Graffiti Kingdom
Graffiti Kingdom
Carátula de Graffiti Kingdom

¡Pintar, pintar, pintar si parar...!

José Javier Méndez

Para salvar el reino de sus padres un niño debe hacer frente a una horda de enemigos, pero cuenta con la capacidad de crear su propio ejército de monstruos gracias a una paleta y un pincel mágicos.

Taito se ha propuesto seguir con la campaña de innovación en sus juegos con títulos divertidos y con características poco convencionales. Este es el caso de Graffiti kingdom, que se presenta en sociedad con mejores argumentos que su predecesor Magic Pengel, aunque no todo es innovación.

Por ejemplo, la trama principal del juego es la típica trama de un cuento de hadas. Un joven príncipe libera accidentalmente a un poderoso demonio que captura a sus padres y se los lleva lejos del castillo donde viven.

Desde ese momento comienza el rescate de los monarcas y nuestro joven héroe no tendrá precisamente una espada todopoderosa, sino que dispondrá de una paleta de pintor y un pincel, ambos con poderes mágicos, para hacer frente a los peligros que le salgan al paso esta su aventura.

¡Vaya una ayuda! estaréis pensando. Pero es que con dichos instrumentos se pueden crear fantásticos personajes en los que convertirse para luchar contra los enemigos, y aquí es donde la imaginación y la inventiva del jugón toman un papel relevante en el juego.

Gráficos

Una de las principales características del juego es la posibilidad que se le ofrece al jugón de crear criaturas con las que debe jugar la partida. Esta posibilidad viene marcada por una sección de creación de monstruos con la que al principio cuesta habituarse más de lo que aparenta, por la identificación de los iconos de creación y los pasos de las 2D a las 3D. Pero, como la práctica hace maestros, enseguida dominaremos esta situación y nos veremos creando los más variados y poderosos monstruos jamás imaginados.

De mano los creadores han creado más de 200, que podemos encontrar en el juego, pero a nosotros nos dejan la infinita capacidad de crear lo que se nos antoje. De esta manera pronto descubriremos que nos gustan más los monstruos feos y deformes pero efectivos, que aquellos que no meten ningún miedo y sin embargo son una delicia para la vista.

El juego dispone de más de 20 niveles que están entrelazados con más de 80 minutos de vídeo con los que desarrollar la historia entre misión y misión. Los vídeos nos van contando la historia y desvelando los detalles del juego así que no debemos pasar de ellos, además porque se trata de unos vídeos, de marcado carácter infantil, muy bien creados, que por sí solos podían formar parte de una película de animación.

Los escenarios están llenos de colorido y los peques disfrutarán explorándolos, máxime cuando en cada rincón nos encontraremos con nuevos enemigos que vencer para así apoderarnos de sus características y tener más opciones en el editor de monstruos.

Música y sonido FX

La música del juego es bastante jovial, muy pegadiza, y muchas veces se ajusta como un guante a las alocadas aventuras de nuestros personajes, con ritmos rápidos y simpaticones, aunque algo infantiles (normal, dado el rango de edades al que va dirigido el juego) para l mayoría de los jugones.

Las voces, por el contrario, no deparan la misma suerte, ya que se ha preferido dejar las mismas en Inglés, pero manteniendo los textos del juego en formato multidioma, con lo que lo divertido que podía ser crear nuestros monstruos con voces de lo más dispares sólo es objeto de entretenimiento para aquellos jugones que no hayan suspendido el inglés.

Jugabilidad

Como ya hemos dicho durante el juego encontraremos infinitas posibilidades de crear nuestros propios personajes. Para activar estas opciones de creación de monstruos dibujados por nosotros, el príncipe del juego debe atravesar unos portales mágicos por los que accedemos a la opción de dibujar y guardar en la tarjeta de memoria nuestras criaturas.

Esto nos abre un mundo infinito de posibilidades, ya que según las dificultades que nos planteen los escenarios por los que estemos pasando podemos resolverlos a golpe de pincel, incorporando las características necesarias a nuestras criaturas que les hagan capaces de solventar dichas dificultades. Dotar de ruedas, alas o fabulosos poderes a nuestros personajes con el fin de hacerle la vida más fácil está en nuestra mano, y en nuestra paleta y nuestro pincel. El único límite de esta progresión de mejoras lo pone la imaginación de cada jugón.

Además de dibujar a nuestra criatura, podemos también dotarlo de rasgos personales, escogiendo su tipo de voz, incluso la manera de moverse. También podemos editar los combos que nuestro personaje puede realizar en los momentos de lucha y combate.

Ya que es una de las tareas especiales conviene tenerla bien pensada. Combatir y vencer a los monstruos rivales nos permitirá coleccionar sus tarjetas y con ellas todos sus atributos, los cuales podemos más tarde añadir a nuestras creaciones. Evidentemente nuestro poder como dibujante irá creciendo nivel a nivel, con lo que nuestras mejores y más poderosas creaciones tendrán que esperar a que nos pasemos algunos niveles y contemplemos algunos vídeos.

Vistas así las cosas es fácil comprobar que el juego se divide claramente en dos partes: una en la que tenemos que ir por ahí corriendo y saltando como si de una fase normal de plataformas se tratase y la otra la que conlleva el dibujo y la creación de criaturas que nos hagan esas fases de plataformas mucho más fáciles.

Eso en la modalidad de un jugador, porque el juego viene con la posibilidad de jugar un modo para dos jugadores en versión combates uno contra otro, así como una modalidad de juego basado en combates de nuestras criaturas contra los jefes finales de los niveles que hayamos superado. De esta forma podemos ir probando la capacidad de nuestras creaciones para enfrentarse a los esbirros del mal.

LO MEJOR

  • El bajísimo precio con el que sale al mercado
  • La creación de monstruos
  • Largas horas de juego para los peques de la casa

LO PEOR

  • Entenderse con el sistema de creación de monstruos no es fácil al principio
  • No viene doblado al castellano

CONCLUSIÓN

[image|nid=1107449|align=right|width=150|height=105] Graffiti Kingdom (PlayStation 2)Una de las cosas que hay que tener en cuenta con éste título es el reducido precio con el que sale a la venta. Poco más de 30 euros para u juego infantil nos parece un precio mucho más que razonable, teniendo en cuenta las enormes posibilidades del mismo y las horas de diversión que garantiza para la gente menuda. Y por una vez, y a ver si sirve de precedente, este es un juego que se presta a la colaboración paterna, ya que a los peques no les vendrá nada mal la ayuda de sus padres a la hora de crear los monstruos. - La creación de monstruos- El bajísimo precio con el que sale al mercado- Largas horas de juego para los peques de la casa

7.6

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.