Age of Mythology
Age of Mythology
Carátula de Age of Mythology

Ensemble y Microsoft se superan a sí mismos.

Juan J. Fermín

Ensemble y Microsoft nos han preparado para estas Navidades un buen juego de estrategia, nuestro análisis ya está listo para que puedas tener una idea de lo que te ofrecerá este juego antes de comprarlo.

Me toca escribir sobre Age of Mythology a mediados de diciembre. El juego lleva en las tiendas el tiempo suficiente para haber cosechado numerosas críticas positivas.

Age of Mythology (PC)

Este entusiasmo generalizado me inspiraba un sano escepticismo. Soy uno de esos jugadores que empezó con el Dune 2, en su versión Megadrive. Y he visto usar tantas y tantas veces la misma fórmula, que a la larga he sufrido un monumental empacho. Y, sinceramente, no creí que Age of Mythology fuera capaz de sustraerme de mi apatía.

Age of Mythology (PC)

Pero me equivocaba, y así lo demuestra ese nueve y pico que he clavado allí arriba. Como lector te preguntarás: ¿Y cómo es eso? ¿No decías que estabas harto? Y yo respondería con una metáfora: cualquiera de nosotros puede hacer un guiso. Basta meter la verdura y la carne en el agua hirviendo, y salpimentarla con un poco de azafrán. Igualmente, cualquier programador puede parir un juego de estrategia. Sólo necesita volcar en la pantalla los ingredientes de siempre. Ahora bien, nuestro guiso no se parecerá al de nuestras madres. Los platos de mamá tienen un toque de magia que los hace únicos. Y eso le ocurre a Age of Mythology: es lo mismo de siempre, de acuerdo, pero aderezado de tal manera que supera a todos los juegos de su mismo pelaje.

Como su propio título nos indica, el juego tiene como trasfondo la mitología clásica. Dioses, héroes y criaturas míticas se entremezclan con unidades convencionales. Estas adiciones no son sólo estéticas, afectan en profundidad a todo el sistema de juego. 

Age of Mythology (PC)

Tres son las culturas disponibles: Griegos, Egipcios y Nórdicos, todas ellas distintas entre sí, con unas características que reflejan (más o menos) la realidad histórica. Ahora bien, y esa es una de las novedades de este juego, cada cultura dispone de tres dioses. Por ejemplo, Zeus, Hades y Poseidón en el caso Griego. Cada uno de ellos ofrece ventajas adicionales, marcando sensibles diferencias aun entre ejércitos que pertenezcan a la misma cultura.

Así mismo, cada dios dispone de poderes que podemos utilizar en la batalla. Esa es otra novedad: rayos que fulminan a una criatura, tormentas de meteoritos... Obvia explicar que estos poderes pueden decidir el resultado de un enfrentamiento, siempre y cuando los usemos con acierto, ya que sólo podremos emplearlos una vez por partida.

Pero además de los dioses mayores, entrarán también en juego los dioses menores. Cada vez que ascendamos de Era, se nos dará a elegir entre dos. Estos dioses ofrecen ventajas y poderes adicionales y, especialmente, determinan qué tipo de criaturas mitológicas podremos reclutar.

Haciendo balance, teniendo en cuenta que hay tres culturas, tres dioses mayores y se nos ofrece elegir dioses menores nada menos que tres veces (una por cada Era superior a la Arcaica), bastan unos rápidos cálculos para hacerse una idea del gran número de combinaciones posibles.

Age of Mythology (PC)

Los Héroes se consiguen por defecto, al comenzar cada escenario, y es posible conseguir más cada vez que alcancemos una nueva Era. Son unidades más fuertes y hábiles que las convencionales, con nombres tan míticos como Hércules, Ulises o Jasón,  y son virtualmente inmortales (si mueren, se pueden volver a reclutar). Las Criaturas pueden entrenarse en un nuevo tipo de edificio, el Templo, y como se ha dicho, su tipo viene determinado por los dioses a los que adoremos.

Un acierto de Age of Mythology es haber equilibrado las estadísticas de todas las unidades, para impedir que Héroes y Criaturas se conviertan en protagonistas absolutas. Seguiremos necesitando a las unidades convencionales de infantería, de caballería, de arqueros y máquinas de asedio, en cualquiera de sus variantes. Teniendo en cuenta que cada unidad es fuerte frente a unas y vulnerables a otras, tendremos que reunir ejércitos heterogéneos, para que sean capaces de enfrentarse a cualquier situación.

Age of Mythology (PC)

Los recursos básicos siguen siendo la comida, el oro y la madera. La piedra, presente en el resto de la saga, se ha sustituido por el Favor, un recurso que se recolecta en el Templo, enviando allí a campesinos a rezar, y que nos sirve para invocar a las Criaturas.

Un cambio importante es el de las granjas: en Age of Mythology proporcionan comida infinita. No se agotan como en los otros capítulos de la saga, ahorrándonos el construir el mismo campo de cultivo una y otra vez. También he apreciado una sustancial mejora en la IA de los campesinos, que ahora se mueven por sí solos para echar una mano, y que parecen responder mejor que nunca a las alarmas. Después de una, son capaces de volver a sus ocupaciones sin perderse por el camino.

Age of Mythology (PC)

Otro cambio fundamental se refiere a las bases de campamento, que ya no podremos construir donde nos plazca. Tendremos que buscar emplazamientos prefijados, lo que afecta a nuestras posibilidades de expansión, pero también al límite de unidades: en Age of Mythology, sólo podremos construir diez casas por cada campamento. Alcanzado ese límite, tendremos que instalar otra base de campamento si queremos construir más casas y, por lo tanto, más unidades. 
 
Dejo para el final el cambio que todos los jugadores notarán a simple vista: Age of Mythology hace uso de un motor gráfico en 3D que, cómo veremos en el apartado correspondiente, goza de la calidad necesaria para satisfacer al más exigente de los jugadores.

Guión

Age of Mythology (PC)

La campaña está formada por treinta y seis misiones, si no he contado mal, y ella adoptaremos el papel de Arkantos, jefe de las fuerzas griegas de la Atlándida. Nuestro periplo nos llevará por todo el mundo antiguo, y tendremos la oportunidad de ponernos al frente de los ejércitos de las tres culturas. Visitaremos lugares míticos, como Troya o el Hades, y participaremos directamente en acontecimientos como el desmembramiento de Osiris por parte de Set.

Según mi humilde opinión, esta campaña es la mejor de toda la saga "Age of". Se ha conseguido plasmar una historia fascinante, llena de sorpresas, que se nos presenta con vídeos usando el propio motor del juego. Las distintas batallas, esa es su máxima virtud, no se hacen repetitivas en ningún momento.

En el caso poco probable que la campaña nos aburra, disponemos de un buen repertorio de escenarios sueltos, que podremos jugar tanto en solitario como en modo multijugador. Así mismo, se incluye un editor de escenarios.

Audio y Vídeo

Aunque se hayan empleado gráficos en 3D, el sello Age of Empire sigue presente. El estilo de dibujo y la perspectiva empleada por defecto, son los mismos. De hecho, podemos hartarnos de jugar a Age of Mythology sin que sea necesario variar nunca el ángulo de la cámara.

Age of Mythology (PC)

Pero el motor gráfico está ahí y se nota. Vaya si se nota. El aspecto del juego ha mejorado sustancialmente con respeto a sus antecesores: uso de la paleta de color, modelado del terreno, efectos como las olas del mar o los juegos de luces, diseño de edificios, que ahora parecen casi fotorealistas, unidades...

Hay que destacar que el juego se desenvuelve sin problemas en equipos modestos (en mi caso, un Atlhon 900 con Geforce 2), incluso cuando se juntan decenas de unidades en la pantalla.

Age of Mythology (PC)

El apartado musical y sonoro no se queda atrás. La banda sonora encaja a la perfección en la temática del juego, y es lo suficientemente variada para no hacerse repetitiva a lo largo de las partidas. Como ya hemos visto en otros títulos, se hace uso de una banda sonora dinámica, que se adapta a los acontecimientos que suceden en pantalla. El elenco de sonidos ambientales, gritos de guerra, armas al entrechocar es muy amplio y muy realista.

En suma, si tuviera que ponerle una nota al apartado gráfico y sonoro, mi veredicto sería un sobresaliente.

Jugabilidad

Poco puedo comentar en este apartado: la jugabilidad de Age of Mythology es excelente.

Con respecto a los anteriores "Age of", se ha reordenado la información que vemos en pantalla, para hacerla aún más asequible. Por ejemplo, ahora veremos sólo un retrato por cada tipo de unidad, y una cifra indicando su número, lo que nos permite hacernos una idea de la composición de nuestras fuerzas más rápidamente. También se ha implementado unos estandartes, al estilo Shogún Total War, que nos ayudan a formar y a dirigir ejércitos de manera más sencilla.

Con respecto a las culturas disponibles, muy por encima, los Griegos son la fuerza más convencional y equilibrada de las tres. Los Egipcios están especialmente dotados para la construcción, con la ventaja adicional de no requerir madera para sus edificios, si bien éstos son más frágiles que los de Griegos y Nórdicos. Estos últimos usan a la infantería para construir, lo que les permite levantar campamentos enteros con asombrosa rapidez. Como defecto, sólo pueden recolectar favor combatiendo, lo que les obliga a ser menos conservadores que las otras facciones.

Sería muy largo hacer aquí una descripción completa de todos los dioses disponibles. Pero, para que sirva de ejemplo, hablaremos de los Griegos. Sus dioses principales son Zeus, Poseidón o Hades. El primero concede bonificaciones a la infantería y los héroes, hace que el favor se acumule con mayor rapidez, y proporciona el poder del rayo, que puede fulminar en el acto a una criatura.. Poseidón favorece a la caballería, otorga velocidad a pesqueros y caravanas, y abarata el uso del mercado. Su poder es el Señuelo, que atrae a todos los animales de las cercanías, facilitando una eficaz fuente de comida. Hades, el tercer dios, ofrece bonificaciones a los arqueros y a los edificios, haciéndolos más resistentes. Su poder es el Centinela, un cuarteto de estatuas que pueden situarse en los alrededores de cualquier base para defenderla. Además, permite que los soldados muertos puedan ser reclutados como Sombras, unas criaturas con capacidad para autodestruirse, matando en el proceso a la criatura objetivo.

Quienes nunca haya probado el Age of Empire se estarán preguntando: ¿de qué está hablando este buen hombre? Bien. En pocas palabras, en Age of Mythology tendrás que luchar contra tus enemigos, sin turnos, en tiempo real. Para eso necesitas ejércitos, y para construir ejércitos necesitarás edificios, y para levantar esos edificios necesitarás recolectar recursos.

Mi explicación ha sido pésima, lo sé, pero no te preocupes: Age of Mythology incluye una tutorial, formada por varias misiones, para enseñarte todo lo necesario. Se incluye numerosa información en pantalla sobre todos los edificios, unidades, tecnologías, dioses y poderes divinos y, en caso necesario, se puede acceder a la base de datos del juego sin tener que salir de la partida. A todo ello se suman unos controles bastante simples e intuitivos, que se complementan con numerosos atajos de teclado, totalmente configurables. Y cuatro son los niveles de dificultad disponibles.

A Age of Mythology pueden jugar hasta doce jugadores,  en red local o en Internet, a través de un sistema implementado en el propio juego (el servidor Ensemble Studio Online). Podemos invitar a los jugadores a través del chat del servidor, o bien buscar partidas que respondan a una serie de parámetros. Una novedad harto interesante es que el servidor agrupa a los jugadores de acuerdo a su habilidad, todo un aliciente para los novatos (o los poco dotados como yo), y una garantía para los veteranos. Unos y otros siempre encontrarán rivales de su mismo nivel.

Con un módem a 56 Kb se puede jugar sin muchos problemas con otros dos jugadores, siendo injugable (hablo de mi caso) si se juntan cinco o más.

Además de poder seleccionar las condiciones de victoria, en el juego en red podremos personalizar numerosos aspectos. Por ejemplo, la posibilidad de compartir aldeanos o recursos con los miembros de nuestro equipo.

Estrategia y trucos

En la campaña en solitario conviene tomarse las cosas con calma. Conviene proteger los accesos de nuestra base con torres,  dedicarnos a recolectar y construir con tranquilidad, y atacar al final, cuando dispongamos de un ejército competente.

El ejército ideal debe ser heterogéneo. De poco sirve enviar a un puñado de héroes o criaturas mitológicas sin el apoyo de tropas convencionales. Lo ideal es crear una fuerza que mezcle infantes, arqueros, jinetes, héroes, criaturas y máquinas de asedio.

En el juego de red, por el contrario, lo que prima es la velocidad. Debes tratar generar unidades antes que el adversario, con el fin rechazarle si ataca en los primeros minutos de partida, o bien aplastarlo si eres tú quien decide pasar a la ofensiva. Recuerda que si juegas contra Nórdicos, ellos pueden convertir fácilmente a sus aldeanos en unidades de infantería.

Si los jugadores son varios, alíate a quien puedas para asegurarte que no te atacarán. Si eres poco experimentado, deja que sean tus aliados quienes llevan la iniciativa del combate, y dedícate a reforzar tus posiciones y a ofrecerles apoyo. Si decides pasar a primera línea, recuerda que cada centímetro de territorio es un paso más hacia la victoria. Lo ideal es acorralar al adversario en su propia base y negarle cualquier posibilidad de expansión.

No investigues todas las tecnologías. En el juego en red, desarrollar la totalidad del árbol tecnológico, es un lujo que no te puedes permitir. Hay mejoras necesarias, como las armas, y otras que son más prescindibles.

En la campaña el ordenador sigue un guión y es bastante predecible. Por lo tanto, para entrenarte utiliza las misiones sueltas, donde la IA realmente funciona e imita muy bien el comportamiento de un jugador humano.

Comparándolo con...

Sería lícito comparar Age of Mythology, con la otra gran secuela de esta temporada, dentro del género de la estrategia en tiempo real, Warcraft III. En esencia, ambos juegos comparten los mismos principios: construcción de unidades y edificios, desarrollo de tecnologías y, por supuesto, combates.

La principal diferencia entre uno y otro radica en la profundidad de sus novedades. Cuando instalé el Wacraft III, tenía la sensación de estar jugando a lo mismo de siempre. Ni los héroes, ni las dos nuevas razas ni por supuesto los gráficos, me hacían olvidar que estaba jugando al viejo Warcraft. El de toda la vida.

Age of Mythology, en cambio, ofrece una experiencia nueva. Es un soplo de aire fresco. Dioses, héroes y criaturas mitológicas aportan variedad y profundidad al viejo sistema de Piedra, Papel o Tijera, propio de este género (ya sabes: los lanceros son muy buenos frente a la caballería, ésta es ideal para combatir arqueros, etc...). Eso sin contar con las importantes mejoras que se han implementado en elementos ya existían en el resto de la saga, como el detalle de las granjas.

Por supuesto, todo eso son valoraciones personales con las que el lector puede estar o no de acuerdo. Lo que nadie puede negar es que la saga "Age of", en su conjunto, se ha caracterizado por tener un enfoque más táctico que las criaturas de Blizzard (Warcraft, Starcraft...) En los títulos de Ensemble hay más recursos, más unidades, un árbol tecnológico más complejo... En definitiva, es más exigente con el jugador, y le obliga pensar mejor y más rápido.

Lo que está bien

  • Técnicamente intachable. 
  • La campaña en solitario, un apasionante recorrido por todos los iconos y escenarios de la mitología clásica.
  • Las numerosas combinaciones posibles de culturas, dioses mayores y menores, que hace que cada ejército sea único.
  • Discretas pero importantes mejoras, como la IA, las granjas o la limitación de casas y bases de campamento.
  • Que el servidor de juego en red, agrupe a los jugadores según su nivel de habilidad

Lo que no está tan bien 

  • Sinceramente, no sé que poner en este apartado. Age of Mythology es uno de esos raros juegos que nos pueden entretener durante meses, y de momento no le he encontrado ninguna falta especialmente destacable.

CONCLUSIÓN

Ensemble Studios no ha conseguido hacer un buen juego. Ha hecho algo mucho más difícil: idear un título novedoso y sorprendente dentro de un género tan manido como el de la estrategia en tiempo real. Ese que yo llamo B&B (Builds & Batlles). [image|nid=1298317|align=right|width=150|height=112]Age of Mythology nos enseña que además de una buena factura gráfica, son necesarias muchísimas horas de planificación. Cada detalle se ha meditado cuidadosamente, con el fin de ofrecer un resultado sólido, redondo y sin imperfecciones. Por lo que a mí se refiere, desde los tiempos de Starcraft no había encontrado ningún juego similar que fuera capaz de atraparme como lo hecho éste, ni siquiera sus precuelas. El trasfondo mitológico, las pronunciadas diferencias entre las tres culturas existentes, la variedades de dioses, criaturas y unidades, la excelente campaña en solitario y la no menos interesante modalidad multijugador... todo se conjunta para ofrecer un juego que, hoy por hoy, es el mejor en su género. Manual [image|nid=1298388|align=right|width=150|height=112]La caja, tamaño DVD, contiene un tríptico con el árbol de dioses y de las tecnologías (uno por cada cultura), así como el manual, impreso a todo color, que contiene la información mínima. Se hecha falta una información más profunda, por ejemplo, tablas con las estadísticas de las unidades. Tampoco me ha gustado encontrarme los dos discos apilados uno encima del otro - una excelente manera de rayarlos -. Existe también una edición coleccionista, un poco más cara, que incluye pósters e incluso un figura. Requisitos del sistema Equipo mínimo [image|nid=1298446|align=right|width=150|height=112]Los requisitos dependen del número de jugadores. Para el juego en solitario, lo mínimo es un procesador a 450 Mhz y una aceleradora de 16 MB. Necesitaremos un Pentium 3 o Athlon a 733 Mhz si hay cuatro jugadores, 1 Ghz si son seis y 1,7 Ghz si llegan a los ocho. Según la documentación del juego, se puede jugar con un módem de 56 Kb con otros tres jugadores. A partir de ahí, se necesita conexiones más rápidas, con el ADSL. Equipo de pruebas Athlon 900, GeForce 2, 256 MB, SB Live.

9.5

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.