The Simpsons: Road Rage
The Simpsons: Road Rage
  • Plataforma GBA 4
  • Género Conducción
  • Lanzamiento 02/02/2003
  • Desarrollador THQ
  • Texto Español
  • +3
Carátula de The Simpsons: Road Rage
  • 4

    Meristation

Los simpson suben al taxi

Will van Dijk

La idea de conducir a toda maquina por Springfield con un "taxi" casero nos hace la boca agua. Ahora, la familia mas alocada de la TV nos brinda la posibilidad de visitar su ciudad con un paseo en sus coches... ¿subís?

La idea de conducir a toda maquina por Springfield con un "taxi" casero nos hace la boca agua. Ahora, la familia mas alocada de la TV nos brinda la posibilidad de visitar su ciudad con un paseo en sus coches... ¿subís?

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Decir que la carrera de los Simpson en los videojuegos es mala sobra en cualquier reportaje. Los aficionados a esta serie llevamos ya innumerables años esperando que alguna compañía decente se de cuenta del filón que pueden explotar y hagan un juego al menos jugable.

Con Road Rage parecía que ese momento había llegado. Las primeras imágenes realmente nos dejaban muchas ilusiones para ver un juego al menos decente, parecido gráficamente al Mario Kart que vimos en la SNES en su día e igual de divertido.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Tras ver de qué iba el juego (tampoco había que ser muy listo, pues también se anunció para las "gigantes" de Sony, Nintendo y Microsoft) las dudas empezaron a surgir. Y es que cuando salió a la venta el ya clásico de Sega "Crazy Taxi" nunca pensamos que tantos juegos intentarían copiar su sistema aunque con algunas ligeras diferencias.

Este es el caso de TS:RR, que ni sin ningún complejo copia el sistema de Crazy Taxi y le añade algunos toques caseras, prácticamente inapreciables, junto a la participación de esta familia.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Tampoco tenemos razones por las que quejarnos, puesto que en las versiones superiores vimos una planteamiento muy similar, acusado por supuesto de ser un plagio del ya citado varias veces Crazy Taxi y de otros que han surgido después de él.

  g  r  á  f  i  c  o  s

Si por algo destaca Road Rage es por su apartado gráfico. Pero tranquilos, no es lo que parece. Destaca, sí, pero por lo horribles que son. La primera vez que ponemos el juego vemos algunas imágenes que nos alegran la vista, seguida de la musiquita (otro tanto de lo mismo) típica de la serie y de la que ya hablaremos más tarde.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Imágenes bien creadas que sirven como fondo para unos gráficos propios que dan realmente pena. El abuso de píxeles se deja notar desde la primera vez que jugamos, en cambio, nuestro vehículos están perfectamente modelados, algo similar a lo que pasa con los personajes que vemos en las ciudades, que sin estar muy bien diseñados podremos distinguir cual es cual. Tarea que se nos facilitará con un cuadradito que aparece cuando el cliente se sube a nuestro taxi, y con el cual podemos ver su estado emotivo dentro de este.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Creedme si os digo que es muy extraño ver un coche bonito corriendo dentro de una ciudad que carece de un solo edificio y en la que no podemos distinguir un bordillo del césped normal. Aun peor es cuando nos chocamos contra unos matorrales y no podemos seguir, o contra una montaña de tierra colocada justo en el lugar idóneo para que nos choquemos con ella al coger una curva o al realizar un salto más o menos largo.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Este fallo a la hora de colocar los objetos se da menos en la primera parte de la ciudad, (esta consta de varias zonas que ya explicaremos después). En las siguientes tendremos que hacer malabarismos para conseguir ver a la vez que saltamos y todo se mueve, junto a que no vemos bien el suelo por un extraño fallo del juego, con el cual parece que estamos corriendo en una pista de agua en vez de en asfalto.

Por si fuera poco el colorido de los gráficos nos pierde aun más, junto a un fondo "invisible", que nos deja completamente desorientados. La extraña manía de no poder dejar a los pasajeros en el propio circuito agrava los fallos principales de este apartado.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

¿Inexplicable? La pregunta no tiene respuesta. Sabemos seguro que la GBA puede dar mucho más gráficamente que lo que nos ofrece este RR, pero también es cierto que la sensación de velocidad que nos transmite el juego es al menos decente. De lo que no hay duda es que se podía haber salvado este apartado para, al menos, conseguir una media que valga la pena… porque el resto del juego…

  a  u  d  i  o

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Tonos pegadizos y muy repetitivos es lo que, como viene siendo normal, nos encontramos en GBA últimamente. RR no es menos y vuelve a darnos esas melodías que oiremos unas cuantas veces y que acabaremos tarareando de tantas oírlas.

Al principio oiremos la melodía principal de la serie y la que ya todos conocemos, a decir verdad, la única que vale la pena. De restos solo lo anteriormente dicho, tonos pegadizos y muy repetitivos que dan la pega pero no sobresalen del resto del juego, algo que a priori no es muy complicado.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

El resto de sonidos son simplemente pasables, los coches, algunos gritos y prácticamente ninguna voz y un muy molesto ruido del coche que cogerá los 320 Km / h en un abrir y cerrar de ojos. Con esto quiero decir que oiremos el mismo ruido, junto a la música durante todo el juego, ruidos que al menos varían dependiendo del coche

Y poco más destacable de este apartado, aunque tampoco se hecha de menos oír nada más de lo que ya tenemos en el juego. Suficiente para satisfacer.

   j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Como ya dije anteriormente, sabemos todos que la idea de este juego ha sido sacada directamente de Crazy Taxi, el juego de Taxis en el que nuestra misión era recoger a un pasajero y llevarlo a un destino en el menor tiempo posible consiguiendo puntos gracias a acrobacias durante el camino.

Si los propios productores de la saga no han sabido mejorar este concepto, o más bien, cambiarlo, como ya demostraron con la tercera parte de la saga, ¿Quién podrá? Por ahora nadie ha demostrado que la idea que en principio se planteó se pueda cambiar o innovar. Por supuesto en Road Rage, no lo han intentando.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

En vez de eso han cambiado el "skin" que veíamos en el juego de Sega convirtiéndolo en el mundo de los archiconocidos Simpson, con un resultado bastante pobre pero que al menos divierte las primeras horas. El sistema es muy básico, y con la explicación de "Crazy Taxi" os habéis podido hacer una idea bastante precisa. Viajamos con un personaje determinado de la serie que varia a nuestra elección y con posibilidad de conseguir bastantes extras.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

En un principio solo disponemos a los protagonistas de la serie, pero a medida que vayamos ganando puntos podremos desbloquear más. El juego está dividido en varios apartados: Road Rage, el principal, en el que tenemos que elegir a nuestro taxista y conducir nuestro "carro" buscando pasajeros y llevándolos a un destino (este se suele repetir dependiendo del personaje que transportemos) que sale indicado en un mini mapa, aunque también podremos guiarnos por unas flechas que debido a los gráficos nos resultará más molesto que útil, con un tiempo limite, y en el que tendremos un tiempo limite.

Iremos ganando puntos a medida que transportemos pasajeros con algunos alicientes como saltos y peticiones especiales de estos que nos darán bonificaciones. Con ellos conseguiremos desbloquear extras que nos servirán para alargar la vida del juego.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

También dispondremos del "modo misión" en el que tendremos que cumplir una serie de misiones, bastante complicadas divertidas pero también muy complicadas, junto a los típicos de este tipo de juego, como dar un paseo, los desafíos en los que puedes jugar con un amigo mediante un cable Link y el modo espectáculo en el que tendremos que divertir a nuestros pasajeros con saltos coches etc.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

El control de los coches es bastante simple de manejar, tan solo algunas complicaciones en saltos y derrapes que no nos amargaran mucho la vida. El principal problema vuelve a estar en lo complicado que resulta manejar uno de estos automóviles por un circuito en el que vemos la curva 3 segundos antes de cogerla. No presenta ninguna complicación para los pequeños el control en sí, un punto que se agradece en el juego.

Cabe destacar que cada coche tiene su "comportamiento" por así decirlo. No nos limitamos a cambiar el modelo, nos encontraremos con distintos tipos de aceleración, agarre y demás que toman un segundo plano en el juego. Relegado, eso si, por los propios programadores que no han puesto ni las características de los coches en el menú para elegir.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Bastantes modos y un sistema divertido que alargaran la vida del juego bastante. Las misiones aunque escasas (unas 10) son muy divertidas y desbloquearán algunos extras. Los modos de dificultad están bastante bien calibrados, así que tanto si somos unos patosos jugando como unos "monstruos" podremos encontrar retos a nuestra altura.

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Vamos por partes. Ya dije antes que Los Simpson, pese a ser una de las series mas conocidas por todos nosotros de dibujos animados que divierten a casi todo el mundo, nunca han tenido un juego que valga realmente la pena.

Con Road Rage, y aunque parezca típico, pensábamos que la situación iba a cambiar. No me refiero solo al juego que vemos hoy en GBA sino al de las consolas "mayores" también. No cabe duda de que estamos antes un juego que sin ir más lejos entretiene, con muchísimos fallos y con algunos apartados, principalmente el gráfico, que dejan mucho que desear.

The Simpsons: Road Rage (GameBoy)

Y estos fallos son los que arruinan el juego. Esto, y que no presente ningún aliciente mas que los personajes de la serie en el juego en sí. No podemos controlarlos en realidad, solo a un coche muchas veces ficticio que han colocado, al parecer, por obligación. Junto al apartado gráfico que queramos o no es el mas importante en el juego y que chafa la jugabilidad, y a su vez los tintos apartados del juego.

Imposible de permitir en GBA, injugable y muy cansino y repetitivo a la larga. Sin motivos aparentes para los fans para adquirir el juego. Para ser francos, da pena hablar así de un juego que pudo ser algo y se quedó en nada.

  l  o    m  e  j  o  r

  • Controlar el coche de los personajes de la serie
  • Varios modos interesantes incluido el multijugador
  • El control de los coches es intuitivo, aunque algo simple.

  l  o    p  e  o  r

  • Repetitivo y cansino a la largo
  • Los gráficos en general estropean el control, la jugabilidad y todo lo que es el juego en sí, una pena.
4

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.