Vampire: The Masquerade - Bloodlines
Vampire: The Masquerade - Bloodlines
Carátula de Vampire: The Masquerade - Bloodlines

Bailando en la oscuridad

Santiago Lamelo Fagilde

Hasta ahora conocías las historias de vampiros que nos contaban en los cuentos o en las películas, historietas de abuela para dar miedo a los niños. Caricaturas de sombras que sólo existían en la imaginación de los hombres... ajo, crucifijos, agua bendita... una sarta de tonterías que nadie en su sano juicio podía tomar como ciertas... o tal vez sí.

Eso es lo que pensaba hasta que aquélla noche llegó a mis manos un extraño paquete. Su olor era inquietantemente familiar y mi nombre y dirección estaban escritos con letras de color rojo. Sin remite. Había algo en mi interior que me decía que no lo abriese, pero la curiosidad era mucho más fuerte y ese olor, ese maldito olor...

Sin más miramientos abrí el paquete y me encontré con una caja en la cual había una fotografía de una mujer muy pálida, piel blanca con mezcla de tonos grises y con un enorme atractivo a pesar de que la pintura de labios le había manchado la barbilla. Vampire The Masquerade Bloodlines, decía la caja. Vampiros... Sentí un cosquilleo por la espalda que me dejó helado. No seas imbécil, los vampiros no existen. Alguien me está gastando una broma, relájate. Lejos de relajarme, abrí la caja y allí estaban tres CD ROM junto a un pequeño manual de apenas sesenta páginas.

Me dispuse a instalarlo en mi ordenador y tras unos interminables minutos apareció en el escritorio un icono con un símbolo; una cruz, la cruz de la Camarilla. En cuanto pulsé ese icono sentí un doloroso pinchazo en el cuello que me hizo sentir pánico, pero ese dolor pronto se transformó en una sensación de cálido placer que recorría todo el cuerpo. Dolor... placer...

Ahora ya reconocía perfectamente el olor de la caja, lo reconocía porque era el mismo olor que sentía en mi garganta, el olor de la sangre, una sangre que después de ese pinchazo me hacía sentir más fuerte, con más vigor. No sé que había pasado, pero no me sentía dentro de este mundo, ya no era una persona normal. Me había convertido en un jugador de Vampire Bloodlines.

Y es que el nuevo juego de Troika es un conjunto de sensaciones contradictorias que se van acentuando a medida que juegas. Lo amas, lo odias, lo admiras, te asquea... todo un mordisco de vampiro directamente en la yugular. Cuanto más juego, más me gusta, pero también más lo aborrezco. El problema es más simple de lo que pueda parecer, y es que Vampire Bloodlines se ha quedado muy cerca de ser uno de los mejores juegos de rol de todos los tiempos, pero por una serie de problemas, mayormente técnicos y de diseño, se ha quedado en un buen juego, magistral en algunos momentos. Pudo haber sido mejor y no le dejaron, o no dejaron a sus creadores que así fuera.

Vampire Bloodlines es un juego de rol que está ambientado en el universo vampírico creado por White Wolf para el rol de lápiz y papel. Un universo oscuro y siniestro en el que los Vampiros se alejan de los cuentos de la abuela que todos recordamos. No tienen por qué vivir en castillos oscuros ni les hacen daño los crucifijos, son seres que viven entre los mortales desde hace miles de años mezclándose en turbios círculos de poder o viviendo en la más absoluta normalidad... mientras no necesiten alimentarse. Dentro de ese universo se desarrollan las llamadas crónicas, que son las diferentes historias que pueden tener lugar en Vampire. En Vampire Bloodlines lo que hacemos es participar en una crónica.

El universo de Vampire The Masquerade, llamado World of Darkness,  es lo suficientemente complejo como para escribir varias páginas sobre él. No es el objetivo de este análisis aunque es recomendable tener algunas nociones que ayudarán a meterse un poco más en Vampire Bloodlines. Hay numerosos libros para aprender a jugar al juego de rol tradicional, pero si no tienes tiempo o no te interesa, puedes echar un ojo al análisis que realicé para Vampire The Masquerade Redemption, en el cual explico levemente la historia del World of Darkness y de los clanes más importantes.

Son precisamente los clanes los que dan título al juego ya que son las 'bloodlines', es decir, las diferentes líneas de sucesión de los primeros vampiros que se han formado por las diferentes evoluciones de los descendientes. En Vampire BL están representados 7 clanes de los 13 más importantes que hay en el juego de rol tradicional, cada uno de ellos con sus características propias. Habrá más clanes en el juego, pero no podemos elegir formar parte de uno de ellos.

Nos encontramos ante un juego de un estilo muy similar a Deus Ex y con algunos detalles que en algunos momentos nos recordarán a Thief 3. Mi valoración global es buena, creo que es un juego más que recomendable para los amantes del buen rol, sin que ello quiera decir que tenga aspectos muy negativos. Si tuviera que ponerlo todo en una balanza, saldría ganando la parte buena por bastante. No se trata de una representación exacta del juego de rol tradicional, simplemente de una historia ambientada en el universo de White Wolf.

Espero que este análisis sirva para dar una idea de lo que puede ofrecer Vampire Bloodlines. Me hubiera gustado  poder realizarlo antes, pero Activision no disponía de más versiones para la prensa y lo he tenido que comprar para poder probarlo. Uno no está para comprar las cosas cuando quiere, si no cuando puede, y como soy muy reacio a comprar ningún juego que no incluya multijugador, he tardado un poco más de lo previsto en adquirirlo.

El mundo de las tinieblas.
Se trata de un mundo oscuro y  tenebroso, aunque no muy diferente del mundo real. Se caracteriza, principalmente, por ambientes sórdidos y de aspecto neo gótico. La tensión se palpa en cada esquina y también la sensación de angustia que se aloja en el interior de los vampiros. Todo este mundo de tinieblas se representa muy bien en Vampire Bloodlines. Para esta representación tan buena utiliza el motor gráfico de Half Life 2 aunque de una manera muy diferente.

La calidad gráfica es notable, espectacular en muchas ocasiones. Y lo que más me llama la atención es que la ambientación, a pesar de algunos fallos, es alucinante. Cuando estaba jugando las imágenes que aparecían en la pantalla tenían la misma estética que las que me imaginaba cuando jugaba juego de rol de lápiz y papel. Sé que es algo subjetivo y que cada uno lo verá de manera diferente, pero la representación gráfica del mundo de las tinieblas en la era moderna es de quitarse el sombrero.

Lo que más ayuda es la utilización de las texturas. Estamos acostumbrados a que los juegos en 3D utilicen unas texturas inmaculadas y sin suciedad que hacen que el ambiente sea demasiado aséptico y artificial. Esto no ocurre en Vampire, aquí hay suciedad, materiales viejos, putrefacción... Un piso de mala muerte es realmente un piso de mala muerte, con un baño sucio, paredes con humedad, nevera oxidada y un colchón con el mayor número de lamparones por metro cuadrado que haya podido ver algún ser vivo. A esto se une el mapeado de relieve que realza los desconchados de las paredes o da más realismo a las rugosidades. Hay que hacer una reverencia al empleo tan magistral de estas texturas.

Además de la calidad de las texturas, me gustan los detalles como los papeles y basura tirados por el suelo, las pintadas en las paredes o los anuncios que aparecen en los exteriores. Darte un paseo por uno de los barrios de Los Ángeles es todo un alarde de buena ambientación. Luminosos, carteles, paradas de autobús, semáforos que van sincronizados, basura por la calle... cantidad de detalles que te meten dentro del juego como si fueras realmente un vampiro. Tal vez lo soy y aún no me he enterado...

La iluminación no es espectacular, pero está a la altura. Es dinámica, hay luz volumétrica, los objetos arrojan sombra y ayuda muchísimo a crear esa ambientación tan siniestra de todo el juego, sin embargo, con un motor que requiere tanto equipo, no queda muy bien que sólo haya un punto de luz que arroje sombras cuando en Vampire Redemption, un juego de 2000, había hasta ocho puntos de luz. Esto quiere decir que si el personaje pasa por debajo de dos luces, sólo proyectará una sombra que además no cambia demasiado según la distancia del punto de luz. El juego de sombras en Vampire Redemption era una auténtica pasada,
en Bloodlines es discreto.

El modelado de los personajes y su texturización son impresionantes. Tal vez estén un punto por debajo del Half Life 2, pero aquí las chicas son más guapas. Es una gozada acercarte a un PNJ y seguir una conversación. La cámara se acerca, rostro en primer plano, expresión facial y una sincronización labial magnífica. Te acabarás creyendo que hablas con ese personaje. Hasta los movimientos son sensacionales, especialmente cuando los ves bailar o combatir. Lo malo es que nos encontraremos con algunos aspectos negativos. Por un lado el hecho de que hay PNJ's que se repiten como una fotocopiadora por todo el juego. Algunos incluso dentro de la misma habitación, con lo cuál, adiós a la inmersión. Es bastante penoso llegar aun bidón llameante con cuatro mendigos clónicos a su alrededor. Es normal que no haya modelos infinitos, no pido eso, sólo que hubiera algo más de variedad.

Por otro lado me encontré que cuando van andando por la calle parecen zombies que vagan sin rumbo. Y eso que se nota el esfuerzo de hacerles parecer con vida; llaman por el móvil, realizan pintadas en las paredes, bailan, sirven copas... pero no han quedado todo lo finos que podrían. Tampoco queda demasiado bien que los PNJ's abran las puertas a patadas.

La ropa de estos personajes, está muy bien conseguida y da sensación de que es realmente tela y no armazones de plástico. Mola ver como las faldas 'vuelan' cuando el personaje baila. Algo parecido ocurre con el pelo y no es extraño ver melenas al viento, lo cual me da mucha envidia.

Decía antes que las chicas que nos encontraremos son auténticas preciosidades (no todas, claro).

Supongo que los chicos también, aunque eso mejor que lo diga alguna fémina. Han utilizado modelos como modelo, valga la rebuznancia. Esto podría considerarse una cuestión meramente estética si no fuera porque en este juego se puede seducir. Y claro, no es lo mismo seducir a Santiago Segura que a Erin Layne, la modelo sobre la que está modelada Jeanette.

Lo curioso es que estamos ante un juego recomendado para mayores de 18 años en todo el mundo. Un juego de adultos en el que puedes matar policías, gente inocente, hay abundancia de sangre y vísceras y en el cual puedes moverte por sex shops, contratar los servicios de prostitutas, ir a clubs de strip tease, etc. Pero no hay cuerpos desnudos. Entras en el Vesubio, un club de strip tease pero están vestidas. Entras en un Peep Show y lo mismo, con tanga y mini biquini de esos que sólo tapan el pezón, pero vestidas. ¿Y pagas 5 dólares para que estén vestidas?. No comprenderé nunca que con la desnudez se anden con tantos miramientos y con la violencia no haya problema. Será que es mejor ver a un tipo crucificado y destripado que ver a una chica en Top Less o a un tío en pelotas. Estamos en un juego para adultos, a ver si se quitan de una vez esos estúpidos prejuicios con todo lo que tenga que ver con el sexo. Son los barrios más sucios de Los Ángeles, ¿quien va a ir a un club de strip tease donde no hay Ni strip ni tease?. ¿Llegará el día en el que se deje de pensar en un videojuego como en un juguete y se den cuenta de que todos los juegos tienen una edad recomendada?. Que se entere de una vez quien tenga que enterarse, la violencia es una aberración, el sexo es algo natural, sano y recomendable, no puede considerarse al sexo como algo más dañino para la mente que la violencia, y menos aún un cuerpo desnudo.

Sigamos, que me pierdo. Me gusta muchísimo el diseño de muchos de los mapas que me he encontrado. Se nota que derrochan polígonos e imaginación y me he encontrado con una obra maestra del videojuego; el mapa del Ocean House Hotel. No voy a contar nada para no romper la sorpresa que produce a todo aquél que entra en ese hotel encantado por primera vez, sólo decir que ese mapa es de lo mejor que he jugado en mucho tiempo. Es recomendable jugarlo a oscuras, a ser posible por la noche y en silencio. Tampoco está nada mal el pub Confession y otras zonas de las que ahora no recuerdo el nombre.

Ahora bien, ¿cuál es el precio de este nivel de detalle?. Tropecientas zonas de carga. Y esto es algo muy negativo dentro de Vampire Bloodlines. Pensemos por un momento que tenemos un motor gráfico de última generación, capaz de mover no se cuantos polígonos y de hacer mil filigranas más. Y resulta que no puede mover  mapas grandes por culpa de toda esa calidad, de manera que en el juego nos encontramos cargando zonas hasta para ir a por tabaco. Mapas pequeños con trogollón de zonas de carga. ¿De qué vale entonces toda esa ambientación tan cuidada si estoy con la pantalla de carga cada dos por tres?. Lo siento pero no. Si tan bueno es el motor de Half Life 2 o en Troika no han sabido aprovecharlo o no es tan bueno. No puede ser que se tengan que dividir los mapas en un montón de zonas más pequeñas porque si no, el motor no tira. Y es que ni aún así tira como debería, ya que se ralentiza de una manera sorprendente si tenemos en cuenta que tengo un PIV 3.4, 1GB de Ram DDR 400 y una GeForce 6800 Ultra 256. Eso sin contar con que de manera aleatoria se produce una especie de vibración extraña en la pantalla, como si fuera online y hubira lag. El error se soluciona saliendo y volviendo a entrar (como casi todo en Windows) y se ha solucionado, en parte, con el parche.

Tengo muy claro que la distribuidora no dejó finalizar el trabajo a Troika y es imperdonable lo que han hecho con este juego. Estoy seguro de que si dejan a Troika seguir un tiempo más con el desarrollo, habrían tenido uno de los mejores juegos de todos los tiempos. No ha sido así, la navidad estaba cerca y había que aprovecharla. El resultado es un juego sin acabar, con errores, pobre rendimiento y sin todas las opciones que se dijo que iba a tener hace no demasiado.

Habría preferido un motor menos virtuoso pero con mapas más grandes. Far Cry dio toda una lección en este aspecto y  Morrowind tiene un tamaño descomunal con zonas de carga en el interior de las casas. Ninguno de esos dos juegos tiene malos gráficos, ¿era necesario que Vampire tuviera tantas zonas de carga?. Por si fuera poco todas las zonas tardan un mínimo de diez segundos, y eso con suerte.

En fin, mejor hablemos del sonido que si no acabaré dejando salir la bestia interior que llevamos los vampiros, estooo, los analistas, que ya ni sé lo que digo. Y ahora toca ponerse en pie para hablar del sonido. Es una pasada. El uso de sonido de ambiente, los efectos, los latidos del corazón, las peleas... todo es excepcional. Pero lo que es de premio es el doblaje... en inglés. Bueno, el doblaje es de lo mejor que me he encontrado en un videojuego. Las voces se ajustan como camisetas mojadas al personaje que nos habla además de, por fin, tratarse de un lenguaje para adultos. Los diálogos son muy buenos y están llenos de lenguaje coloquial (sí, tacos, vulgarismos, etc) y mucha ironía. El doblaje, unido a la sincronización labial, crean una inmersión sin igual. Lo malo para los hispanohablantes es que está en inglés, y además de un nivel alto. Hay opción de poner subtítulos y aún así tendremos que ir a por el diccionario con relativa frecuencia. Abstenerse los que no dominen el inglés de jugar a Bloodlines. Al menos no hasta que los del clan Dlan acaben la traducción.

Música desde el infierno.
La banda sonora me gusta muchísimo, le va como anillo al dedo a todo el juego. La música está en un segundo plano durante todo el juego, pero lo mejor es que tomará protagonismo al entrar en un local de copas con PNJ's bailando y siguiendo el ritmo. Hasta podemos poner nuestro personaje a bailar. Han cuidado también el detalle de que si entras en otra habitación o sales del local, la música suena 'ahogada', tal y como ocurre de verdad.

Además hay música de ambiente que cambia según las situaciones, si estás en una zona de peligro, en combate, en una cripta, etc. Un diez para todo el apartado sonoro.

He aquí la lista de las canciones que nos encontraremos en los locales de copas en Vampire, todo un lujo:

'Swamped' por Lacuna Coil
Música y Letra por Marco Coti Zelati, Christina Scabbia, Andrea Ferro
Magic Arts Publishing (ASCAP)
Gentileza de: Century Media Records

'Cain' por Tiamat
Música  y Letra por  Johan Edlund
Magic Arts Publishing (ASCAP)
Gentileza de: Century Media Records

"Bloodlines"
Escrita e interpretada por Al Jourgensen / Ministry
Gentileza de Sanctuary Records
Publicada por por 13th Planet Music, Inc.
© 2004

"Needle's Eye" gentileza de Die My Darling
Escrita por F.G. Reiche
Interpretada por Die My Darling
© 2004

"Come Alive"

Escrita e interpretada por Daniel Ash
© 2002
Psychobapor Records
Publicada por Ashman Music (ASCAP), Administrada por Music of Windswept

"Pound"
Interpretada por AERIAL2012
Escrita por J. Blackwell, H. Cummings, S. Smith, C. McCall, and M. Wolfe
del Album A.E.R.I.A.L. (A Euphoric Ride Into Another Life)
Publicada por 2012 Publishing Limited
2004 Copyright 2012 llc

"isolated"
Interpretada por Chiasm
Escrita, producida y grabada por Emileigh Rohn [www.electro-girl.com]
Licencia de COP International [copint.com]
Publicada por COP DOT COM / ASCAP

"Lecher Bitch"
Interpretada por Genitorturers
Escrita por Jennifer Vincent, David Vincent, and Vincent Saletto
Del album Flesh Is the Law
© 2002 G-Force Records
Publicada por Retribution Music

"Smaller God"
Interpretada por Darling Violetta
Escrita por C. Elen/J. Thomas/S. McManus
Publicada por The Bed Music (ASCAP)

Música electrónica, mayormente, pero perfectamente integrada en el juego. Están en formato mp3 dentro de la carpeta sound del juego.

Dejando a un lado las cosas malas, Vampire es todo un espectáculo. Es un juego que nos mete de lleno en el mundo oscuro de White Wolf y que será capaz de mantenernos pegados a la pantalla hasta que lo hayamos terminado. Principalmente por la historia, pero con mucha ayuda del apartado técnico. Es el juego de rol con mejores gráficos, sonido y doblaje. Se podría decir, es bueno, a pesar de todo.

Un poco de historia.
Una de esas noches en las que no sabes muy bien a dónde ir ni qué hacer, te dedicas a pasear por la ciudad esperando ahogar tus penas en grandes dosis de alcohol. Caminas sin un rumbo fijo hasta que llegas a un club de strip tease y decides entrar a tomar algo. Allí conoces a alguien con un magnetismo especial y una mirada algo más que inquietante. Charláis un rato entre trago y trago y, sin saber muy bien como, acabáis en la habitación de un hotel sucio y apestoso. Allí te sumerges de lleno en una velada de desenfreno y placer sin límite, hasta que aún medio en éxtasis, oyes un susurro que te dice: 'Tengo que enseñarte algo'.

Nada volverá a ser igual, acabas de volver a nacer convertido en un vampiro, uno de los condenados para la eternidad. Tendrás que convivir con millones de personas en la ciudad de Los Ángeles y aceptar tu nueva personalidad, algo no demasiado fácil al principio. Deberás aprender a tratar con intrigas políticas, traiciones, asesinatos y todo lo que odiabas en tu anterior vida como humano. Conocerás a todo tipo de seres que intentarán ayudarte para después traicionarte, realizar tareas inmorales, combatir a criaturas y, sobre todo, alimentarte de sangre fresca. De como sepas tratar con todo esto dependerán tus posibilidades de supervivencia.

En Vampire Bloodlines tendrás que vivir como lo que eres, un vampiro. La historia nos va metiendo poco a poco en un conglomerado de luchas de poder y relaciones políticas muy típica en las crónicas del universo de White Wolf. No quiero desvelar lo más mínimo del argumento porque lo mejor que tiene el juego es ir descubriéndolo poco a poco.  A mí me parece una historia que engancha de principio a fin y que hará que no puedas dejar de pensar en qué ocurrirá después.

Lo que más me gusta es la manera de seguir el hilo principal sin que se sepa diferenciar muy bien de las aventuras alternativas que irán apareciendo por docenas a lo largo de todo el juego. Sobre todo que no se sabe muy bien que está pasando y haya que descubrirlo explorando, hablando con otros personajes, fisgando en emails ajenos y en el propio, etc. Es un magnífico juego de rol precisamente porque te convierte, como pocos, en el protagonista de una historia tremendamente inmersiva.

En la mayoría de los juegos de rol, las aventuras secundarias suelen ser del tipo Mensajero; vete allí, lleva esto, tráeme lo otro o asesina a fulanito y vuelve para contármelo. En Vampire no son así. Alguna hay, pero de una manera diferente a la del mero recadero. Todas están muy bien desarrolladas y podemos encontrarnos con que para lograr completar una de ellas, hay muchas formas de hacerlo; usando la violencia, usando la persuasión, hackeando un ordenador para leer un email, consiguiendo una llave, seduciendo... Y todo ello en misiones muy variadas. En unas tendremos que matar a alguien y en otras habrá que infiltrarse en algún lugar sin ser vistos, averiguar el paradero de alguna persona, robar algo, etc. con un estilo similar al Thief. Mucha variedad, y varias alternativas de resolución para cada misión, estando todas ellas muy integradas en el universo vampírico..

También me encontré con historias diferentes según el tipo de respuesta que elegí en las conversaciones o con el tipo de misiones alternativas que realicé y algunos fallos, como respuestas repetidas, o sea, las dos opciones que te dan para contestar a algo, ponen exactamente lo mismo. Y vuelvo a insistir en la calidad de los diálogos.

Hay bastante libertad y no hay que estar todo el rato pendiente de seguir la trama principal. No es Morrowind, desde luego, no tenemos una libertad total de viajar por donde nos de la gana y muchas zonas sólo serán accesibles cuando avancemos en la trama. Lo que sí tendremos es la posibilidad de investigar un poco a nuestro aire y realizar misiones alternativas.

Vampire Bloodlines tiene una excelente ambientación gracias a sus gráficos y sonido que, en combinación con una excelente trama, logran un juego excelente cuyas virtudes superan a sus carencias, que las hay. Si eres un aficionado al rol, es difícil que no te guste el juego. Es bastante rejugable eligiendo otro clan para nuestro protagonista, ya que la situaciones y conversaciones podrán variar bastante. Pero es una rejugabilidad muy limitada por cierto 'olvido' que me parece imperdonable.

Mascarada.
Cuando a principios de este año fui a Londres a la presentación de Vampire, me gustó mucho lo que mostraron del juego. Una de las cosas que pude ver fue el menú principal con una opción mágica; multijugador. Meses antes (y meses después), en la web oficial aparecía también esta opción con la explicación de que se trataría de combates entre clanes con diferentes misiones según el clan elegido. Una especie de Counter Strike (salvando las distancias) entre Vampiros en un multijugador con algo de argumento. Usando el motor de Half Life 2 no parecía imposible, de hecho, en el archivo de configuración aún quedan referencias al apartado multijugador, lo mismo que en la consola de comandos.

Como ya conté en un artículo de opinión, en la conversación con Leonard Boyarski, aseguró que habría multijugador, aunque no podían hablar de él. Y me inquietó la mirada que echó a la representante de Activision que estaba presente en la entrevista. No daba muy buena espina.

Vampire salió sin multijugador porque Activision no quiso que se alargara más el tiempo de desarrollo del juego. La excusa oficial es la típica; 'queríamos centrarnos en hacer la mejor experiencia posible para un solo jugador', una excusa que también usaron en Legend para el Unreal 2 o en Ion Storm para Deus Ex 2 y Thief 3. La realidad es otra, evidentemente. No se crea un proyecto con opción multijugador para abandonar esa opción cuando faltan muy pocos meses para la salida del juego.

Por si esto fuera poco, tampoco ha salido un editor que permita realizar modificaciones, mapas, aventuras, etc., así que aún siendo rejugable, adiós a toda la vida que podría dar al juego la opción multijugador o la posible creación de contenido extra que podría realizar la comunidad de aficionados al juego, como ocurrió con Neverwinter Nights o Morrowind entre muchos otros (también Half Life 2, por supuesto).

Se han dejado atrás la posibilidad de jugar a las maquinitas de arcade que salen en el juego, no había tiempo para ello y  no se consideró importante. Podría haber sido un buen detalle.

Vampire salió antes de tiempo para aprovechar la campaña navideña. Podrán pintarlo de verde o de rosa, pero la realidad es esa. Esto ha propiciado un juego que ha salido con errores, con mal rendimiento, sin editor y sin mucho soporte post-venta por parte de Activision. Y claro, distribuido en España sin traducción, por supuesto, no vaya a ser que alguien quiera comprarlo. Algunas compañías parece que tiran piedras contra su propio tejado. Tenían en sus manos diamante en bruto y lo han dejado en un baño de oro. Estaría bien que entre todos los aficionados hiciéramos ver a las compañías que hay mercado para todo, que no sólo hay que volcarse en súperventas, que un buen juego puede vender por el simple hecho de ser bueno. Tengo esperanza de que las cosas cambien, pero no demasiada.

Cuestión de dinero, claro, la cuestión es si con lo que se han ahorrado en sacarlo sin multijugador y con errores no podrían haberlo recuperado con la sventas de lanzar un producto terminado y con una duración mayor, que no hay mejor publicidad que la duración de un juego y los extras creados por la comunidad.

El abrazo.
La creación de los personajes es como todo el juego, hay cosas que muy bien y otras que no tanto. Lo mejor es que te deja elegir dos maneras de crear un personaje, una directa, eligiendo clan, disciplinas, atributos y habilidades, y la otra respondiendo a una serie de preguntas que harán que el personaje se cree en función de las respuestas que elijas. Es la opción más interesante, para mi gusto.

Cuando creas manualmente el personaje, elijes el clan al que pertenece de los siete disponibles en el juego, que son Brujah, Gangrel, Malkavian, Nosferatu, Toreador, Tremere y Ventrue. Esto no quiere decir que no puedan aparecer PNJ's de otros clanes. Tampoco nos va a dejar elegir secta aquí, es algo que podremos decidir a lo largo de la partida, aunque no podremos ser Sabatt.

Por supuesto el clan cambia la apariencia física, pero son modelos predefinidos para cada clan, tanto el masculino como el femenino. No podemos cambiar nosotros la apariencia física, ni siquiera hay varios modelos por cada clan. Por poder no se puede cambiar ni el color de la ropa... con lo bien que me queda el tanga rosa....

Después de elegir clan y sexo (a ver cuando dejan de llamarlo género), pasaremos a distribuir puntos de experiencia entre los Atributos (físicos, sociales y mentales) , Habilidades (talentos, técnicas y conocimiento), Disciplinas, los poderes de los vampiros, que dependen del clan elegido y las capacidades; combate, ocultación, mental y absorción, las cuales dependerán de los atributos y las habilidades y no se pueden modificar manualmente. También tenemos la humanidad y los puntos de mascarada, que tampoco se pueden modificar ahora. Empezamos con tres puntos por debajo del máximo de humanidad.

Dentro de cada vampiro hay una bestia y la humanidad controla esta bestia interior. Si se pierde demasiada humanidad, el vampiro será una bestia incontrolable. La humanidad se pierde matando a inocentes o realizando acciones inhumanas. Durante la partida he intentado convertirme en una bestia y no he podido, siempre me quedaba a tres puntos de lograrlo. Esto no me gusta en absoluto. La Masquerade (mascarada) es la regla por la cual los vampiros no pueden mostrarse como tales ante los humanos. Perder todos los puntos de mascarada implicarán que se acabe el juego.

Además de esto, un vampiro puede entrar en un estado de locura transitoria (frenesí), durante el cual, será incontrolable, más fuerte y podrá asesinar a cualquiera que esté a su alrededor sin que podamos evitarlo. Podría pasar en medio de la calle y los delitos que se cometan en ese estado, también afectan a la humanidad. Cuanto más alta sea la humanidad, menos posibilidades hay de ponerse frenético, aunque puede ocurrir en cualquier momento si el personaje recibe mucho daño o se queda sin reservas de sangre.

A medida que avanzamos en la historia, iremos resolviendo situaciones que nos harán ganar puntos de experiencia que podremos repartir en la hoja de personaje. Sólo ganamos experiencia mediante la finalización con éxito de las misiones encargadas, dependiendo el número de puntos conseguidos de lo bien que hayamos realizado dichas misiones. No ganas puntos por matar más o menos enemigos, sólo por cumplir las misiones. Y ojo, que algunas harán que perdamos humanidad o cometamos una violación de mascarada.

La noche en Los Ángeles
La vida de un vampiro es más difícil de lo que pueda parecer, más aún siendo un 'fledging', que es como se denomina a los recién nacidos. Vampire Bloodlines nos mete de lleno en la vida de un vampiro recién nacido en la ciudad de Los Ángeles, bueno, no en toda, sólo en unos pocos barrios; Santa Mónica, Downtown, Hollywood y el Barrio Chino, que como ya he comentado, están muy bien ambientados pero con cientos de zonas de carga que anulan dicha ambientación.

Tendrás que maneras a tu personaje a través de esos barrios e ir siguiendo la trama del juego. A medida que avanzas en el juego te irán encargando tareas o irás descubriendo asuntos que merecen tu atención y que servirán para que la historia se vaya revelando. No todo lo que vas descubriendo forma parte del guión principal, y ahí está uno de los mejores aspectos de Vampire Bloodlines. Sería como si mezclamos Deus Ex con Thief y añadimos más misiones alternativas.

Se maneja en primera o tercera persona, aunque los combates de melé y los mordiscos siempre activarán la  vista externa, algo que no me gusta demasiado. Preferiría poder elegir, aunque está claro que lo han hecho porque de no ser así, la vista se acercaría demasiado y desaparecería la geometría (el cliping famoso). Lo ideal es el control de ratón y teclado de toda la vida y no me ha resultado complicado, en absoluto, hacerme con el manejo, tanto en los combates como en el uso de las disciplinas, todo ello muy cómodo y fácil de utilizar.

Los combates de melé son bastante buenos. No es un Street Fighters pero tienes algunos movimientos especiales según cómo te muevas a la hora de asestar el golpe. Es posible cubrirse, dar patadas, saltar y golpear, hacer combos, etc. No es sólo apretar el botón de disparo y ya está, eso nos puede servir con enemigos fáciles, pero no con los 'jefes'. Es más, si repetimos siempre un mismo tipo de ataque, el enemigo aprenderá a defenderse de él, y vaya si aprenden. Todo en tiempo real, claro. El éxito del combate dependerá de la habilidad del personaje, pero también de la nuestra.

Si el combate es con armas de alcance, el manejo es exactamente igual al típico juego de acción en primera persona, con la salvedad de que el daño depende de las habilidades. Esto está bien, pero relativamente. Se puede dar el caso e que con una recortada aciertes de lleno en todo el cabezón a un humano y no lo mates aunque lo desplaces tres metros del impacto. Se levantará y seguirá atacando.. Por muy patán que sea uno, una perdigonada en la basurera tiene que escocer bastante, al menos lo suficiente como para que al levantarse se maree un poco, digo yo.

En principio puedes atacar a todo lo que se mueva salvo que estés en un Elíseo, un lugar en el que no está permitido el combate o el uso de cualquier disciplina. Si se ataca a un inocente ya comenté lo de la pérdida de humanidad o la violación de la Mascarada en el caso de utilizar alguna disciplina, pero no es la única consecuencia. Como vives en un mundo con leyes, cargarse a alguien es ilegal y la policía nos perseguirá mientras no les demos el esquinazo. Y no nos van a pedir los papeles, precisamente, primero disparan y después preguntan.

Y el tema policial en teoría está bien, lo malo es que en la práctica salen policías como setas por todas partes con una puntería endiablada y dándote unos porrazos de espanto. Y si intentas morder a uno, o le chupas toda la sangre hasta matarlo, o te vuelve a atacar inmediatamente, algo que no debería ocurrir ya que el resto de humanos se quedan en una especie de éxtasis en cuanto son mordidos. La policía no, lo cual, resta inmersión. Y qué pegajosos que son los maderos estos, caramba. Para acabar de fastidiarla, como el juego tiene tan mal rendimiento, cuando aparece una nube de policías puede que se haga injugable. A esto hay que añadir que la IA en los combates no es gran cosa.

El resto de PNJ's no reaccionan de la misma manera, afortunadamente. Lo realmente bueno es que tienen cierto estilo a Arcanum en la respuesta ante nuestro personaje. Influye la apariencia, humanidad, inteligencia y por consiguiente también el clan. Las conversaciones cambiarán según sea nuestro personaje y además tendremos tres tipos; persuasión, amenaza y seducción, que nos permitirán conseguir algo del PNJ sin tener que pelear con él. Naturalmente estas tres modalidades de conversación dependen de las habilidades de personaje. Con un Nosferatu no vas a poder seducir ni a una rata.

Tiene detalles muy buenos como el de la seducción y los mordiscos. Puedes seducir a alguien y convencerle para tener relaciones 'inolvidables'. Si tienes éxito verás como tu personaje se acerca cariñosamente para besar al otro y le asesta un mordisco, también tierno, en el cuello que permitirá subir el nivel de sangre. Si no acabas con toda la sangre, el suministrador seguirá vivo y prácticamente embobado de tu personaje. Después de que pase su estado de trance podrás volver a hablar con él y ya no necesitarás seducirle para tener un poco más de su sangre. En este caso no violas la mascarada.

Si lo prefieres, puedes ir al grano y morder a lo bestia sin preguntar. Observarás como tu personaje se sube encima del otro y le muerde salvajemente en el cuello. Si alguien te ve, cometerá un delito y perderás un punto de mascarada. Está muy bien todo este juego de la seducción.

Como la historia a veces se complica, han incluido un diario para que sepamos qué debemos hacer y qué hemos hecho ya. Es útil y cómodo y se actualiza automáticamente. También tendremos un menú que no es nada típico, siendo también muy cómodo y manejable.

No me gustan algunas cosas relacionadas con las misiones y las conversaciones. A veces, entras en un lugar en el que hay alguien con el que tienes que hablar y ya sin dejarte hacer otra cosa la cámara va automáticamente a ese personaje para que la conversación tenga lugar. No lo veo lógico en un juego de rol, deja menos libertad. Algo parecido ocurre cuando acabas una misión. En vez de tener que salir por donde entraste, te lleva automáticamente al destino. A mí me gustaría más hacer el recorrido completo de vuelta por muy cómodo que sea que el juego te lleve directamente.

En todo caso, Vampire Bloodlines me gusta mucho, como ya habéis podido comprobar. El hecho de estar ambientado en el World of Darkness ya tiene mucho atractivo, pero ir con tu personaje por ahí investigando, explorando, hackeando y con unas conversaciones tan buenas con los PNJ's es alucinante. Todo esto hará que dejemos a un lado los fallos y problemas, que los tiene, y disfrutaremos de un juego de rol excepcional.

Manual de supervivencia de vampiros.
Una de las primeras cosas que recomiendo es aprender algo del universo creado por White Wolf. El manual del juego explica algo y también en las pantallas de carga de comentan algunos conceptos, pero es un universo muy complejo y sumamente atractivo y merece la pena conocerlo bien. Y aunque no es necesario para poder jugar y disfrutar de Vampire Bloodlines, seguro que lo disfrutaréis más y mejor si conocéis bien el Mundo de las Tinieblas.

La segunda cosa es ya típica en mí; rolea. Juega poniéndote en el lugar del personaje. No creo que sea buena idea ir a pasar las misiones sin más, merece la pena recrearse un poco con ellas respondiendo a las conversaciones tal y como un vampiro de ese clan lo haría. Os parecerá una tontería y tal vez lo sea, quien sabe. A mí me gusta jugar así y por eso lo recomiendo.

A la hora de mejorar habilidades lo ideal es especializarse en pocas cosas ya que no se puede tener todo a tope. Es mejor un personaje excepcional en algo que uno medianamente bueno en todo. Y por supuesto cosas obvias, no incumplas la Mascarada más de cinco veces si no quieres perder la partida y no pierdas mucha humanidad si quieres que algún PNJ te ayude.

Si usas armas de fuego, la mejor manera de cargarte a otros vampiros es la escopeta y disparando a la cabeza a bocajarro.

Para usar la consola de comandos, haz clic en el icono de Vampire y añade -console a la línea de comandos, después del exe.

Juegos similares.
Primero tomaré como referencia a Vampire The Masquerade: Redemption, el genial juego creado por Nihilistic y que tambien distribuyó Activision, dejándolo sin soporte en cuanto sacaron el primer parche. Es un juego con un estilo muy diferente a Bloodlines, pero también con ciertas similitudes. Los dos con una calidad gráfica excelente y con un uso de las sombras impresionante por parte de Redemption, que contaba con perspectiva isométrica y con opción a utilizar la cámara en primera persona pero sin mover el personaje con esa vista.

Redemption se pensó como un juego que llevara el juego de rol de lápiz y papel  al ordenador y con un modo multijugador excepcional, siendo el primero en incluir la posibilidad de jugar con Story Teller (narrador) y de crear crónicas de una manera relativamente sencilla, aunque limitada. El modo de un jugador era lineal y más bien de acción, aunque incluía una magnífica historia. En conjunto era un juegazo, y lo sigue siendo. Además salió un editor y un SDK con el que se hicieron bastantes modificaciones, una de ellas llamada Redención hecha por españoles.

Bloodlines es para un solo jugador y no incluye ni editor ni SDK (herramientas de desarrollo de software que permite hacer modificaciones). Creo que el primer Vampire fue una apuesta más arriesgada por un tipo de multijugador que resultaría todo un éxito meses después en el Neverwinter Nights,  aunque éste último con tó con el apoyo de la distribuidora, cosa que Redemption no tuvo. Esperemos que Bloodlines no tenga la misma suerte.

Como curiosidad, he de decir que en Redemption, cuando atacabas a inocentes y los demás te veían, huían de una manera muy similar a como lo hacen en Bloodlines, quedándose en ambos juegos agachados y protegiéndose con las manos.

Otra referencia es Deus Ex, un poco menos rolero que Bloodlines e inferior técnicamente, como es lógico. Deus Ex supuso un auténtico bombazo en su momento y al cabo de unos meses se realizó un parche multijugador. También disponía de herramientas para realizar modificaciones y  salieron unas cuantas. Aún hay gente jugando a través de Internet.

Vampire se juega de una manera parecida aunque con más profundidad en la relación con los PNJ'S y las conversaciones. No sabría decir cual es mejor juego aunque Deus Ex tuvo  más mérito por ser anterior, muy anterior (más de cuatro años).

Y si queréis una referencia actual, el que más se parece es Sabotain, un juego del que os hablaré y del que no puedo decir muchas cosas buenas. Es como la antítesis del Vampire Bloodlines.

Lo que me gusta.
La calidad gráfica y la representación tan buena del Mundo de las Tinieblas, la banda sonora y los efectos de sonido. Me gusta mucho como se desarrolla la historia, las misiones alternativas y considero excepcionalmente bueno el doblaje y las conversaciones, así como la reacción de los PNJ's ante nuestro personaje. También me gusta la manera de conseguir puntos de experiencia. Hay PNJ's que se comportan como si estuvieran vivos; contestando llamadas de móvil, poniendo copas, bailando, etc. En general, el juego me gusta mucho.

Lo que no me gusta.
El rendimiento, las infinitas zonas de carga, los policías, los atajos al acabar las misiones, respuestas dobles en algunas conversaciones, que saliera sin editor y multijugador y que haya salido antes de tiempo con errores. No hay demasiada interacción con el entorno y los objetos de cristal o cerámica no se rompen, tan sólo se pueden empujar algunos objetos sin que eso tenga demasiada importancia salvo en momentos puntuales para acceder a alguna zona. Y como contrapartida a lo que decía de los PNJ's que tienen vida, también los hay que son auténticas estatuas o que se repiten más que Verano Azul. Para los que no sepan defenderse muy bien en inglés, mejor olvidarse del juego hasta que no salga la traducción del Clan Dlan, que la hacen por ayudar a la comunidad sin cobrar un duro. Deberían aprender en Activision.

Continente y contenido.
Viene en una caja DVD con tres CD'S en su interior, un manual de 60 páginas traducido y que explica correctamente como jugar y, levemente, el universo de White Wolf. La instalación ocupa 3.07 GB en el disco duro. Necesita Cd para poder jugar.

Es un juego para adultos, recomendado para mayores de 18 años. Si algún menor juega a este juego, que pidan cuentas a sus padres si los contenidos no son apropiados para él.

Enlaces.
Página oficial.
Activision.
Planet Vampire.
Vampire Heaven.
Luci La Sombra, sinister Girl.

Troika.
White Wolf.
Nociones básicas de la sociedad de Vampire.

Requerimientos.
Los mínimos son, Pentium III 1.2 Mhz, 384 Mb RAM, Aceleradora 3D 64 Mb, tarjeta de sonido Direct X.
Los recomendados son, Pentium !,8 Mhz, 512 Mb Ram. Recomiendan jugar a 800x600 de resolución y tener una memoria virtual en el sistema de 1.4 Gb. Funciona regular en Linux con Cedega.

Equipo de pruebas.
Pentium IV 3.4 Ghz, 1 Gb de Ram DDR 400, Aceleradora 3D Leadtek Winfast GeForce 6800 Ultra 256. Con este equipo, el juego es perfectamente jugable a 1024x760 con toda la calidad que permite. Sin embargo es frecuente encontrarse con parones en determinadas zonas, a veces de forma aleatoria.

CONCLUSIÓN

Si te gusta el rol y sabe singlés, corre a por él. Y si te gusta el universo de White Wolf ya estás tardando. Olvídate de los problemas, merece la pena jugarlo. Lo que no nos podemos olvidar es de que gracias a la distribuidora - editora, nos hemos quedado sin muchas cosas que podrían haber convertido a Vampire en un juego único.

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.