System Rush
System Rush
Carátula de System Rush

Carreras y hacking en tu N-Gage

Antonio Carrasco

Las redes de espionaje que se expanden por el globo se han actualizado con los nuevos tiempos. Las herramientas de hacking 'blanco' usadas con fines de investigación pueden ser las más peligrosas armas en manos de neo-delincuentes. Y desgraciadamente te has visto involucrado...

Puedes ver System Rush en movimiento en este video.

System Rush es la apuesta de Nokia por tener su propio F-Zero en su dispositivo all-in-one llamado N-Gage. Con una clara inspiración jugable en el clásico de Nintendo y siguiendo las premisas visuales de un clásico cinematográfico como es TRON nace System Rush, desarrollado por Ideaworks3D, experimentados programadores de la portátil y que nos han deleitado con otros títulos de carreras como la versión de bolsillo de Collin McRae 2005 o con Asphalt: Urban GT, del que pronto tendremos una segunda parte.

El argumento de este arcade futurista nos sitúa en un entorno global donde por confusión somos confundidos con unos ciberterroristas que han robado nuestro código informático diseñado, en principio, para fines positivos. Detrás de este acto vandálico esta una poderosa multinacional que desea adueñarse de las redes de comunicaciones. En honor a nuestro trabajo, la justicia y la igualdad tendremos que infiltrarnos en las redes y devolver el orden mundial a su normalidad.

¿Cómo se hace esto os preguntaréis? Sencillo, sencillo. Cada red está representada por un circuito de carreras en el que a bordo de un futurista vehículo (denominados co-vecs) debemos avanzar luchando por conseguir el primer puesto. Entre medias, la trama se nos irá contando a través de viñetas que mezclan técnicas de dibujo que van desde el anime hasta el cómic europeo.

g r á f i c o s

Como hemos mencionado al principio, la inspiración visual del nuevo arcade de Ideaworks3D se basa en el conceptualismo visual, en los espacios mínimos, en las arquitecturas minimalistas propuestas por clásicos como TRON, sin olvidarnos de delicias jugable como REZ, obra del incansable buscador de ideas Mitzuguchi. De esta forma se consiguen crear espacios, circuitos y escenarios usando los mínimos trazados que dotan de gran elegancia y simpleza al apartado visual.

El motor gráfico es consistente y no sufre paradas ni ningún otro tipo de lagunas, siendo capaz de mover con soltura la parafernalia visual con la que se pretende asaltar nuestro sentidos. La sensación de velocidad que se consigue de esta manera es más que aceptable para un dispositivo portátil, sobre todo desde la vista interior (hay tres disponibles) que nos hará apreciar con todo detalle el vértigo de las pendientes descendentes o la inercia en las curvas cerradas. Y tampoco perdáis detalle de las completas repeticiones que nos mostrarán nuestros progresos en cada carrera.

En nuestra lucha contra los ciberterroristas tendremos que competir a lo largo de cinco localizaciones distintas, Rusia, Latinoamérica, Norte América, Europa y Japón. En total suman más de 50 circuitos distintos, aunque la ambientación es prácticamente invariable dentro de cada zona geográfica. Podremos visitar entornos ubicados en Paris, Chicago, Lima, Tokyo o Moscú y aunque el conceptualismo no nos permite saborear los entornos como en títulos más realistas (léase Asphalt), si podremos reconocer localizaciones o monumentos como La Torre Eiffel o la Estatua de la Libertad.

m ú s i c a   y   s o n i d o   f x

Si no me falla la memoria, no conozco un título de carreras basado en el futuro que no tenga una banda sonora de corte electrónico. En este caso se vuelve a repetir el esquema y el trance y techno dominan la sonoridad del juego. Una buena noticia para los amantes de la electrónica (visitad la página oficial del juego para descargar algunos de los sonidos creados por Ken Kambayashi) no tanto para el resto de mortales que si bien aceptarán de buen grado un par de escuchas, como un circuito se les resista terminarán hastiados de tanto sonido máquina.

En cuanto a los efectos de sonido son bastante básicos y tremendamente repetitivos a medio plazo, algo por debajo de la media del resto del juego.

j u g a b i l i d a d

System Rush es uno de esos títulos de conducción de clara vocación arcade que han triunfado en todas las plataformas de juego habidas y por haber. Echando la vista atrás no podemos jugar con él sin que nos venga a la mente una de las obras maestras de Nintendo, F-Zero. A pesar de que se le ha querido situar argumentalmente en un mundo dominado por los ciberterroristas y que se ha contado con un buen número de viñetas (de bastante calidad, por cierto) para contarnos la historia, ésta no termina de enganchar y únicamente sirve de telón de fondo para que pasemos de un circuito a otro.

Empezamos a jugar eligiendo entre uno de los dos personajes disponibles, la joven asiática Ikko o a un chico, Vert. Independientemente del personaje que elijamos la forma de jugar no se verá afectada, aunque si que podremos descubrir partes de la historia distintas en determinados momentos. Una vez elegido pasaremos a elegir en cual de las redes queremos competir: KGBX (Rusia), Highlife (Sudamérica), Heavenly Dollar (Norte América), Sosecure (Europa, que incluye la ciudad de Madrid) o Fatdaddy (Japón). Podemos empezar a jugar en cualquiera de las redes, así como pasar de una a otra en cuanto hayamos completado cualquier carrera, por lo que la libertad para progresar es casi absoluta.

Para ajustar la dificultad o para los menos habilidosos, podemos competir en el primer circuito de cada red para conseguir mejoras para los vehículos y afrontar con mayores garantías los posteriores niveles de seguridad. Cada red tiene su propia historia que podemos ver en forma de texto antes de cada carrera. El nivel de dificultad por tanto es bastante ajustado y resulta bastante sencillo progresar, aunque algunos circuitos se pueden resistir más de la cuenta.

El sistema de control de los vehículos es todo un clásico de los arcades futuristas, con bonificaciones en el trazado que nos permitirán conseguir un aumento momentáneo de velocidad, un escudo más poderoso, misiles con los que abatir a los co-vecs rivales o incluso una ralentización momentánea de todos los vehículos enemigos. Acelerar constantemente, dejar de hacerlo en el momento oportuno antes de entrar en una curva, usar el botón de salto (que nos permite volar durante un breve período de tiempo) en el momento preciso, guardar los pick-ups para atacar con ellos en el momento oportuno, aprovechar los impulsos que encontremos en el trazado... son las claves para salir victoriosos.

Los circuitos no son demasiado largos y se pueden terminar en menos de dos minutos, por lo que System Rush se convierte en el título ideal para disfrutar en cualquier parte sin tener que pasar horas pegados a la pantalla. Esto no quiere decir que el juego sea corto, ni mucho menos, ya que los 50 circuitos, los jefes finales con los que lucharemos al completar cada red y los múltiples modos de juego (incluyendo el interesante GP Mode, que desbloquearemos al completar ciertos cometidos) le dan cuerda para rato.

El principal problema de System Rush es que su mecánica de juego ha sido tratada hasta la saciedad y la obra de Ideaworks3D no aporta nada nuevo y original que lo haga destacar por encima de la media. El intento de usar viñetas para contarnos la historia era un acercamiento a la originalidad, pero la levedad del argumento y el excesivo uso de menús para conocer las particularidades de cada red hace que se desvanezca su importancia y que resulte tedioso adentrarse en la historia. Sólo querrás correr. Pero por lo demás System Rush es un juego entretenido, aunque no demasiado variado, y con una duración suficiente para mantenerte entretenido un tiempo.

Comparte tus progresos

Finalmente, destacar uno de los aspectos más interesantes de System Rush, que no es otro que la capacidad de interconexión que ofrece, así como las posibilidades a descubrir existentes en el portal N-Gage Arena. Para aquellos que no se conformen con jugar en solitario, podrán competir en varios modos de carrera fantasma, subir su puntuación a los rankings globales, desbloquear nuevos vehículos, ver vídeos de los progresos de otros jugadores (conocido como Hack TV) y, por supuesto, contactar con otros poseedores de System Rush a través de los foros y accediendo a sus perfiles.

En cuanto a sus posibilidades multijugador offline, señalar que el juego cuenta con opción para que dos jugadores compitan simultáneamente por ser el más rápido en el circuito seleccionado.

c o n c l u s i o n e s

System Rush es un título totalmente arcade, ideal para partidas rápidas y sin complicaciones, apto para jugar cinco minutos en el tren o para conectarse en cualquier momento al Arena y disfrutar de sus múltiples posibilidades online. Un buen apartado gráfico y una jugabilidad ajustada, que llega a ser difícil aunque sin volverse insoportable, conforman un producto recomendable, aunque exento de originalidad desde un punto de vista jugable y con una historia que a pesar de sus aires de grandeza no consigue enganchar.

  • Interesante apartado gráfico
  • Jugabilidad totalmente arcade, apropiada para un dispositivo portátil
  • Múltiples opciones en el portal N-Gage Arena

LO MEJOR

  • Interesante apartado gráficoJugabilidad totalmente arcade, apropiada para un dispositivo portátilMúltiples opciones en el portal N
  • Gage Arena

LO PEOR

  • Escasa originalidad e innovación
  • La historia no termina de enganchar
  • La historia no termina de enganchar
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.