Conflict: Global Storm

Pivotal Games y SCi vuelven a unirse para ofrecernos una nueva entrega de la serie 'Conflict', que por primera vez estará ambientada en el siglo XXI. Erradicar la amenaza terrorista de un grupo de ex combatientes nazis será nuestro objetivo en este ambicioso título que busca granjearse un puesto entre las grandes licencias del género gracias a sus sugerentes novedades.

Pivotal Games y SCi vuelven a unirse para ofrecernos una nueva entrega de la serie 'Conflict', que por primera vez estará ambientada en el siglo XXI. Erradicar la amenaza terrorista de un grupo de ex combatientes nazis será nuestro objetivo en este ambicioso título que busca granjearse un puesto entre las grandes licencias del género gracias a sus sugerentes novedades.

Échale un vistazo al jugo en movimiento en este vídeo.

En la sociedad postmoderna actual, son innumerables las preocupaciones que corrompen (y modifican) las conductas morales de la población. Cada día, nuevos conflictos bélicos, políticos y sociales convulsionan la actualidad haciéndonos reflexionar acerca de lo inseguro de nuestro planeta, del mundo en que vivimos, y de la imperfecta jerarquía que tal vez, y sólo tal vez,  sea fruto de la organización que los seres humanos hemos predispuesto para desarrollar con normalidad nuestras vidas, en un utópico intento de crear una sociedad perfecta y unida, una irreal democracia en la que la población cree estar al mando de su destino.

El ocio electrónico, como otros tantos medios de difusión masiva (literatura, cine, televisión) en la citada sociedad que todos formamos intenta en innumerables ocasiones crear un reflejo (no exento de polémica) de la cruda realidad, una visión más cercana de la que los paternalistas gobiernos pretenden acercarnos día a día. Títulos tan criticados por asociaciones de padres temerosas de que su concepto del mal, encarnado en los videojuegos, corrompa la mente de sus indefensos hijos no suelen ser sino simples hologramas de lo que día a día sucede en el mundo como consecuencia de nuestra irracionalidad.  Sagas como 'Medal of Honor', 'Rainbow Six' e indirecta y exageradamente 'GTA' no han inventado la concepción de la violencia, ni han narrado en sus líneas argumentales (especialmente en el caso de las dos primeras) atrocidades que no hayamos podido ver en filmes históricos, o más aún, estudiado en nuestras clases de Historia.

La saga 'Conflict' pertenece al tipo de series que reproduce toda esta espiral de violencia generada a lo largo de la historia por el ser humano. En sus diversas entregas hemos podido revivir algunos de los mayores conflictos bélicos de la historia. Encarnamos a un escuadrón destinado a morir en la apocalíptica Guerra de Vietmam de la década de los 60 en Conflict: Vietnam (el útlimo título de la saga), y pudimos hacer lo propio en la más reciente Guerra del Golfo con las dos entregas de Conflict: Desert Storm aparecidas hasta la fecha.

La nueva creación dentro de esta serie de títulos bélicos creada tras el trabajo conjunto de Pivotal Games y SCi tratará una de las preocupaciones actualmente en auge para todos los gobernantes: la amenaza del terrorismo. Y es que Conflict: Global Terror nos trasladará a un futuro no muy lejano (años 2010) en el que el tan censurable elemento de nuestra sociedad pondrá en jaque a todos los gobiernos del planeta hasta el punto en que es obligatoria la intervención de un experimentado comando de misiones especiales (es decir, nosotros) para soliviantar el problema.

El argumento girará en torno a un grupo terrorista que se autodenomina como 'Marzo 33', formado por ex militantes del ejército Nazi, exiliados en Sudamérica desde la conclusión de la II. Guerra Mundial. Entre los planes de esta 'reunión de viejos amigos', (pues todos descienden de antiguos nazis de Odessa) se encuentra el objetivo de iniciar una nueva oleada de atentados para desestabilizar Occidente y de esta manera establecer un nuevo Orden Mundial.

Para neutralizar a estos adeptos del III. Reich volveremos a encarnar a la misma unidad de misiones especiales que ya pudimos manejar en las dos entregas de 'Conflict: Desert Storm', formada por Bradley, Connor, Jones y Foley. Pero por desgracia para nuestro escuadrón de elite, Foley es capturado tras caer en una emboscada, provocada por un topo dentro de su propia unidad. Para reemplazarle y poder rescatarle, el grupo recluta por primera vez a una fémina, la francotiradora Carrie Sherman.

De esta forma, y una vez que tengamos las cartas sobre el tapete, nos embarcaremos en un título de acción estratégica en tercera persona al más puro estilo 'Rainbow Six', por citar un ejemplo fuera de la propia saga. Su desarrollo, no obstante, no será tan pausado y sesudo como en otros títulos de características similares, pues pretende  enfatizar más en la acción, siempre sin dejar de aprovechar uno de sus rasgos identificativos más notorios, como es la posibilidad de manejar a cuatro personajes 'simultáneamente'.

El juego estará dividido en dieciséis fases o misiones (catorce para el modo historia y dos como tutorial), las cuales se compondrán de diversos objetivos que tendremos que ir cumpliendo haciendo uso de las diferentes especialidades de nuestros soldados. Los objetivos serán de lo más variado en esta nueva entrega de la serie, e incluso tendrá diversas localizaciones, pues deberemos visitar las ciudades de algunas de las mayores potencias mundiales de la actualidad.

Pivotal parece haber aprendido de los numerosos frentes que criticaron a 'Vietnam' y 'Desert Storm' por su falta de variedad en los escenarios, defecto que al parecer quedará erradicado con la aparición de esta nueva entrega. Estos objetivos a cumplir para avanzar a lo largo del juego serán de lo más variopintos, desde sabotear un atentado en una central nuclear de Rusia hasta evitar un secuestro en el corazón de Hong Kong, pasando por Ucrania, donde tendremos que impedir la fuga de un gas letal.

Para abordar el manejo de nuestro equipo se ha rediseñado la interfaz de las órdenes respecto a Vietnam. Ahora dispondremos de un menú desplegable desde el cual podremos dar las órdenes disponibles a nuestros soldados. A pesar de que la mayoría del tiempo este menú estará formado por las acciones más típicas ('Sígueme', 'Mantente en el lugar' etcétera) en numerosas ocasiones las opciones a nuestro alcance serán contextuales, lo que quiere decir que dependiendo del objetivo y la situación podremos realizar una acción u otra.

Evidentemente, sólo podremos manejar a un personaje, quedando los otros a merced de la IA (cuyas mejoras respecto a sus antecesores comentaremos más tarde), pero podremos ir alternándolos, seleccionando con un cursor el personaje que deseemos 'manipular' en el instante en que lo deseemos. Cuando las órdenes y la estrategia queden de lado y tengamos que disparar, podremos hacerlo en tercera persona,  pudiendo replegar a nuestros hombres (y mujer) alrededor de los elementos del escenario, o podremos optar por la vía fácil (que acarreará mayor riesgo) desde un punto de vista en primera persona, al más puro estilo FPS. Sean cuales sean nuestras preferencias, se ha suprimido el punto de mira automático debido a lo irreal de su resultado en los títulos de la saga editados hasta la fecha. En esta ocasión, avanzar verdaderamente será un reto, o al menos los chicos de Pivotal Games demuestran maneras para que así sea.

Capítulo aparte merece la increíble evolución en la IA a la que se someterán tanto compañeros de escuadrón como enemigos en este título, otra de las lacras de la saga Conflict. Cuando nuestros compañeros estén siendo manejados por la CPU realmente podrán valerse por si mismos, y tendrán a su alcance la opción de ejecutar movimientos de rigor en un juego de este estilo que no estaban disponibles en Vietnam y Desert Storm para desesperación de todo usuario, como buscar los elementos más propicios para cubrirse, atacar en parejas o defender al compatriota que más enemigos tenga a su alrededor.

Sin embargo, no todo será un camino de rosas, pues el mayor salto de calidad llegará cuando comprobemos el gran esfuerzo que están realizando los diseñadores por hacer que los enemigos nos hagan sufrir, y eliminarles requiera de altas dosis de sacrificio, estudio de su conducta y sobre todo, estrategia y mucha munición. En los títulos que preceden al que nos abarca, los enemigos tenían un cortísimo repertorio de acciones que terminaban convirtiendo las afrentas en auténticas limpiezas étnicas debido a lo previsible del comportamiento de nuestros oponentes. En esta ocasión, además de conservar habilidades como hacerse los muertos y devolvernos las granadas, sabrán cuándo y cómo atacar teniendo en cuenta su situación numérica, se dividirán en grupos y tratarán de esconderse para 'freírnos' sin que podamos verles.

El apartado visual también mejorará notablemente al haberse rediseñado el motor gráfico que venía utilizándose con anterioridad en la saga. El aspecto gráfico será uno de los que más evolucionarán en Global Terror, ya que al nuevo motor se unirán logrados efectos rag-doll, unas texturas a mayor resolución que en Conflict: Vietnam, y con una nitidez más que aceptable. Por otro lado, se ha confirmado que los personajes principales duplicarán el número de polígonos con respecto a su citado antecesor, además de haber incluido una considerable cantidad de nuevas animaciones como consecuencias de la elevada cifra de movimientos que podremos ejecutar.

Como guinda al pastel, por fin olvidaremos los repetitivos escenarios de Dessert Storm y los largos pasillos sin apenas variación visual de Vietnam. La variedad de localizaciones de Global Terror repercutirá en la mejora de este aspecto, pues con la inclusión de diferentes ciudades (aparte de haberlas llenado con detalles de rigor como bancos, farolas, barandillas, etcétera) los diseñadores se han visto obligados a incluir elementos familiares de cada país, como la arquitectura de ciertos edificios o el idioma de los carteles de comercios figurativos e instalaciones.

El sonido del juego alcanzará los requisitos mínimos en este tipo de títulos. La BSO cumplirá su cometido a la perfección, y tal y como acostumbra Pivotal en sus títulos, la intensidad de la misma se verá acrecentada o disminuida dependiendo de la situación. Por otro lado los actores de doblaje serán los mismos que en Desert Storm, aunque su participación será más bien efímera, limitándose mayormente a cortas frases al recibir o dar instrucciones, aunque por otro lado, los gemidos de dolor de los enemigos al morir además de sus gritos de socorro y peticiones de auxilio ayudarán a reforzar el realismo durante el combate.

Por supuesto, y como no podía ser de otra forma, ha sido incluido un modo online en el que podremos unirnos a tres jugadores de carne y hueso para ir superando los niveles del single player. Como novedad dentro de la serie, este modo también aparecerá en PS2, aunque debido a las limitaciones de su servicio en red tan sólo dos jugadores podrán cooperar en la misma partida, aunque siempre podremos 'repartirnos' a los dos personajes restantes.

A lo largo de su desarrollo, los creadores del título han intentando dejar claro que en esta ocasión, y a diferencia de lo sucedido con Conflict: Vietnam, su intención al afrontar este proyecto era la de elevar el listón de la saga, y poder consolidarla entre las más grandes del género, pues siempre ha debido convivir a la sombra de otras licencias con mayor reconocimiento por parte de crítica y público, como es el caso de 'Rainbow Six' o 'Ghost Recon'.

Cuando el título fue anunciado, uno de los mandamases de SCi declaró convencido que 'Conflict: Global Terror ha tomado los mejores detalles de los tres títulos anteriores y ha añadido mucho más. Queremos mantener satisfechos a los fans de los juegos anteriores y al mismo tiempo atraer a un público nuevo hacia la saga Conflict, y estamos seguros de que el resultado lo conseguirá.". Si sus pretensiones eran exageradas o no lo sabremos el día 30 del próximo mes de septiembre, fecha en la que Proein lo distribuirá en nuestro país para las plataformas PC, PS2 y Xbox.

Conflict: Global Storm

La cuarta entrega de la saga Conflict nos transporta por todo el mundo en un futuro cercano, cuando el mundo está bajo la amenaza terrorista. Sus creadores aseguran que han mejorado todo lo mejorable de las anteriores entregas y han añadido muchas novedades.
Conflict: Global Storm