Virtua Tennis: World Tour
Virtua Tennis: World Tour
Carátula de Virtua Tennis: World Tour
  • 9

    Meristation

Tenis perfecto y para llevar

Daniel Delgado García

Una de las sagas más famosas del deporte de la raqueta es Virtua Tennis. Desde su salida hace ya unos cuantos años se ha consolidado como uno de los juegos que mejor han representado esta disciplina, y ahora vuelve a escena para acompañar la salida de la nueva consola portátil de Sony. Y menuda presentación.

La historia de la saga Virtua Tennis ni es muy larga, ni tiene cientos de entregas, como es el caso de otras sagas deportivas. Y aunque así fuera, tampoco es cuestión de aburrir al personal hablando de lo bonito que fue el pasado, o lo impresionantes que fueron las anteriores entregas.

Baste decir que el primer Virtua Tennis fue el primer juego de tenis que consiguió sorprender desde la época del mítico Super Tennis de Super Nintendo. No sólo era igual de divertido, sino que era lo más espectacular que se había vista nunca. La segunda entrega ya no fue tan espectacular, pero mejoraba algunos aspectos jugables. Sí, es cierto, las anteriores entregas fueron brillantes (salvando algunas penosas conversiones)… ¿y qué? Estamos hablando de PSP, y vamos a ver si este juego de tenis está a la altura de lo que todos esperamos de él, que no es poco.

Dando la vuelta a la tortilla
Hablar de Virtua Tennis es hablar de jugabilidad arcade. Aunque la mayoría a estas alturas ya estará habituado a catalogar los juegos en simulador o arcade, no estará de más hace un breve repaso. Arcade se considera aquel juego que sacrifica realismo en pos de la diversión, mientras que el simulador es al revés, tira hacia el realismo aunque sea menos jugable.

Aunque en estos tiempos cada vez se tiende más a buscar un punto intermedio, justo en el sitio en el que un videojuego ofrece el mayor realismo posible sin sacrificar ni un ápice de jugabilidad. En el mundo del tenis, se podría buscar un contrapunto a Virtua Tennis en otros juegos como Top Spin o Smash Court Tennis, siendo estos últimos juegos más completos, más simuladores, y también más difíciles de controlar.

Para una consola portátil como es PSP, es indudable que un juego de tenis es una idea acertadísima, ya que cualquier sitio es válido para jugar un partido. También es cierto que un juego arcade es lo ideal, sin complicaciones de manejo, fácil de controlar, y divertido desde el primer momento. Y alguien en Sega debió pensar: '¡Eh!, pero si Virtua Tennis le va perfecto'.

Así que dicho y hecho. Como en Sega (y concretamente en Hitmaker) debían andar un poco liados con tanta recreativa y tanta nueva generación, le encargaron el proyecto a los chicos de Sumo Digital, probablemente pensando 'Que sea lo que Dios quiera'. Pero en Sumo Digital no se asustaron, y decidieron que querían ganar el partido fuera como fuera.

Para la ocasión decidieron coger lo mejor de la saga, pero no dejarlo así y hacer una simple conversión. De eso nada, se nota que en Sumo Digital han jugado a otros juegos de tenis menos arcade que el firmado por Sega, y han decidido coger algunos detalles para mejorar este capítulo. Por eso podemos afirmar que este Virtua Tennis World Tour es el mejor Virtua Tennis que ha salido a la venta jamás. Tiene fallos, por supuesto, pero no conviene olvidar que estamos ante un juego de primera generación para PSP, creado en un tiempo record por una compañía que casi nadie conocía hasta ahora. ¿Qué se podrá hacer cuando los programadores aprovechen todo el potencial de esta máquina?

El caso es que muchas cosas buenas continúan presentes en esta entrega, y algunas otras se han mejorado. Es el momento de ver punto por punto qué ha cambiado, y qué sigue igual en este World Tour. Sacad las raquetas.

g r á f i c o s

Virtua Tennis fue en su día un juego que entraba por los ojos, sin duda, lo más espectacular de su época. La segunda entrega mejoraba un poco la situación, pero por ejemplo la conversión para PS2, aunque perfecta, no aprovechaba ni de lejos las posibilidades de la máquina. Por ello se puede decir que realmente superar lo visto hasta ahora no parecía una tarea titánica, pero se ha hecho, y nada menos que… ¡en una portátil!

Virtua Tennis World Tour está más trabajado que ningún otro Virtua Tennis, hasta el punto de que gráficamente se le puede comparar con los juegos de tenis de las consolas de sobremesa. Esta afirmación, que desde luego parece exagerada, no lo es tanto una vez nos ponemos a jugar y vemos cada uno de los detalles que nos dejarán con la boca abierta.

En primer lugar, me gustaría destacar la iluminación. Podemos jugar de día con iluminación natural, o de noche con focos. La iluminación diurna es totalmente natural, dando una sensación de claridad en la imagen que sobresale de forma excepcional. La iluminación nocturna queda más artificial (lógico, ¿no?) aunque en este caso sorprende el uso de 4 sombras para cada jugador y para la pelota. Estas sombras son perfectas, y varían según la posición del jugador en el campo, ya que se estiran o se encogen, además de representar fielmente cada movimiento que realizan.

La segunda cosa que destaca es el uso de las texturas. En la superficie de pista no llaman mucho la atención, pero si jugamos en hierba, o en tierra batida, la cosa cambia. Ahí las texturas brillan a nivel propio, ofreciendo una representación casi increíble para una consola portátil. Podremos ver zonas con la hierba más o menos gastada, o donde la tierra es más oscura o más clara… y en ambos casos da un aspecto tan real como estar viendo un partido por la televisión.

Una vez que nos recuperemos de la primera impresión, podremos empezar a jugar. Ahora es el momento de alucinar con los movimientos de los jugadores y sus animaciones. Aquí la verdad es que no se puede hablar de tanta innovación, ya que los movimientos, que siempre han estado muy bien animados en Virtua Tennis, serán fácilmente reconocibles por los aficionados a la saga.

Aunque hay una cosa que sí se ha mejorado: las animaciones intermedias. Es decir, cuando estamos haciendo un movimiento, y pasamos a hacer otro, casi siempre hay una animación intermedia que suaviza la transición entre ambos movimientos. El resultado queda de maravilla, y siempre ha sido un punto flaco en esta saga.

Aunque por desgracia no todo es bueno en este apartado, y hay dos puntos negros, que sin ser importantes, demuestran que todavía se le puede (y se le debe) coger más el truco a programar en PSP. El primero es el aspecto facial de los jugadores, ya que estos no se parecen casi nada a sus homónimos reales. Algo que sólo se aprecia en las repeticiones y que no afecta para nada al juego en sí.

El segundo punto negro es que a veces, cuando ganamos o perdemos un punto, se produce una pausa de medio segundo mientras el juego carga el comentario del juez de pista. Ojo, sólo es a veces, otras veces no, y además no afecta a la jugabilidad, ya que cuando esto pasa el punto ya está ganado o perdido. Sin embargo, no deja de ser ligeramente molesto, y demuestra que todavía se podría optimizar más el código.

s o n i d o
Musicalmente el juego no ofrece nada nuevo, y quizás sea la parte más floja del mismo. Son los mismos ritmos de siempre, con temas animados, pero repetitivos y que pasan bastante desapercibido durante las partidas. Lo bueno es que si no nos gustan, o simplemente preferimos jugar en silencio, se pueden desactivar.

Los efectos de sonido son los de toda la saga, desde los golpes de las raquetas, hasta los sonidos mientras navegamos por los menús. Todo es igual que lo visto hasta ahora… bueno, todo no. Los comentarios por primera vez están en castellano. Un doblaje bastante bueno, pero que tampoco tiene demasiado mérito, ya que simplemente nos dirán las puntuaciones, quien saca, y quien gana los puntos.

j u g a b i l i d a d

Y llegamos a la parte clave del asunto, la jugabilidad. Lo primero que habría que destacar, es que pocas cosas han cambiado desde las entregas anteriores, pero sí alguna. Como decíamos antes, la jugabilidad es arcade, aunque en este caso, se ha intentado incluir algún elemento que lo haga un poco más simulador.

En Virtua Tennis tenemos 3 botones para realizar todos los golpes. X para el golpe plano o normal, circulo para el golpe liftado o con efecto, y cuadrado para realizar globos. Con tan pocos botones, es muy fácil jugar, ya que no se requiere de grandes conocimientos de tenis para darle a la pelota y que ésta entre en el campo contrario.

Los elementos de simulador comienzan cuando vemos que ahora es algo más fácil mandar la bola fuera si la golpeamos de forma forzada, como por ejemplo llegando a ella muy justos. También es más fácil que antes realizar saques malos, aunque sigue siendo más fácil que la bola vaya dentro que fuera. En general, si le damos a la bola estando bien situados, ésta irá dentro del campo contrario aunque no queramos.

La diferencia ahora está en que además de mandarla al campo contrario, la podemos devolver con más fuerza realizando golpes imparables, aunque nuestro rival esté en la línea de fondo. Esto también se podría hacer en anteriores entregas, pero aquí se ha potenciado de forma muy eficaz. Para realizar un golpe fuerte, habrá que colocar al tenista a la distancia justa de la bola, y darle al botón en el momento preciso. Y ese golpe se convertirá en ganador.

Lo malo (o bueno, según se mire), es que esto también lo saben nuestros rivales, y lo usarán en nuestra contra. Si simplemente nos dedicamos a devolver la bola, antes o después nuestro rival nos lanzará un golpe demoledor que nos hará perder el punto, por ello hay que jugar a la ofensiva, atacando siempre ya no sólo para ganar, sino para evitar que nos machaquen.

En realidad, si hablamos de los rivales, esto es quizás lo que más se ha mejorado. La IA de los rivales es endiabladamente completa. Incluso en los niveles de dificultad intermedios (ya no hablemos de difícil) nos encontraremos con rivales que cubrirán todos los huecos del campo, que nos devolverán la bola al único lugar del campo que nosotros no estamos cubriendo, y que pelearán cada punto hasta dejarnos sin aliento. Es decir, no nos ganarán porque golpeen más fuerte que nosotros, sino porque veremos que juegan bien en el campo.

Los modos de juego son bastante variados, aunque son los de siempre. Para empezar está el modo de partida rápida en la que no habrá que seleccionar ni tenista, ni rival ni campo, simplemente empezar a jugar ya. El modo torneo equivale al modo arcade de toda la vida. El modo exhibición es como la partida rápida, pero seleccionado los parámetros para una partida individual.

El modo principal es el World Tour, al igual que en anteriores entregas domésticas viene a ser un modo carrera donde podremos crear a nuestros tenistas desde cero (un chico y una chica), personalizando todos sus aspectos y características. Luego deberemos ir ganando torneos para subir en el ranking del juego hasta ser los números 1 (empezamos en el 300). Para subir los atributos de los jugadores habrá que entrenar en los diferentes mini juegos que hay repartidos, algunos más divertidos que otros, aunque todos originales. La mayoría ya los conoceremos, aunque hay alguno nuevo.

Por último queda el modo multijugador. Al contrario de lo que apuntaban los rumores, para poder disfrutar hasta 4 jugadores del mismo partido, cada uno necesitará además de su consola, una copia del juego. Pensábamos que para la ocasión se incluiría una opción para compartir juego, ya que sólo hay que realizar una carga antes de empezar a jugar, y técnicamente no sería complicado, pero al final no ha sido así. ¿Quizás las prisas por sacar el juego al mismo tiempo que la consola en Europa?... puede ser, pero de todos modos, la posibilidad de jugar varios a la vez en cualquier lado, es algo que no tiene precio… bueno sí, 49.95 € por cabeza.

c o n c l u s i ó n

Estamos sin duda ante uno de los primeros 'Must Have' de la nueva consola portátil de Sony. No es un juego perfecto, pero sí es uno de los títulos de la primera hornada que más 'partido' le sacan a esta máquina. Apartado gráfico de lujo, jugabilidad actualizada y mejorada, sin excluir todo lo que ha hecho grande a la saga Virtua Tennis… la verdad es que poco más se puede pedir.

Seguro que dentro de algún tiempo saldrán más juegos de tenis para PSP, aunque cuando esto ocurra, éste será el referente a tener en cuenta. Y a pesar de la rapidez con la que han programado este juego, el listón está muy difícil de superar.

Mi consejo es que a menos que odies el tenis, o estés muy cansado de la saga Virtua Tennis, no lo dejes escapar. Incluso teniendo las anteriores entregas merece la pena, tanto por las mejoras que se han añadido, como por el hecho de poder echar unos partiditos en el bus, en la universidad o en el curro a escondidas. Si tenéis este juego, lo acabaréis haciendo…

 l o   m e j o r

  • La iluminación y las texturas, para quedarse con la boca abierta.
  • Las mejoras en la IA de los rivales
  • Las animaciones de los tenistas
  • Su simplicidad para jugarlo en cualquier sitio y en cualquier lugar

 l o   p e o r

  • Las pausas cuando se gana o pierde un punto
  • La poca fidelidad facial de los tenistas
  • El multijugador requiere de un juego por jugador
  • La falta de innovación en la música y los sonidos
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.