Actualidad

Ion Storm ha cerrado

J.J. Martín

El estudio norteamericano ha pasado a la historia.

Los creadores de Deus Ex y Thief: Deadly Shadows han cerrado sus puertas. La decisión, adoptada por la multinacional Eidos Interactive, de cerrar el estudio Ion Storm sito en Texas ha supuesto un duro golpe para los aficionados a los videojuegos, después de disfrutar de auténticas maravillas de la programación como la serie Deus Ex.

Ion Storm, fundada en 1996 por antiguos miembros de id Software, John Romero y Tom Hall, se estrenó con uno de los juegos que más expectación originaron en la pasada década, Daikatana, título de acción en primera persona cuya calidad no estuvo, ni mucho menos, a la altura de lo que se esperaba. Por este motivo, Romero y Hall dejaron la compañía, que también cerró el estudio Ion Storm Dallas. Sin embargo, el éxito, tanto de crítica como de ventas, de la primera entrega de la saga Deus Ex, demostró el talento de Ion Storm Austin, dirigido por Warren Spector, una de las figuras más respetadas de la industria del videojuego. Tras el cierre de Looking Glass, Eidos se hizo con los derechos de la serie Thief y encargó a Spector el desarrollo de las secuelas Deus Ex: Invisible War y Thief: Deadly Shadows, los últimos proyectos de la compañía.

A finales del año pasado, Spector dejó la compañía, alimentando los rumores de crisis en Ion Storm, que se han confirmado esta semana, tras el anuncio de Eidos de centralizar sus estudios norteamericanos en uno solo, Crystal Dynamics, el cual podría acoger a parte de los antiguos programadores de Ion Storm. De momento el principal objetivo de Crystal Dynamics es devolver a la saga Tomb Raider su antiguo esplendor.

Deus Ex

Warren Spector sigue demostrando su maestría con uno de los mejores juegos de rol y acción del año.

Deus Ex