Project Rub
Project Rub
  • Plataforma DS 7.5
  • Género Plataformas
  • Lanzamiento 08/03/2005
  • Desarrollador Sonic Team
  • Texto Inglés
  • Voces Inglés
  • +3
Carátula de Project Rub

Sega también quiere Tocar...

Enol Lancho Prieto

Las rivalidades entre Sega y Nintendo quedaron atrás hace tiempo. Para bien o por mal, la compañía de Sonic trabaja codo a codo con Nintendo en la actualidad, y el juego que nos ocupa es toda una declaración de intenciones respecto al futuro de Nintendo DS por parte de Sega.

Parece que la presentación en sociedad de NintendoDS, allá por el E3 2004 queda ya muy lejos, igual que aquella conflictiva demo de un supuesto Sonic DS. Aunque el esquema de juego no fuese a ser el de la versión final, todo el mundo daba por hecho que aquel curioso juego del erizo azul sería el primero de Sega en ver la luz tras las pantallas de Nintendo DS.

Pero el tiempo pasó, y no se volvió a saber más de aquella demo. Sin embargo Sega, ni corta ni perezosa, se apresuró a anunciar el juego que hoy nos ocupa: Feel The Magic, Project Rub en Europa.

Como ya comentábamos en las primeras impresiones, la de Project Rub es una de esas historias que no caducan nunca. Chico se enamora de chica, y comienza a hacer locuras. Estas locuras se traducen en una sucesión de minijuegos con varios niveles de dificultad, contando como única interconexión entre ellos algunas imágenes estáticas. Alejándose de su hermano mayor, Made in Wario, en Project Rub deberemos lograr el éxito cada minijuego antes de poder continuar en la trama, aunque es posible hacer una pequeña trampa, a la que alguna vez daréis las gracias. Técnicamente, no es que sea necesario completar todos los minijuegos para continuar, sino que tienes que llenar el "medidor de amor", y esto se consigue completando las fases. El truco está en que si se te atraviesa uno de los minijuegos, siempre puedes completar otros varias veces...

El juego tiene 18 niveles, algunos de ellos cuentan con una fase, otros dos, y otros tres. Estas fases se dividen en minijuegos "estándar", otros serán "escenas de amor", y por último están los jefes finales. Para los que buscan retos, al terminar el juego se desbloquea el nivel "hard", donde en vez de completar los primeros cinco niveles de los minijuegos como en el modo normal, hay que completar los cinco últimos, mucho más difíciles.

g  r  á  f  i  c  o  s
Este es también uno de los puntos más comentados de Project Rub, el aspecto gráfico. Bien, el juego alterna fases en 2D, 3D, y una mezcla de ambos, que se suele traducir en entornos 2D con personajes poligonales.

Los minijuegos totalmente en 3D como "Hands" o especialmente "Drive" lucen muy bien y realmente dejan un buen saber de boca. En el otro extremo están, por ejemplo, "Antlion", o especialmente, "Steal", toda una abominación por parte de los programadores, digna de NES. El resto son puntos intermedios que lucen mejor o peor, pero que cumplen.

Quizá la curiosa estética sea lo que más llame la atención en este apartado, y no es para menos. La verdad es que las sombras con formas humanas dan el pego, es algo diferente, aunque también es una manera de ahorrar trabajo a los programadores en cuanto a rasgos faciales, que quizá debido a la relativamente limitada potencia de NDS no hubieran dando un resultado convincente. Los personajes del juego son muy expresivos corporalmente y en muchos casos ofrecen primeros planos, de modo que haber plasmado los rasgos faciales habría exigido un incremento de polígonos que NDS no está preparada para manejar.

De efectos, el juego se queda corto. No esperéis transparencias, focos de luz o efectos de partículas. Sinceramente no hacen falta, pero cabe comentar su ausencia, pues habrían subido enteros en este apartado, siempre presente claro, la plataforma en la que nos encontramos.

En cuanto a los modelos, los dos protagonistas lucen muy bien, no así sus compatriotas, los "RUB rabbits", que incluso en fases en las que nuestro protagonista es poligonal, sus desafortunados ayudantes son unos tristes sprites opacos, como en el caso de "Bus stop". No siempre es así, pero cuando ocurre, uno se pregunta: ¿por qué no se han tomado un poco más de trabajo y le han dado un aspecto gráfico redondo? Ésto pasa especialmente en la interconexión de los minijuegos, tipo cómic mediante imágenes estáticas. Habría dado mucha mejor sensación secuencias animadas, y habría sido perfectamente viable.¿Alguien habla de prisas? Tal vez, no lo sabremos nunca. Por su parte, los menús son muy claros y coloridos, éste sí es un punto a favor.

Pese a todo lo anterior, Project Rub es un juego bonito de ver en general, con unos modelos bien grandes en algunos minijuegos, y unas animaciones bastante fluidas y divertidas. Al fin y al cabo no es un mal apartado para nada, y más sabiendo desde el principio que no son precisamente los gráficos la principal baza de este tipo de juegos.

m  ú  s  i  c  a
Project Rub no es solo divertido a nivel gráfico y jugable, sino también en el apartado sonoro. Las melodías son muy juveniles, frescas y graciosas, la mayoría no llegan a aburrir. Aunque hay excepciones, especialmente una de las partituras que se utilizan para los momentos de tensión, que debido a su escasez de notas hace que sea haga sumamente monótona.

La música acompaña muy bien y es siempre coherente con el momento en el que suena, es muy difícil encontrar una melodía fuera de lugar. No son muchas, y algunas se parecen entre sí, pero este es uno de los aspectos más trabajados del juego, lo que ayuda a un ambiente global de calidad. Aunque no todo es oro lo que reluce, y este apartado también tiene un handicap importante. La ausencia total de voces, sin contar algún aislado "Help" o los grititos. De nuevo no se echan en falta durante el juego, pero habrían ayudado mucho a darle fuerza al final, en los últimos compases del juego si se echan en falta los diálogos hablados.

s  o  n  i  d  o    f  x
Los fx son otra de las virtudes sonoras del juego, y la mayoría os arrancarán una sonrisa. Los gritos de los personajes a punto de caerse de un rascacielos verdaderamente no tienen precio. Quizás peca también este apartado de cierta simpleza al ser un juego tan limitado, pero cumplen con su función, y además con nota. De todos modos son muy variados y en ningún momento se echan en falta, siempre aparecen cuando se les necesita.

j  u  g  a b  i  l  i  d  a  d
Jugabilidad. Esa es la palabra clave que Nintendo DS trae bajo el brazo, y Sega se ha propuesto con este juego exprimirla al máximo. Todos los minijuegos que nos propone Project Rub están especialmente pensados para utilizar lo máximo posible las capacidades exclusivas de NintendoDS, la función de ambas pantallas, especialmente la táctil, y el reconocimiento de voz.

Todo el desarrollo se basa en minijuegos independientes unos de otros en cuanto a jugabilidad, aunque no así en guión. Se tratan de pruebas de habilidad bastante variadas, en las que tendremos que superar los 5 primeros niveles de dificultad (los cinco últimos en el modo difícil, como ya apuntábamos más arriba). Antes de comenzar se nos ofrece una explicación con dibujos y texto en la pantalla superior, pero la verdad es que no hacen ninguna falta, ya que son todos ellos muy intuitivos, y en general ninguna fase nos lo pondrá demasiado difícil, no al menos en el modo normal. El ritmo es más pausado que en Wario Ware gracias a los "videos" que interconectan un minijuego y otro.

La manera de desarrollar la acción es diferente en cada minijuego, aunque casi siempre se lleva a cabo con el Stylus. En unas, por ejemplo, movemos al personaje "pinchándolo" con el lápiz y arrastrándolo por la pantalla, en otras, desde una vista en primera persona tocamos la pantalla para realizar la acción que nos encomienden.

La verdad es que no resta demasiado que decir en este aspecto, la jugabilidad de este título es bastante sencilla, no hay demasiado que explicar. Aunque desde luego, hay mucho que tocar. Tocar es bueno, recuérdalo.

Quizá el único punto flaco que le vemos es algo que tanto Sony como Nintendo han  descuidado un poco, cada una a su manera. Y es la portabilidad, lo que debería ser un máxime en todos los juegos de las portátiles. Project Rub está concebido para jugar en casa, sentado. En el coche, y lo decimos por experiencia, es totalmente imposible acertar una con el Stylus, y caminando lo mismo. Es un punto en contra, que unido a una jugabilidad demasiado simple le hace bajar la puntuación.



c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n
En resumen, pese a los variados aspectos negativos que hemos destacado es un buen juego en general, cuyos puntos negros no son mayores que los blancos, excepto uno. Un aspecto que ha hecho bajar enteros al juego y que puede hacer que dudes su compra, es la sumamente escasa duración del título. Por lo divertido de sus minijuegos atesora cierta rejugabilidad, pero no excusa. Los 32 minijuegos que acompañan al título (incluyendo los secretos) no son suficientes.

La historia es muy divertida, aunque algo incoherente en ocasiones, llegando a rozar lo estúpido, pero siempre sin hacernos perder la sonrisa. E incluso se permite cobrar algo de fuerza y suspense al final.

Esto y más es Project Rub, un juego que en contra tiene cierta simpleza y escasa duración, y a favor diversión directa y sin tapujos, alejada de difíciles combinaciones de botones y demás. De todos modos creemos que con este y Wario Ware son suficientes juegos de este tipo, si de verdad Nintendo DS quiere triunfar tendrá que buscar planteamiento más originales, encontrando un punto medio entre capacidades táctiles y "las de toda la vida". Nada es blanco o negro, siempre hay gris. ¿Un ejemplo? Another Code, Super Mario 64 DS, Spider-Man2...

l  o    m  e  j  o  r

  • Algunos minijuegos son muy divertidos, de verdad que "enganchan".
  • Otros, muy vistosos gráficamente.
  • La música es muy divertida, al igual que los FX
  • Un hilo argumental muy divertido y desenfadado.
  • Una gran alternativa a Wario Ware Inc. Touched!
  • Los extras a desbloquear.

l  o    p  e  o  r

  • Determinadas fases  son algo aburridas...
  • Otros, muy precarias gráficamente.
  • La corta duración...
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.