Splinter Cell
Splinter Cell
  • Plataforma XBX 9.5 PS2 8 GC
  • Género Acción
  • Lanzamiento 29/11/2002 (XBX)
    27/03/2003 (PS2)
    05/06/2003 (GC)
  • Desarrollador Ubisoft
  • Texto Español
  • Voces Español
  • +18
Carátula de Splinter Cell

Xbox vuelve a ser grande gracias a Sam Fisher

Cristian Viver Cuevas

El segundo título imprescindible del catálogo de la 128 bits más potente del mercado se ha hecho de rogar, pero por fin ha aparecido. Cuando muchos pensaban que tendrían que esperar hasta Halo 2 para encontrarse con un nuevo número 1, llega Ubi Soft y nos trae este Splinter Cell. Poca broma.

El segundo título imprescindible del catálogo de la 128 bits más potente del mercado se ha hecho de rogar, pero por fin ha aparecido. Cuando muchos pensaban que tendrían que esperar hasta Halo 2 para encontrarse con un nuevo número 1, llega Ubi Soft y nos trae este Splinter Cell, una superproducción de Ubi Soft que, por su misma naturaleza, ha nacido con el objetivo de convertirse en el mejor juego del catálogo de Xbox.

Splinter Cell (Xbox)

Nada de medias tintas. La apuesta de los de Rayman es tan seria que hay que evaluarla de una forma especial. El Gran Jefe Maestro ya no no estará solo nunca más en el el Olimpo de las Obras Maestras Intemporales de Xbox. Veamos hasta dónde llega la calidad de la obra apadrinada por Tom Clancy, el maestro de las intrigas políticas y de los complots internacionales. Porque este Splinte Cell calidad atesora. Y mucha.

Un futuro ¿imaginario?

Splinter Cell (Xbox)

Nos encontramos en el año 2004. El equilibrio del mudo se encuentra sore la cuerda floja. Los principales gobiernos del mundo se han dado cuenta de que cooperar con los otros estados intercambiando datos o recursos técnicos de vital importancia es más una utopía que algo realizable a medio plazo. Es por ello que muchas - por no decir todas - de las citadas naciones invierten una gran cantidad de dinero en la creación, puesta en funcionamiento o mantenimiento de órganos que suplan esa falta de información.

Splinter Cell (Xbox)

En Estados Unidos las cosas no son diferentes. Al contrario. El país más poderoso del mundo cuenta con múltiples agencias que velan por la seguridad nacional y por proteger el estilo de vida americano. Entre ellas destacan dos como son la CIA, Central Intelligence Agency o Agencia de Inteligencia Central, y la NSA, National Security Agency o Agencia de Seguridad Nacional. A pesar de lo que uno podría pensar, en muchos de los casos en los que ambas trabajan la cooperación entre las dos agencias es nula. Es más, la información que una maneja se intenta ocultar por todos los medios a la otra casi con el mismo celo que si de un gobierno extranjero se tratara.

Nuestro papel

Splinter Cell (Xbox)

Los agentes especiales, espías y agentes dobles son la avanzadilla utilizada por los ejércitos de las agencias. Sus vidas son una incógnita casi para todo el mundo, y se dedican exclusivamente al trabajo para el que han sido entrenados desde su mismo nacimiento. A pesar de toda la devoción que profesan a su país y a la agencia para la que actúan, en el caso de que sean capturados en acto de servicio la nación a la que ama y la organización a la que dedica su vida negarán cualquier vínculo con él.

Splinter Cell (Xbox)

Es por ello que los agentes deben aprender a dominar casi más el arte de la infiltración, de pasar desapercibidos, de introducirse en lugares restrignidos sin ser detectados que el de disparar. Cuando un agente abandona su sigilo es porque la situación se le ha ido de las manos y ha tomado un cáriz desesperado. El entrenamiento fisico y las habilidades en el uso de los gadgets de última generación con los que está equipado el infiltrado entran entonces en acción, y ese entrenamiento supone muchas veces la diferencia entre un agente vivo y otro detenido, e incluso muerto.

Splinter Cell (Xbox)

Asumiendo el rol de Sam Fisher, agente experto en infiltración, combate cuerpo a cuerpo y en uso de armas de fuego, deberemos realizar cuantas misiones nos asigne la agencia para la que trabajamos, la NSA, concretamente para la división conocida como Third Echelon. Las preguntas sobre el porqué de los objetivos marcados, el efecto que puedan tener nuestras acciones o las posibles represalias internacionales en caso de ser descubiertos, están de más. Tan sólo somos una herramienta del Gobierno. Recibir órdenes y actuar. Ese es nuestro sino.

Tom Clancy como sello de calidad

Splinter Cell (Xbox)

Desde que fueron trascendiendo los detalles de la colaboración entre Ubi Soft y Tom Clancy, el conocido escritor de literatura militar, fueron muchas las voces que apuntaron la posibilidad de que la obra conjunta fuera a convertirse en algo memorable. El planteamiento de juego de infiltración al más puro estilo Metal Gear Solid, título al que han comparado hasta la saciedad con este Splinter Cell, pero añadiendo nuevas y nunca hasta la fecha vistas posibilidades de acción consiguió entusiasmar a mucha gente, no sólo a los seguidores declarados de la obra de Mr. Clancy. El sucesor de la genial obra de Kojima podría estar en camino...

Splinter Cell (Xbox)

Las primeras críticas no pudieron ser más favorables, y la prensa especializada de todo el mundo no tardó en rendirse a las virtudes de un título que conquistó el premio de "Mejor juego de acción/aventura" en el pasado E3, arrebatándole el galardón al mismísimo Super Mario Sunshine. Ahora, por fin, Splinter Cell ha sido puesto a la venta en nuestro país, y hemos podido comprobar de primera mano lo que medio mundo había declarado sobre el título protagonizado por Sam Fisher.

g  r  á  f  i  c  o  s

Splinter Cell (Xbox)

Hablar del apartado gráfico de Splinter Cell es hacerlo de su maravilloso sistema de efectos de luz en tiempo real. Ubi Soft ha creado el título que, y con permiso de Doom 3, mejor representa algo tan simple pero a la vez tan difícil de reproducir como son los rayos luminosos. Contemplar el aleteo nervioso de una mariposa gracias a la sombra proyectada por el foco en la que el insecto se encuentra o sumergirse en la oscuridad de la noche y ver como las sombras se van adueñando de la textura de nuestro personaje son  tan sólo  pequeñas muestras de hasta dónde han conseguido llegar los responsables de este juego. La forma en la que la luz incide en cualquier textura, modificando su apariencia, es absolutamente sobrecogedora. 

Splinter Cell (Xbox)

Y qué decir de la visión nocturna o de la térmica. La mano de Tom Clancy es alargada y pocas veces se ha visto un acabado tan profesional en un juego, sea para el formato que sea. Los fanáticos de los juguetes militares se sentirán como niños con zapatos nuevos admirando hasta qué punto los grafistas de Ubi Soft se han tomado en serio su trabajo. Es lícito pensar que lo realizado en este sentido se convertirá en la referencia ineludible a la hora de evaluar el sistema de iluminación implementado en el resto de juegos. Un acabado sublime.

Splinter Cell (Xbox)

El excelente nivel conseguido en el sistema de luces consigue deslucir el trabajo realizado en el resto de aspectos, como por ejemplo la animación de los personajes. Ésta, a pesar de ser fluida gracias al potente motor de Splinter Cell, no es perfecta, y habrá momentos en los que parecerá demasiado prediseñada. Incluso hay un movimiento cuyo acabado final no nos ha gustado nada por lo irreal que resulta. Hablamos del salto doble, mediante el cuál podremos impulsarnos apoyándonos en una pared para alcanzar un objetivo más alto. El efecto es ciertamente similar al visto en el título de PS2 Godai, aunque dudamos mucho que Ubi Soft haya pretendido que así fuera.

Splinter Cell (Xbox)

Lo mejor de las animaciones es lo bien hilvanados que están  todos los movimientos. Podremos - y deberemos, si queremos llevar la aventura a buen puerto - concatenar diferentes acciones como agacharse, pegarse a la pared, bajar por una escalera, deslizarse a toda velocidad por ella... Y así hasta un sin fin de combinaciones que se conjuntarán a la perfección convirtiéndose en las principales aliadas de Sam Fisher a la hora de afrontar sus misiones. La coherencia de movimientos será total, y más de una vez nos preguntaremos si Sam Fisher existirá realmente y si le habrán utilizado para hacer el motion capture.

Splinter Cell (Xbox)

Uno de los puntos débiles de este Splinter Cell, gráficamente hablando, son las escenas cinemáticas. A pesar de que el nivel no es bajo, sí que presentan una calidad francamente insuficiente dado el nivel del motor gráfico que ejecuta el juego. Por su acabado nos recuerdan al estilo visto en el título de Sega Headhunter, con personajes poco expresivos y algo mecánicos en sus movimientos, aunque, eso sí, aquí los telediarios no cuentan con actores de carne y hueso. En cualquier caso, las secuencias cinemáticas cumplen su cometido con garantías, poniéndonos en antecedentes de cada una de las misiones que realizaremos, aunque un mayor virtuosismo técnico hubiera quedado de perlas.

Splinter Cell (Xbox)
Splinter Cell (Xbox)

El diseño en sí de los personajes durante el juego es correcto, si bien es cierto que el sistema de animación facial es susceptible de ser mejorado. El modelado de los protagonistas de Splinter Cell es proporcionado y su diseño altamente detallado, de forma que no tendremos ningún problema a la hora de diferenciarlos con un simple golpe de vista. Habrá muchos tipos de soldados enemigos, cada uno de los cuales podrá actuar de una forma diferente. Id con cautela.

Splinter Cell (Xbox)
Splinter Cell (Xbox)

El mismo motor de Splinter Cell no es perfecto, pues los clippings, es decir, el solapamiento de diferentes elementos gráficos, es una constante. Parece como si algunos objetos hubieran sido tratados para interactuar mejor con los personajes, como por ejemplo las cortinas, las cuales se apartarán suavemente sin bloquear el paso de Fisher en un efecto alucinante, o de los soldados enemigos, mientras que los setos y las puertas simplemente permanecerán impertérritas ante la presencia de una entidad móbil como nuestro héroe.

Splinter Cell (Xbox)
Splinter Cell (Xbox)

Pero que esta mirada crítica no os haga pensar que gráficamente el juego es mediocre. Nada más lejos de la realidad. El diseño de los escenarios es francamente notable, y las animaciones mediante las cuales Sam activa sus gadgets o usa sus "herramientas" son muy realistas. Además, la cámara libre que podremos controlar con el stick derecho nos permitirá tener siempre el ángulo más adecuado para cada situación, por lo que jamás nos encontraremos sin saber qué está pasando a nuestro alrededor por una molesta colocación del punto de vista.

Splinter Cell (Xbox)
Splinter Cell (Xbox)

El apartado gráfico de Splinter Cell esconde algunos de los efectos más sobrecogedores que jamás hayamos contemplado en un videojuego, y es quizá esa la causa de que el resto, a pesar de tener una calidad evidente, queden condenados por el agravio comparativo resultante de aplicar el mismo patrón de evaluación a, por ejemplo, el sistema de iluminación y las animaciones de los personajes. En cualquier caso, y considerando de forma global el corte visual de la obra de Ubi Soft, hay que rendirse a la evidencia de la genialidad de los grafistas y programadores de la compañía francesa. Un apartado fantástico.

s  o  n  i  d  o    f  x

Splinter Cell (Xbox)

Totalmente traducido al castellano, doblaje incluido, Splinter Cell es una muestra del afán de una empresa en realizar un trabajo bien hecho. A pesar de que las voces no puedan compararse, por ejemplo, a las de los mejores doblajes realizados en la historia del videojuego, escuchar a Sam Fisher y al resto de personajes de este título hablar en un perfecto castellano es un sueño hecho realidad que no consigue sino encumbrar a su compañía responsable y elevar el nivel de calidad exigible a partir de ahora en todas las superproducciones realizadas, ya no sólo para Xbox, sino también para PS2, GameCube e incluso PC. Más les vale tomar buena nota al resto de compañías...

Splinter Cell (Xbox)

Cada superficie tiene asociado, no ya un tipo de fx único, sino varios. Así, por ejemplo, cuando vayamos subiendo por unas escaleras de madera podremos producir hasta 3 tipos de fx diferentes. A saber: el fuerte producido por el paso rápido, uno amortiguado si vamos despacio y uno quejumbroso si la madera está podrida. Tan sólo en otro videojuego nos hemos encontrado reaccionando de la misma forma como al escuchar los fxs de Splinter Cell, y no es otro que el inigualable Super Mario Kart de Super Nintendo. En aquel mágico momento en el que se cruzaba el puente de madera con nuestro bólido y los altavoces de nuestro televisor reproducían ese sonido mediante el cual se había implementado el efecto, advertimos la auténtica grandeza de la obra de Nintendo. Grandeza que este Splinter Cell rezuma por los cuatro costados. Aunque a un nivel diferente, por supuesto. Nintendo es un mundo aparte.

Splinter Cell (Xbox)
Splinter Cell (Xbox)

Los ingenieros de Ubi Soft han representado sonoramente a cada elemento de una forma tan magistral que más de una vez pensaréis que lo que está sucediendo en vuestros televisores realmente está pasando. Además, cada tipo de textura provocará que nuestros pasos resuenen con más o menos intensidad, por lo que vigilar por dónde caminamos puede que marque la diferencia entre ser descubierto o conseguir permanecer desapercibido. La infiltración en estado puro.

Splinter Cell (Xbox)

Y durante el tutorial... Con el pinganillo colocado en la oreja de Sam Fisher, nuestros altavoces incluso plasmarán las interferencias provocadas por el continuo movimiento del agente secreto. Una auténtica brutalidad técnica, una paranoia jugable que nos deja sin argumentos. Con detalles así la verdad es que lo único que os podemos decir es que juguéis cuanto antes a este Splinter Cell y viváis todas estas experiencias por vosotros mismos.

Splinter Cell (Xbox)

Totalmente aconsejable experimentar, aunque sólo sea una vez, la experiencia de jugar a Splinter Cell conectado a un sistema de audio capaz de reproducir Dolby Digital 5.1. La experiencia, por increíble que parezca, adquiere una nueva dimensión sonora, tanto, que más de uno pensará que éste juego ya de por si justifica la compra de un sistema de sonido envolvente. Como nosotros.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

Splinter Cell sienta cátedra nuevamente en un apartado casi inmejorable que se encuentra entre lo mejorcito nunca visto -o mejor dicho, oido- en un juego de consola o de ordenador. Un trabajo de primer orden que explota casi al límite las posibilidades sonoras del chipset de Xbox. Larga vida al Dolby Digital...

m  ú  s  i  c  a

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

Las melodías que componen la banda sonora de Splinter Cell parecen extraidas de una película de acción como La Roca - Hans Zimmerman, qué músico incomparable -. De corte marcadamente militar y con un ritmo y acabados que nos remarcarán en todo momento la tensión inherente a las misiones de infiltración, las melodías son de una calidad tan alta que no estaría mal que los de Ubi se decidieran a sacar al mercado un cd de música con todas las canciones incluidas en este título.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

Durante el juego en sí no habrá más música que los efectos de sonido, exceptuando algunos momentos puntuales, como cuando los soldados nos hayan detectado o debido a que algo les haya llamado la atención y empiecen a sospechar e investigar. Ésto suple en parte la carencia de un radar, pues será el mismo tono y ritmo de la música lo que nos indicará si nos encontramos o no en peligro. Quizá a los más puristas no les haga demasiada gracia, pero lo cierto es que sin ayuda de ningún tipo quizá el juego hubiera sido "excesivamente" real, perdiendo su naturaleza de elemento de ocio. Pero claro, es sólo una opinión.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

En cualquier caso, la música no se impone a los efectos de sonido en ningún momento, por lo que tendremos durante todo el rato el control acústico de nuestros movimientos, lo que será absolutamente imprescindible si no queremos llamar demasiado la atención. Otro acierto de los de Ubi Soft. Y van...

j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d
Splinter Cell es un auténtico simulador de espía secreto. Como sus mismos creadores

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

reconocieron, su principal objetivo a la hora de crear este título era ese, aunque a la vez trataron de añadir elementos que lo convirtieran en un juego divertido. Eso significa que puede que haya elementos que no sean estrictamente reales en la forma, como la extrema agilidad de Sam Fisher o la forma de acabar con los enemigos, pero que han sido implementados así para asegurarse que todos los jugadores de videojuegos se sientan agusto controlando al bueno de Sam y no se encuentren perdidos o fuera de onda.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

La forma de eliminar a los enemigos es muy variada. A los disparos con los distintos tipos de armas hay que añadir las presas o los ataques desde una posición elevada al más puro estilo Jean Claude Van-Damme (ya veréis, ya). Habrá ocasiones en las que la misma misión nos exija actuar de una u otra forma. Si, por ejemplo, nos encontramos con que una determinada puerta tan sólo se abre si conocemos el código de entrada, pues tendremos dos opciones: o esperar a que alguien entre o salga por esa puerta y pasar rápidamente, que va a ser que no, o sujetar a un soldado y obligarle a colaborar amenazándole con nuestra pistola o con una pronta visita al hospital. Sujetarles, además, nos permitirá saber si disponen o no de información gracias a un icono que aparecerá en pantalla y que nos permitirá interrogarles. Incluso podremos utilizar a los soldados apresados como escudos humanos y así evitar que sus compañeros nos acribillen a balazos. Sobran las palabras.

Splinter Cell (Xbox)

Otra de las innovaciones presentes en Splinter Cell es la posibilidad de forzar cerraduras. Mediante unas ganzúas que podremos controlar con un intuitivo sistema de forcejeo, la vibración de nuestro mando se convertirá en nuestra mejor aliada a la hora de abrir las puertas cerradas a cal y canto. La forma de hacerlo, mover suavemente la palanca izquierda del mando de Xbox y agudizar los sentidos para notar la vibración que se producirá al haber encontrado la posición correcta. Bravo.

Splinter Cell (Xbox)

A la hora de infiltrarnos en las bases enemigas, y para evitar que no nos detecten los soldados contrarios, tendremos que tener un ojo en nuestro protagonista y otro en el medidor de oscuridad. Éste nos avisará cuando estemos completamente ocultos ante miradas indiscretas o cuando nuestra posición sea advertible. La cercanía de una fuente de luz suele ser la diferencia entre uno y otro valor, y es por ello que eliminar las citadas fuentes es una forma de borrar la posibilidad de ser descubierto. Pero claro, id con cuidado, porque si hay un enemigo pululando por ahí y advierte que alguien acaba de cargarse la bombilla bajo la que él estaba situado, se pondrá en alerta.

Splinter Cell (Xbox)

También podremos distraer a los delatores en potencia gracias a las diferentes estrategias habilitadas. La gran mayoría de ellas implica el uso de objetos que encontraremos por los mismos escenarios, pero como las posibilidades son tan variadas, gracias al buen hacer de Ubi Soft, podremos emplear, además, incluso armas para conseguir que los enemigos abandonen sus posiciones de vigilancia. Iniciar una fuente de sonido en un lugar alejado de nuestra posición es otra forma de conseguir despistar a nuestros adversarios.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

Los sonidos también conseguirán poner sobre aviso a los soldados, especialmente si nos encontramos sobre una superficie propicia para ello. Así, no será lo mismo correr a toda velocidad por una calle cimentada que anda despacio sobre un suelo de madera. En el primer caso las botas de goma amortiguarán el sonido del golpeteo de nuestro calzado contra el cemento; en el segundo, más os vale extremar las precauciones e ir muy, muy sigilosamente si no queréis ser descubiertos.

Un padrino de lujo

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

La coletilla del título de Splinter Cell no es en absoluto anecdótica. Tom Clancy, el aclamado escritor de ficción militar, ha supervisado el trabajo de Ubi Soft de principio a fin, realizando sugerencias o proponiendo cambios en varios de los aspectos del juego. Quizá donde más se nota su mano es en el completo catálogo de gadgets que Sam Fisher podrá utilizar o se encontrará por los diferentes fases. Lectores de retina utilizados como llaves para abrir puertas, una mini cámara de fibra óptica que podremos utilizar para investigar antes de entrar en una habitación - una genialidad -, gafas de visión nocturna, de visión térmica, cámaras instaladas en proyectiles, y un largo etcétera que consiguen elevar al bueno de Fisher casi al mismo nivel que a James Bond en cuanto a juguetitos se refiere.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

Los cuerpos sin vida o los soldados noqueados no desaparecerán, sino que permanecerán en el mismo sitio en el que los hayamos dejado a no ser que decidamos transportarlos para evitar que otras patrullas enemigas adviertan su presencia. Así, podremos recoger un fiambre del suelo y depositarlo en un lugar lo más discreto posible. Esa será casi toda la interactividad que Sam podrá tener con los enemigos, pues, como suponemos que ya sabréis, las armas de los contrarios no podrán ser recogidas. Ésto se debe a la intención de los creadores de plasmar algunas de las normas inquebrantables de los grupos de élite, en un afán de dotar de más realismo al juego. Los Seals, por ejemplo, jamás usarían un arma que no fuera la suya propia, pues a los problemas de uso y calibración habría que añadir la posibilidad de que fuera una trampa mortal.

Tom Clancy's Splinter Cell (Xbox)

Para poder aprender, aunque sea a marchas forzadas, la mayoría de las acciones que Sam es capaz de realizar, se ha incluido un breve tutorial que se activará cada vez que se empiece una nueva partida. Su realización es obligatoria, y aunque no lo fuera, su cumplimiento sería más que aconsejable para poder conocer todas las habilidades que el agente Fisher es capaz de desplegar, las cuales no son precisamente pocas, que digamos.

Splinter Cell (Xbox)

Por desgracia, el sistema de detección de disparos a partes concretas del cuerpo no está en absoluto trabajado, quizá por el deseo de sus responsables de no potenciar excesivamente este apartado para no dar la impresión de encontrarnos en un juego de acción en primera persona en vez de un título de infiltración. La verdad es que a nosotros nos hubiera gustado un mayor realismo en este sentido, pero entendemos las razones - aunque no las compartimos - que hayan podido mover a Ubi Soft a actuar así.

Splinter Cell (Xbox)

Las diferentes formas de interactuar con un mismo objeto  es algo que no habíamos visto hasta ahora en un juego de este tipo. Por ejemplo, si queremos bajar por una escalera plegable lo podremos hacer peldaño a peldaño, como es lo normal, o al estilo bombero con prisas, es decir, agarrando los bordes de la escalera con las manos y apoyar los pies en los bordes de la escalera. Qué grande que es el libre albedrío.

Un radar acústico

Splinter Cell (Xbox)

Los jugadores amantes de los títulos más arcade quizá echarán en falta un radar que les indique dónde están situados nuestros enemigos, como si de un Metal Gear se tratara. Al no existir el citado radar, se obliga al jugador a calcular cada movimiento con una extrema cautela, pues tras cada esquina puede encontrarse apostado un guardia. En la práctica, las posiciones de los enemigos son muy concretas, y la mayoría de ellos delatará su posición por uno u otro motivo. Además, la música será nuestro mejor espía en ese sentido, pues mediante sus continuos cambios de ritmo conseguirá avisarnos de cómo está el panorama. Un panorama para infiltrarnos...

Splinter Cell (Xbox)

Para acabar añadir que gracias al servicio Xbox Live! podremos descargarnos nuevos niveles o cuantas mejoras tengan a bien los responsables de Splinter Cell. Eso sí, dada la naturaleza de este juego, los modos multijugador a través de Internet tendremos que dejarlos para próximos títulos. Tampoco es que nos importe demasiado...

c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Splinter Cell (Xbox)

Splinter Cell es uno de los dos mejores juegos del catálogo de Xbox. Si ya tenéis Halo, ya sabéis cual debe ser el siguiente de la lista. Ubi Soft le ha hecho un gran favor a Microsoft creando la aventura de Sam Fisher para su consola, título que sin duda contribuirá casi tanto como los apetecibles packs de la compañía de Seattle a elevar en las listas de ventas a la 128 bits más potente del mercado.

Splinter Cell (Xbox)

¿Splinter Cell multiplataforma? Pues parece ser que sí. Eso en absoluto afecta a la valoración de este genial juego, firme candidato al título de mejor juego del año, pero sí que le impide convertirse en uno de los abanderados de Xbox - ¿os imaginais a una mascota de Nintendo corriendo por la negra de Microsoft?. En cualquier caso felicitemos una vez más a Ubi por la magnificiencia de su último trabajo, una obra que ha vuelto a elevar a la 128 bits hasta lo más alto. Por fin, el Gran Jefe Maestro dejará de estar solo en el Templo de Xbox en el Olimpo de los Obras Maestras...

l  o    m  e  j  o  r

  • Doblado y traducido al castellano.
  • Una nueva experiencia en el género de los juegos de infiltración.
  • Los efectos de luz son a-l-u-c-i-n-a-n-t-e-s.
  • El elevadísimo número de gadgets.
  • Todos los recursos de Sam Fisher.

l  o    p  e  o  r

  • El sistema de impactos de los enemigos; algo más de gore no habría estado de más.
  • Las escenas cinemáticas no mantienen el nivel general del apartado técnico.
9.5

Excelente

Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.