Lego Star Wars
Lego Star Wars
Carátula de Lego Star Wars
  • 8

    Meristation

La Guerra de las Piezas

Albert Gil

No han sido pocos los juegos que han aparecido durante los últimos años basados en la saga Star Wars, y que salvo honrosas excepciones, no han ofrecido nada a la altura de la trilogía. Sin embargo, no es este el caso de Lego Star Wars, uno de los más destacables beat-em'up aparecidos en los últimos meses. La Fuerza esté presente en él...

Ya queda poco para el estreno de Star Wars Episodio 3, y consecuentemente, empieza el aluvión de juegos basados en la película. El primero de ellos, Lego Star Wars, está lejos de ser una mera excusa para ofrecer un juego con una licencia comercial, y propone un nuevo y acertado enfoque a la hora de disfrutar de la galáctica saga: mediante piezas de Lego.

 

Lejos de lo que muchos podrían pensar al ver las capturas y la estética del juego, y tras recorrernos de principio a fin todos los niveles de los tres Episodios que aparecen en el juego (recordemos que el juego hace cobertura de lo acontecido en la primera trilogía cronológicamente hablando), estamos en condiciones de afirmar que Lego Star Wars puede considerarse como el mejor juego de acción en 3ª persona basado en Star Wars aparecido hasta la fecha. ¿Queréis saber por qué? Analicemos por partes todas sus virtudes...

 

g r á f i c o s

Cierto es que los requisitos mínimos para la versión de PC son altos, pero el despliegue gráfico de Lego Star Wars no es para mucho menos. Pese a la aparente sencillez de los modelados de los protagonistas, que responden al diseño de los clásicos muñecos de Lego, gráficamente estamos ante un juego más que notable. De entre todos los aspectos, nos gustaría destacar los escenarios, en 3D, repletos de elementos tanto decorativos como interactivos, y que reproducen a la perfección y de forma muy fiel los parajes donde se desarrolla la acción en las películas. Además, se han añadido diversos efectos gráficos, tales como reflejos y explosiones (o Bump Mapping en la versión para PC), que completan un apartado técnico que pocos podíamos esperar al anunciarse hace meses que el juego estaría compuesto por piezas de Lego.

 

Cada personaje goza de un diseño propio, y que ayuda a identificarlo de forma rápida con su homónimo en los films.  Además, personajes como Obi-Wan o Anakin cambian estéticamente como consecuencia del paso del tiempo entre los diferentes  Episodios del juego, tal y como sucede en las películas. Mención especial a las animaciones faciales, que unidas a las animaciones de los personajes durante las intros, resultan desternillantes. Nunca antes habíamos intervenido en una Guerra tan "divertida".

 

s o n i d o

Tal y como era de esperar, la banda sonora del juego está compuesta por temas pertenecientes a los tres primeros Episodios. Magistrales 'tracks' compuestos por John Williams (que se intercalan según lo que sucede en pantalla) y un amplio abanico de efectos sonoros que completan una ambientación propia de cualquier film de la saga.

 

Sin embargo, parece que la propuesta gráfica ha sido el mayor handicap a la hora de dotar con voces a los protagonistas, y Traveller's Tales ha optado por la alternativa fácil: dejarlos mudos. Cierto es que darle voz adulta a los personajes hubiera quedado muy contrastado con el tamaño de los muñecos y el aire humorístico del juego, y darle voz de niño a mitos como Darth Vader o Obi-Wan hubiera sido cuanto menos arriesgado (sobretodo sabiendo la cantidad de fans de la saga que no soportan según qué cambios). Sin embargo, y pese a que dejando a los protagonistas sin voz se evita tal conflicto, esto conlleva a que las escenas introductorias pequen de sosas a nivel sonoro.

 

j u g a b i l i d a d

Pero más allá del bonito y cuidado apartado técnico del juego, donde realmente destaca Lego Star Wars es en el apartado jugable. En base a las capturas que se mostraron en la presentación del juego, poco más había que esperar del desarrollo del juego que el de un 'hack&slash' como los muchos clónicos que aparecen lamentablemente en este mundillo. Pero hay dos factores que libran a LSW de dicha lacra: la cooperación y la variedad de situaciones. Comentemos ambas virtudes por partes.

 

Tal y como ya os comentamos en el avance del juego, hay más de una treintena de personajes controlables en LSW. Y lo positivo del asunto, es que la mayoría de ellos goza de habilidades propias. A lo largo de cada nivel, otros personajes más allá de los que controlamos al inicio, se irán uniendo a nuestro grupo, y sus diferentes habilidades son imprescindibles a la hora de solventar los puzzles que irán dificultando nuestro avance. Amidala, por ejemplo, hace uso de un gancho que le permite acceder a zonas elevadas, y R2-D2 puede tanto abrir determinadas puertas como volar. Los Jedi, por otra parte, son los únicos que pueden hacer uso de la Fuerza durante el combate, y además, cada uno tiene sus propios movimientos con la espada láser. Mientras avanzamos, podemos cambiar en cualquier momento el personaje controlable, y los otros restantes siguen nuestros pasos haciendo uso de una correcta I.A.

 

Pero lo divertido llega con el modo multijugador, ya que es entonces cuando los demás personajes son controlados por otro amigo. Por lo tanto, el desarrollo del juego obliga a ambos a ayudarse mutuamente, lo que conlleva a disfrutar de situaciones francamente divertidas.

 

El segundo punto del que hablábamos es la gran cantidad de situaciones diferentes en las que nos vemos inmersos. Más allá de las secuencias de acción en tercera persona cuyo progreso se asemeja a lo que vimos en Jedi Power Battles para PSX, el juego ofrece muchas otras variantes que evitan una monotonía en el desarrollo de la aventura. Desde las carreras de Pod's en Tatooine, hasta batallas en el espacio a los mandos de una nave espacial, pasando por niveles donde predominan las plataformas y varios jefes finales con divertidas estrategias para ser vencidos.

 

Sin embargo, hay un par de puntos bastante criticables en materia jugable. El primero de ellos es la dificultad e imprecisión de determinados saltos. La cámara no siempre nos sigue a nuestras espaldas, y durante las fases de avance lateral, el salto no responde cómo ni dónde debería.

 

Además, nos parece preocupante la falta de información argumental dada durante cada nivel. Si al hecho de que no hay voces le sumamos que tampoco hay textos durante las intros con los que seguir la evolución de la historia, tenemos como resultado un juego cuyo argumento solo puede ser disfrutado plenamente por aquellos que han visto las 3 películas.

 

Y sí, para los que tenían la duda, Lego Star Wars ofrece niveles con contenido y escenas "explícitas" de la tercera entrega, 'La Venganza de los Sith', así que avisados quedáis de que todas las fases relacionados con el Episodio 3 hacen la función de constante 'spoiler'.

 

 

c o n c l u s i ó n

Pese a que estéticamente pueda parecer que LSW es un juego para niños, nada más lejos de la realidad, pues la verdad es que incluso los más creciditos vamos a encontrar en el presente título un juego con el que divertirnos durante varias semanas. Gráficamente muy cuidado y jugablemente muy completo, este Lego Star Wars nos ha sorprendido.

 

Es un juego que gustará tanto a pequeños como a mayores, ya que el toque humorístico (que no infantil) hace que jugarlo sea realmente divertido, y gracias a su variado desarrollo, éste se torna ameno y entretenido. Faltan muchos aún muchos por llegar, por lo que esperemos que este LSW marque el inicio de una nueva tendencia en lo que a juegos basados en la franquicia Star Wars se refiere. La Fuerza está presente en ti, joven muñeco...

 

l o  m e j o r

 

  • El modo cooperativo
  • La variedad de situaciones
  • Gráficamente, entrañable
  • La fidelidad con respecto a las películas
  • Es muy divertido

 

l o  p e o r

 

  • La ausencia de voces
  • Le falta más texto con el que poder seguir la historia
  • El control en los saltos, algo impreciso
  • Que seas ‘muy mayor' para jugar a los Legos...
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.