Burnout 3
Burnout 3
Carátula de Burnout 3
  • 9

    Meristation

Valor, y al Takedown!

Juan Porteiro

La saga arcade por excelencia de esta generación regresa por tercera vez. Las cosas se han puesto más difíciles: destruye y gana, o sé destruído. BurnOut a la máxima potencia conocida. Velocidad Terminal para tu consola...

Consideraciones.-
La conducción es algo serio. Nadie se debería tomar a broma la responsabilidad que es tener en sus manos un vehículo motorizado con una potencia suficiente como para quitarle la vida a un semejante. Conducir requiere toda nuestra atención en todo momento. Es algo realmente muy SERIO.



Burnout3: Takedown

Pero al mismo tiempo es algo realmente divertido, cuando se hace donde se debe. Los elegidos, en la fórmula uno, en los campeonatos de rally, en la NASCAR, etc... y los "pobres mortales" como nosotros, por otros medios. Por ejemplo, en los videojuegos. Los simuladores y los arcades son a grandes rasgos los estilos que encontramos, y que hacen de sus grandes juegos objeto de compra por millones de jugones. Gran Turismo, Need for Speed, Rallysport, Project Gotham Racing, Metropolis Street Racing, Colin McRae, Midnight Club... y BurnOut. Unos (los sim) son realmente profundos y requieren mucha práctica para su total dominio. Los otros (arcade) dan respuesta instantánea a nuestro control, normalmente en forma de diversión. Y, en este campo, BurnOut lleva unos años siendo el referente.

Burnout 3

BurnOut es, claramente, la saga de conducción arcade más representativa de esta generación. Sus dos primeros títulos, llenos de calidad y diversión con cada nueva entrega, eran el modelo a seguir por los demás títulos que no llevaban la palabra "simulación" en su estilo, y podemos decir que los juegos de Criterion son los herederos más "legales" que pueden tener títulos como Out Run -con una secuela a las puertas-, Daytona o Sega Rally en cuanto a diversión instantánea, espectáculo y calidad visual.

Burnout 3

Una vez que se asentó la noticia de que Criterion y Acclaim no seguirían formando equipo para esta tercera parte, y que pasaría a manos de la omnipresente EA Games muchos pensamos que la saga cambiaría su tendencia. Sin embargo, después de muchas horas al volante de BurnOut3 tengo que decir que esta tercera entrega sigue siendo un BurnOut en esencia. Es más, diría que es EL BurnOut elevado a la máxima potencia -y qué potencia- que vayamos a ver en esta generación. Las sensaciones que os van a quedar cuando apaguéis la XBOX o la PS2 después de jugar a este juego y el silencio asole vuestra habitación, serán de notar el pulso acelerado, el ritmo cardíaco demasiado alto para ser simplemente un racing-game,... y es que NO es simplemente un juego de coches. Es adrenalina en estado puro y duro. Subidón sin drogas, sin alcohol, todo de forma virtual. No hay comparación posible con NADA que tengáis en vuestras manos y que se pueda meter en una consola.

Burnout 3

Lo que, para empezar, ha hecho EA Games es infundirle su estilo al ambiente del juego. Al igual que a los Need for Speed, la BSO pasará por vuestros oídos y por vuestra cabeza nada más encender la consola, mostrándonos artista y título de canción. La intro -por fin un BurnOut con una introducción en CG- nos va transmitiendo lo que encontraremos en el juego: velocidad, violencia, frenesí y espectáculo. Nada más? Pensaréis... pues sí, mucho más. Por que todo en BurnOut3 está pensado para agitaros de un lado a otro, no dejaros tiempo para pensar, la sucesión de datos, música e información caerá ante vuestros ojos a una velocidad de vértigo -la misma que en el juego-, y cuando os déis cuenta ya habréis creado un perfil de conductor y estaréis metidos en la primera carrera. Todo esto en cuestión de dos minutos. "Para, para, tengo que concentrarme, relájate"... no se puede, imposible.

Burnout 3

Estás metido de lleno ya en el mundo BurnOut3. No hay vuelta atrás. Si juegas la primera carrera, estás perdido. Si además tienes conexión on-line y amigos con tus mismos gustos para hacer el cafre, igualmente. Si te gustan los coches, la velocidad, los piques y el espectáculo de los accidentes brutales, no tienes salvación. Gran Turismo, Project Gotham... Rallysport, Richard Burns? Mmm... luego me pondré con ellos, concentrado y con muchas horas por delante... si me quedan. Mejor, agarra el volante/pad con fuerza, y enséñales quién es el rey en esta parte del mundo. Bien, puedes ir rompiendo esa póliza de tu coche... no te durará ni tres minutos.

G r á f i c o s .-

Burnout 3

BurnOut3 es, a día de hoy, la mejor gestión de gráficos/velocidad que hay en cualquier consola. No hay nada igual. Ni Rallysport, con sus bellos parajes, ni Project Gotham con sus modelados, ni Gran Turismo con su hiperrealista aplicación de la luz... globlamente, BurnOut3 se encuentra al mismo nivel de todos los nombrados en cuanto a conjunción de todos los aspectos unidos: geometría, modelados, efectos visuales y de partículas, coches, deformaciones y demás objetos en pantalla y, sobre todo, velocidad. Todos los juegos nombrados antes son MEJORES que BurnOut3 en varios campos, pero el título de Criterion tiene una conjunción gráfica con todos los aspectos que no logran los demás títulos, sorprendiendo sobre todo en la versión PS2 -en la redacción aún estamos sorprendidos de que PS2 pueda mover TODO ese conjunto sin bajar ni un solo frame en su rendimiento-, aunque la más brillante es, lógicamente, la versión de la consola de Microsoft.

Burnout 3

Como decíamos, la intro por fin está presente en la saga, con un acabado muy espectacular y efectista. El selector de Hz sigue presente como en toda la saga hasta ahora, algo que pensábamos se abandonaría por la especial política de EA en sus títulos -gracias, Criterion- lo que es una buena noticia para todos y para el juego en especial. Una vez metidos en el juego, vemos unos menús más trabajados que en las dos versiones anteriores, lo que facilita la navegación en general, aunque en algún apartado de pruebas a realizar pueda hacerse algo confuso. Por lo demás, espléndido trabajo de diseño.

Jugador al volante, peligro constante...

Burnout 3

Una vez nos metemos en el juego, no vemos momento en el que no tengamos la sensación de que estamos ante un título cuidado hasta el más último milímetro de carretera. Técnicamente nos parece uno de los juegos mejor programados de esta generación, con multitud de detalles a tener en cuenta, si no que encima a nivel visual es toda una DELICIA, con mayúsculas. Cada apartado, cada acción, cada reacción, todo consigue un nivel excelso, desde el diseño de los circuítos hasta las chispas que saltan de la chapa de los vehículos al accidentarse.

Burnout 3

El motor gráfico sigue dándonos verdaderas sorpresas versión tras versión. Las texturas son más definidas y variadas, los objetos en pantalla son más, la geometría de los escenarios en ocasiones es abrumadora, los efectos de luces mejor trabajados y con más filtros... realmente Criterion son uno de los grupos desarrolladores que mejor rendimiento sacan a la plataforma Renderware -por algo son sus creadores, lógico-, pero es que además no sabemos qué pensar de lo que pueden ser capaces en la próxima generación... prefiero no pensarlo aún, ya tendré tiempo.

Burnout 3

Echar un vistazo a BurnOut3 y quedar prendado de su calidad visual es todo uno. Nuestro coche es objeto de unas rutinas gráficas de reflejos y transparencias espectaculares aunque no en tiempo real, además de una aplicación de la luz sobre la carrocería más que excelente, con un sombreado muy realista dependiendo de la fuente de luz presente en ese momento. También destacar el nivel alcanzado en cuanto a efectos gráficos que puede generar nuestro vehículo sobre el asfalto -humo, huellas de los neumáticos, chispas,...- que alcanzan una gran calidad. Ahora, por fin, los coches tienen cristales semitransparentes, y podremos ver a nuestro piloto dentro del habitáculo. Un simple detalle, pero que en los replays significa más espectacularidad.

Burnout3: Takedown

Como decíamos, la calidad técnica de este programa realmente llega a un nivel espectacular, no sólo por la velocidad y solidez que alcanzan los gráficos, si no porque el renderizado de los escenarios no permiten ver ni rastro del tan temido por los jugadores efecto de aparición súbita de polígonos en el horizonte (popping). En muchas ocasiones seremos testigos de una distancia de visionado altísima, y no notaremos en ningún momento este defecto. Además de todos los espectaculares efectos gráficos y de la inexistencia de slowdowns, el mantener el juego con popping cero es lo que le faltaba para ser un ejemplo a seguir para cualquier racing game que se precie.

Burnout3: Takedown

Los circuítos son un caso aparte: desde carreteras urbanas, pasando por tramos montañosos, zonas portuarias,... y además con diferencias claras entre cada continente disponible en el juego (América, Europa y Lejano Oriente). Destacar, además, las texturas alcanzadas en el asfalto de cualquier carretera o en casi cualquier objeto que podamos ver en los circuítos. Vallas, puentes metálicos sobre los que pasa un metro al más puro estilo "The French Connection", autopistas llenas de tráfico,... no encontramos un circuíto donde se note una rebaja en el nivel de detalle, y eso quiere decir mucho a favor del cuidado que ha puesto Criterion en su diseño. No hay más que pausar el juego durante la carrera y admirar los cientos de objetos y detalles de cada circuíto para darse cuenta de ello...

Burnout3: Takedown

Los demás vehículos también son partícipes de un gran nivel, incluso con partes que se pueden romper o descolgar (defensas, puertas,...). Todo esto, sin contar por supuesto, con que CUALQUIER vehículo que veamos en carrera (ya forme parte del campeonato o no) es susceptible de ser aplastado/estrellado/destruído casi en su totalidad. Para ello se ha utilizado un motor de colisiones sensible (incluso muy sensible en ocasiones) y un motor de deformación de polígonos que se podrá comprobar fehacientemente en las repeticiones de los accidentes o durante el mismo, ralentizando el paso del tiempo para ver sus efectos aplicados en cualquier vehículo.

Burnout3: Takedown

Sobra decir que la parte visualmente más cuidada son los accidentes, que además son interactivos. Una vez que el accidente se produce, podemos ralentizar el paso del tiempo, y seremos testigos de toda una suerte de efectos de partículas para mostrarnos los desperfectos, cristales, humo y chispas que saltan durante la visualización del descalabro. Desde luego es mucho más espectacular verlo en slow motion, pero si lo dejamos a velocidad normal no veremos NI UNA sola ralentización en ningún momento, con todos los efectos antes nombrados en pantalla y con todos los vehículos que haya en ese momento. Lo mejor, desde luego, es verlo.

Burnout3: Takedown

Si tenemos que poner algunos peros al juego en cuanto a su apartado visual, éstos pueden ser la poca cantidad de tráfico que no participa en las carreras (aunque en algunas ocasiones sí veremos una cantidad de tráfico alta) o que los vehículos parecen algo artificiales en los replays. También a algunos puede molestarle el uso del motion-blur utilizado a menudo para mostrar una sensación de velocidad incontrolable, aunque en nuestra opinión la sensación que crea es perfecta para ese objetivo.

Burnout3: Takedown

Aparte de esto, destacar los pequeños detalles que posee este juego. Por ejemplo, una barra de BurnOut con unas animaciones perfectas, con un efecto de fuego espectacular, además de momentos en los que crece o disminuye la barra debido a la conducción y que nos son mostrados como explosiones de la barra o un aumento de la vida de la misma.

Burnout3: Takedown

Resumiendo, BurnOut3 tienen un apartado visual excelso, con una máxima irrevocable: velocidad sin ralentizaciones. De ningún tipo. Y una vez veáis cómo son las carreras, cómo se retuerce la chapa de los coches, cómo saltan los cristales o salen despedidas las ruedas, os preguntaréis cómo han hecho los chicos de Criterion para dejarnos, otra vez más, con la boca abierta. Impresionante. Ya esperamos impacientes ese festival gráfico que se rumorea que es el proyecto "Black"...

M ú s i c a .-

Burnout3: Takedown

La BSO de este título es espléndida, además de estar en perfecta armonía con el espíritu del juego. Música cañera, pop y rock se funden en 40 temas más que buenos, aunque destacan una decena en particular por su calidad y su ritmo pegadizo. No creo que nadie quiera desactivar la música durante la carrera, ya que añade ambientación y emoción a la competición. Un gran acabado, y digna de tener en nuestro coche real mientras vamos conduciendo -un poco más despacio, eso sí, que en el juego-. Quizás se podrían haber añadido algunos estilos más (dance, hip-hop,...) para contentar a casi todo el mundo, pero tal y como está es una gran banda sonora -a algunos les podrá cansar, pero eso no resta al nivel de su calidad).

S o n i d o   F X .-

Burnout3: Takedown

Espectacular. Simplemente. No hay nada que reprocharle. Desde los efectos de ruido del motor, los cambios de marcha, el BurnOut, la entrada de la aspiración, el distinto ruído de los motores... hasta los cientos y cientos de samplers para "expresar" los más espectaculares accidentes que hayáis podido ver nunca. Cristales, chapas, frenazos, camiones, explosiones, bocinas, alarmas,... todo salta por los aires, y en un perfecto y explosivo nivel sonoro. Este es uno de los juegos donde no te darás ni cuenta de qué volumen le tienes a la tele o al aparato de sonido hasta que un vecino te llama la atención -lo sé por experiencia XD-. Tenemos que destacar además la perfecta sincronización entre la banda sonora y los FX, ya que durante la ralentización de los accidentes se desactiva instantáneamente la música, y seremos testigos asímismo de la ralentización de los mismos FX para continuar con el tempo visual de los destrozos. Son detalles pequeños, pero que hacen grande a un juego hasta sus últimas consecuencias.

Burnout3: Takedown

Trato aparte merece el DJ del juego. Arturo, de Máxima FM nos amenizará las carreras. Pero no sólo ANTES de ella, si no durante la misma por medio de consejos, información (suele comentar dónde hay más tráfico en la carretera por donde corremos) o comentando lo que acaba de pasar (dará su opinión sobre algún accidente espectacular que haya tenido lugar). Puede, y sólo puede, que a la larga os canse su voz, pero desde luego es un personaje muy bien interpretado y con una importancia capital dentro de lo que significa el mundo BurnOut en esta tercera entrega. Espléndido.

J u g a b i l i d a d .-

Burnout3: Takedown

Conducir, esquivar, atacar, estar atento al retrovisor y a los escenarios, así como a la barra de BurnOut. Parece complicado, no? Pues para nada, todo será cosa de un par de horas al volante -recomendado uso con volante, faltaría más- para darse cuenta de que el pulso se te acelera. No hay mejor prueba de que la jugabilidad está perfectamente diseñada.

Burnout3: Takedown

La mecánica de juego en este Burnout 3: Takedown ha cambiado en la forma, que no en el fondo. Como antes, hay que acabar primero, utilizar lo máximo posible los burnouts para sacar ventaja a los rivales y esquivar en lo posible el tráfico rodado. En BurnOut3 todo esto es cierto, pero además, tendremos compañía: nuestros propios rivales. Ahora no llega con tener entre ceja y ceja la línea de meta. Tenemos que hacer que nuestros rivales muerdan el polvo contra muros, columnas, vallas, otros vehículos, etc... hay que deshacerse de ellos, o si no, ellos lo harán contigo.

Burnout3: Takedown

Es el juego de conducción más dinámico que hemos probado en años, con tu atención puesta en múltiples apartados a la vez: enemigos (mirar también hacia atrás, claro está), carretera, tráfico rodado, barra de burnout,... las sensaciones extremas son continuas, y la diversión aparece a los pocos segundos de empezar las carreras. Los Takedowns que dan sobrenombre al juego serán vuestros principales valedores para lograr la primera -y ansiada- plaza en cada carrera. Además, y es algo que ha cambiado con respecto a sus dos antecesores, existe la posibilidad de utilizar el burnout cuando queramos, y no sólo cuando se encuentre llena. Por muy poca cantidad que tengamos en ella, podremos utilizarla para apurar las posibilidades de victoria en la última recta, o para escaparnos de ese contrario que nos viene pisando los talones. Añade algo de estrategia a una mecánica muy directa, lo que nunca viene mal.

Burnout3: Takedown

La conducción es arcade 100% -de hecho, ahora no tenemos ni siquiera la opción de poner el cambio de marchas en manual- y todo se centrará en atender a la carretera y a los rivales. Derrapes, frenazos, cambios de carril... todo se realizará de forma fácil y rápida, lo que no quiere decir que sea un juego fácil. La IA de los rivales ha sido tratada de forma más que generosa, y tendremos que tener cuidado de su "rabia" contra nosotros, donde intentarán estrellarnos o echarnos de la carretera cada dos por tres. Quizás se echa un poco en falta que "luchen" un poco más entre ellos. Los takedowns entre coches controlados por la CPU no son muy comunes, lo que aumentaría la sensación de peligrosidad en carrera.

Burnout3: Takedown

La mecánica de juego está estructurada en torno a tres torneos internacionales: América, Europa y Lejano Oriente. Dentro de cada continente, tendremos varios circuitos hasta un total de 40, y dentro de cada uno de ellos podremos realizar distintas fases, que se van intercalando para anular en lo posible la sensación de repetitividad. Desde la típica carrera contra 5 rivales -en las dos versiones anteriores eran 4 vehículos en carrera en total-, pasando por el reformado y optimizado modo Crash -donde tendremos iconos potenciadores, duplicadores de dinero, un modo bomba y la posibilidad de variar la dirección del vehículo en pleno vuelo para lograr golpear más vehículos-, un modo Contrarreloj y el modo Duelo donde si conseguimos ganar nos haremos con el vehículo contrario. Estas cuatro opciones de juego se irán intercalando en el modo Circuíto Mundial, haciendo un total de más de 170 pruebas.

Burnout3: Takedown

Aparte de este modo principal, tendremos el modo Carrera única, donde podremos correr en el circuíto que queramos de los desbloqueados y con el coche que queramos de los que tengamos activos. Podremos correr en cualquiera de los cuatro modos de juego disponibles, lo que nos permitirá ir conociendo los circuítos y saber qué coche se adapta más a nuestro estilo -recomiendo la prueba contrarreloj con el fórmula uno, eso sí es velocidad!!!!!-.

Burnout3: Takedown

Posee además varios modos multijugador desde una misma consola. Desde el típico versus a pantalla partida, hasta un modo Crash para ocho jugadores por turnos. Las opciones multiplayer no incluyen un modo para 4 jugadores simultáneos, aunque realmente pensamos que el nivel gráfico bajaría muchos enteros, y realmente el título tiene una calidad general muy alta, con lo que ese modo quedaría bastante fuera de lugar por su acabado. Y nos encontramos, por fin, con el modo que hará las delicias de los jugones con conexión de banda ancha, y uno de los sueños de muchos usuarios: un BurnOut on-line.

Burnout3: Takedown

Las carreras on-line serán de hasta 6 jugadores simultáneos, con la posibilidad de utilizar los head-set para hablarse entre todos. La fluidez de juego es alta, no encontramos un lag muy marcado -excepto en algún caso puntual y crítico- y la diversión está presente desde el primer minuto de juego. El modo carrera, duelo y el modo crash son los presentes para poder jugar mediante la conexión de banda ancha con otros usuarios. Una delicia lúdica que todos tendrían que probar. Seguramente para muchos pueda hacerse repetitivo en el modo 1 player, pero el multijugador on-line es una de las experiencias más divertidas que pueden sentirse ahora mismo en cualquier consola.

Burnout3: Takedown

Destacar tanto para la jugabilidad como para la espectacularidad de las carreras la buena implementación de las cámaras. Aparte de la escasez de puntos de vista (desde atrás, en primera persona y vista trasera) que también es criticable, la gestión de las cámaras en carrera nos presenta un ángulo de visión muy amplio, y con unos giros para mostrarnos los takedowns que no entorpecen para nada el siguimiento de la carrera, ya que duran muy pocos segundos y no nos dejan vendidos. La dinámica de la competición no se pierde en ningún momento, y al mismo tiempo disfrutamos de los accidentes que causamos. Muy bien.

Burnout3: Takedown

Desbloquear todos los coches (muscle cars, compactos, etc...) y los circuítos nos llevará tiempo, pero para ello tendremos otras formas además de ganar las carreras. Con un máximo de puntos también desbloquearemos otros ítems, lograr un nº de takedowns, realizar unos takedowns distintivos, etc... tendremos varias formas de ir desbloqueando coches y circuítos, lo que siempre redunda en una sensación de avanzar en el juego, por mucho que no seamos capaces de superar una determinada prueba. Este es un gran punto a favor, y que Criterion ha tenido en cuenta de forma más que visible.

Burnout3: Takedown

Fallos? Obviamente, los tiene. La poca aleatoridad del tráfico hará que después de unas pocas intentonas de una misma prueba sepamos por dónde van a venir los coches que no siguen la carrera, con lo que podremos predecir su posición y esquivarlos. Hemos detectado dos versiones de tráfico diferentes en cada circuíto y prueba, lo que resta dificultad al juego, aunque muchas pruebas serán muy difíciles de conseguir en oro, pero eso ya es otro cantar... también podríamos añadir que los coches no tienen ninguna opción mecánica que podamos configurar para "personalizar" algo la conducción del vehículo en el que vamos. No es un gran fallo en un título arcade, pero cualquier diferenciación sería de agradecer.

C o m p a r a t i v a .-

Burnout3: Takedown

Juego editado en PS2 y XBOX. Aunque la calidad gráfica de la versión de la consola de SONY nos ha dejado más que impresionados, la versión XBOX disfruta de unos gráficos algo más pulidos y con mejores efectos de reflejos y partículas -no hay mucha diferencia igualmente, para que quede claro-. Las texturas sí son mejores en la gran X y el sonido supera a la versión PS2 claramente. Sin embargo, una opción que sí estaba presente en BurnOut2 y que ha desaparecido en esta nueva es la posibilidad de jugar con tu propia música, introducida en el HD de la consola. Ahora no está activada esta opción, y aunque la BSO del juego es muy buena, no sabemos porqué se ha dejado fuera esta opción cuando era una gran idea.

Burnout3: Takedown

El juego on-line es un poco más rápido -de accesibilidad- y directo en la versión XBOX, con lo cual, si sumamos las opciones de una versión y otra es más completo el juego de XBOX, aunque la versión PS2 la supera en la posibilidad de jugar con un volante en condiciones, periférico que XBOX aún no posee -cosa totalmente increíble a estas alturas, y viendo los títulos de conducción que existen para la consola-. En definitiva: si posees las dos consolas y tienes on-line, la versión XBOX es un poco mejor, pero si posees volante igual te compensa jugar con la de PS2. Depende de cada caso...

C o n c l u s i ó n .-

Burnout3: Takedown

"BurnOut3", o el juego arcade que todo hijo de vecino debería probar. Y no sólo eso: todo aquel que disponga de juego en línea en cualquiera de las dos consolas tendría que echar por lo menos dos o tres partidas, y con eso sería suficiente para que se enganche al título. Por calidad técnica, por diversión, por espectacularidad, por el juego on-line y por que sí XD. La nueva mecánica de juego implementada en esta versión -no sólo importa el tráfico rodado, si no que también tienes que estar atento a los contrincantes y atizarles lo máximo que puedas para ganar-, unido a los diferentes modos de juego, la variedad de pruebas diseñadas paulatinamente, la banda sonora, Arturo de Máxima FM, la curva de dificultad muy bien ajustada, la IA... y la adicción que crea semejante sensación de velocidad. TODO ello contribuye a que BurnOut3 sea EL título arcade de esta generación. Tiene defectos, como cualquier producto, pero la perfección -entendiendo el balance entre aparatado técnico y jugable- se encuentra cerca de esta obra lúdica. Quizá unos vehículos con más sensación de realismo en los replays, o marcas reales, o posibilidades mecánicas -aunque fuesen muy por encima- podrían darle más profundidad al título. Pero tal y como está este juego, tal y como llega a las tiendas, no tiene rival.

Un consejo: probadlo. Todo lo demás que diga... sobra.

L o   m e j o r .-
- Gráficamente es BRUTAL
- La sensación de velocidad y los accidentes
- Todo el apartado sonoro
- Los modos on-line (mejores en XBOX)
- El conjunto de opciones de juego
- Las sensaciones más extremas desde hace años

L o   p e o r .-
- Puede que el DJ a la larga acabe cansando con sus comentarios
- Hay poca aleatoridad del tráfico
- Los coches siguen pareciendo algo falsos
- Por qué se ha quitado la opción de incluír nuestra propia música en XBOX?

9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.