Another Code

Another es el primer intento en un género en el que la nueva portátil de Nintendo tiene ciertamente futuro: la aventura. Acompaña a Ashley en la búsqueda de su padre a través de una misteriosa isla y descubre los secretos que esconde.

Another es el primer intento en un género en el que la nueva portátil de Nintendo tiene ciertamente futuro: la aventura. Acompaña a Ashley en la búsqueda de su padre a través de una misteriosa isla y descubre los secretos que esconde.

Una vez descubiertas las capacidades táctiles de la Nintendo DS, había un género en particular que muchos pensaron que tendría su lugar en el sistema: la aventura gráfica. La potencia de la consola era suficiente, la capacidad del cartucho también, y el sistema táctil permitía implementar fácilmente cualquiera de las variantes clásicas, desde alguna variante del típico SCUMM de Monkey Island a Day of Tentacle, hasta las ofertas aventureras europeas en primera persona al estilo Myst.

Another Code es, junto quizás Sprong, uno de los primeros apuntes de que este género puede tener un futuro prometedor en la portátil. La naturaleza pausada de este tipo de juegos los convierten en ideales para las características de la máquina, además de que permiten un mejor control de los puzzles y demás tipos de eventos que son comunes en este género.

No es que este género haya pasado desapercibido en el mundo de las consolas. La propia Game Boy Advance cuenta con un buen numero de aventuras (normalmente juegos de citas japoneses), incluyendo uno de sus grandes títulos: Gyakuten Saiban, la exitosa saga de detectives de Capcom. Además las consolas de mesa suelen recibir alguna que otra de estas aventuras como Broken Sword 3 (aunque ésta en particular es casi un híbrido), conversiones de títulos como Myst o incluso algún Monkey Island. Pero al carecer de ratón, la experiencia de muchos de estos juegos no es tan cómoda como la que ofrece el ordenador y Nintendo DS puede cambiar eso.

La propia Nintendo en su día también sacó algunas aventuras de texto bien recordadas por su brillantez en Japón (Detective Club) y ahora está decididamente apoyando un juego de este corte que publicará al menos en el país del sol naciente, aunque el desarrollo corre a cargo de un estudio externo llamado Cing, especializado en este género y que ha trabajado entre otros en el juego de Capcom Glass Roses, o en diversas aventuras y juegos de citas en PS2 como Princess Maker 4 o Neon Genesis Evangelion.

La protagonista del juego es Ashley una chica de imposible pelo que viaja a una isla supuestamente para encontrarse con su padre, que se halla en algún tipo de problema. Una vez en la isla deberá investigar y explorar para encontrar claves que le ayuden a desvelar el misterio. El juego recuerda en bastantes aspectos a Myst y de hecho la mecánica del juego es bastante similar excepto por algunos detalles.

La presentación visual es muy atractiva y hace un buen uso de las dos pantallas. En la pantalla de abajo aparece el personaje en tercera persona bajo una cámara aérea, sólo tienes que usar el stylus en un borde de la pantalla para que Ashley se dirija en esa dirección. Esta pantalla inferior muestra el entorno que te rodea y está hecho con unos vistosos 3D. La pantalla superior muestra lo que ves a través de los ojos de Ashley, cuando esta se detiene la pantalla superior muestra un dibujo del entorno que te rodea en primera persona. De este modo puedes examinar la pantalla en busca de objetos y otros elementos.

Gráficamente parece un juego muy bien llevado y es quizás uno de los ejemplos más estilosos de la primera remesa de juegos de DS. El diseño de los personajes y sus dibujos son excelentes, empezando por la protagonista. La recreación de la vista en primera persona en forma de dibujo también goza de un interesante trabajo, mientras que la pantalla inferior, sin grandes alardes, consigue cumplir su objetivo con suficiencia y sin que el contraste entre los dibujos y los polígonos quede para nada feo. Se podría decir incluso que es uno de los juegos visualmente más atractivos de la primera generación de juegos DS.

Como corresponde a su género, parece un juego de naturaleza muy pausada y no parece que vaya a haber presencia alguna de acción. La premisa es explorar, investigar e ir resolviendo los diferentes puzzles que aparecen en tu camino, para lo que deberás utilizar el stylus de diferentes formas según el tipo de puzzle que sea (incluso en alguno deberás utilizar el micrófono). Los mencionados puzzles siguen las pautas marcadas por juegos como Myst, son retos de inteligencia a pantalla completa para los que deberás calentarte la sesera si quieres seguir avanzando por la trama.

Al margen de los puzzles también aparecen multitud de diálogos entre varios de los personajes del juego, que aparecen igualmente dibujados en la pantalla superior con ese estilo de dibujo tan particular que utiliza. Hasta ahora no se han tenido muchas oportunidades de escuchar el audio, pero en el vídeo del juego de la página de Nintendo Japón es posible escuchar un fragmento de la banda sonora, que no hace sino acentuar el estilo "Myst" del juego, con una sintonía minimalista y misteriosa. No parece que haya diálogo hablado en el juego por lo que se utiliza texto fundamentalmente.

Generalmente, juegos como Another Code rara vez salen fuera de Japón porque el esfuerzo de su traducción parece sobrepasar en mucho los beneficios que pueda acaparar en el mercado. Pero cabe la esperanza de que al ser un título publicado por Nintendo, esta intente por todos los medios a su disposición convencer al mayor numero de jugadores posible y no sería extraño que la compañía de Kyoto no renunciara a ningún juego de su catálogo para su lanzamiento occidental. Mientras tanto, habrá que esperar para ver si la DS tiene verdaderas posibilidades de revitalizar este género tan querido por muchos.

Another Code

Con Another comienza el género de aventura en DS, embarcate en una misteriosa misión en la busqueda de tu padre.
Another Code