Actualidad

La piratería de videojuegos, nuevo objetivo del crimen organizado

J.J. Martín

Las mafias internacionales han descubierto este nuevo y lucrativo "mercado".

Según un informe publicado por la Europe Entertainment and Software Publishers Association (ELSPA), las organizaciones criminales internacionales que, hasta ahora, se nutrían de los beneficios obtenidos por actividades como la droga y la prostitución, han empezado a fijarse en la piratería de videojuegos como nueva "fuente de financiación" de sus actividades. De esta manera, las mafias han establecido fábricas especializadas en manufacturar copias de juegos de PS2 y Xbox, los cuales se venden después a través de subastas en Internet y comercios locales. En el caso del Reino Unido, las autoridades han llevado a cabo 45 detenciones de presuntos grupos piratas y recobrado más de 8.000 discos "máster" utilizados en la producción de copias ilegales.

En palabras del director de la unidad antipiratería de la ELSPA, John Hillier, "algunos barones de la droga pagan a otros para que les hagan las copias, mientras otros se involucran en todo el proceso. Aunque hacen menos dinero que con las drogas, por ejemplo, pueden todavía conseguir grandes beneficios ya que la venta de juegos copiados tiene un menor estigma social".