Tekken 5, Impresiones

El clan Mishima vuelve a organizar un King of Ironfist Tournament aunque en esta ocasión ni Heihachi ni Kazuya tienen nada que ver. Tekken recupera toda la personalidad perdida en un título que incluye una jugabilidad clásica adaptada a los nuevos tiempos.

El clan Mishima vuelve a organizar un King of Ironfist Tournament aunque en esta ocasión ni Heihachi ni Kazuya tienen nada que ver. Tekken recupera toda la personalidad perdida en un título que incluye una jugabilidad clásica adaptada a los nuevos tiempos.

A la tercera (5) va la vencida...

La saga Tekken no ha tenido un paso excesivamente brillante por PlayStation 2. Tekken Tag Tournament en los primeros compases de la consola y la temporada pasada Tekken 4, no hicieron justicia al nivel que la serie con Tekken 3 había alcanzado en PSX. Si bien el despropósito gráfico de Tekken Tag -especialmente el NTSC-, un título a caballo entre PSX y PS2, es comprensible por el empeño de SONY en tener un Tekken escoltando el lanzamiento de la consola y las dificultades de programación, el bajón de Tekken 4 no tenía mucha explicación razonable.

Y es que la cuarta parte ha pasado a la historia por ser la más cuestionada de todas. El equipo de Namco, asistido por Dream Factory -Tobal, Ehrgeiz- quedó en entredicho. La razón puede encontrarse en fallos como un sistema de combos muy recurrente, las dificultades de cámara -con fallos importantes que permitían arrinconar y machacar a los rivales-, los escasos extras incluídos -en comparación siempre con el último Tekken para PSX- y especialmente, ser considerado como carne de 'machacabotones'.

Pero mientras un siempre polémico Tomonobu Itagaki reía y arremetía contra Tekken, respaldado un año atrás por las ventas y crítica de un excelente DOA3, el equipo de Namco decidió centrarse y preparar una quinta parte a la altura del décimo aniversario 1995-2005. Han sido casi 2 años de un desarrollo entre algodones y finalmente en diciembre apareció la versión para salones recreativos, que en España hemos tenido escasa ocasión de ver por la situación precaria del sector arcade.

Tekken clásico para los nuevos tiempos

Los primeros comentarios que llegaron en diciembre acerca de la recreativa apuntaban que no estábamos ante el Tekken insulso y que fue el cuarto, si no que se había vuelto al enfoque jugable de Tekken 3 y Tag, lo que le ha devuelto sus reñas de identidad. Se han reutilizado muchos de los combos de las precuelas, los visuales están al mismo nivel de Soul Calibur II y la plantilla de personajes y posibilidades de personalización -una de las novedades- son muy amplias.

Desde hace un par de semanas Tekken 5 está disponible en Estados Unidos, donde apareció el 24 de marzo en edición normal y conmemorativa décimo aniversario -megapack de lujo incluyendo los 5 Tekken-. En Japón lo ha hecho poco más de una semana después, el 31 y aunque no se ha fijado fecha europea -intuimos que caerá en junio, antes del verano- Sony nos ha hecho llegar la versión USA del juego.

Mishima Zaibatsu en manos de su fundador.

La historia de Tekken 5 nos sitúa temporalmente justo al final de Tekken 4, cuando tras la doble derrota a manos de Devil Jin en Hon-maru, Kazuya y Heihachi son sorprendidos por un ataque sorpresa de un escuadrón de Jack-4 enviados por la G-Corporation. Padre e hijo luchan codo a codo hasta que Kazuya traiciona a su padre y lo arroja a los robots, que se abalanzan sobre Heihachi mientras él escapa. Apenas unos segundos después, los Jack-4 detonan en masa volando por los aires el Hon-maru. Raven, un espía enviado por un gobierno extranjero a investigar a la familia, pronuncia "Heihachi Mishima ha muerto".

A la vez, el verdadero enemigo de Tekken 5 se muestra. Se trata de Jinpachi Mishima, padre de Heihachi, fundador de Mishima Zaibattsu y del Mishima-ryu, que ha sido revivido por el gen Ogro. Jinpachi retoma el control de la organización que le fue arrebatada y no duda en convocar nuevo Torneo del Puño de Hierro. Kazuya, un malherido pero vivo Heihachi y un Jin, turbado por el incontrolable poder e influencia del gen demoníaco, no tardan en inscribirse. El resto de los personajes clásicos de la serie, cada uno empujado por distintas motivaciones, tampoco.

Tekken Fighting Jam

O así podríamos llamar a la plantilla de Tekken 5 por la cantidad de luchadores a la altura que se han incluído. Vuelven los clásicos obligados, los desbloqueables tradicionales en su totalidad, ilustres rescatados de la segunda parte y nuevas incorporaciones. Como Asuka Kazama, prima de Jin y que recuerda mucho a su madre Jun, Feng Wei, un luchador de Kenpo corrupto que asesinó a su maestro y se dedicó a competir por dinero,  Jinpachi Mishima enemigo final y padre de Heihachi liberado de su reclusión por la vitalidad del gen ogro, Raven, un espía mercenario inspirado en el Wesley Snipes de Blade pero con un dominio total del Ninjutsu y Wang Jinrei, un centenario anciano chino compañero de fatigas de Jinpachi.

Así pues el número total de personajes se eleva a 33: Anna Williams, Asuka Kazama, Baek, Bruce, Bryan, Christie Monteiro, Craig Marduk, Devil Jin, Eddy Gordo, Feng Wei, Ganryu, Heihachi Mishima, Hwoarang, Jack-5, Jin Kazama, Jinpachi Mishima, Julia Chang, Kazuya Mishima, King, Kuma, Lee, Lei, Ling Xiaoyu, Marshall Law, Mokujin, Nina Williams, Panda, Paul Phoenix, Raven, Roger Jr, Steve fox, Wang Jinrei y Yoshimitsu. Aunque Jinpachi no es controlable si no es por medio de un Action Replay.

En los modos de juego encontramos las variantes clásicas, Arcade, Story, Versus, Team Battle, Survival, Time Attack, Arcade Story, Theather -que ahora también permite reproducir la BSO- más el minijuego Devil Within, de desarrollo igual al Tekken Force pero centrado en Jin Kazama. Este modo de juego es el más flojo con diferencia, aburrido como él sólo y que sólo tiene como aliciente que completarlo desbloquea a Devil Jin -además de desvelar nuevos detalles de su historia.

Y hablando de historia, el Story mode vuelve a tener el mismo enfoque que en Tekken 4, es decir, la historia se narra con una combinación de viñetas estilo anime junto a las impecables de secuencias CG a las que nos tiene acostumbrados Namco y otros cortes generados por el propio motor del juego. A lo largo de 9 combates nos enfrentamos a varios luchadores hasta llegar a Jinpachi, aunque dependiendo del personaje elegido, la dificultad es mayor o menor debido a la final anticipada que supone el duelo con su personaje desbloqueable correspondiende.

Namco ha tenido un excelente detalle al incluir las 3 primeras entregas arcade de la serie -Tekken, Tekken 2B y Tekken 3- a modo de extra en el mismo disco de Tekken 5 y bajo el Arcade Story. Suponemos que esto ha estado motivado por la circunstancia entrañable del décimo cumpleaños, pero es de agradecer, sobre todo viendo como otras compañías lanzan y anuncian recopilatorios de juegos de lucha en 2D, vendidos a precio de novedad.

Súbelo de nivel.
La novedad más sustancial en modos de juego reside en el enfoque que se le ha dado al modo Arcade, heredado de la recreativa. En él encararemos una serie infinita de combates frente a luchadores de jugadores ficticios que Namco perfectamente podía haber extraído del ranking mundial de Tekken 5.

Comenzamos el juego en categoría Beginner, pero a medida que vamos derrotando a más rivales tendremos ocasión además de embolsarnos unas monedas, de promocionar de nivel y acceder a clases más serias. De noveno a primer Kyu, de primer a quinto Dan y a partir de ahí a recibir grados especiales como Shihan, Expert, Master, Virtuoso, Champion, Legend, Sage, Warlord, Conqueror, Deity y Tekken Lord, el máximo.

Y es que al igual que ocurrió con Soul Calibur II, Tekken 5 en su versión arcade ofreció -y ofrece- la posibilidad de adquirir una tarjeta magnética y crear un personaje con el nombre del jugador. El progreso en los combates, las subidas de nivel y los accesorios en los que se invierte el Gold obtenido se almacenan en Tekken.net, al igual que las clasificaciones en el ranking.

Un Sim en el Club de la Lucha

Los luchadores a los que nos enfrentaremos estarán personalizados según lo hicieron sus dueños -gente de Namco-. Tendrán gafas de sol, accesorios de distintos colores, peinados especiales, retro, tintados, gorros, cascos, cadenas de oro, hombreras, orejas de elfo, trajes únicos y una lista casi infinita de complementos. Nosotros podremos hacer lo propio con nuestro luchador a medida que nos embolsamos Gold en los distintos modos. Cada combate nos reportará entre 800 y 2.000, 3.000 monedas, que no es una cifra despreciable pero que comparado con los precios -muy altos- nos obliga a jugar durante mucho tiempo para poder aplicar una modificación al personaje.

Visualmente no encontramos muchas diferencias con respecto a Tekken 4, aunque quizá Soul Calibur II y Tekken 5 estén más a la par. Buenos modelados, con una gran carga poligonal, excelentes escenarios por lo general aunque alguno hay que desentona -como la cubierta del Transatlántico de Death by Degrees o el ring multitudinario de peleas clandestinas, bastante más discreto que en Tekken 4-. Los elementos destructibles se siguen manteniendo, como los efectos especiales típicos de la saga, con iluminación en tiempo real.

Terminando...

Otros detalles que también tenemos que mencionar en estas impresiones son las mejoras que han sufrido las presas, las contra-presas y las encadenadas, el empeño puesto en el doblaje con distintos acentos regionales para los personajes japoneses -por ejemplo, Asuka tiene acento característico de una zona de Osaka- o el Scan Progresivo que soporta la versión americana. También que ha supuesto cierta decepción, ya conocida asi que esto es quizá un deseo más que una crítica, que no se haya integrado el sistema Tag en Tekken 5, ni el modo online -al menos para rankings...-, aunque sabemos de las limitaciones de PS2 en este aspecto y las reticencias niponas debido al ancho de banda necesario -GT4 sin ir más lejos-.

Podríamos seguir, pero preferimos no entrar en más detalles acerca de Tekken 5 si no que os dejamos con los screens que hemos capturado especialmente para la ocasión y que juzguéis por vosotros mismos. a la espera de entrar en más profundidad en el análisis.

Tekken 5

Quinta entrega de la saga de lucha más conocida de Namco.
Tekken 5