  • ·¡Venom!

LO PEOR

  • 2/ultimate
  • Man
  • ManConclusión
  • ManUltimate Spider
  • Ultimate Spider
  • man 2 no es óbice para disfrutar de Ultimate, porque aunque se parezcan en el envoltorio, con dos caramelos Sugus de distinto sabor, ambos increíblemente golosos.
  • man es tu objetivo. ¿No te gustan los cómics pero disfrutas con los buenos videojuegos? Entonces, sigue con nosotros... Ultimate Spider
  • man es un título muy, pero que muy recomendable. Terriblemente fresco, resulta ser toda un ágil torbellino de acción y adicción, con la cosa de estar fabulosamente bien realizado. Disponer del anterior Spider
  • man/darwin
  • man? Indudablemente, no puedes perderte este juego. ¿Te gustan los buenos gráficos? Pues tampoco puedes permitirte el pasar de el. ¿Te gusta divertirte? Ultimate Spider
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.