Actualidad

La ESRB sigue los pasos de la ELSPA

Joan Isern Meix

Para intentar contrarrestar las amenazas de algunos estados, los videojuegos quedarán más marcados en la caja.

La Entertainment Software Rating Board, responsable de recomendar por edades los videojuegos en EE.UU., ha anunciado que a partir del 15 de septiembre las cajas de estos productos deberán incluir más detalles sobre su contenido. Esta iniciativa recuerda la recientemente estrenada clasificación PEGI que se usa en casi toda Europa. Según la nueva clasificación estadounidense, la aparición de violencia en los videojuegos se encuadrará en una de las cuatro categorías en función del realismo.

No es casual que esta decisión se anuncie poco después de que algunas ciudades hayan intentado prohibir la venta de videojuegos a menores. La ESRB intentará contrarrestar estas iniciativas sustiyendo las dos recomendacione más delicadas, "Mature" o "Adults Only", por la edad mínima recomendada. Las cuatro categorías que indicarán el grado de violencia son "de dibujos animados", cuando los únicos que sufren actos de violencia sean personajes de dibujos animados; "violencia fantástica", cuando el escenario se distinga claramente de la realidad; "violencia intensa", cuando se muestren muertes o heridas realistas de personajes humanos; y "violencia sexual", cuando se representen violaciones.

Además de evitar la aparición de nuevos intentos de prohibición, las nuevas recomandaciones de la ESRB quieren adaptarse al aumento de la media de edad de los usuarios de videojuegos. La jefa de la ESRB, Particia Vance, declaró a Reuters: "Estoy convencida de que uno de nuestros objetivos es mantenernos al día." Y añadió refiriéndose a la cada vez mayor edad de los usuarios: "El sistema debe crecer con eso también."