Gran Turismo 4, Primer contacto

Ya tenemos la versión final de GT4 PAL, aunque aún tardaremos unos días en ofreceros su análisis. Para no haceros esperar mucho, hemos preparado unas impresiones tras unas cuantas horas de juego. El Sr. Kazunori Yamauchi nos regala un placer para los sentidos en forma de DVD. Arranquemos...

Ya tenemos la versión final de GT4 PAL, aunque aún tardaremos unos días en ofreceros su análisis. Para no haceros esperar mucho, hemos preparado unas impresiones tras unas cuantas horas de juego. El Sr. Kazunori Yamauchi nos regala un placer para los sentidos en forma de DVD. Arranquemos...

Gran Turismo. La saga de conducción por antonomasia en cualquier plataforma llega a su cuarta entrega -el 'Prologue' fue una demo vendida a precio de oro- después de vender en tierras niponas casi un millón de unidades en poco más de un mes. Estamos hablando del programa que reúne en un DVD9 más datos, coches, trazados, piezas mecánicas y olor a goma quemada que ningún otro programa lúdico en la historia. Después de esperar más de 3 años, por fin tenemos entre nosotros la versión PAL. No me ha llegado el tiempo para abrirla y meterla en la PS2...

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Lo que aquí os contamos son las primeras horas de toma de contacto con el juego. Dentro de dos semanas tendréis aquí en vuestra revista un exhaustivo análisis en profundidad de todo lo nuevo, lo bueno y lo malo de la última obra del Sr. Yamauchi. Por ahora, y para ir abriendo boca, leed qué nos ha deparado Gran Turismo 4 -GT4- en nuestras primeras vueltas por Laguna Seca, Suzuka, Citta di Aria o New York. Ah, también hay tramos de nieve? Vamos pues, no perdamos el tiempo. Conecta el GT Force Pro, por favor...

Un nuevo GT? Pues sí y no...

Gran Turismo 4 es, a grandes rasgos, una 'evolución' de GT3 A-Spec. Más técnica que jugablemente, donde las novedades sí aportan lo que un juego nuevo. No está el tantas veces nombrado y deseado modo on-line que sí iba a incluir el juego, y seguimos sin ver desperfectos en tiempo real en los coches. Creemos que son dos temas con una justificación totalmente diferente, aunque el resultado es el mismo: dos pilares que otros juegos sí aportan, GT4 no lo hace. Pero este tema lo trataremos en profundidad en su correspondiente análisis. Ahora lo que queremos, a corto plazo, es CORRER.

Intro 'made in GT'...
Lo primero que vemos al introducir el DVD9 de GT4 es una intro con un cargado ambiente simbólico, digno de una epopeya. Una CGI que realmente denota cuál es el centro de atención del juego: la historia del automóvil. Una versión casi de ópera del clásico tema de la saga 'Moon over the Castle', con tomas de automóviles en carrera, o parados, pero siempre dándonos la impresión de ser idolatrados por el equipo de Polyphony Ditigal.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Los menús del juego han variado, no tanto en su navegación como en su diseño, pero el ambiente es más 'tech', con menús más visuales y claros, así como las pantallas de elección de marca y automóvil, más amplias y con más posibilidades. En todo momento tendremos la sensación de tener multitud de opciones donde elegir, y la verdad es que nos encontramos con una larguísima serie de parámetros que confirmar. Tanto a nivel visual, como sonoro, o jugable (sólo para el GT Force Pro tendremos multitud de opciones), podremos poner el juego a nuestro gusto en todos y cada uno de los apartados.

Al que madruga..
Tendremos otra sorpresa -otra buena- para los que, ahorradores ellos, hayan guardado en su memory card las partidas grabadas de GT3 y GT4 Prologue. Con una partida de GT3 podremos hacernos con 100.000 créditos para nuestra cuenta, lo que nos vendrá muy bien para hacernos con el primer coche y comenzar a modificarlo (los coches de segunda mano de los '80 y '90 cuestan entre 4.000 y 20.000 créditos). La partida del Prólogue nos permitirá hacernos con varios carnets según los que hayamos conseguido en la primera versión. Son dos detalles que se agradecen, y es la forma de Polyphony de dar las gracias a los más fieles seguidores de la saga para comenzar con buen pie con este nuevo episodio.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Al volante...
No entraremos ahora en cuanto a posibilidades de juego, el B-Spec, el Photo Mode o las miles de configuraciones mecánicas que hay. Hemos ido directamente al Modo Arcade para probarlo en asfalto, contra los demás vehículos de la CPU. Hemos querido probar ese nuevo motor físico que tanto habían resaltado, y que según ellos, daría un realismo al juego que ningún otro había conseguido hasta ahora. Después de probarlo, tengo que decir que sí. Lo han vuelto a hacer...

Si GT3 tenía su parte amplia de simulador, GT4 ha modificado casi todas las variables, acentuado el valor capital que tiene el coche sobre el asfalto, su inercia, su peso y el agarre de los neumáticos, para presentarnos un resultado final al que sólo se le puede achacar -precisamente- que no tenga desperfectos en tiempo real. GT4 es simulador, al 100%. Si el juego de SEGA Ferrari 355 Challenge tenía ya gran parte de simulador en su código, GT4 se convierte desde ya en el abanderado del realismo automovilístico en cuanto a conducción (a la espera de Forza Motorsport en XBOX). No se estropea la chapa de los coches, ni el motor sufre desperfectos, ni pierde rendimiento por mucho que nos estampemos contra un muro de frente. Sabemos esos defectos del juego, pero en movimiento es 'puñeteramente' (por la nueva dificultad en los niveles altos) REAL.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Por fin notamos de verdad la adherencia de las cuatro ruedas, independientes, el peso del coche al desplazarse lateralmente después de perder agarre sobre el piso, el ir pasados de frenada y entrar en la hierba, donde el coche se lanza nada más posarse... las sensaciones son muy distintas a conducir en GT3, PGR2, Toca2 o cualquier otro juego de cualquier plataforma. No hay color en cuanto a respuesta de los coches, muy distintos los que hemos probado unos de los otros -otro puntal que han conseguido de forma brillante-.

Desde luego, y para sentir todas estas sensaciones, influye mucho poder jugar con un volante, a poder ser force-feedback. Y ya poniéndonos en plan exigente, el GT Force Pro. Una delicia de volante que, con este juego, alcanza su punto más álgido en cuanto a 'emisor' de sensaciones al jugador. Los 900º de giro de punta a punta se os harán demasiados al empezar, pero según vayáis jugando notaréis la perfecta respuesta y la similitud que tiene con los volantes reales, y lo que es más importante, la gran respuesta alcanzada en la reproducción del movimiento del coche en pantalla.

GT4, el hermano mayor

Gráficamente, GT4 alcanza un nivel muy similar al de su anterior versión. Esto a simple vista, claro. GT4 posee un nivel gráfico superior en comparación a GT3 en muchos aspectos, casi todos ellos referentes al texturizado y a la aplicación de la luz, verdadera pieza angular del fotorrealismo del juego. Las texturas son más sólidas y con más detalle, sobre todo en cuanto a las superficies de carrera y alrededores. Los entornos han sufrido variaciones con respecto a los circuitos que hemos visto en Prologue (New York ya no sufre ese popping tan visible que veíamos en la demo), y los nuevos tienen un acabado muy sólido.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Los circuitos tienen todos un nivel excelente en cuanto a sensación visual. Detalladísimos, con elementos móviles, gran carga poligonal en muchos de ellos, superficies más detalladas que en el juego anterior... lo mismo podemos decir de los circuitos clásicos de la saga (Grand Valley, Laguna Seca, Trial Mountain,...) presentándose diferentes a simple vista a como los habíamos visto en GT3. En esta ocasión el nivel gráfico de los circuitos es superior en todo. Si a esto le añadimos que encontramos 51 circuítos -con sus correspondientes reverse-, no podemos más que dar las gracias a Polyphony Digital por la gran cantidad y variedad de entornos. Tierra, nieve y asfalto se combinan para presentarnos el mayor número de circuitos que hayamos visto en un juego de consola.

Los coches lucen mejor que nunca, más sólidos y vistosos gracias a unos efectos de reflejos más trabajados. Pero el conjunto visual se basa principalmente en dos pilares: la aplicación de la luz y un motor gráfico robusto, suave y fluido en todo momento. Sobre la versión PAL tenemos que decir que aunque no posee un selector de Hz para disfrutar del juego a su velocidad original, sí se ha realizado una conversión bastante buena, con una gran sensación de velocidad -pero sobre todo muy realista, no es BurnOut obviamente-.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

La versión PAL hay que reconocer que está muy trabajada, con overscan y a 50 fps por segundo, manteniendo casi por completo la sensación de velocidad de la versión NTSC. Algo de diferencia hay, la verdad (aunque mínima), y no nos cansaremos de repetir que nos merecemos el mismo trato que los usuarios NTSC en cuanto a traernos un producto en las mismas condiciones. Aquí el juego llega tres meses después, no podemos jugar a una velocidad de refresco de pantalla similar a ellos,... no es justo. El trabajo es muy bueno en cuanto a conversión, pero la cuestión no es esa...

Bueno, volvamos al juego. Correr, seguir la aspiración, adelantar por el interior, apurar las frenadas, aprovechar los pianos,... Gran Turismo 4 es automovilismo en estado puro. Desde la primera carrera, desde el primer menú. Los coches son el centro de atención, así como su evolución a lo largo de la historia. Nos encontramos más de 650 coches de todas las épocas, de todas las características y de casi todas las nacionalidades. Coches españoles? Pues sí. SEAT? Por supuesto. Pero sólo el Ibiza Cupra? Mmmm... creemos que no se ha sido justo con la representación del sector patrio.

Aparte de este detalle, destacar que contaremos con una docena más de vehículos que la versión NTSC, que son los siguientes:

Alfa Romeo 2004 GT
Audi Nuvolari Quattro,
Golf IV R32 de HPA Motosports
Auto Union V16 Type C Streamline Race Car
Chaparral 2J 1970
Chaparral 2D 1967
'93 Le Mans Peugeot 905
Mitsubishi Eclipse 2005
Mazda 2005 MX Cross
Audi 2003 Pikes Peak Quattro
Chrysler 2005 300C
JAGUAR 1988 XJR9

Bien, nos metemos en el modo Arcade para ir directos a la acción. Encontramos opción para jugar en LAN con otras cinco consolas o jugar un versus mediante split screen. La opción LAN se agradece, aunque realmente es muy complicado sacarle todo el partido posible (hacen falta tantas tv's, PS2 y juegos como jugadores), aparte del cableado. No está de más incluirlo después de todo, vista la ausencia del on-line.

Una vez dentro, vemos que podemos elegir cuatro tipos de escenarios. Como viejos románticos que somos, nos dirigimos a uno de los primeros circuitos de la serie: Trial Mountain. Escogemos coche y le damos a toda prisa. Queremos correr! Y, de repente, nos encontramos una de las primeras novedades: el B-Spec.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Tú eres el director, tú diriges... no conduces.

Si el A-Spec nos pone directamente en la piel del conductor del vehículo, el modo B-Spec nos sitúa en boxes, siguiendo la carrera de nuestro piloto y siendo su principal referente en cuanto a lo que tiene que hacer. Mediante un sencillo menú que veremos en carrera, podremos decirle que acelere el ritmo, que intente adelantar, que entre en boxes, que se muestre conservador,... las posibilidades son limitadas, y en una carrera con un número escaso de vueltas no veremos muy bien el efecto de nuestras órdenes. Pero cuando pongáis una carrera a 10 vueltas, veréis cómo este modo de juego se vuelve casi tan adictivo como el A-Spec. De hecho, en cualquier carrera -tanto del modo Gran Turismo como del Arcade- podremos correr las carreras de esta guisa. Así que ya sabéis: si algún campeonato se os atraganta siendo piloto... que otros hagan el trabajo sucio.

Aparte de este modo, veremos otro detalle en carrera que nos servirá -a largo plazo, ya que acostumbrarse y entender la información que nos da este dato lleva tiempo- para aprender más y más cómo se comporta un coche a altas velocidades: un indicador que nos mostrará el desplazamiento del centro de gravedad del coche, cómo le afecta la inercia del movimiento lateral, y cómo actuar cuando éste se desplaza en demasía. Echar de vez en cuando un vistazo a este punto nos puede sacar de algún problema al llegar a alguna curva dificililla.

Después de configurar unos menús que desmenuzaremos en el análisis del juego, entramos en carrera. La resolución global es excelente, a pesar de cierto flickering visible en algunos elementos. Los otros vehículos lucen espléndidos, y el apartado sonoro nos deja ciertamente con dudas: es verdad que se notan detalles nuevos, como el mejorado efecto del aire al coger gran velocidad, o los motores de los coches, mejor reproducidos. Destacar aparte el Pro Logic II que nos transmite un sonido espacial bastante mejorado con respecto a GT3. Sin embargo, seguimos oyendo los mismos efectos de derrape que anteriormente, lo que nos deja algo extrañados.

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Por lo poco que he podido correr, la IA de los demás coches se ha mejorado bastante. No son los 'kamikazes-ninja' de BurnOut3, pero sí se comportan de manera bastante 'profesional', es decir,  conducen de forma coherente, no intentan opciones que puedan ser drásticas si no salen bien, y pelean la posición en el momento de encontrarse en paralelo de forma bastante bonita. Además, también cometen errores de cálculo -muy de vez en cuando, por eso lo de profesional- y puedes verlos perdiendo adherencia por entrar forzados en una curva después de apurar un adelantamiento al máximo, y dar algún trompo. Entre lo poco negativo que hemos visto, es la sensación de que siguen durante la mayoría del trayecto un camino prefijado, aunque con un comportamiento más humano y exigente.

Hay muchas más cosas. Muchísimas. Opciones de configuración, el Modo Gran Turismo, las distintas competiciones, el Photo Mode, el mapa GT, los niveles de dificultad, los casi 700 coches, los cambios de aceite, los alerones para tunear los coches, las -miles- de opciones mecánicas, los coches GT, el 'factor humano', poder imprimir las fotos, las carreras de larga duración, pistas mojadas... pero eso es otra historia, que desvelaremos antes de la salida a la venta del juego. Lo poco que hemos podido ver hasta ahora de GT4 es que nos da la sensación de ser un juego inmenso, interminable, insustituible en PS2... no es perfecto pero sí de lo mejor visto bajo cualquier plataforma. Cuando os hagáis con el, id consiguiendo un sillón lo más cómodo posible y, a poder ser, duradero. Lo agradeceréis mucho...

Gran Turismo 4 (PlayStation 2)

Gran Turismo 4

Cuarta entrega de la saga de conducción más famosa de la historia del videojuego. Nuevos modos, más coches y circuítos que nunca, y una física más realista que nos mantendrá pegados al asiento durante meses.
Gran Turismo 4