SSX Out of bounds
SSX Out of bounds
Carátula de SSX Out of bounds
  • 7

    Meristation

Conquista la montaña

Antonio Carrasco

Si a pesar del frío invierno que está sufriendo la Península no has podido disfrutar de los llamados deportes blancos, no tienes más que coger tu N-Gage e insertar la tarjeta con el último juego de EA para la portátil finlandesa: SSX Out of Bounds.

Tras un parón invernal en cuanto a lanzamientos que se ha hecho eterno para los poseedores de N-Gage, la proximidad de la primavera da lugar a una ola de lanzamientos para la consola de Nokia que a buen seguro dará que hablar. Entre ellos está SSX Out of Bounds, la revisión del clásico arcade de snowboard de EA Big que tantos fans tiene repartidos por todo el planeta. Tras ofreceros en su día un avance y unas completas impresiones, ya era hora de que pudiésemos valorar justamente el juego. ¿Conseguirá mantener el nivel que siempre ha caracterizado a esta saga? Veámoslo...

g r á f i c o s

A estas alturas de la vida de N-Gage, la portátil finlandesa ha dado suficientes muestras de que su chipset gráfico puede con unos potentes gráficos en 3D sin sufrir por ello ralentizaciones ni ningún otro problema. Ashen, Ghost Recon y el próximo Splinter Cell son buena muestra de ello. Por ello tal vez no nos deja tan buen sabor de boca como debiera este SSX Out of Bounds. La serie SSX Tricky siempre se ha caracterizado por sus espectaculares movimientos y frescos efectos gráficos. Sin embargo esta versión N-Gage se queda muy corta y el apartado gráfico no llega al nivel exigible para la máquina. Los escenarios, algunos de ellos representaciones de circuitos clásicos como Metro City o Snow Jam, aparecen carentes del detallismo y el acabado deseado.

Escenarios muy vacíos y con texturas muy planas que no dejan apreciar con fidelidad los caminos para descender, ni deleitarnos con los paisajes. Los personajes son otro punto negativo, porque además de su reducido tamaño y su falta de realismo, presentan un modelado bastante tosco y poligonal. Además, los movimientos y trucos no presentan muchas diferencias entre sí y se alejan con mucho de lo visto en cualquier SSX de sobremesa.

A esto podemos unirle el elevado popping presente en todos los circuitos y un clipping que no hace honor a las capacidades de la máquina; y aunque ambos defectos no afectan en exceso a la jugabilidad, sí que empeoran un apartado ya de por sí bastante discreto. En el lado positivo podemos decir que las imágenes en segundo plano y el diseño de los menús son bastante buenos y cumplen con su cometido, así como que la tasa de frames permanece siempre estable. Sin embargo, echamos de menos un acabado gráfico más acorde con el potencial de N-Gage.

m ú s i c a   y   s o n i d o  F X

De todos es conocido el mimo que pone EA a la hora de elegir las canciones que acompañan a sus videojuegos. Tanto bandas desconocidas como nuevos hypes tienen cabida en sus soundtracks. Y en SSX Out of Bounds encontramos un ejemplo de licencias sonoras al alcance de muy pocos videojuegos: canciones de Placebo, Red Hot Chili Peppers, Fatboy Slim, QOTSA Chemical Brothers.... Desde el techno al rock más duro, pasando por melodías pop y clásicos que no envejecen, todo un compendio de música moderna con el que deleitarnos mientras jugamos.

En cuanto los efectos sonoros, no llegan al nivel que logra la excelente banda sonora y son bastantes discretos tanto en la calidad de la grabación como en la variedad.

j u g a b i l i d a d

Nada más cargar el juego y tras elegir el personaje que nos acompañará durante los descensos de entre los 10 disponibles, debemos dedicarnos a competir en la alta montaña con el fin de desbloquear nuevos desafíos, equipamiento y puntos con los que mejorar las habilidades de nuestro avatar. Los personajes disponibles apenas guardan diferencias entre sí a la hora de jugar y tan solo la combinación de las diferentes características (aceleración, agarre, rapidez, giro, estabilidad, fuerza y trucos) pueden hacer que varíe, muy ligeramente eso sí, el jugar con uno u otro.

En un principio tanto sus habilidades como el número de circuitos disponibles serán escasos, por lo que tenemos que empezar a competir. Conquista la Montaña es la modalidad principal, el modo carrera tan ampliamente usado en los videojuegos deportivos. Aunque inicialmente solo disponemos de un pico de nivel principiante con seis carreras distintas (Snow Jam, Metro City, R&B, The Junction, Happiness y Happiness Jam), al ir venciendo a nuestros rivales en cada uno de ellos, iremos desbloqueando puntos y nuevos circuitos.

El objetivo en las carreras es bastante sencillo. O tenemos que ser los primeros en llegar a la meta o bien conseguir mayor puntuación que nuestros rivales realizando trucos. El sistema de control es muy intuitivo y es realmente sencillo ganar carreras desde la primera partida. El botón 5 sirve para agacharnos y lograr mayor velocidad, mientras que con el 7 se realizan los saltos. Las teclas 4 y 6 sirven para golpear a nuestros rivales y el resto de botones se utilizan para ejecutar los trucos cuando estemos en el aire.

Para conseguir puntuaciones altas tenemos que rellenar la barra 'uber' que aparece en el lateral, lo que se consigue combinando trucos o echando de la pista a los otros corredores. Lamentablemente, la espectacularidad que siempre ha caracterizado dichos movimientos se ve mermada por el ya reseñado apartado gráfico.

Aparte de Conquista la Montaña, podemos pasar el tiempo en desafíos que exigen menos tiempo y que nos servirán para echar una partida cuando dispongamos de poco tiempo. Competición individual, carrera contra una sombra que representa nuestros mejores records o desafíos slopestyle y half-pipe. En honor a la verdad debemos decir que todos los modos de juego son realmente parecidos entre sí y el jugador encuentra pocos alicientes para jugar partida tras partida, debido principalmente a una estructura de juego bastante mecánica y sin sorpresas.

El número de carreras disponibles es también bastante escaso, tan solo tres montañas, y aunque muchos circuitos sean reminiscencias de otros descensos incluidos en juegos de la saga, no alcanzan el nivel mínimo exigido para un título de estas características. Por fortuna, las opciones multijugador son significativas y hasta cuatro jugadores pueden competir simultáneamente en cualquier montaña incluida en la tarjeta de memoria. Además, aquellos que gusten de conectarse al N-Gage Arena pueden competir en el llamado 'shadow racing' así como descargar trucos del portal online.

c o n c l u s i o n e s

Sin ser un mal juego, SSX: Out of Bounds se queda un poco lejos de lo que se puede esperar de un título del nivel de la obra de EA Big. Su jugabilidad, sencilla y directa, lo convierten en un juego ideal para partidas rápidas y sin mayores complicaciones, amén de un multiplayer siempre entretenido. Sin embargo carece de la profundidad, nivel competitivo y alicientes suficientes para garantizar una larga duración en nuestras N-Gage.

l o   m e j o r

  • La banda sonora incluida
  • Destacables opciones multijugador
  • Jugabilidad sencilla y directa

l o   p e o r

  • Apartado gráfico mejorable
  • Escasa duración
  • Poca variedad en los circuitos
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.