Rayman 3 Hoodlum Havoc
Rayman 3 Hoodlum Havoc
  • Plataforma GBA 9
  • Género Plataformas
  • Lanzamiento 19/02/2003
  • Desarrollador Ubisoft
  • Texto Español
  • +3
Carátula de Rayman 3 Hoodlum Havoc
  • 9

    Meristation

¿Quieres un consejo?... no te comas un Lum oscuro.

Daniel Delgado García

Rayman vuelve a la carga con la tercera parte de la saga. Y puede que en GBA no tenga esos polígonos tan bonitos de las consolas mayores, pero sólo en este cartucho podrás encontrar toda la magia y el carisma de la primera entrega.

Rayman vuelve a la carga con la tercera parte de la saga. Y puede que en GBA no tenga esos polígonos tan bonitos de las consolas mayores, pero sólo en este cartucho podrás encontrar toda la magia y el carisma de la primera entrega.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Muchos años han pasado desde que Rayman hico su aparición en su primera aventura. Y no es menos cierto que desde siempre ha querido ser protagonista en todas las consolas del momento. Pero si hubo alguna máquina que lo catapultó a la fama, esa fue PSOne.

Desde entonces Rayman no ha dejado de vender sus juegos ni un solo día, hasta llegar a convertirse en la mascota de Ubi Soft. Ahora, incluso tiene su propia línea de software educativo para niños. El caso es que tanto éxito le supuso protagonizar una segunda entrega en las consolas de nueva generación, y con un renovado aspecto en 3D que venía a sustituir los gráficos en 2D de la primera entrega.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Evidentemente, y por cuestiones de hardware, los juegos de Rayman en la pequeña máquina de Nintendo han tenido que continuar siendo en 2D, pero no por ello han sido peores, ni mucho menos. Incluso la conversión que se realizó de la primera entrega para Game Boy Advance resultó ser tan divertida como el original, salvo por la calidad musical (y es que la música con calidad CD no se puede pasar a un cartucho fácilmente).

El caso es que esa segunda entrega, tuvo el éxito esperado en todas sus versiones. Y como bien es sabido que no hay dos sin tres, es el momento de que el encantador héroe de Ubi Soft vuelva a la carga para ayudar a sus amigos. Si estás preparado para acompañarlo, continúa leyendo.


 g r á f i c o s

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

El apartado gráfico es sencillamente sobresaliente. Puede que las 2D ya no estén tan de moda, pero en GBA no sólo están más vivas que nunca, sino que además gozan de un estupendo acabado gracias a títulos como éste.

Lo primero que hay que mencionar es el excelente colorido que rodea todos los elementos del juego. Rayman parece un dibujo animado, pero es que la pequeña pantalla de la portátil de Nintendo consigue mostrar también un colorido sobresaliente en enemigos y paisajes.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

El tamaño de Rayman es más que excelente, y aunque todavía podría ser algo más grande, quizás eso hubiera motivado complicar la jugabilidad. En cuanto a su animación, sin ser tan soberbia, no se le puede echar ningún pero encima, ya que es más que buen. Desde el simple movimiento de caminar, pegar, o sus otros movimientos.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Y si hablamos de los movimientos de Rayman, hay que mencionar que dispone de un surtido a la altura de las expectativas. El salto y el lanzamiento de su puño son los más básicos, pero también puede agacharse, caminar agachado, saltar de liana en liana, agarrarse a los salientes para luego trepar a ellos, usar su pelo como helicóptero improvisado. Y esas son sólo las principales, ya que a medida que se avanza en el juego, Rayman va consiguiendo nuevos poderes y habilidades.

Los fondos también se merecen una mención a parte. Puede que los 9 planos de scroll del Rayman original se hayan visto un poco reducidos, pero siguen resultando más que suficientes para mostrar unos fondos realmente bonitos. Desde los detalles móviles que hay al mismo nivel que Rayman (como mariposas revolotenado), hasta los detalles más insignificantes que se ven al fondo dan vida a todos los mundos por los que Rayman va pasando.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Los menús son simples pero a la vez efectivos. Teniendo en cuenta el reducido tamaño de la pantalla, es de agradecer su funcionalidad, y sobre todo, la posibilidad de seleccionar los textos en castellano. En cuanto a las secuencias introductorias, se han reducido a pantallas estáticas con textos en los que se pueden leer los diálogos. Una medida totalmente comprensible teniendo en cuenta la limitación de espacio que hay en los cartuchos de Game Boy.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

En general hay que reconocer que el trabajo realizado en los gráficos es muy bueno, aunque para ser justos hay que reconocer que no llega por muy poco a la grandeza del primer título para las consolas de 32 bits del momento. El motivo quizás hay que buscarlo en una animación un pelo inferior, o en el tamaño del protagonista o enemigos; pero considerando la consola que lo mueve, hay que alabar la calidad de lo que se ha conseguido con este juego.


 s o n i do

La música que acompaña en Rayman 3 es sumamente deliciosa. Primero hay que reconocer que suena con una calidad excelente; pero es que además las composiciones son magistrales, al igual que en las películas de dibujos animados.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

El motivo de esta afirmación es que cada música encaja a la perfección con el momento que representa. Así, habrá músicas simpáticas en las secuencias de introducción de los protagonistas, y músicas de miedo cuando se haga lo propio con los malos. En las fases, las que sean alegres llevarán una música alegre y las que no, llevarán un música más tetrica, pero siempre acorde con la ambientación.

Los efectos de sonido no resultan tan bien acabados como las músicas, pero cumplen bien con su cometido. Toda acción tiene su sonido propio, desde los saltos de Rayman y el golpear de sus puños, hasta las vocecillas que suenan cuando hablan los personajes. De todos modos, la calidad se podría haber mejorado todavía un poco más para que resultaran perfectos.


 j u g a b i l i d ad

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Rayman, al igual que todos los plataformas en 2D que hay y ha habido siempre, depende de una jugabilidad perfecta para resultar divertido. En casi todos los casos, la jugabilidad depende de que el apartado gráfico esté bien resulto, para que calcular los saltos y en general todas las acciones puedan ser resultas con acierto.

Tal y como ya se ha visto, el apartado gráfico de este juego es casi perfecto, y eso, unido al excelente trabajo que han hecho sus programadores, hacen que Rayman sea muy fácil de controlar, las fases divertidas de superar, y en general, el juego se deja jugar solo.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

A Rayman se le controla de la misma sencilla manera que en anteriores entregas. Con A se salta y con B se lanza el puño. Si se deja B pulsado se carga el puño para que llegue más lejos, y si se pulsa A mientras se están en un salto, se activa el pelo de Rayman a modo de helicóptero y las caídas son más suaves.

Y por supuesto con la cruceta se controla la dirección en la que se mueve Rayman. La mayoría de las acciones secundarias son automáticas, como agarrarse a las lianas, o a los salientes de las plataformas.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

La verdad es que en cuanto a jugabilidad se refiere, este título sí es muy parecido a la primera entrega de la saga. Niveles muy grandes, y con varios rincones ocultos donde descubrir objetos.

La estructura del juego se basa en ir pasando las fases y disfrutando de la historia, pero al igual que en otros juegos anteriores, se puede hacer mucho más. A lo largo de las fases están repartidas las jaulas de los Lum que hay que rescatar a base de golpearlas. Encontrar algunas es vital para ir avanzando en los niveles, pero encontrarlas todas ya es más complicado.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

En cierto modo, el sistema de juego es tan simple como todos los plataformas en 2D. Sólo hay que ir avanzando sin caer al vacío, saltando y eliminando enemigos. Encontrando todos los objetos posibles, y alcanzando el final de cada fase. Esta mecánica tan sencilla todavía continúa resultando divertida, y unida a una dificultad ajustada, hacen que el juego se convierta en una maravilla lúdica.

La jugabilidad es la clásica de los juegos de Rayman, muy sencilla en los primeros niveles, pero con un aumento progresivo a medida que se avanza. Al final pasar las fases se convierte en una tarea de expertos, por lo que los niños disfrutarán sobre todo las primeras fases, pero al final acabarán necesitando ayuda.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Por último, mencionar que además del modo para un solo jugador, está también un modo para que dos amigos disfruten con dos consolas, e incluso con un solo cartucho. Un elemento a favor que alarga ligeramente la vida del juego, sobre todo si tenéis algún amigo con el que jugar.


 c o n c l u s i ó n

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Estamos ante uno de los mejores plataformas de la temporada para la consola portátil de Nintendo. No cabe duda que ningún buen amante del género debería dejarlo pasar, a pesar de que todavía le falte algún detalle para llegar a ser el juego perfecto.

¿Qué detalles se podrían mejorar? Es un poco difícil definir puntos concretos, ya que más que nada es una leve sensación que deja al jugar. Puede que la culpa la tenga el maravilloso juego que vio nacer a Rayman en las consolas de sobremesa, pero por culpa del hardware, esa calidad es imposible pasarla a la pequeña pantalla de Game Boy.

Rayman 3 Hoodlum Havoc (GameBoy)

Al margen de eso, esta nueva entrega de Rayman es una de las mejores que han salido desde su nacimiento, y da gusto ver que a pesar de las nuevas tecnologías, siempre quedará un hueco para los clásicos plataformas en 2D.

 l o   m e j o r

  • Su delicioso sabor a clásico
  • Divertido para pequeños y mayores
  • Las 2D no han muerto ¡Viva!

 l o   p e o r

  • Todavía no alcanza el nivel de su primer predecesor, aunque sea por muy poco
9

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.