Forza Motosport, Impresiones E3 (Xbox)

El que muchos ven como el auténtico Gran Turismo Killer ha estado jugable en este E3. Después de ver lo que es capaz de ofrecer, os vamos a poner los dientes largos con estas impresiones a pie de feria.

El que muchos ven como el auténtico Gran Turismo Killer ha estado jugable en este E3. Después de ver lo que es capaz de ofrecer, os vamos a poner los dientes largos con estas impresiones a pie de feria.

Realismo a cuatro ruedas
Los desarrolladores de este juego lo ven como el auténtico simulador que Xbox necesitaba. A diferencia de Project Gotham Racing 2, lo que verdaderamente se valora en este juego es la conducción. Las sensaciones que se ofrecen al jugador de que se está pilotando un coche 'de verdad', y que las sensaciones que tendria conduciendo el homónimo real serían muy similares.

Un garaje de ensueño
Cada uno de los más de 100 vehículos implementados en Forza ofrecerá unas sensaciones y una conducción totalmente diferente. Los 60 fabricantes que se han incluido en el juego han colaborado al máximo para coches sean lo más parecido posible a los que se encuentran en los concesionarios de más lujo de todo el mundo.

En Gran Turismo 4 también están presentes todas las licencias, pero los coches no se deforman. Según Poliphony Digital la causa de que no se destrocen los vehículos es a causa que actualmente no hay tecnología suficiente para realizarlo de forma realista. Quizá los de Forza Motosport hayan encontrado en XNA - herramientas que se rumorea que han utilizado para el desarrollo de su juego - un camino para hacerlo, porque realmente los vehículos de este juego se deforman. Y no sólo eso, porque una vez que vuestro inmaculado deportivo quede irreversibemente marcado, por lo menos para el resto de la partida, ya no responderá como antes. Si hasta la temperatura de los neumáticos podrá llegar a ser determinante...

Factores como la estabilidad, la manejabilidad o incluso la respuesta del motor estarán definitivamente condicionados por lo bien que tratemos a nuestras ruedas durante la carrera. Y al finalizar ésta, el mecánico os pasará la factura para dejar el coche nuevamente impecable y preparado para enfrentarse a nuevos desafíos. Hay que tener en cuenta que los coches de competición son máquinas de precisión que tendréis que conocer al detalle para poder plantar cara a vuestros rivales.

Hazme *totalmente* tuyo
Pero sin duda lo que más llama la atención son las enormes posibilidades de personalización de todos los vehículos. Se puede cambiar casi cualquier parte de los coches, y todas las piezas disponibles son representaciones fidedignas de los productos de los fabricantes más punteros, incluyéndose por supuestos detalles sobre la marca en cuestión de cada uno, además de una estación relativa.

Si os gustó NFS Underground, preparaos para disfrutar de lo lindo una vez más personalizando al máximo vuestro coche. Alerones, bajos, parachoques, faldones... Casi cualquier aspecto del vehículo que estéis controlando podrá ser modificado, siempre que tengáis el suficiente dinero como para costearlo.

Los tres puntos principales que los desarrolladores de Forza Motosport quieren remarcar, según sus propias palabras son "los realistas gráficos implementados, los realistas coches y una física igualmente realista". Parece que la premisa fundamental del juego ha sido el presentarse como un simulador absoluto. La referencia, claramente, es Gran Turismo. Quizá pretender conseguir de buenas a primeras en el primer juego el resultado que los de Polyphony han alcanzado tras más de media docena de entregas sea algo ambicioso, pero está claro que la gente de Forza va por el buen camino.

En cuanto a la jugabilidad ya hemos dejado claro que lo han conseguido. En cuanto a los otros factores, relacionados más con el motor gráfico, pues también lo han hecho. El aspecto visual de Forza Motosport es totalmente impecable, así como la respuesta de los coches a los diferentes momentos de la carrera. Entrar pasado a una curva supondrá casi automáticamente la pérdida de muchas de las posibilidades que tengáis de hacer un buen papel en dicha competición, a no ser que vuestros rivales sigan vuestro ejemplo y cometan los mismos errores.

Hablando de la física hay que decir que los coches podrán llegar a volcar y quedar al revés en medio de la pista. Lo que no se ha implementado es un hipotético estado de destrucción absoluta en el que se obligue al jugador a abandonar la carrera. Quizá es que los programadores no querían privar a los usuarios de acabar, aunque sea en última posición, la competición en la que se encontraran inmersos. O quizá es que los de Polyphony Digital tienen razón y actualmente, con la tecnología utilizada, es imposible contemplar todos los estados originados a causa de un choque, sea éste de la intensidad que sea.

Y ahora a esperar a su lanzamiento. Por fortuna en Xbox hay bastantes alternativas de calidad, como el gran Project Gotham Racing 1 y 2, además del reciente TOCA 2. Ya sabéis, si sois aficionados a la velocidad, recordad este nombre: Forza Motosport.

Forza Motorsport

Microsoft quiere plantar cara a Gran Turismo con este ambicioso título con soporte Xbox Live, un potente motor gráfico y gran realismo.
Forza Motorsport