Aggressive Inline
Aggressive Inline
Carátula de Aggressive Inline

Diablos sobre patines...

Antonio Carrasco

El que muchos han considerado como el juego que usurparía el trono a Tony Hawk's Pro Skater en el género de los deportes extremos por fin llega a Xbox. Ataros bien los cordones de vuestros inline, porque el riesgo aquí se sirve en tazones grandes...

El que muchos han considerado como el juego que usurparía el trono a Tony Hawk's Pro Skater en el género de los deportes extremos por fin llega a Xbox. Ataros bien los cordones de vuestros inline, porque el riesgo aquí se sirve en tazones grandes...

Aggressive Inline (Xbox)

Teníamos a Tony Hawk haciendo diabluras con el monopatín; a Dave Mirra haciendo lo propio con la BMX; a Shaun Palmer surcando la nieve con su snowboard; a Mat Hoffman brincando como un potrillo con su motocicleta. Pero en patines, ¿qué juego de deporte extremo teníamos con protagonistas rodando sobre patines? Pues ahora sí que lo tenemos, y se llama Aggressive Inline.

Los videojuegos basados en deporte extremo llevan relativamente poco tiempo entre nosotros, pero aún así han calado profundamente entre los jugones, por lo que no dejan de sucederse títulos basados en estas disciplinas deportivas. Una consola con relativamente poco tiempo de vida, como es la Xbox, posee en su catálogo un número considerable de títulos de este género, como Amped, Dave Mirra Freestyle BMX y sobre todo, el rey de este género, la serie de Tony Hawk's Pro Skater (una pena que la segunda parte que se puso a la venta en Estados Unidos no haya llegado a territorio PAL).

Aggressive Inline (Xbox)

Para los que no hayáis jugado antes a ningún título de este tipo, os explicaremos que básicamente se caracterizan por conseguir puntos a medida que realizamos diversas pruebas previamente encomendadas y según conseguimos puntos por combinar trucos (tricks). Esto nos permite acceder a nuevos niveles de juego, nuevos jugadores, mejorar los atributos de los personajes y en definitiva, avanzar en el juego.

Adiós cronómetro, adiós
Basándonos en el indiscutible rey de los videojuegos de deporte extremo, Tony Hawk, esto debía conseguirse en un período de tiempo relativamente corto, lo que nos obligaba a realizar las pruebas velozmente, grabar la partida una vez terminado el tiempo, y volver a escoger la misma fase para intentar superar las pruebas que no habíamos conseguido superar anteriormente.

Pues bien, Aggressive Inline, basándose en ese esquema, añade una importantísima mejora en la jugabilidad que es la desaparición del factor tiempo. Aquí, no tendremos que estar mirando el reloj constantemente para ver cuanto tiempo falta para que se acabe el tiempo. La gente de Z-Axis ha eliminado por completo el cronómetro, poniendo en su lugar una barra de energía, al más puro estilo de los juegos de lucha, que si termina por agotarse nos permitirá elegir entre terminar la partida o bien continuar, pero con la consiguiente pérdida de 100.000 puntos.

Aggressive Inline (Xbox)

Los que hayáis jugado alguna vez con Tony Hawk, probablemente os estaréis preguntando: "Pero sin  tiempo, el juego resultará muy fácil y corto, ¿no?" Pues os habéis equivocado de pleno. Las mejoras en los niveles, el gran número de pruebas a completar y la duración de este juego es mucho mayor de lo que parece en un principio, por lo que la desaparición del maldito reloj es un verdadero placer a la hora de ponernos a jugar.

Mismos modos de juego, y un interesante modo multijugador
Como en todos los juegos de este tipo, disponemos de varios modos de juego que alargan la vida del modo carrera que suele ser el principal. En el modo carrera, tras elegir un jugador, podremos empezar por aprender los movimientos básicos de nuestro personaje en el muy útil tutorial, o bien lanzarnos de cabeza al primer nivel en sí mismo, lo que es menos recomendable. En el modo tutorial, se nos explicará las maniobras básicas que nuestro personaje puede hacer, algunas de las cuales difieren de las vistas en otros videojuegos. Así, podremos aprender a grindar correctamente, a realizar líneas de trucos, a salir de los half-pipes, a efectuar wallrides y un largo etcétera. Una vez hayamos completado el tutorial, o bien sin haberlo terminado, si es que somos valientes, comenzaremos en la primera fase del juego, Los estudios de cine, donde debemos completar un número determinado de objetivos para desbloquear el siguiente nivel.

Aggressive Inline (Xbox)

Jugando nivel tras nivel iremos descubriendo secretos del juego, como llaves que usaremos para desbloquear algunos tramos de los otros niveles, mejoraremos nuestros atributos, descubriremos personajes ocultos que se unirán al elenco de personajes seleccionables y poco a poco, muy poco a poco, iremos completando el juego entero.

El segundo modo de juego es el llamado patinaje libre; en él, podemos practicar en cualquiera de los niveles que hayamos desbloqueado sin tener que preocuparnos por la barra de energía presente en los otros modos. Así, puedes investigar más tranquilamente como llegar a  esa plataforma tan alta que se te resiste. En cuanto al modo contrarreloj, es más de lo mismo, pero en este caso sí que tendremos que vigilar el cronómetro mientras jugamos.

Como podéis apreciar, los modos de un solo jugador son básicamente los mismos de siempre, por lo que un modo multijugador nunca viene mal. A pantalla partida, los dos jugadores se pueden enfrentar en diversos tipos de juego bastante divertidos y que alargan mucho la vida del juego.

De esta forma y contra un amigo podemos competir por ver cuál de los dos consigue más puntos; para comprobar quien realiza la acrobacia mas espectacular (parecido al modo horse de Tony Hawk's Pro Skater 3). El modo caza de huevos es bastante original y divertido, ya que los dos jugadores competirán por ver cuál consigue encontrar antes un número limitado de artículos que se han distribuido a lo largo del escenario.

Aggressive Inline (Xbox)

Y para terminar, dos modos más multijugador que seguro que te harán disfrutar de lo lindo en compañía de un colega. El primero es el llamado black-jack (que aquí es algo parecido al clásico juego de cartas de las 7 y media, pero intentando conseguir 21 puntos), donde patinando por los niveles deberás ir recogiendo las cartas en un periodo de tiempo limitado, ganando aquel que más se acerque, y sin pasarse, a 21 tantos. El segundo, llamado rescate del animal, nos obliga a rescatar a diversos animales que rondan por los niveles, donde vencerá el que más animales consiga rescatar.


g  r  á  f  i  c  o  s
Siguiendo la estela de este tipo de videojuegos, los gráficos son bastante parecidos a los ya vistos en Tony Hawk's Pro Skater, pero con mejoras sustantivas que ayudan a crear una atmósfera de juego realmente vibrante.

Las ralentizaciones que pudimos apreciar en la versión PS2, han desaparecido por completo en Xbox, el motor del juego se mueve suavemente y las animaciones están bastante bien conseguidas. También se han añadido ciertas mejoras sobre las otras versiones, como unos modelos más detallados y unos efectos lumínicos más cuidados, lo cual mejora aún más el valor general del videojuego.

Aggressive Inline (Xbox)

Los personajes están bastante detallados y se mueven de manera realista, a la vez que responden de maravilla a las instrucciones que les damos desde nuestro pad. La sensación de velocidad está muy bien conseguida, y según vayamos mejorando nuestras estadísticas comprobaremos que lo que al principio del juego creíamos que era ir rápido,  en realidad nos daremos cuenta de que marchábamos en segunda. Además, cuando gracias a algunos de los múltiples ítem de bonificación que están repartidos por los niveles, consigamos completar nuestra barra de energía, nuestro jugador se moverá a mayor velocidad aún si cabe, dejando una estela detrás suya, al igual que una línea de fuego que surge de sus patines, que acentuará en mayor medida esa grata sensación de velocidad.

Pero si por algo destaca Aggressive Inline sobre sus rivales es sin duda por el diseño de los escenarios. Olvidaos de lo que habéis visto hasta ahora, con fases limitadas en tamaño y en objetos. Aquí no hay partes del escenario vacías, donde no podamos ejecutar casi ningún trick. En Aggressive Inline tenemos unos niveles enormes, gigantescos, detallados hasta las últimas consecuencias, repletos de objetos y lugares donde grindar, saltar, combinar nuestras acrobacias...

En un principio, cada uno de los niveles no está disponible por completo. Hay partes en cada uno de ellos que tienen una especie de candado flotando al lado suyo. Pues bien, significa que ahí permanece cerrada una zona oculta, y para acceder a ella debemos encontrar una llave escondida en cualquiera de los otros niveles. Esto nos obliga a retornar a fases que creíamos que habíamos completado cuando encontremos la llave en cuestión. Y si los niveles parecen grandes en un primer momento, ni que decir tiene que os parecerán enormes cuando hayáis desbloqueado todas las puertas que permanecían encerradas.

Aggressive Inline (Xbox)

Pero además de ser enormes, cada una de las fases está muy bien detallada, con algunas texturas muy bien realizadas (el nivel del paseo marítimo es fantástico) y repletas de objetos, móviles e inmóviles, que nos servirán para combinar trucos sin cesar. Los programadores han hecho un trabajo increíble en el diseño de los niveles, superando sin duda a cualquier otro juego de este género que hayáis visto hasta la fecha de hoy. La ubicación de los diversos elementos harán que podamos realizar combos realmente espectaculares, largos en tiempo y distancia y que nos reportarán grandes cantidades de puntos. Además, ciertos objetos de los niveles cambian según realicemos diversas pruebas, modificando algunas partes del recorrido y dándonos así la opción de acceder a zonas que un principio parecían inaccesibles.

En cuanto a lo negativo, que también lo tiene, diremos que en determinadas ocasiones nuestro personajes se quedará encajado entre dos objetos, eso sí, por muy poco tiempo, pero debería haberse mejorado el motor de colisiones. Y también constatar que algunos de los movimientos son un tanto forzados, sobre todo cuando al salir de una rampa vamos a darnos contra el suelo y pulsamos el botón B para caer de pie.

Y por pedir, algunas texturas son un tanto sosas, así como que algunos niveles son bastante más pobres gráficamente que otros. Aún así, la impresión del juego es altamente positiva y no empaña en gran medida el fantástico aspecto gráfico.

m  ú  s  i  c a

Aggressive Inline (Xbox)

Todos los juegos de deportes extremos que hemos visto hasta ahora se caracterizan por tener una banda sonora cañera. Hard-rock, garage, rap-core, hip-hop... se dan cita en este juego. Así que si te gustan este tipo de música disfrutarás como un loco, ya que se incluyen canciones de POD, Sublime, Black Sheep... Pero si no te va demasiado, tienes la posibilidad de añadir las canciones que quieras de tu disco duro a la banda sonora original del juego, así que no tienes motivo para la queja. Y con soporte para Dolby Digital.

s  o  n  i  d  o   f  x
En cuanto a los efectos de sonido, te hartarás de oír golpes, resbalones, patinazos, cubos rodando, caídas (sobre todo esto último). A los personajes también se les ha dotado de voz y sueltan algún que otro comentario de vez en cuando. Todos los sonidos cumplen sobradamente con su función de crear ambiente para el patinaje, sin más, ya que tampoco hace falta algo increíblemente bueno y espectacular para un juego de este tipo.

j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d
Casi todos los juegos de deportes extremos se caracterizan por su alta jugabilidad, por lo que Aggressive Inline no iba a ser menos. Al sistema de tricks que vimos en juegos como en la serie de Tony Hawk, se le han añadido ciertas mejoras que nos permitirán realizar combos más largos, rápidos y espectaculares. Se mantienen los trucos aéreos, la posibilidad de realizar grinds en todos los bordes, raíles y barandillas de los escenarios; también permanecen los wallrides (patinar sobre una zona vertical), los fakies (patinar hacia atrás), los agarres o hand-plants, los manuales y los cess-slides (reverts o revertidos en Tony Hawk's Pro Skater 3).

Aggressive Inline (Xbox)

Pero a estas maniobras ya conocidas por todos se les han añadido los giros en postes verticales y horizontales (podemos agarrarnos a una farola y girar sobre ella o balancearnos en un poste horizontal como si fuésemos un gimnasta), lo que es muy útil para alargar los combos y para acceder a zonas más altas de la pantalla. Asimismo, se ha añadido el skitching, que ya vimos en un juego distinto a los de deportes extremos como Jet Grind Radio, que es la posibilidad de agarrarnos a la parte trasera de vehículos y el bailing, que consiste en devolver al patinador a una posición vertical cuando ha salido mal de un quarter pipe, lo que evitará que nos demos de bruces contra el suelo.

Sin embargo, pese a que las posibilidades de realizar combos son muchas, los controles se han simplificado bastante, lo que puede molestar a los más puristas del género. Así, usamos el botón A para saltar, el botón B para hablar con la gente (quienes pueden encomendarnos tareas), girar en los postes y realizar el skitching y bailing. El botón X lo usamos para los hand-plants y para las acrobacias aéreas y el Y para grindar. Los gatillos izquierdo y derecho nos sirven para girar en el aire hacia su respectivo lado y los botones blanco y negro tienen la misma función, que no es otra que realizar los llamados cess-slides o reverts.

Como veis, no existe como en Tony Hawk la posibilidad de usar más de un botón para ejecutar los combos aéreos, lo cual disminuye mucho el número de grabs que se pueden hacer en el aire, lo cual deja un poquito flojo este aspecto. Si a esto le añadimos que las acrobacias que realizan los patinadores son bastante más sosas que las que realizan los que van sobre monopatines, este apartado aéreo se queda un poco por debajo de su principal rival, aunque en Aggressive Inline también tenemos un montón de tricks que realizar y de trucos ocultos que descubrir.

Aggressive Inline (Xbox)

En algo que sí supera a sus rivales es, como ya hemos señalado antes, en el diseño de los niveles. Cualquier adjetivo que use se quedaría corto para describiros lo masivos que son, lo repletos de objetos que están y lo divertido que es patinar en ellos. Existen multitud de zonas ocultas, zonas inaccesibles en principio y accesibles después tras encontrar la llave, zonas a las que creemos que nunca llegaremos, posibilidades para ejecutar combos interminables, todo ello para crear una atmósfera fantástica y unos niveles muy divertidos y jugables. Sin duda, os costará muchas horas descubrir todos los secretos que esconden cada uno de los niveles.

El juego dispone en principio de 7 niveles: los estudios de cine, el centro cívico, la planta industrial, el paseo marítimo, la conservera de atún, el aeropuerto (¡esto me suena a otro juego!) y el museo, más uno oculto, el zoo y que es exclusivo para Xbox, donde podremos grindar incluso en los cuellos de las jirafas. Mientras que algunos escenarios son increíbles, espectaculares como el paseo marítimo (donde se dan cita multitud de atracciones, como la noria, el "tiburón barco pirata", el pulpo) o el centro cívico, otros como la planta industrial son un poco más flojos, pero no por ello dejan de ser divertidos.

En cada uno de los niveles debemos realizar pruebas, algunas ocultas en un principio, que nos permitan conseguir los puntos suficientes para pasar al siguiente nivel. Además, hablando con la gente que puebla cada uno de los niveles podemos obtener misiones extra. Las tareas a realizar son las básicas de este tipo de juegos, como conseguir una serie de puntos en un tiempo determinado, grindar sobre una zona, encontrar un objeto... lo que da una variedad de acciones al juego enorme. Cada nivel tiene entre 15 y 20 tareas a realizar, y como os estaréis imaginando, muchas de ellas no podremos realizarlas al principio del juego, bien porque aún no controlamos del todo las posibilidades de control, bien porque nuestros atributos son aún escasos.

Aggressive Inline (Xbox)

Otra diferencia con juegos como la serie de Tony Hawk reside en el sistema de atributos. Mientras que en los juegos de Tony, sumábamos puntos a las habilidades de nuestro personaje según íbamos encontrando ítems a lo largo del escenario, en Aggressive Inline hay dos posibilidades de subir nuestros atributos (que son giro, grind, manual, salto, velocidad, fakie y wallride). La primera es la misma que en Tony Hawk, es decir, encontrar iconos dispersos por el escenario. Pero encontrar estos puntos es una tarea titánica, complicadísima, y pasaréis horas jugando sin que encontréis ninguno de ellos. La segunda y original posibilidad es la de aumentar nuestros atributos según los usamos. Es decir, si grindamos mucho, nuestro atributo grind subirá. Si al realizar trucos aéreos giramos al personaje, subirá poco a poco nuestro atributo girar.

Esto le añade un factor estratégico al juego, ya que debemos usar todos los tipos de trucos si lo que queremos es mejorar nuestras habilidades. Así que si te dedicas a grindar continuamente, pero no realizas wallrides, subirá tu habilidad realizando grinds, pero no así la de hacer wallrides, con lo que en los niveles avanzados no podrás llegar a ciertas zonas.

Por último, y si los niveles que trae el juego no os convencen del todo, tenéis el típico editor de parques para realizar la pista de vuestros sueños. Además, según avanzamos en el modo carrera conseguimos nuevas piezas para el editor, lo que es un aliciente más para jugar y jugar.

c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Aggressive Inline (Xbox)

Con todo lo señalado con anterioridad, podemos deciros que estáis ante un juego realmente divertido, muy jugable y con un entorno gráfico que cumple a la perfección con su cometido.

Podemos elegir a patinadores reales para jugar con ellos (Taig Khris, Franky Morales, Shane Yost...) o manejar a los ficticios como Chrissy o Jordan, así como a los que desbloquearemos durante el juego, como el pirata o el buzo. Con ellos disfrutaremos como locos acumulando puntos y cumpliendo con las misiones que tenemos encomendadas. Y aunque en un principio, las ocho fases  parecen pocas, os aseguramos que el completarlas todas al 100% es una tarea complicada y que os llevará muchas horas de juego.

Por tanto, una opción más dentro de los juegos de deportes extremos, que aporta frescura al género con la inclusión de nuevos trucos, la eliminación del cronómetro y con la amplitud de los niveles. A partir de ahora, los diseñadores de juegos de este tipo tendrán que poner mucho empeño para mejorar el diseño de los niveles vistos aquí y para mejorar la jugabilidad que Aggressive Inline muestra, y que no es poca.

Aggressive Inline (Xbox)

Así que si os gustan este tipo de juegos, Aggressive Inline no debe faltar en vuestra juegoteca. Otras opciones de parecida calidad son Tony Hawk's Pro Skater 3 (yo no podría decantarme por uno u otro) y, dentro de un par de meses aproximadamente, pues la cuarta parte de la saga de Tony, que esperamos que haya tenido en cuenta las mejoras vistas en Aggressive Inline y que no se haya quedado anclada en el pasado reciente.

l  o    m  e  j  o  r

  • Todos los escenarios son enormes y con un diseño fantástico
  • No tener que estar pendiente del cronómetro durante la partida
  • Un duro competidor para Tony Hawk's Pro Skater
  • Que está perfectamente traducido al castellano


l  o    p  e  o  r

  • Que no tenga editor de personajes, y que a los existentes no podamos modificarlos con ropa, objetos...
  • Los trucos aéreos son menos, en número y espectacularidad, que en su principal rival dentro del género
  • El mando de la Xbox es algo incómodo para este tipo de juegos
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.