Fight Night Round 2
Fight Night Round 2
Carátula de Fight Night Round 2

Boxeo del bueno...

Antonio Carrasco

El Lince de Parla pasándolas canutas en Kenia; el Potro de Vallecas, a sus labores; Mike Tyson, flirteando con el K1; Evander Holyfield, entrando y saliendo de los rings y Lennox Lewis dedicado a otros menesteres, han dejado un tanto huérfanos los cuadriláteros. EA Sports nos resucita este espectacular deporte para deleite de sus aficionados.

EA Sports nos ofrece la segunda parte de su franquicia pugilística en un momento en el que el boxeo es un deporte que parece renacer de sus cenizas, muy a pesar de la ausencia de auténticas figuras en los cuadriláteros. A pesar de ser un deporte denostado por público y medios en la última década, su actual renacimiento y revitalización no han encontrado apenas apoyo en la industria de los videojuegos.

Por ello, Fight Night Round 2 es el mejor título de boxeo que se puede encontrar hoy por hoy en el mercado. Y aunque las mejoras incluidas en esta segunda entrega no son tantas ni tan buenas como nos quieren hacer creer,  el simple hecho de haber creado un nuevo estilo de juego y su más que notable apartado visual, lo convierten en una compra segura para todos los aficionados al deporte de las doce cuerdas.

Evolución, pero no revolución

Este segundo asalto de Fight Night cimienta la base jugable del título que vio la luz en el 2004 y le añade unos sutiles retoques que mejoran la experiencia jugable y le dan mayor vida y duración, pero sin grandes alardes en el sistema de combate que tan alabado fue el año pasado.

Ahora el modo carrera es un poco más consistente, partiendo desde la categoría amateur para progresar en poco tiempo al circuito profesional, donde iremos obteniendo recompensas en forma de estadios, dinero y equipamiento para los boxeadores. Podemos elegir entre crear un púgil usando el completísimo editor de personajes que siempre nos ofrece EA o bien revivir la carrera de uno de los clásicos del ring incluidos en el juego.

Además del modo carrera, existe una nueva modalidad de combate denominada "Hard Hits", donde cambian significativamente las reglas del juego, ya que sólo con un knockdown termina el asalto y ganamos tras superar 15 rondas o bien dejando KO al rival. Aunque este modo intenta que nos centremos más en golpear duro a nuestros rivales y ser menos estratégicos, realmente disputar un combate con las reglas "Hard hit" es como hacerlo en el modo carrera.

g r á f i c o s

Ya el año pasado los gráficos de este simulador eran excelentes, por lo que las mejoras incluidas este 2005 no son tan llamativas como realmente pueda parecer. Destacan sobre todo las mejoras en la recreación facial de los boxeadores, tremendamente fiel a sus homónimos de carne y hueso, y que podremos observar con todo lujo de detalles durante los descansos entre asaltos, cuando tomemos el papel del "cutman" y nos dediquemos a secar sudor y sanar heridas de los pupilos. Realmente sorprendente el empeño puesto en acercarse a la realidad.

La mayor parte del trabajo gráfico está centrado en los boxeadores que gozan de un modelado muy realista, a pesar de que el nivel desciende bastantes puntos en los deportistas de relleno que acaparan las posiciones bajas del ranking mundial. Sin embargo los boxeadores licenciados, aquellos que gozan de nombre dentro y fuera de los videojuegos, parecen auténticamente de carne y hueso.

Bernard Hopkins, Arturo Gatti, Sugar Robinson, Roy Jones, Marco Antonio Barrera, Evander Holyfield, Muhammad Ali y un largo etcétera de púgiles que son fieles reflejos de la realidad. El modelado de sus cuerpos, sus movimientos, su semejanza en el grado de musculatura y tamaño con el boxeador real, su catálogo de fintas y amagues, los golpes y su forma de moverse por el cuadrilátero es una auténtica delicia y un calco de lo que podríamos encontrar en una mágica velada en el Caesar's Palace. Seguimos echando de menos a muchos de los grandes de este deporte, y hablamos de gente de la talla de George Foreman, Óscar de la Hoya, Mike Tyson o Lennox Lewis (que sorprendentemente si aparecía en la versión del 2004), pero los aficionados a este deporte no se sentirán defraudados con los deportistas incluidos.

Es digno elogiar lo bien que se ha llevado a la pantalla los distintos golpes que se suelen ejecutar en un combate de boxeo y la fidelidad con la que se han representado en Fight Night 2004. Los púgiles gozan de un tamaño colosal y de un nivel de detalle sorprendente. Sus movimientos son tremendamente suaves y el motor gráfico es lo suficientemente estable para que la máquina no sufra ralentizaciones en casi ningún momento.

Mención aparte exigen las repeticiones. Tras un KO o al término de cada asalto, podemos observar los mejores momentos de la velada al más puro estilo televisivo. Y no os quepa duda que las repeticiones son el mejor ejemplo del realismo de los boxeadores, de los golpes y de la acción. Gotas de sudor y/o de sangre que saltan por el cuadrilátero, cuellos que giran bruscamente, caras que se deforman con los impactos... una auténtica maravilla.

Otro de los aspectos que más ha mejorado respecto al año anterior ha sido la representación de los escenarios. Ahora hay más y mejores cuadriláteros en los que combatir, desde un bar de tres al cuarto hasta un ring situado en un espectacular parque de atracciones, sin olvidar los grandes escenarios usados únicamente en las noches más esperadas. El público, aunque no se caracteriza por su abundancia, sí que aparece fielmente recreado y en tres dimensiones en las primeras filas, que son las únicas que vemos normalmente durante el desarrollo de los combates. Correctamente animados y con suficiente variedad, poco se le puede reprochar a los grafistas en este sentido.

No obstante si se echan en falta diversos detalles que habrían mejorado al juego. Hablamos de las animaciones con las que los boxeadores entran al ring; como en la versión 2004, podemos elegir entre diversos efectos para animar la entrada o incluso podemos hacernos acompañar por una excelente modelo. Sin embargo, son muy parecidos a los de la versión anterior. Otro detalle mejorable son las animaciones tras un knockdown; además de ser escasas en número, cuando un púgil consigue derribar a su contrincante se ha optado por animarlo de forma un tanto irrespetuosa, bien burlándose del rival caído o incluso simulando que le echa encima arena con una pala. El boxeo puede ser un deporte violento, pero en él siempre prima el respeto por el contrario y, salvo desgraciados incidentes, pocos ejemplos de este tipo se pueden encontrar entre las 12 cuerdas.

Podríamos pedir también una mejor secuencia de introducción, que como está empezando a ser habitual en la casa, es un remix de fragmentos del juego. O pedir la inclusión de minutaje de combates reales en formato video como recompensa desbloqueable. Suponemos que todo se andará y las mejoras de este año en la física y peso de los combatientes, en las animaciones de los KO y en la recreación facial de los púgiles son suficiente alegría para la vista como para no darse por satisfechos.

m ú s i c a

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que la banda sonora incluida es de lo peorcito que nos ha ofrecido un título de Electronic Arts en años. Lejos de las excelencias de Burnout 3 o de la mezcla de estilos de FIFA 2005, incluso por detrás del soundtrack de SSX Out of Bounds de N-Gage, las licencias musicales incluidas en el DVD (C-Zar Nok, Geto Boys, Jae-P, Shells...) dejan bastante que desear, tanto por su poca variedad de estilos (predomina como en la primera entrega el hip hop) como por la baja calidad de sus intérpretes y  la escasez de temas incluidos. Un aspecto en el que EA pocas veces suele fallar, pero que esta vez no alcanza el mínimo exigido.

s o n i d o   F X

En esta ocasión el encargado de animar la velada será el veterano comentarista de la ESPN Joe Tessitore. Evidentemente, las voces del juegos están en inglés por lo que los no acostumbrados a esta lengua tendrán bastantes problemas para distinguir los acertados comentarios. Nuestro "cutman" también nos dará consejos en el descanso entre asaltos, diciendo que hemos hecho mal y que golpes tenemos que usar con más frecuencia. Lástima que no venga traducido.

Entre el resto de efectos sonoros destacan las reacciones del público en los combates, animando como pocos al luchador que mejor lo esté haciendo en el ring. Corean su nombre, chillan y aplauden como posesos creando una auténtica sensación de estar viviéndolo en directo. En cuanto a los efectos de los golpes y caídas contra el cuadrilátero, se ha optado por los mismos samples del año pasado, un tanto exagerados en cuanto a su ejecución, pero que realmente animan a seguir peleando.

j u g a b i l i d a d

La gente de EA Sports optó en su momento por un completo y novedoso sistema de control que funcionaba a las maravillas en un título de boxeo. El llamado Total Punch Control (TPC)  se basa en el control de todos los golpes disponibles con uno de los stick analógicos. Así mientras el mando izquierdo sirve para desplazarse por el cuadrilátero y, junto a la pulsación de uno de los gatillos, realizar las fintas y bloqueos, el stick derecho se usa para realizar todo tipo de golpeos.

En este segundo asalto, se ha mejorado el sistema, haciendo más efectivos los directos, restando fuerza a los ganchos y uppercuts e incluyendo unos potentes golpes denominados "haymakers". Existen dos tipos de "haymakers", los de gancho y los de uppercut y su sola presencia le dan un concepto bastante más arcade al juego. La razón es muy sencilla: son golpes tremendamente violentos que restan una buena cantidad de energía a los rivales y son la clave para acabar por la vía rápida los combates.

Resaltando el componente arcade, podemos decir que abusar de estos golpes apenas tiene contraindicaciones y como los rivales no suelen usarlos con mucha frecuencia, la recompensa que obtenemos por ejecutarlos es muy alta. Esto hace que sea más sencillo ganar los combates que en otras ocasiones, por mucho que necesitemos una media de 3 KO por  encuentro para salir con los brazos en alto.

Aparte de los "haymakers" se han incluido golpes ilegales (si los usamos con frecuencia el árbitro nos sancionará) y los llamados "signature punches", golpes aún más poderosos que los antes explicados y que restan una gran cantidad de vida a todo aquel que lo reciba. Podemos también burlarnos de nuestro rival y, como novedad en la saga, agarrarnos al contrincante cuando estemos cansados o para salvar una situación de riesgo.

El momento del KO

En Fight Night Round 2, cuando uno de los dos púgiles esté a punto de ser knockeado por su rival se activará un momento mágico: el del KO. La cámara se acercará a la acción y mientras que uno de los boxeadores debe intentar golpear rápidamente a su rival, el otro debe por todos los medios defenderse para no terminar besando la lona. La velocidad y precisión son fundamentales para dar el golpe de suerte, así como los reflejos y saber aprovechar la debilidad del rival para agarrarnos a él y evitar la caída si somos nosotros los perjudicados. Una buena mejora que esperamos continúe presente en los próximos títulos de la saga.

Al caer al ring y comenzar la cuenta de diez, sigue presente el mecanismo adoptado en la anterior entrega de usar ambos sticks para centrar la imagen del colegiado. Pero ahora hay más; entre asaltos podemos emular a Clint Eastwood en Million Dollar Baby y secar el sudor y curar las heridas de nuestro púgil gracias a un divertido minijuego. Otra buena inclusión en el presente título que mejora las opciones jugables y nos permite un respiro en los combates.

Otra de las mejoras incluidas en la presente entrega es el revitalizado modo carrera. Ahora existen recompensas verdaderamente atrayentes en la tienda de deportes, como guantes que mejoran nuestra pegada, botas que elevan nuestra velocidad o protectores bucales que nos ayudarán a encajar mejor los golpes. Para ello tendremos que gastar el dinero que tanto sudor y sangre cuesta ganar. Además de los combates valederos para subir puestos en el escalafón, existen diversos eventos patrocinados por diversas marcas (Everlast o Electronic Arts), que se rigen por normas propias y que permiten conseguir una buena cantidad de dólares, así como nuevos artículos para adquirir en la tienda.

También ha habido variaciones en el sistema de entrenamiento. En esta ocasión podemos contratar a especialistas que nos ayuden a mejorar nuestras estadísticas, bien en velocidad, bien en pegada. Asimismo, podemos gastar el dinero en efectos visuales que nos acompañen entrando el ring, espectaculares chicas de revista que posen con nosotros o en un tema musical que eleve la moral de nuestro luchador. Adquirir estas mejoras sirve para obtener estadísticas más elevadas en ciertos aspectos, como la moral, la resistencia o el tiempo de recuperación.

Sin embargo, el entrenamiento en sí mismo ha perdido valor respecto a la anterior entrega. En esta ocasión solamente sobreviven tres minijuegos: el saco, el maniquí de combos y la novedad, el levantamiento de pesas. Es necesario pasar por él para mejorar físicamente, aunque siempre se puede optar porque la máquina entrene por nosotros. El sparring solo estará presente en la categoría amateur, cuando nos sirva como tutorial para aprender a controlar los movimientos y golpes que podemos ejecutar.

¿Duros de pelar?

La inteligencia artificial de los rivales está a un nivel parejo a la de la primera entrega, lo que quiere decir que nos enfrentaremos básicamente con tres tipos de boxeadores: los gordos y lentos a los que se vence fácilmente moviéndose por el cuadrilátero; los veloces fajadores, fáciles de derribar usando los golpes más potentes; y por último los equilibrados, donde debemos combinar velocidad y golpeo potente para salir victoriosos.

Existen tres niveles de dificultad, aunque los dos primeros son bastante sencillos para todo aquel que haya echado un mínimo de horas con Fight Night 2004. Incluso en el nivel más alto de dificultad, sólo en los combates realmente importantes se nos pondrá verdaderamente en aprietos. Usando una táctica de acoso y derribo constante es sencillo vencer a los puntos cualquier combate, por lo que lanzar e impactar más puñetazos que nuestro rival es fundamental para alzarse con la victoria.

c o n c l u s i o n e s

Fight Night Round 2 es una sólida evolución de la entrega del 2004, con mejoras en el modo carrera, multijugador para dos personas y algunos minijuegos novedosos que aportan vitalidad a la serie. Los haymakers y los combates denominados "Hard Hits" aportan un concepto más arcade al juego, que sigue mostrando un sistema jugable verdaderamente atrayente y que aconsejamos probar. Por ello y por la escasa o ninguna competencia que existe en el género del boxeo, Fight Night Round 2 es el videojuego que todo amante de este deporte debe adquirir.

Sin embargo las mejoras son bastante superfluas y no cuentan demasiado a la hora de saltar al ring. El sistema de control es básicamente el mismo y la sucesión de combates contra rivales de bajo nivel hacen que tras pocos encuentros se torne repetitivo. Si no has probado la entrega del año pasado es un título recomendable, sobre todo si eres amante de este deporte. Si por el contrario, te hiciste con él, las mejoras incluidas pueden no ser suficientes para obligarte de nuevo a su compra. Eso sí, a día de hoy es el mejor título de boxeo que se puede encontrar en el mercado, muy a pesar de que los europeos nos quedemos sin disfrutar del juego online, placer del que si gozan al otro lado del océano. Esperemos que algún día se acuerden de nosotros y nos vendan al mismo precio que en otros continentes productos que no hayan sido mermados.

l o   m e j o r

  • El sistema de control es una delicia
  • La recreación facial de los boxeadores
  • El mejor título de boxeo que puedes encontrar en el mercado

l o   p e o r

  • Banda sonora bastante pobre
  • Baja inteligencia artificial de los rivales
  • Sin funciones multijugador a través de internet
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.