Hotel Giant
Hotel Giant
Carátula de Hotel Giant

El Fawlty Towers más aburrido del mundo

José Manuel Artés Sánchez

¿Alguna vez quisiste emular al genial John Cleese al frente de su pequeño y disparatado hostal? Hoy os ofrecemos el análisis de Hotel Giant, en el que descubrirás si es posible emular esta serie inglesa o si por el contrario no llega a las aspiraciones planteadas.

Muchos de vosotros recordaréis aquella serie en la que el ex Monty Phyton John Cleese regentaba, junto con su esposa Sybil y con la ayuda del impagable camarero Manuel, un caótico hotel en la campiña inglesa. Pues en esta especie de "Sim Hotel" descafeinado, casi todo -gráficos, interfaz, jugabilidad, argumento, ¿sigo?- es igual de desastroso que en aquella fantástica serie de 12 episodios, pero en el peor de los sentidos posible.

Hotel Giant (PC)

Si los programadores de Enlight Software hubieran puesto tan sólo un 1% del sentido del humor que derrochaba "Hotel Fawlty", aún hubiera podido salirles algo mínimamente entretenido. Pero es que ni eso: Hotel Giant es un simulador feo y aburrido con el que dan ganas de coger la puerta, montarse en el coche, conducir hasta el aeropuerto más cercano, subir al primer vuelo internacional que embarque, llegarse hasta un país tropical lo más lejos posible de nuestro PC, alquilar una habitación en un hotel de verdad, y echarse a dormir plácidamente... y es que el teclado resulta demasiado incómodo como para usarlo de almohada, y yo, tras jugar a Hotel Giant bastantes más horas de las que le recomendaría a nadie, necesito urgentemente o un café, o unas vacaciones.

Hotel Giant (PC)

Pero, ¿tan mala es la cosa? Hombre, tan mala, tan mala, no... Al fin y al cabo, el juego no llega a suspender en todos los apartados, cosechando una puntuación final casi indecente para lo poco original y trabajado de la propuesta. El principal problema es que, en el caso de este software, en la lista de palabras "juego", simulador" "diseño" y "diversión" hay más de una que sobra. Apuesta por todas ellas menos por "diseño".

Diseñando sin descanso

Aunque la producción de JoWooD viene disfrazada de juego de simulación hotelera, un puñado de estadísticas y las pocas posibilidades de gestión que incluye no lo califican como algo más de lo que realmente es: un programa voluntarioso, aunque tirando a malo, de diseño de interiores.

Hotel Giant (PC)

Porque eso es lo que vas a hacer casi todo el tiempo (muy poco, supongo) que pases jugando a Hotel Giant: diseñar dormitorios, lavabos, cocinas, restaurantes, bares, salones, recepciones y, en general, toda instalación que tenga que ver con el concepto universalmente consensuado de lo que es un hotel. Claro está que el programa (me resisto a llamarlo juego) incluye otras opciones y características relacionadas con el mundo del empresario hotelero, tales la gestión de recursos humanos, la política de precios, la salubridad de las instalaciones, la calidad del servicio, y zarandajas del estilo, pero dichas características quedan en un segundísimo plano.
Existen tres tipos de campañas de juego para elegir.

Hotel Giant (PC)

El primero de ellos, la campaña de aprendizaje, cumple perfectamente con su cometido mediante una combinación de niveles de dificultad progresiva y una serie de tutoriales lo suficientemente completos como para aprender lo esencial del juego. La campaña Hotel Giant incluye un total de 18 escenarios de dificultad creciente. Finalmente, la campaña aleatoria genera una serie de escenarios al azar y, según el nivel de dificultad escogido, los objetivos a conseguir y un hotel preconstruido. Si quieres conseguir un mínimo de diversión con Hotel Giant, éste es tu modo de juego.

El programa intenta, sin conseguirlo, combinar el voyerismo de Los Sims con la alabada simulación económica de Capitalism II, curiosamente del mismo estudio de programación. La mecánica, a estas alturas del partido, es más simple que el mecanismo de un chupete. Empiezas con una pequeña cantidad de dinero que, si sabes invertir sabiamente, te llevará a poseer un auténtico imperio mundial hotelero. Claro que por el camino tendrás que lidiar con los clientes descontentos y todo lo que comporta la gestión económica de un establecimiento hostelero, pero qué demonios, ¿por qué contratar contables y jefes de personal si ya estás tú para hacerte cargo de todo ello?

Hotel Giant (PC)

El surtido de hoteles que tienes para escoger incluye los llamados "de cama y desayuno", casinos, posadas o albergues de montaña, en ciudades importantes como Nueva York, Paris y Tokio, y en misiones de construcción o reforma, según el caso. Ah, y el habitual sistema de estadísticas, gráficas, y análisis financieros, ya los conoces.

Audio y Vídeo

He visto cosas que vosotros, los lectores, nunca creeríais. He visto atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto brillar rayos C en la oscuridad de la puerta de Tanhäuser. Y he visto aplicaciones Web para la creación de entornos virtuales con un mejor apartado gráfico que el que ofrece este juego.

Hotel Giant (PC)

No es que los gráficos de Hotel Giant sean malos, es que se notan muy anticuados; tanto que, como he dicho, hay aplicaciones Web que ya los superan. Coge unos 600 modelos 3D, vístelos con mapas de bits de los que quedan como una patada donde no te digo si te acercas demasiado al objeto en cuestión, colócalos sobre una superficie cuadriculada (cada objeto ocupa equis cuadrados, y no se pueden solapar las "zonas de influencia" de los objetos), y arreando, que es gerundio. La gama de colores empleados es limitada, lo que hace que las habitaciones ofrezcan, en general, un aspecto bastante deslucido y gris, a la vez que cuadrado, anguloso y artificial. Porque las texturas son feas con ganas (hay adornos de pared y otro tipo de complementos decorativos similares que, al verlos, dan ganas desinstalar inmediatamente el programa).

Hotel Giant (PC)

La iluminación consiste en aumentar en diferentes grados el brillo de las texturas por zonas esféricas de influencia (los efectos de luz en tiempo real no se habían inventado aún cuando los de Enlight salieron de la escuela de informática). El clipping campa a sus anchas (la capacidad del jugador para atravesar las paredes es una característica propia del juego que se extiende, en ocasiones, a las texturas y a los objetos). La resolución, 800 x 600 píxeles a piñón, no hace nada bueno por el juego, y para acabarlo de rematar, las ventanas no son más que texturas planas, con lo que mirarlas de lado y ponerse a llorar son actos que se suceden, invariablemente, el uno después del otro.

Hotel Giant (PC)

No obstante, si lo miramos desde un punto de vista independiente al estado tecnológico en el que nos encontramos (es decir, si retrocedemos unos cuantos años y sólo nos fijamos en la funcionalidad de los elementos gráficos del juego), Hotel Giant no es tan malo. Un punto a favor en este apartado consiste en que los programadores no han olvidado incluir casi ninguno de los elementos que podemos encontrar habitualmente dentro de cualquier hotel, en cualquiera de sus instalaciones. Pero eso era lo mínimo que podían hacer en un simulador hotelero, ¿no?

En fin, que esa es casi toda la tela que tenemos por cortar en lo que al núcleo del programa se refiere. Hay otras cosillas, como la infecta resolución de la secuencia 3D introductoria, o los funcionales aunque poco inspirados gráficos bidimensionales de la interfaz y de las pantallas de gestión, pero creo que ya he dicho bastante sin necesidad de aburriros más tirándole leña a ese fuego. En resumidas cuentas, nos encontramos ante un apartado gráfico feo y trasnochado que, como mucho, resulta merecedor de un aprobado alto por sus contados aciertos.

Hotel Giant (PC)

En cuanto al audio, estoy convencido de que los creadores de Hotel Giant han puesto más de una música en el juego, pero francamente, yo no soy capaz de encontrarlas. Es la misma cantinela, repetida una y otra vez en un bucle infinito; una melodía que recuerda a las películas de Blake Edwards y Peter Sellers, a los trasnochados films de guateques de los años sesenta, y a la música de ascensor de la peor calaña. No es que la música esté mal producida, es que está en la misma línea que el resto del juego, o sea, que es mortalmente aburrida. Oyéndola me parece estar atrapado en el menú de No One Lives Forever... bueno, creo que ya te habrás hecho la idea.

Hotel Giant (PC)

Esto se agrava si tenemos en cuenta que los monigotes que pululan por nuestros hoteles apenas mantienen conversaciones entre sí, y que los "efectos especiales" se reducen al ruido de los clics de apretar botones, los clacs de seleccionar páginas de información, y los pops de soltar objetos en el escenario, típicos de todas las interfaces de usuario desde tiempos inmemoriales. Y aún así, ni siquiera estos efectos llegan a ser gran cosa; como antes, no es que sean malos, es que no son buenos, lo que nos da otro aprobado para el apartado sonoro.

Jugabilidad

Hotel Giant (PC)

Este es el aspecto en el que más cojea Hotel Giant, y por ello se lleva un suspenso que hace bajar la nota final del juego distribuido por Zeta Games en, al menos, un entero.

Y es que el programa es un auténtico fiasco como juego y como simulador empresarial, ofreciendo capacidades de gestión excesivamente básicas, una interfaz de usuario la mayor parte del tiempo incómoda y mal diseñada, una fórmula y motor de construcción demasiado rígidos, y poquita, muy poquita diversión en sus entrañas.

Hotel Giant (PC)

A priori, lo más interesante de Hotel Giant es que permite un control total de un hotel, desde su construcción a la gestión económica de alto nivel, pasando por el departamento de atención al cliente (el más visitado), de personal, o de compras. De manera que la ingente cantidad de cosas que hay que hacer requería el diseño de un sistema de juego e interfaz de usuario que nos facilitara el trabajo, automatizar ciertas tareas repetitivas, y unas buenas herramientas de construcción de escenarios, características de las cuales carece este programa.

Hotel Giant (PC)

En cuanto a la construcción y reforma de los hoteles, dar con el tamaño adecuado de las habitaciones, o cambiar su tamaño una vez construidas, o encajarlas correctamente en la planta del edificio, son tareas básicas que el juego hace difíciles y farragosas, algo intolerable si consideramos la cantidad de veces que deberemos efectuar tales operaciones. Lo mismo sucede con la colocación de los objetos, que frecuentemente se convierte en una auténtica pesadilla (y el sistema de cámaras y puntos de vista del juego no ayuda mucho en la tarea).

En cuanto a la automatización de tareas, pueden guardarse los modelos de habitación que vayamos creando para usarlos en otros escenarios, pero adaptarlos a nuestras necesidades puntuales es tan difícil que casi mejor construirlo todo de cero. Y no te esfuerces en que tus habitaciones se vean bonitas, cómodas y confortables, decoradas con buen gusto, con una distribución que no entorpezca el paso de un lugar a otro: lo único que tus clientes van a valorar es si tienen el objeto que necesitan. Ya les puedes poner una caja fuerte grande como un camión y fea como el demonio al lado de la cama, o el teléfono en la otra punta de la habitación, que ellos sólo valorarán si la estancia contiene lo que necesitan o no. Así de sencillo.

Hotel Giant (PC)

El resultado de todo lo anterior es que enseguida acabamos perdiendo el interés por lo único que más hacemos prácticamente durante toda la partida, es decir, decorar interiores (más que nada porque cuesta mucho acabar con éxito una habitación), reduciéndose todo a una simple cuestión: cómo colocar todo lo imprescindible en el mínimo espacio posible, para que así nos quepan más habitaciones en la planta de edificio propuesta por el juego. Además, como los clientes se dedican a ir de un lado para otro dedicándose a hacer cosas tan interesantes como ver la televisión, dormir, ir al servicio, o salir del hotel (¡menudo alivio!), el otro punto interesante del juego, al menos sobre el papel, se va también al garete. Porque, ¿qué sentido tiene ir siguiendo a una especie de zombi idiota que ni siquiera es habitante de la casa de Gran Hermano?

Y una última cosa: ¿me has oído mencionar en algún momento la existencia de algún modo multijugador? Ya… Eso es porque no lo hay.

Guión

Hotel Giant (PC)

A no ser que quieras oír la triste historia de un comentarista de videojuegos que, obligado a analizar Hotel Giant, tiene que inventarse mil y un comentarios presuntamente chistosos para vencer el aburrimiento de los lectores y el suyo propio, y que acaba fracasando miserablemente en el intento, pasa al siguiente apartado.

Estrategia y trucos

Hotel Giant (PC)

Para tener éxito en Hotel Giant, es imprescindible controlar el grado de satisfacción de tus clientes. No basta con satisfacer sus necesidades puntuales y olvidarte del tema, ya que éstas van cambiando con el tiempo. Sin embargo, ten en cuenta estas tres verdades: primera, que los clientes prefieren las habitaciones grandes (¡toma, y yo!); que los clientes prefieren muebles y objetos de alta calidad (¡ya te digo!); y que cuanto más te paga el cliente por su estancia, más te exigirá (de Perogrullo, vamos).

Intenta que las habitaciones de tus establecimientos obtengan la categoría adecuada. Existen 6 categorías, siendo la más baja la "Económica", la media la "Deluxe I", y la más alta la "Suite Presidencial". La categoría de una habitación va en función de la satisfacción que suscita en el cliente (ergo, ya sabes), de su tamaño, y de si posee o no una habitación secundaria (a parte del cuarto de baño, claro está).

Hotel Giant (PC)

También debes aprender a usar sabiamente tus comodines. El juego te otorga, cada vez que empiezas un escenario, 30 comodines, y cada semana de juego que pasa te hace merecedor de un comodín extra más. Los comodines obligan al cliente a tomar parte en una actividad de tu elección (qué ideas se te ocurren, so cochino). Sólo con los comodines lograrás que un cliente obtenga un grado de satisfacción del 100% (un tipo de cliente que aumentará el prestigio de tus instalaciones y hará que más clientes se alojen en ellas).

Finalmente, sé comprensivo con tus empleados… si no hacen bien su trabajo, ¡Despídelos sin contemplaciones!

Comparándolo con…

Comparándolo con Los Sims, objetivamente, Los Sims es mucho mejor juego en todos los sentidos. Comparándolo con cualquier juego de simulación empresarial o económica (uno de la serie Tycoon al azar, por ejemplo, o el mismo Capitalism), Hotel Giant es tan sencillo como carente de interés.

Comparándolo con Autocad 14, usar Autocad resulta tanto más fácil como más ameno.

Lo que está bien

  • Hotel Giant (PC)
    Hay muchos objetos donde elegir a la hora de crear los escenarios del juego.
  • Lo siento, no se me ocurre nada más… bueno, sí, incluye unas pantallas de carga bastante chulas.

Lo que no está tan bien

  • La interfaz de usuario tuvo que diseñarla algún miembro de Al Qaeda.
  • La perspectiva alejada y fría que mantenemos con respecto a nuestros clientes hace que perdamos pronto el interés en sus estúpidas vidas.
  • Como simulación económica no convencerá ni a los expertos, ni a los inexpertos.

Manual

Hotel Giant (PC)

En la línea de Zeta Multimedia: 48 páginas íntegramente traducidas al español y abundantemente ilustradas que explican exhaustivamente la mecánica y características del juego. Muy útil para reforzar conceptos que el tutorial no se entretiene demasiado en explicar, como por ejemplo los grados de satisfacción de los clientes o el sistema de categorización de establecimientos y habitaciones. Como siempre que hablamos de un producto de Zeta / JoWooD, no se le puede pedir más (ni menos) a un manual.

CONCLUSIÓN

[image|nid=1113982|align=|width=150|height=112] Hotel Giant (PC) Si Enlight Software tan sólo hubiera aplicado una parte de su potencial, demostrado sobradamente con la serie Capitalism, estaríamos ante un juego totalmente diferente. Tal y como está, sólo agradará al aficionado a las revistas "Casa y jardín" y "Cosas de casa", aunque eso sí, con un gran espíritu de sacrificio y un preocupante punto de masoquismo (si eres de estos últimos, complementa la experiencia de juego con una lavativa y sustituye mi nota final por un ocho… por lo menos). Enlaces [image|nid=1311431|align=|width=150|height=112] Hotel Giant (PC) Página oficial del juegoDescarga de la demo (97 MB):Enlight SoftwareJoWooD ProductionsZeta MultimediaRequisitos del sistema CPU PII a 350 MHz, 64 MB de RAM, tarjeta gráfica 3D compatible con DirectX 8, 610 MB de espacio libre en disco duro, CD-ROM/DVD-ROM 4x, y Windows 98/ME/2000/XP. Equipo recomendado: CPU PIII 600 MHz o superior, 256 MB de RAM, tarjeta gráfica 3D compatible con DirectX 8, 610 MB de espacio en disco, CD-ROM/DVD-ROM 4x, y Windows 98/ME/2000/XP.

5.2

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.