Castlevania Dawn of Sorrow

Soma Cruz llega a Nintendo DS para terminar su misión de evitar la resurrección del malvado Drácula. Adéntrate en lo más profundo del culto para detener a los chupasangre haciendo uso de las dos pantallas de la máquina de Nintendo.

Soma Cruz llega a Nintendo DS para terminar su misión de evitar la resurrección del malvado Drácula. Adéntrate en lo más profundo del culto para detener a los chupasangre haciendo uso de las dos pantallas de la máquina de Nintendo.

Observa Castlevania Dawn of Sorrow en movimiento en este vídeo.

No son muchas las saga que han sobrepasado la barrera del tiempo y se han convertido en legendarias, que por más años y consolas que pasen, siguen en primera línea y siendo títulos imprescindibles. No cabe duda de que, desde sus inicios, la saga Castlevania siempre ha estado ahí arriba, sorprendiendo a propios y extraños entrega tras entrega, y estamos hablando siempre de juegos muy esperados por público y crítica.

Y es que argumentos no le faltan a esta exitosa saga de Konami para triunfar. Con el trasfondo del mundo de las tinieblas, comandado casi siempre por el temible Drácula o, en su defecto, por sus secuaces que intentan resucitarlo, se nos presentó a lo largo de la historia a diversas generaciones de cazavampiros que se han sumergido en la oscuridad del castillo del vampiro para acabar con la amenaza.

Cierto es que, como suele pasar, los resultados fueron dispares a lo largo de la fructífera carrera de Castlevania, y junto a juegos impecables en todos sus aspectos (como Super Castlevania IV o Symphony of the Night) lucen títulos de calidad claramente inferior (como el Castlevania Legends de GameBoy o el Legacy of Darkness de Nintendo 64).

Afortunadamente, en los últimos tiempos, la saga parece haberse estabilizado, y pese a algunas cancelaciones (como la entrega de Dreamcast), está volviendo a brillar con luz propia de forma casi continuada. Tanto las tres entregas de Game Boy Advance como la de PlayStation 2 han destacado por su gran calidad. Precisamente, la considerada mejor entrega de Game Boy Advance, Aria of Sorrow, es la que nos conduce al título que verá la luz muy pronto en Nintendo DS: Dawn of Sorrow.

De nuevo, la resurrección de Drácula

Esta nueva entrega de la saga Castlevania para Nintendo DS se sitúa un año después de los sucesos acontecidos en Aria of Sorrow, en donde una secta intentara resucitar al temible conde Drácula y, con él, su reinado de terror. Ahora, el protagonista de esta historia, Soma Cruz, se vuelve a encontrar en medio de los planes de esa temible secta, y deberá evitar que sigan adelante con un nuevo intento de resucitar al príncipe de las tinieblas adentrándose en su propio terreno.

Estamos ante la primera incursión de la saga Castlevania en la original portátil de dos pantallas de Nintendo, así que las principales preguntas giran en torno a cómo se emplearán las posibilidades que ofrece esta máquina en el juego. Para empezar, la acción se desarrolla casi siempre en la pantalla inferior, mientras la pantalla superior se encargará de mostrar el mapa de la zona o información del personaje (se podrá cambiar entre uno u otro utilizando el botón de 'select').

La pantalla táctil de DS será muy empleada a lo largo del juego, aunque tal vez no del modo que cabría esperar, ya que sorprende por su originalidad. Una de las opciones que se proponen es destruir bloques que se encuentren en los escenarios con el stylus. De este modo bien se pude abrir camino para continuar avanzando o se pueden crear unas escaleras con las que poder subir a un nivel superior. Las posibilidades estarán al alcance del jugador, quien deberá experimentar y descubrir lo que es más conveniente para cada situación.


Otra de las funciones específicamente preparadas para la pantalla táctil serán los sellos mágicos, que darán más juego del que a priori puede parecer. A lo largo de la aventura, Soma se encontrará con varios sellos mágicos que deberá recoger, y que el jugador deberá acostumbrarse a reconocer. Cuando el protagonista acabe con alguno de los jefes finales del juego, deberá escribir correctamente (con el stylus o el dedo) el sello mágico correspondiente sobre la pantalla, para acabar definitivamente con él. De cometer algún error, el jefe se recuperará completamente y habrá que volver a empezar.

Una puesta al día

Técnicamente, Castlevania: Dawn of Sorrow no deja de ser una actualización de lo visto en Game Boy Advance. Esto supone que, lejos de grandes alardes en tres dimensiones o de importantes avances en el aspecto jugable, se mantiene el estilo visual y la jugabilidad de las versiones de la portátil anterior, con simples añadidos gracias al empleo de la pantalla táctil anteriormente mencionado.

Esto no tiene por qué ser malo precisamente, ya que estamos hablando de un acabado visual realmente llamativo para un juego de estas características. Y no nos engañemos, la historia nos ha demostrado que los mejores Castlevania se han desarrollado en dos dimensiones y que el salto a la tercera dimensión no ha resultado nunca todo lo satisfactorio que cabría esperar. Además, se han explotado ligeramente las capacidades de DS para ofrecer escenarios algo más detallados, enemigos más grandes y unos sprites más cuidados.

Además, el juego explotará también la capacidad de conexión wireless de la que hace gala la consola. De este modos, las almas recolectadas durante el juego, uno de los principales alicientes de Aria of Sorrow, con el interés de coleccionismo que ello suponía, podrán intercambiarse entre los jugadores utilizando esta conexión. De este modos, el factor coleccionista del juego mejora la experiencia y se convierte, hasta cierto punto, en algo similar a lo visto en la saga Pokémon con el intercambio de criaturas entre los usuarios.

Concluyendo

Castlevania: Dawn of Sorrow es, desde el momento en que se anunció el proyecto, uno de los juegos importantes de Nintendo DS, que está levantando gran expectación cada día que pasa. Sin duda, el más que original e interesante uso de las dos pantallas de Nintendo DS dará mucho juego al producto final, que promete superar a su predecesor directo y convertirse en el mejor Castlevania portatil hasta la fecha, y eso es mucho decir. Además, los creadores se han permitido hasta introducir detalles curiosos, como que se pueda hacer un dibujo en la pantalla táctil que ilustrará cada uno de los archivos del juego, para 'personalizar' la partida según dicen.

Falta poco para que las ansias de los jugadores de todo el mundo se sacien y que se vuelva a abrir la veda de los chupasangre. Soma Cruz llegará a nuestras consolas este mes de Septiembre, y será entonces cuando hagamos un análisis exhaustivo de lo que ofrece este título, aunque por lo visto hasta la fecha, dudamos que nos llegue a defraudar.

Castlevania Dawn of Sorrow

Soma Cruz vuelve a protagonizar un juego después de Aria of Sorrow en GBA. La primera entrada de la saga para la portátil de Nintendo trae consigo algunas novedades interesantes además de la evidente mejora gráfica.
Castlevania Dawn of Sorrow