Actualidad

Espai 8 reúne a más de 21.000 usuarios

Joan Isern Meix

Este juego online de la televisión catalana nos permite luchar por alguno de los ocho planetas.

Los juegos online tienen muchas caras, desde la espectacularidad y la ambición de títulos como Star Wars: Galaxies hasta las limitaciones de proyectos creados por una única persona. A medio camino podríamos situar Espai 8, un juego online creado por CCRTV Interactiva, la empresa hermana de Televisió de Catalunya dedicada a los contenidos para internet. De hecho, el título está integrado en la página de 3xl.net, el megaprograma juvenil de esta televisión que incluye desde series hasta reportajes. Desde que estrenaron el juego, el mes pasado, han superado los 21.000 usuarios registrados, una cifra muy respetable si tenemos en cuenta que el juego está en catalán. Eso sí, para funcionar no necesita instalar ningún programa, a excepción del plugin Flash para el navegador web, que muchos de vosotros ya tendréis instalado.

El juego nos traslada a Nèmant, un sistema celeste formado por ocho planetas habitados por otras tantas tribus. Cada jugador tiene a su alcance objetivos individuales y colectivos, a nivel de tribu. Cada planeta tiene un líder, el cornac, que decide la estrategia general de todo el planeta, desde alejarse del agujero negro que ocupa el centro de Nèmant hasta acercarse a otro planeta para atacar. A su vez, cada habitante luchará para lograr más metales, cargos y poder, hasta alcanzar un día el puesto de cornac.

/es/node/ArrayLa entrada de un nuevo jugador en la sociedad de su planeta se inicia como residente: no puede participar en las elecciones, ni puede comprar naves ni puede consultar los datos del resto de jugadores, però tampoco debe pagar impuestos. Para convertirse en un elector deberá comprar el televoto, un aparato que le permitirá participar en las elecciones. Los habitantes de una zona de un planeta votarán para elegir a su gobernador, que les representará en el consejo planetario, pero de la misma zona también estará presente el magnate, que es el elector más rico de la zona. El consejo en pleno vota para elegir el cornac, la màxima autoridad planetaria que controla el turbotec, que mueve el planeta, los impuestos y el espionaje. Así, cualquier jugador puede convertirse en el cornac dedicándole tiempo y esfuerzos a este juego.

La presencia del juego no se limita a internet, ya que el ser supremo se manifiesta en televisión (aunque puede reproducirse su mensaje en internet con posterioridad) y los usuarios pueden obtener información o aumentar la energía de su personaje a través de mensajes cortos del móvil. El resultado es una original mezcla de medios que ya ha conseguido enganchar a miles de personas.