Actualidad

Microïds resucita

Joan Isern Meix

La desarrolladora francesa se declaró en bancarrota en abril y ahora el fundador de Wanadoo Editions le da alas.

Cuando una empresa de videojuegos cierra por problemas económicos, pocas veces tiene una segunda oportunidad. En este caso Microïds, que se declaró en bancarrota en abril de este año, la tendrá gracias a Emmanuel Olivier, fundador de Wanadoo Editions, que compró la empresa el día 26 de junio. De momento no se ha producido una declaración oficial sobre los planes de futuro de Microïds, pero la empresa ha vuelto al trabajo.

Microïds se dedicará al género de aventuras tanto para PC como para consolas, y la versión de Syberia para Xbox será uno de sus primeros lanzamientos. El resto de proyectos en producción y preproducción tampoco se han visto anulados y acabarán saliendo a la venta.