Soul Calibur 3, Impresiones E3

Tras la buena acogida que ha tenido Tekken 5 en América, todas las vistas se centran ahora en la tercera entrega de la saga Soul Calibur, que se ha estrenado de forma jugable durante el presente E3, en exclusiva para PS2.

Tras la buena acogida que ha tenido Tekken 5 en América, todas las vistas se centran ahora en la tercera entrega de la saga Soul Calibur, que se ha estrenado de forma jugable durante el presente E3, en exclusiva para PS2.

Y la verdad es que la versión a la que hemos tenido acceso en el E3 no nos permite extendernos a la hora de nombrar las virtudes de este nuevo capítulo, dada la poca cantidad de opciones y posibilidades que ofrecía más allá del modo VS y un par de personajes jugables, Mitsurugi y Tira, siendo ésta última una de las incorporaciones en el plantel de luchadores de Soul Calibur 3, y sin haber tenido la oportunidad por lo tanto de profundizar en las novedades. Sin embargo, con lo visto ya se transmiten buenas vibraciones para la futura versión final.

Técnicamente Soul Calibur 3 supone una evolución con respecto a lo visto en la segunda entrega, pese a que su despliegue gráfico, sobretodo a nivel de escenarios, queda un peldaño por debajo de su más directo "rival", Tekken 5. No obstante, el modelado de los personajes resulta si cabe más espectacular y trabajado que el de los luchadores de Soul Calibur 2, del mismo modo que los efectos de luz siguen siendo lo más espectacular que se puede encontrar en beat'em-up alguno, con lo que se completa uno de los apartados gráficos más destacables que vamos a poder disfrutar en PS2  antes de dar paso a la nueva generación.

A nivel jugable, nos hemos encontrado con un escenario cuyo diseño esperemos que no sirva como pilar para los venideros. Y es que, muy a nuestro pesar, el ring en cuestión ofrecía una extensión más bien escasa, lo que derivaba a más de un combate cuyo desarrollo se basaba en arrinconar al oponente y usar una táctica "machacabotones". Esperemos que, tal y como ha sucedido favorablemente con Tekken 5, se cuide este aspecto en los demás escenarios, a fin de evitar un juego en el que la táctica pierda fuerza ante métodos de lucha poco "elegantes".

Pese a ese pequeño aspecto negativo, la jugabilidad característica de la saga sigue intacta, ofreciendo un enfoque del género mucho más directo y ameno que el de juegos como Virtua Fighter o el citado Tekken 5. 3 ataques: horizontal, vertical y patada, y un botón de defensa, "X". Simple, efectivo, y sobretodo, intuitivo. Por lo demás, se confirman nuevos modos de juego, aunque éstos no han estado presentes de forma jugable: los VS Standard, Special y Competition, así como el modo Shop, que nos permitirá personalizar al máximo nuestros luchadores.

Así pues, Soul Calibur 3 se perfila como el único candidato con posibilidades de destronar a Tekken 5, y si se corrigen algunos aspectos, los usuarios de PlayStation 2 disfrutaremos durante los próximos meses de los dos mejores beat'em-up's aparecidos hasta la fecha para la 128 bits de Sony.

Soulcalibur III

Tercera entrega de la saga Soul Calibur, que aparecerá de forma exclusiva para la negra de Sony con tres nuevos luchadores.
Soulcalibur III