Beyblade VForce: Ultimate Blader Jam
Beyblade VForce: Ultimate Blader Jam
  • Plataforma GBA 4
  • Género Strategy
  • Lanzamiento 01/11/2003
  • Desarrollador Atari
  • Texto Español
  • +3
Carátula de Beyblade VForce: Ultimate Blader Jam
  • 4

    Meristation

Peonzas atascadas

Will van Dijk

El mundo de BeyBlade gira alrededor de las peonzas mágicas, un mundo que, al igual que veíamos en el de los Pokémon, depende plenamente de las habilidades de unos chavales bastante maduros de mente. La peonza está en la pista: ¡¡comienza el juego!!

El mundo de BeyBlade gira alrededor de las peonzas mágicas, un mundo que, al igual que veíamos en el de los Pokémon, depende plenamente de las habilidades de unos chavales bastante maduros de mente. Tras algún tiempo esperando al fin, ha llegado el juego a nuestras tierras. La peonza está en la pista: ¡¡comienza el juego!!

De nuevo nos encontramos ante un juego basado en una de estas series de animación Japonesa que sin ningún complejo copia, a su manera, la idea que ya vimos en Pokémon o en Digimon. BeyBlade no es una serie que haya roto moldes, pero sí ha triunfado entre los mas pequeños de la casa con una idea que sin ser excesivamente adulta, entretiene lo suficiente para mantenernos ocupados mirando la pantalla los 20 minutos escasos que dura cada capitulo.

Hoy estamos ante un juego nuevo, algo innovador que nos introduce muy por encima en este mundillo de Blazes y de acción frenética en un mundo en el que son los chavales los que "mandan". El resultado lo tenéis en las líneas que veréis a continuación. No os hagáis a la idea de ver el típico juego basado en una serie que se limita a poner excusas tontas para jugar sin parar, que en cierto modo vuelve a ocurrir pero al menos tiene justificación dada la historia que se nos plantea en los capítulos originales. A jugar se ha dicho.

  g  r  á  f  i  c  o  s

Una peonza sobre un escenario en 3D con cuadros de distintos colores y un fondo monocromo es todo lo que veremos cuando vayamos a jugar. Los efectos de nuestro juguete son no más que pasables, con algunos destellos de colores y auras alrededor de la peonza, que junto a los choques contra otras de estas nos dan al menos una impresión bastante sólida en "los protagonistas" del juego. Los giros y demás que veremos están bastante bien realizados, con unos movimientos vistosos, inclusive los saltos y "speed-ups" que realizaremos en la mayoría de las fases. Los fondos de cada fase no son muy destacables, simplemente con algunos colorines que pasan desapercibidos en todas las fases.

El resto de los gráficos serán imágenes estáticas de los protagonistas y personajes de la serie de animación, muy similares a los reales. Los muchos efectos, colores, personajes y texturas divertidas son el apartado más destacable del juego. En estas escenas estáticas se nos narrará la historia de cada fase. Los menús están bien creados y no destacan sobre el resto del juego.

Los escenarios acaban siendo muy repetitivos a medida que vayamos avanzando, puesto que solo se añaden algunos cambios que afectan a la jugabilidad y a la dificultad pero muy poco al apartado gráfico. De todas formas tampoco se puede exigir más teniendo en cuenta el desarrollo del juego, se podían haber mejorado mucho, añadiendo mas colores, escenas especiales y una mayor amplitud de rostros y movimientos a la hora de narrar la historia, pero no son necesarios del todo para disfrutar con el juego. En ningún momento afectarán a la jugabilidad del mismo, y es algo que se agradece a juzgar por lo visto en algunos juegos de velocidad recientes en GBA.

  h  i  s  t  o  r  i  a

A decir verdad BeyBlade no depende de la historia para nada. Más de una vez tendremos que realizar las fases sin tener mucha idea de por qué la realizamos, o simplemente cual es la razón de que nos obliguen a ello. Pero lo cierto es que existe pese a ser un juego fundamentalmente de carreras (en peonza, eso sí).

No dispondremos de un protagonista, sino de un grupo llamado "BladeBlazers", campeones del torneo mundial de los "Blazes" que dan nombre al juego. Un día, y recién llegado al colegio el campeón de campeones, Tyson, decide montar una pequeña exhibición para demostrar sus increíbles cualidades, las mismas que le han hecho llegar hasta el estrellato en las Blazes. Contra todo pronóstico pierde su primera batalla contra su rival, un niño desconocida llamado "Señor X" del que más adelante descubriremos su nombre real. A medida que avancemos, iremos descubriendo mas personajes secundarios malvados y sus intenciones reales, que no van más lejos de querer conseguir todos los Blazes de los "bladebreakers", y así controlar el juego por completo sin rival a quien oponerse.

Soltaremos varias carcajadas por lo infantil de la trama, y es que la serie esta orientada por su contenido a un público mayor de 10 años y menos de 20, algo que no sucede con su historia. Quizás la necesidad de ampliar la vida del juego sea la responsable de que, al acabar cada fase nos tengamos que enfrentar contra problemas que muchas veces nos parecerán absurdos, pero que son suficientes para justificar un nivel tras otro. Por muy cómica que parezca nos entretendrá mientras dure, que es de lo que se trata después de todo.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

La idea de BeyBlade no es demasiado compleja, ni de jugar ni de captar. Controlamos una peonza mágica que se mueve a nuestro antojo por un mapeado tridimensional en el que tendremos que ir sorteando obstáculos, obteniendo objetos y derrotando a otras peonzas que figuran en el mismo. El principal objetivo aparte de estos tres que acabo de citar es el de llegar a la meta de cada fase, objetivo que más de una vez nos hará salir de nuestras casillas por las complicadas curvas y senderos por las que tendremos que cruzar.

No os dejéis engañar por las apariencias, es cierto que la idea en sí no es nada espectacular, pero llega a divertir mucho tiempo mientras dura. El control de las peonzas es bastante duro al comienzo, la cruceta de la GBA se nos antoja insuficiente para controlarla en 3D, aunque afortunadamente han sabido agregar un modo 2D que, pese a disminuir todas las opciones que encontramos dentro del control, nos ayuda bastante para llegar a nuestra meta. Como ya dije, más de una vez querremos tirar la consola por la ventana dada la complejidad de unos mapeados en los que no solo tendremos que estar pendientes de nuestra peonza, sino también de las otras enemigas que encontraremos a lo largo de estos.

La velocidad de la peonza es fundamental para poder sortear todas las trampas y dificultades que nos encontraremos, por otro lado el giro de está también será fundamental para poder acabar cada nivel. Al comenzar cada fase tendremos una barra que nos indicará la fuerza de giro con la que lanzar la peonza, no es muy complicado sacar una buena puntuación aquí así que no pasa de ser un mero aliciente para ampliar la cualidad de esta, aunque alguna que otra vez nos hará repetir el escenario por una mala sincronización a la hora de apretar el botón correspondiente. De la estabilidad de la peonza depende mucho la velocidad, que podremos ir aumentando con unas flechas que encontraremos en las fases, muy necesario para pasar por caminos estrechos y sobre todo subidas, que disminuirán mucho el giro de esta. No dispondremos de ningún indicador para la velocidad, aunque afortunadamente siempre podremos tener controlado el giro con una barra de color verde que disminuirá a medida que pase el tiempo.

No necesitaremos mucho tiempo para finiquitar cada fase, menos de 20 segundos en las primeras fases y no más de 1 minuto en las últimas. La brevedad del juego se convierte de nuevo en un fallo gravísimo, tan solo disponemos de 7 episodios de 7 fases cada una (más una extra a la que podremos acceder cumpliendo algunos requisitos en cada capítulo) en las que suelen haber 1 o 2 fases para derrotar a un enemigo final. Será muy usual repetir cada fase una y otra vez para conseguir un tiempo decente o simplemente acabarla, pero a la largo acaba convirtiéndose en algo muy repetitivo. Esto en lo referente al modo BBey Aventura. Dispondremos de otros apartados, como el de Taller en el que podremos arreglar o configurar la peonzas, BBey Colección en el que utilizaremos más tiempo puesto que consiste en derrotar a todas las peonzas de cada mapa para conseguir coleccionarlas todas, y por último un multijugador ideal para los fans del juego, sobre todo una vez acabada la aventura principal.

Los enfrentamientos contra los enemigos finales son quizás lo más entretenido del juego, pero dan la sensación de ser una mina que ha sido poco explotada. Son muchas las ideas que podían haber utilizado a la hora de situar los enfrentamientos, en vez de limitarnos a colocarnos en un mapa normal y corriente con saltos, speed-ups y recargadores de giro para poder echar de la pista a nuestra adversario, ó, a ser posible, chocarnos hasta que el cargador de giro se agote. Siempre son divertidas las peleas, pero a la larga se acaban convirtiendo en monótonas y poco lucidas, sobre todo en fases finales cuando nuestra peonza está en una clara desventaja en comparación con la de nuestros oponentes.

La dificultad del juego depende muchísimo de nuestra pericia con la cruceta de la GBA. No podremos cambiar entre modos de dificultad, así que tendremos que jugar con lo que la maquina nos ofrece. Lógicamente cada fase ofrece un diseño particular e invariable, la dificultad mayor que encontraremos serán las peonzas enemigas que más de una vez nos darán dolor de cabeza. Pero como ya dije, todo depende de nuestra pericia, que tarde o temprano acabaremos consiguiendo, al repetir cada fase unas cuentas veces para superarlas, algo que podremos hacer tantas veces como queramos en cada fase sin soportar tiempos de carga.

BeyBlade da la sensación de poder ofrecer muchísimo más de lo que nos ofrece en este apartado, mucha más variedad en las peleas 1 contra 1 y algo más ameno que controlar una peonza esquivando enemigos por un terreno en el que al menos veremos subidas y bajadas. Los golpes especiales, complicados de conseguir pero muy útiles para derrotar a enemigos finales o varios enemigos de una tirada, dan algo de vida a los combates. Conseguir todos los objetivos y derrotar a todas las peonzas de cada nivel para coleccionarlas serán los alicientes que encontraremos para alargar la vida del juego.

  a  u  d  i  o

La canción principal (que también podremos oír en la serie) será bastante amena las primeras veces que la oigamos, lamentablemente es la única que vamos a poder escuchar a lo largo y ancho del juego, una y otra vez cuando nos presentan las historia. En cada fase veremos más de lo mismo, una melodía muy similar con un tono de pop-rock sin mas voces que los sonidos de las peonzas al chocar o al caer al suelo.

De resto poco más, como viene siendo usual en GBA melodías que se pueden tararear pero que pecan de ser escasísimas, a penas unas 5 en total que se nos antojan pocas se mire como se mire. Solo aplaudir la inclusión de voces en la canción principal y que al menos tendremos la opción de quitarla si queremos poco más. Simplemente aceptable.

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n 

Como ya dije antes, nos encontramos ante un juego que se basa en una serie, pero que en vez de adoptar la misma posición por la que han optado otras series, de dar más importancia a los personajes y al mundo en sí que al tema del que realmente trata, se ha escogido por hacer un juego en el que los protagonistas son las peonzas.

Está claro que el sistema del juego es muy repetitivo y poco duradero, y que al igual que ha pasado con otros juegos, se basa en una buena idea que se podía haber explotado muchísimo más, no solo gráficamente sino a nivel general, tanto en la música como en la jugabilidad que nos sabe a poco al acabar el juego. La duración tampoco ayuda mucho pues apenas en 4 horas a lo sumo, tendremos el juego completamente terminado, con el modo multijugador como último recurso. Por ello solo se lo puedo recomendar a los fanáticos de la serie y a aquellos a los que les guste ver cosas nuevas. Aunque pese admitirlo, no justifica el gasto de mas de 40€ por el juego, quizás en una segunda parte o en otra versión mejorada.

Eso sí, hay que dar una felicitación a los programadores por atreverse con un juego innovador que pudo ser algo mas de lo que es. No consideréis esta puntuación como un suspenso pero me veo obligado a ponerla porque, como dije, no se pueden justificar los apartados ni la compra del mismo, además divierte por muy poco tiempo.

Le acabaremos cogiendo cariño, sobre todo si somos amigos de la serie, pero de nuevo tenemos la sensación de que esta, pese a dar la idea y el titulo, pasa a un tercer plano en lo que es el juego en sí, o sea, en la idea de jugar con la peonza por una mala coordinación entre la historia y el sistema de juego. Al menos un servidor espera de verdad que en una próxima versión se solucionen los fallos y se amplíen las virtudes.

4

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.