Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

De todos los RPGs que han salido estas Navidades para PS2, este no es el mejor gráficamente ni mucho menos, pero es sin duda una de las apuestas más arriesgadas y originales en el género desde hace mucho tiempo. Empieza a descubrirlo.

De todos los RPGs que han salido estas Navidades para PS2, este no es el mejor gráficamente ni mucho menos, pero es sin duda una de las apuestas más arriesgadas y originales en el género desde hace mucho tiempo. Empieza a descubrirlo.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Nombrar los grandes RPG que nunca han salido de Japón o que se han quedado en USA sería dar una lista bastante grande, e hiriente si se tiene en cuenta la calidad de muchos de los títulos en esa lista: Valkyrie Profile, Dragon Quest, Star Ocean, Tales of Destiny... todos ellos fuera del mercado europeo por extrañas y misteriosas razones (que algún día las distribuidoras tendrán a bien comentar). Los RPGs que sí han llegado son los FF, que a veces parece que es lo único que exista por estos lares, pero no por ello hay que ignorar a otros títulos que también han llegado como Wild Arms, Suikoden, o Breath of Fire, cuya quinta parte es la que ocupa estas páginas.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Es cierto que la saga propia de RPGs de Capcom nunca ha contado con la popularidad ni con el éxito de crítica que ha acompañado a otras sagas y juegos, en parte porque tampoco es que se lo merecieran excesivamente (aunque tampoco es que FF se merezca el aire de omnipotencia que muchos le dan, el mundo es así de injusto a veces). Pero Capcom ha seguido insistiendo, ofreciendo una quinta parte, que nada tiene que ver con las demás, y en donde la compañía de Osaka ha querido dar el Do de pecho.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Todo se desarrolla en un tiempo futuro, con ramalazos medievales bastantes raros, alternando rascacielos a lo Blade Runner y equipación futurista con atavíos de plena época de caballería como partes de armaduras a modo de vestimenta. Resulta bastante chocante (bueno, el diseño artístico de los personajes sí que es realmente chocante, pero eso para más adelante).

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Esta ciudad en la que discurre todo tiene dos mundos (como la mayoría de las ciudades grandes), el uno es el de la ciudad feliz y despreocupada con sus ejecutivos, trabajadores, familias y demás, mientras que la otra discurre en el subsuelo, a gran distancia de la superficie, un mundo oscuro en donde sobreviven todo tipo de criaturas biogénicas frutos de atroces experimentos, que suponen un peligro para la aparente normalidad de la superficie. Para eso están los Rangers, exploradores y cazadores que recorren las alcantarillas eliminando este tipo de criaturas, cuerpo del cual tu eres un miembro integrante.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Aquí es donde aparecen los curiosos sellos de identidad de la saga, que Capcom mantiene cada entrega como rasgo de identidad. Efectivamente, el protagonista se llama Ryu (como en todos los BoF) y la protagonista se llama Nina, que tiene una especie de alas  (también como en los restantes BoF). Y por supuesto los dragones, aunque en esta quinta parte se abordan de una manera muy distinta a otras ocasiones.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)
Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

A partir de la versión Japonesa es complicado dilucidar la historia, pero todo comienza a partir de cuando Ryu descubre dos increíbles hallazgos: a Nina (que la encuentra tendida en el suelo en una misión rutinaria), y a un gigantesco e impresionante dragón bicéfalo muerto en una zona del subsuelo, modelado de una manera tan convincente, que habrá pocos a quien no le impresione esta escena. A ráiz de esto, los hechos se precipitan y Ryu sufre su primera transformación en dragón, que es sobre lo que todo gira el juego, pero no solo en cuanto a historia, sino a mecánica, estrategia, jugabilidad...

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Todo se basa en el llamado D-Counter, una pesadilla para todo aquel jugador que le guste dar vueltas o no tenga sentido de la mesura, pero que supone un soplo de originalidad impresionante e inesperado para una saga como esta. Resulta que el D-Counter mide la vida que le resta a Ryu, que se va agotando mientras este consume energía. Andar cuesta una poca cada cierto tipo, combatir también, y por supuesto, transformarse en Dragón mucha más. El juego termina automáticamente cuando el D-Counter llega al 100%, que una vez llegado a ese punto, hace aparecer la pantalla de final y da al jugador varias opciones, como empezar de nuevo, o cargar una partida anterior con ciertos recortes en experiencia e inventario.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

La gracia del asunto es que pasarse el juego no implica necesariamente haberle sacado el jugo al título, sino que cada vez que se termina una partida, se le añade una puntuación a Ryu, que mantiene en la siguiente partida. Dependiendo del nivel alcanzado, se acceden a nuevas secuencias de vídeo y eventos durante esta nueva partida, que sirven para entender realmente que está pasando ahí, además de desbloquear nuevas zonas que antes estaban selladas con puertas. Ahí reside la gracia del juego, en una gran rejugabilidad, que combina con una mecánica de combate muy buena, de la que es difícil aburrirse.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Sin duda, lo más impresionante es el dragón, más concretamente el poder del mismo. Normalmente, en los RPG se maneja a alguien que es netamente inferior al villano de turno, o por lo menos que estén a una altura similar. Pero resulta chocante saber que Ryu es el personaje más poderoso del juego, de lejos. El Dragón es poco menos que omnipotente, sus ataques van más allá de la devastación, incluso se puede decir sin tapujos que es más poderoso que el jefe final, pero su uso tiene un precio. Cuanto mayor sea el poder que se quiere liberar, más se llenará el D-Counter y más cerca se estará del fin de partida. Si no se raciocinia bien, el jugador nunca llegará al final.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

El sistema de combate a secas también tiene algunas cosas interesantes, como es el hecho de poder golpear, esquivar o introducir en los enemigos antes de que se entre propiamente en el modo de combate (sí, aquí las batallas no son aleatorias), o un trabajado sistema de combos que está realmente trabajado y con el que resulta agradable de jugar.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)
Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Un buen sistema de combate, originalidad en la historia, originalidad en la mecánica... son hechos consumados que hacen que este título adquiera un alto valor para los aficionados al RPG, aunque en su camino deberá enfrentarse con algunos obstáculos.

En primer lugar, sin duda su aspecto gráfico. El sentido artístico de los personajes es y ha sido discutido muchas veces, y es que a muchos no

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

solo no les gusta el Cel Shaded del que hace gala, sino el sentido artístico que ha llevado a la creación del diseño de los personajes, que indudablemente tienen un aspecto "raro". Pero es que además, el juego no es ninguna proeza en cuantos a aspecto técnico se refiere, pues se puede apreciar algunas cosas como una excesiva presencia de jaggies, o una animación que a veces no es todo lo fluida que podría. No es que no haga notar su condición de 128 bits, que lo hace en algunas ocasiones, pero por una mezcla de elección artística y unos pocos impresionantes gráficos en general, hacen que las impresiones visuales no suelan ser muy positivas.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Un enemigo principal para este juego reside en los altos compromisos que requiere del jugador. Solo llegando al máximo nivel de Ryu se puede entender por completo la historia y todo lo que concierne a ella, porque es así como liberan todas las escenas de vídeo y zonas ocultas que explican los huecos que a uno se le van quedando en la trama. Esto implica repetir el juego varias veces, y aunque el sistema de combate es bastante bueno, hay jugadores que no son tan pacientes.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Es precisamente la paciencia uno de los puntos críticos que hará amar u odiar este juego, los pacientes se encontrarán un juego intenso, con una trama que parece apasionante, y con no pocas ideas novedosas en un RPG que destinado a permitir paladearlo al máximo. Para los impacientes, es un juego lento, que hay que jugar varias veces para darle significado consistente, y que encima tiene cosas como distancias enormes entre los puntos de grabación, o combates bastantes duros (además de tener que controlar el D-Counter).

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Sobre su presencia en España, está en el aire. Por un lado, los Breath of Fire si han presentado batalla por estos lares, por lo que no se ve porque no podría salir esta quinta edición. Por otro lado, BoF V es un juego tan original que podría catalogarse de raro, en el buen sentido. Si las ventas en U.S.A por este tema no resultarán las esperadas, puede que no se decidan a intentar invertir más dinero en el juego y no cruzar el charco. Pero por el bien de los verdaderos amantes de RPGs en Europa, se desea encarecidamente que esto no sea así, porque el juego es un indudable soplo de aire fresco al género.

Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)
Breath of Fire V: Dragon Quarter (PlayStation 2)

Breath of Fire V: Dragon Quarter

Nueva entrega de la saga de rol de Capcom. Esta vez, para Playstation 2 y luciendo un aspecto Cel Shading que no le sienta nada mal.
Breath of Fire V: Dragon Quarter