Pitfall Harry
Pitfall Harry
Carátula de Pitfall Harry

Seguidme!... conozco el camino

Rodrigo González

Ni Indiana Jones, ni Ace Ventura, ni Lara Croft. La nueva aventura de Pitfall Harry aglutina géneros y estilos para conseguir un paradójico toque de originalidad en el que todos sus ingredientes se conjugan y a ninguno resulta demasiado evidente. Una aventura, en definitiva, llena de acción y humor

Ni Indiana Jones, ni Ace Ventura, ni Lara Croft. La nueva aventura de Pitfall Harry aglutina géneros y estilos para conseguir un paradójico toque de originalidad en el que todos sus ingredientes se conjugan y a ninguno resulta demasiado evidente. Una aventura, en definitiva, llena de acción y sentido del humor.

 

La historia... de fin a principio

'Pitfall: The Lost Expedition', como los mejores guiones de hollywood, comienza a contar su historia por el final (pero sin desvelar el auténtico final); veremos por primera vez a Harry dentro de una plataforma circular rodeada por fuego y frente a frente con un enorme Jaguar demoníaco deseoso de hincarle el diente. Lejos de ser una introducción pasiva se nos permitirá tomar el control de Harry para demostrar al Jaguar que se ha equivocado al elegir su cena...

 

... cosa fácil, ya que en esta primera escena 'jugable', nuestro personaje es inmortal, así que nos servirá para hacernos con los mandos (movimientos básicos de cámara y golpes) de la manera más divertida. De todos modos, a nadie le gusta verse pisoteado por un Jaguar de fuego, por muy inmortal que sea tu personaje.

 

Pero como cabría esperar, esta condición es simplemente una licencia que el juego se toma para facilitarnos las cosas en un comienzo tan furibundo. Cuando creemos haber vencido por completo al felino, y bajamos la guardia, el animal resurge de sus propias cenizas y de un increíble salto acompañado de un poderoso zarpazo nos coloca justo bajo sus garras, a su merced. Todo parece acabado...

 

Ey ...ey ...ey... 

Espera, espera. La historia no comienza ahí, claro está. Veinticuatro horas antes, Harry se encontraba en un inestable avión que atravesaba una tormenta camino de alguna ciudad de Sudamérica. En el avión viajaban toda clase de exploradores, entre ellos el simpático y dicharachero Dr. Bernard Bittenbinder y su ayudante y socia, la bella e intelectual Nicole. Harry desplegó todas sus artes de conquista para impresionar a la chica, ya lo creo...

 

... pero el tiempo no hizo sino empeorar, y aquel viejo cascarón comenzó a desequilibrarse por los truenos y la fuerte lluvia y perdió por completo la estabilidad. Solo restaba buscar los salvavidas y comenzar a lanzarse. Cuando solo quedaban el doctor, la chica y él, Bittenbinder le llamó la atención sobre el hecho de que solo quedaba un paracaídas para los tres. Harry hizó lo que debía, y obligó a la bella chica a utilizarlo para salvar su vida.
 

A partir de ese momento todo se nubló y lo siguiente que recordaba Harry es haberse despertado en medio de una jungla con las pocas pertenencias que llevaba en su mochila... Su libro, un mapa y pocas cosas más. Fue ahí donde Harry comenzó su aventura... La aventura que le llevaría a atravesar una peligrosa selva para buscar a la mujer que le había cautivado el corazón.

 

 g  r  á  f  i  c  o  s

La apariencia general del juego coincide con lo que esperamos de un juego de plataformas. Nada en él trata de buscar el realismo, si no de crear una atmósfera que nos transmita las emociones necesarias para aportarle al juego esa sensación de 'aventura salvaje' que rezuma desde un principio. Buen ejemplo de esto es el efecto del agua cuando nos zambullimos en cualquier río, que aún lejos de resultar 'realista' (más cercana a lo que esperaríamos de una serie de animación) representa con claridad -excesiva- las ondas provocadas por nuestro cuerpo en el liquido elemento.

 

Como juego caricaturesco, Pitfall exagera y minimiza a placer (los personajes están dotados de una curiosa desproporción, árboles gigantescos, animales diminutos, etc.). Y esta parte, tan puramente estética, no puede tratarse sino es desde la más estricta subjetividad, cosa que les compete a ustedes, los lectores, decidir.

 

Atrezzo de película 

Qué mejor escenario para ubicar las aventuras de un famoso explorador, que una frondosa selva de Sudamérica, y sus múltiples y recónditos rincones (templos, cascadas, ríos, etc.), y los encargados de los escenarios han logrado plasmar en el juego la grandiosidad y el exotismo de muchos de esos lugares sin desentonar con el estilo gráfico del resto del producto.

 

Gran parte de lo conseguido en este apartado puede atribuírsele a los cuidadísimos detalles que encontraremos a lo largo del juego: mariposas que revolotean en círculos bajo los árboles, las lianas que cuelgan de copa en copa, el aleteo de unos pájaras tropicales, o las imágenes totémicas propias de una selva de estas características, nos logran hacer sentir rodeados de todos los elementos necesarios para poder sumergirnos en nuestra aventura sin más.
  

Ni frío ni calor

El nivel gráfico del juego en general (sin ser ni mucho menos deficiente) pasará sin pena ni gloria. Nada en él nos sorprenderá demasiado, ni positiva ni negativamente, pero cumple los mínimos necesarios para considerarse un juego de su generación. Probablemente nuestras mayores alegrías en este apartado las recibamos al contemplar algunos de los maravillosos entornos en los que deberemos luchar contra los elementos.

 

s  o  n  i  d  o    f  x
Esta es una de las sorpresas más agradables del juego. Un excelente trabajo de ambientación sonora hace que aprovecha con tino las virtudes del sistema Dolby, nos ayuda a sentirnos un poquito más cerca de ese escenario salvaje y agreste en el que se desarrolla toda la aventura de 'Pitfall The Lost expedition'.

La multitud de exóticos sonidos de animales (monos, pájaros, etc), las aguas fluyendo por un río o restallando contra las rocas de una cascada o simplemente el viento meciendo las hojas de un árbol, son solo alguno de los ejemplos de lo que podremos escuchar al mismo tiempo mientras caminamos entre el follaje (a parte de nuestros propios pasos, claro está). Las voces empleadas en el juego no han sido traducidas, por lo que nos tendremos que conformar con disfrutar de los buenos doblajes realizados en la versión original.

 

m  ú  s  i  c  a

El cinematográfico tema que nos acompaña al comienzo del juego, y que bien podría haber formado parte de cualquier banda sonora original de una película de aventuras hollywoodiense, será (con algunas variaciones) la música que nos acompañará en los momentos de más énfasis del juego. Una correcta forma de acompañar estos sucesos y que facilitan nuestra implicación. Durante las fases 'tranquilas' del juego solo nos acompañará el sonido ambiente (ya de por sí bastante denso) de la selva.


j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Por implicaciones del guión (un avión que se avería y cae en plena selva virgen parece ser suficiente justificación), Harry comienza su aventura sin demasiados utensilios que le sirvan de ayuda, más allá de su mochila, un mapa y el libro (que nos servirá de menú).Pronto descubriremos que las artes que dieron con los huesos del Jaguar diabólico al principio del juego nos pueden servir para apartar algunos incómodos obstáculos de tu camino.

 
También pronto encontrarás algunos indicios que te pondrán sobre la pista de la hermosa Nicole, y te toparás con el 'cadáver' del avión, en el que se te facilitará la cantimplora, elemento esencial, con el que recogerás agua curativa de las fuentes que irás encontrando a lo largo del juego para así utilizarla en el momento más necesario. A partir de aquí Harry comenzará a hacer acopio de elementos útiles y necesarios para llevar a buen puerto su búsqueda.

 

Movimientos triunfales

No solo necesitaremos dichos utensilios para avanzar en nuestra aventura, también se nos irán descubriendo combinaciones de botones con las que conseguir nuevos y espectaculares movimientos con los que lograremos alcanzar zonas antes imposibles para Harry, o abrir paso a través de un material sólido con algún increíble golpe...

 

Aunque en ocasiones tendremos que lograr dominar los movimientos más fundamentales, como es el caso de la utilización de las lianas para alcanzar ciertas zonas necesarias en nuestra aventura. Gracias a los dos sticks de los mandos podremos controlar todos los movimientos una vez que nos hallemos encaramados a una de ellas y será fundamental situarnos a la altura necesaria antes de comenzar a balancearnos.

 

Este será el único momento en el que la cámara podrá resultar algo engorrosa (podremos recolocarla con los disparadores), ya que la gestión general de la misma es espectacularmente acertada, incluyendo la utilización de superficies transparentes en caso de que estas interfieran en nuestro ángulo de visión. Como siempre, la cámara solo destaca de verdad cuando está mal implementada.

 

Tenacidad e intuición

Como buen híbrido de géneros, no bastará con una sola habilidad para lograr rescatar a Nicole (esto no significa que se trate de un juego difícil), por lo que a parte de dominar los saltos entre plataformas, deberemos ser capaces de eliminar con eficacia a los enemigos que nos vayan surgiendo, y a parte de ser capaces de utilizar con puntería cualquiera de las armas de las que dispondremos, deberemos también de conseguir resolver algunos de los puzzles que nos aparecerán durante nuestro largo camino.
  

El hecho de que no se nos permita grabar entre fases aportará un cierto índice de dificultad al género que se verá paliado por la aparición más o menos frecuente de fuentes de agua curativa, aunque en ocasiones será inevitable repetir la misma acción en varias ocasiones hasta conseguir realizarla con éxito. Los menos pacientes quizá sufran con esta circunstancia.

 

Él hecho de que la dificultad en cuanto a enemigos se refiere vaya creciendo a lo largo del juego, se ve acompañado del crecimiento de Harry como explorador, crecimiento que se nos manifiesta por ese creciente número de movimientos y nuevos golpes, que nos facilitarán los enfrentamientos con esos enemigos cada vez más poderosos

 

Generalidades

A pesar de que la originalidad no es una de las grandes virtudes del nuevo Pitfall, hay que reconocer que el interfaz empleado para gestionar las opciones de menú, no solo es acertada por lo conceptual (se trata de un libro en las propias manos de Harry) si no que supone una cómoda herramienta con la que accederemos rápidamente al mapa, a las opciones del juego, y a un amplio archivo de ayudas que el juego nos brinda.  

A pesar de que el juego no cuenta con opciones multijugador que alargan considerablemente al vida de cualquier juego, sí se le han añadido algunos entretenidos mini-juegos que nos ayudarán a combatir la sensación de monotonía que en ocasiones puede hacer presa de nosotros debido a lo ligeramente repetitivo de algunas fases del juego.

 

c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Un divertidísimo juego que sin duda hará las delicias de los aficionados a los juegos de plataformas y aventuras, máxime si se trata de aquellos que aprecian la apariencia 'cartoon' en los gráficos de los juegos. Aventuras, acción, plataformas, y todo ello aderezado por el humor del singular Harry.

l  o    m  e  j  o  r

  • La ambientación, sonido y escenarios.
  • A pesar de que podría haberse diseñado mejor las funciones de las teclas del mando, la jugabilidad está muy bien ajustada.
  • Traducido y doblado, aunque sólo en PS2

l  o    p  e  o  r

  • La falta de innovación real.
  • Puede resultar repetitiva la dinámica del juego, sin alicientes.
7.7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.