Baten Kaitos, Impresiones (GameCube)

Baten Kaitos supone el cierre de la trilogía de grandes RPGs que se ha visto en Japón el pasado 2003. Tales of Symphonia, Final Fantasy Crystal Chronicles y esta nueva obra de Monolith supone el reencuentro de las máquinas "grandes" de Nintendo con el RPG de calidad.

Baten Kaitos supone el cierre de la trilogía de grandes RPGs que se ha visto en Japón el pasado 2003. Tales of Symphonia, Final Fantasy Crystal Chronicles  y esta nueva obra de Monolith supone el reencuentro de las máquinas "grandes" de Nintendo con el RPG de calidad.

Este 2003 se puede considerar el año en el que GameCube se ha reencontrado con el RPG. Y es que desde los comienzos de Nintendo 64, la cantidad de RPGs para consolas de mesa Nintendo ha sido irrisoria, especialmente si se compara con la avalancha que hubo en los tiempos de Super Nintendo. No merece repasar la historia de los cartuchos, de Square y demás que ya todo el mundo sabe a estas alturas, pero parece que la más limitada capacidad de los soportes que ha usado Nintendo en Nintendo 64 y GameCube para sus juegos puede tener algo que ver, o eso dicen las malas lenguas.

Hay quien piensa que sin embargo, que para que una compañía consiga buenos RPGs para su consola es sólo una cuestión de tener buenas relaciones y ofrecer tratos favorables. Los aspectos técnicos siempre se pueden solventar. La Nintendo de Satoru Iwata parece que destaca en este hecho, habiendo forjado buenas relaciones con diferentes compañías para desarrollar en su consola, entre ellas Namco, que ha recuperado su tradicional acercamiento a la compañía de Kyoto después de estar muchos años trabajando con Sony casi codo con codo.

Fruto de este entendimiento han nacido Tales of Symphonia y este Baten Kaitos, desarrollado por Monolith, autores de Xenosaga. Su aparición fue toda una sorpresa, ya que en el momento que se anunció no había datos al respecto y se pensaba que Monolith estaba sólo trabajando en la segunda parte de Xenosaga. El vídeo que sirvió para echarle el primer vistazo mostraba un mundo de exquisito color, seres con alas y una enorme ballena que salía del mar, todo bajo el misterioso nombre de Baten Kaitos, un RPG exclusivo para GC, toda una sorpresa.

Con el tiempo se fueron revelando más características e imágenes del juego, quizás la más sorprendente que incorporara un sistema de cartas para el combate, pero de una manera completamente diferente de lo que viene siendo habitual. Por supuesto, esto levantó recelos entre quienes no gustan mucho de las cartas, pero las imágenes mostradas atesoraban tanta calidad que era imposible no dejar de prestar atención a la nueva obra de Namco.

Y finalmente estas Navidades apareció en Japón, una caja doble de impecable acabado que contiene los dos discos del juego. Nada más verlo ya da la sensación de mimo que el equipo desarrollador le ha querido dar, la idea de no anclarse en lo tópico y crear algo original, no sólo desde el punto de vista gráfico, sino también del artístico.

Las primeras escenas del juego recuerdan un poco a Chrono Cross (para aquellos que hayan podido disfrutarlo de importación), con escenas CGI de diferentes momentos del juego, orquestadas de forma que den un aspecto emocionante y épico al juego, a la vez de que se cuida de no revelar nada de la historia. Aprovecha además para presentar a cada uno de los personajes del juego y para que haga aparición la intrigante ballena que aparecía en el primer vídeo.

Una vez iniciada la partida, se entra dentro del sueño del protagonista: Kalas. Un Joven de 18 años de pelo azul y con un ala metálica junto a otra natural. En este punto hay que matizar que ahora mismo no se conocen detalles de la historia por la barrera del idioma, pero por lo que se ha podido sacar, parece que hubo una guerra contra un ser demoníaco, y que en el proceso, la tierra fue dividida en islas flotantes que actúan como reinos independientes. Al desplegar las alas, los habitantes de estas tierras crecen en fuerza y velocidad, pero no se saben muchos más detalles al respecto.

En todo caso, dentro del sueño de Kalas se puede comprobar que el jugador juega un papel de "consciencia", Kalas en medio del sueño te mira y pregunta tu nombre, e incluso en medio de la aventura te comentará cosas que a este redactor sinceramente le gustaría entender todo lo bien que quisiera. Parece como si fueras alguna presencia invisible, sólo perceptible para unos pocos.

Al poco de jugar hará acto de presencia la heroína de rigor, Xelha, que aunque suene raro decirlo, parece que tiene algún tipo de influencia francesa, aunque puede ser una opinión personal. Lejos de la moda reciente de vestir a las heroínas con ropa lo más sexy posible, en Baten Kaitos todos visten de una manera muy clásica, casi sacada de una Europa ya muy lejana en el tiempo. El diseño de los personajes es ciertamente atractivo y diferentes a lo que se está acostumbrado en los RPGs japoneses, que suelen apostar por una estética anime, mientras que en este título todo tiene una inspiración muy europea, con unas ilustraciones de los personajes que parecen sacadas de algún cómic francés.

Pero lo que destaca por encima de todo en Baten Kaitos a nivel gráfico son los maravillosos escenarios que acompañan al juego. Es muy posible que los entornos por los que discurre este título puedan llevarse un hipotético premio a "los entornos más bellos en un RPG", o incluso en cualquier otro género. La riqueza del colorido es apabullante, con tantas tonalidades que uno se puede quedar fácilmente embobado viendo sólo el paisaje, pero lejos de ser paisajes estáticos, hay una cantidad ingente de vida en ellos.

Por ejemplo, las nubes no paran de pasar por delante y por detrás, se supone que estás en una isla flotante y el efecto es justamente ese. Pero también hay pájaros volando, ríos que fluyen naturalmente, vegetación que se mueve, animales... es un entorno realmente mágico y Monolith ha hecho un impresionante trabajo en aprovechar las habilidades especiales de GC en el uso del color para dar al juego un aspecto que lo asemeja más a un cuadro que a un juego, un uso muy inteligente de la técnica al servicio del diseño.

Pero la cosa no sólo se queda en bellos gráficos, sino que Baten Kaitos tiene cosas que decir en otros aspectos, especialmente en el sistema de juego, que es muy novedoso y hace un uso tan original como atractivo de las cartas, que aquí se llaman Magna. En realidad estas cartas mágicas representan ideas, conceptos que quedan atrapados dentro de cartas vacías. El ejemplo claro para entenderlo es coger un billete. Los billetes tienen un valor porque la realidad en la que vivimos se los da, pues las Magna son parecidos a esto, sólo que para cualquier objeto, ya sea espadas, pociones de curación, dinero... es un poco complicado de explicar pero su funcionamiento es muy simple.

Por ejemplo, si se quiere usar un elemento de curación como comida, simplemente se usa la carta correspondiente. Si se quiere comprar, hay que tener una carta vacía e insertar la comida dentro de la magna. Las cartas pueden ser combinadas entre sí, por ejemplo para obtener un mejor alimento que recupere más puntos (o cualquier otro uso) y además estas evolucionan con el tiempo (al menos las que son fijas, que son las que se usan en combate, algunas tienen un sólo uso). 

El mazo de combate consta de 20 cartas, configurables a tu gusto previamente en el menú de opciones. En el combate van apareciendo aleatoriamente de tres en tres. Los combates se dividen por turnos, en el tuyo podrás usar tu cartas de ataque en combinación para realizar combos, por ejemplo, combinando dos cartas con espadas largas se obtiene un ataque doble tal cual. Hay que hacerlo todo muy rápido, ya que se tiene un tiempo máximo para combinar las cartas, lo que crea un enorme dinamismo. En la fase del rival, si eres lo suficientemente rápido y tienes cartas de defensa disponibles, podrás usarlas para anular puntos de ataque del enemigo. No hay nada más, ni menús, ni nada de nada, sólo las cartas y tus reflejos para elegir las más adecuadas con el tiempo límite.

Existen unas mil cartas, todas ellas con sus efectos y su ilustración correspondiente. Las combinaciones que se pueden alcanzar son enormes (además de que las cartas evolucionan con el tiempo), y el sistema de combos es realmente profundo. A medida que se va avanzando y entendiendo como funciona, se pueden llegar a hacer cosas realmente espectaculares. La velocidad y dinamismo del combate no tienen nada que ver con la lentitud de otros exponentes del género, y mucho menos con la idea tradicionalmente asociada de las cartas de juego lento y eminentemente estratégico.

La estrategia queda para la planificación previa del mazo de cada personaje, pero el combate es tremendamente dinámico y resulta muy divertido de jugar, especialmente dado que la transición del mapa al combate es muy rápida, se puede esquivar a los enemigos en el propio mapa ya que son visibles (nada de aparición instantánea estilo Final Fantasy) y encima la música de combate es genial.

En este punto hay que decir que la banda sonora del juego es realmente buena. No está desarrollada por ese genio conocido como Yasunori Mitsuda (el autor de míticas B.S.O como la de Xenogears o Xenosaga), pero el compositor es muy bueno. Destacan especialmente algunos temas corales que consiguen dar una intensidad y emoción al juego muy a la par con su espectacular aspecto gráfico. Destaca en eso, y en la gran variedad de géneros musicales que ha usado para diferentes momentos, todos acoplados perfectamente y sin que desentonen ni un momento.

Baten Kaitos es un título muy fresco desde todos los puntos de vista, una pequeña joya para los usuarios de GameCube. Desgraciadamente, parece que no se podrá disfrutar de este título, al menos no en otro idioma que no sea japonés. El presidente de Namco reconoció que las ventas alcanzadas en su país natal no eran las esperadas (al contrario que Tales of Symphonia, que sí vendió bastante bien), por lo que se duda bastante que Namco o cualquier otra distribuidora se atreva a lanzarlo fuera de Japón. Quizás sea su propia frescura la que ha hecho dudar a los jugadores nipones, que por otra parte están muy centralizados entorno a PS2 en cuanto a RPG se refiere, por lo que resulta muy complicado vender una nueva idea en el género que no sea para la consola de Sony.

De todos modos siempre se tiene la esperanza, o al menos la posibilidad de importarlo. Es ciertamente un juego dotado de cierta magia especial, y no sería raro dentro de unos años verlo a precios deshorbitados como una de las raras gemas de GameCube (tal y como pasa ahora con muchos juegos de consolas antiguas).

Baten Kaitos: Eternal Wings and the Lost Ocean

Juego de rol ambientado en un mundo donde los continentes flotan en el aire.
Baten Kaitos: Eternal Wings and the Lost Ocean