Venecia
Venecia
Carátula de Venecia
  • 4

    Meristation

On-line sobre los canales.

Pedro J. de Celis

La ciudad de Venecia del siglo XVI ha sido recreada en este juego de Cryo Networks, pero el resultado final no nos acaba de convencer demasiado, seguid leyendo y descubriréis nuestra opinión.

A comienzos del siglo XVI las pequeñas repúblicas italianas habían alcanzado su máximo esplendor comercial. En este nuevo siglo las cosas empezaban a complicarse para mantener el estatus que habían alcanzado en años anteriores. Los turcos por el este, y los españoles y franceses por el oeste amenazaban la supremacía comercial italiana en el Mediterráneo. Los genoveses, apoyados por los portugueses, acaban de ser derrotados por Venecia. Es hora de acceder a los recursos que Génova ha perdido en su guerra contra los venecianos.

En este contexto entras tú, comerciante veneciano, que desde tu situación en la ciudad de los canales deberás obtener todas las riquezas posibles para alcanzar tu último objetivo: ser nombrado Dogo (cargo parecido al de gobernador) de la ciudad.

Guión

Cryonetworks, con ayuda del departamento informático del gigante de telecomunicaciones France Telecom, nos deja este programa 100% online, algo atípico, pues por vez primera en un juego de este tipo para alcanzar tus objetivos no hay que emplear ningún tipo de violencia: ni matar ni evitar ser matado. La única forma de conseguir la victoria en el juego es mediante acuerdos comerciales con otros jugadores, que como tú, estarán sentados frente a su ordenador intentando conseguir lo mismo.

La instalación del juego (280 Mb.) obliga a abrir el navegador de Internet que tengas por defecto. Y he aquí el primer problema: el juego no funciona con navegadores, llamémosles, "alternativos". Esto es, que es obligatorio tener el Internet Explorer, pues en mi caso con el Opera, no hubo forma de instalar el juego. Una vez instalado, siempre que se quiera jugar se deberá abrir el explorador de Microsoft.

El juego instala un intérprete del sistema SCOL (Standard Cryo Online Language), un lenguaje de programación creado por Cryo en 1997 e ideado exclusivamente para crear juegos online. Para ello requiere iniciar el navegador, pero una vez iniciado, el juego se ejecuta de manera autónoma, sin necesidad de tener el navegador abierto. El sistema SCOL admite varios formatos multimedia, como Jpeg, Png, Wav, Mp3, Avi, Mpeg, Real, o QuickTime. Pero el hecho de que los admita no significa que estén incluidos en este juego, pues en este Venecia no existe ningún fragmento de vídeo de ningún formato de los anteriormente citados.

Una vez instalado el juego es necesario registrarse. El registro es bastante sencillo, así como la elección de los aspectos personales de nuestro personaje: su nombre, su aspecto físico (podemos elegir su sexo), o su profesión. Si posteriormente quieres cambiar alguno de estos datos, lo podrás realizar ya en el juego, dentro de las posadas que tienen nombre de animales, aunque eso sí, perderás todo lo alcanzado con tu nombre originario. Y tras estas pequeñas formalidades, entramos en la mecánica del juego.

La pantalla nos muestra una imagen del puerto veneciano. La parte central de la pantalla es la vista del juego. Nos movemos en primera persona, al más puro estilo de los arcades 3D, por toda la ciudad. El movimiento es bastante sencillo con el ratón, pinchar un botón y moverlo hacia delante, pero no tanto con el teclado, bajo mi punto de vista demasiada sensibilidad en las teclas.

A la derecha tenemos el aspecto y nombre de nuestro personaje, la "scuola" a la que pertenece (ya hablaré de esto más adelante) y el nombre de los personajes jugadores que se encuentran en la pantalla. Unas pestañas a la derecha de estos marcadores nos darán información sobre cuestiones económicas (dinero, materiales en posesión, viajes programados, etc.) relacionadas con nuestro jugador. En la parte inferior de la pantalla hay un menú de iconos, con el que podremos cambiar o vender productos con otros jugadores, ver el mapa, leer las noticias que se producen en la ciudad, o salir del juego entre otras cosas.

El objetivo del juego consiste en ser rico. Así de simple. Con el dinero se puede comprar estatus social, y con ese estatus se puede alcanzar el puesto de Dogo. Para lograrlo, se nos asigna una cantidad de dinero inicial y una serie de materias primas. Las materias primas las utilizaremos para fabricar elementos sencillos que podremos intercambiar con otros jugadores por otros productos, o usarlos para fabricar productos manufacturados y venderlos nosotros mismos.

Si queremos obtener más beneficios podemos probar contratando barcos que envíen nuestros productos a cualquier puerto importante del Mediterráneo. Podemos invertir en obras de arte, realizadas desde la Prehistoria hasta el Barroco. Y también podemos jugar en Bolsa, participar en subastas, comprar antigüedades... Por supuesto cualquiera de estas opciones son más arriesgadas y pueden salir mal, pero también la recompensa es considerablemente mayor.

Pasado el puerto, está la Plaza de San Marcos. Aquí nos encontramos con edificios de gran importancia, como la Sala de Peticiones y el Campanile. En la primera podremos denunciar cualquier agravio producido sobre nosotros por parte del Consejo, del Consejo de los Doce, o de los Patricios, además de presentar nuestra candidatura para la próxima elección de los Consejos y ver los últimos nombramientos. En el Campanile está la puntuación de todos los jugadores y un catálogo con todas las obras de Arte que podemos obtener.

El resto de la ciudad se divide en barrios, cada uno con el nombre de un país europeo (barrio italiano, barrio español, barrio inglés, etc.). En cada barrio hay una taberna y una "scuola". Las "scuolas" son las equivalentes a los clanes de otros juegos online. No es obligatorio apuntarse a una "scuola", pero siempre será mejor estar apoyado por un grupo de gente para conseguir tus fines que no ir en solitario. Para apuntarse es necesario pagar una cantidad de ducados inicial en concepto de alta, y luego pagar otra cantidad mensualmente. Este dinero es virtual, por supuesto, en realidad no hay que pagar ni un solo euro. En el momento de realizar este análisis existían varias "scuolas" de habla castellana en el juego.

Audio y Vídeo

Hasta aquí la parte "bonita" del juego. Pero... ¿Qué tal está técnicamente? Pues bien, la cosa se empieza a torcer...

Gráficamente el juego es bastante mediocre. No se puede elegir la resolución del juego: el programa siempre se queda en 800x600. Sí se puede variar el tamaño de la parte central de la pantalla, donde se desarrolla la acción, entre dos posibilidades, aunque poner el tamaño de la ventana a nivel "reducido" provoque un aumento de nuestras dioptrías. El programa no sorprende en ningún momento por su calidad gráfica, y aunque hay lugares retratados con bastante fidelidad (como la Pza. de San Marcos), la mayoría de las calles tienen poca variedad gráfica y son muy parecidas entre sí. Es fácil perderse por la ciudad, no tanto por su tamaño, sino por el parecido que hay entre todas las calles.

Los escenarios son totalmente estáticos. No se puede interactuar con ellos para nada, como si fuera el decorado de una obra de teatro. Los edificios donde se puede entrar (posadas, "scuolas", salas de venta o de subastas, etc.) no se diferencian en nada, o en casi nada con respecto al resto de los edificios, por lo que la única opción posible es ir puerta por puerta intentando entrar en algunos. Los personajes tampoco están diseñados con mucho lujo de detalles, quedando en muchos casos excesivamente poligonales. Las animaciones de los personajes no jugadores son inexistentes: se mueven como si fueran muñecos deslizándose. En cambio, los personajes jugadores tienen una animación adecuada y acorde con sus capacidades.

Si bien es cierto que en un juego online la carga gráfica del mismo no ha de ser tan importante como pueda serlo en cualquier otro tipo de programa, pero habiendo visto en la actualidad juegos online con gráficos muy superiores éste juego se queda bastante atrás.

Tampoco se puede decir que el juego tenga un sonido excelente. El sonido ambiente es apenas 2 o 3 segundos de ruidos de charlas repetidas de forma cíclica. Al principio puede hacer gracia, pero cuando se llevan jugadas 3 horas del juego termina por agotar. Afortunadamente existe la posibilidad de desactivarlo. No existe otro tipo de sonido: ni música, ni voces digitalizadas.

Jugabilidad

La diversión del juego depende en gran medida del número de personas que en esos momentos están conectadas al mismo. En el juego no hay posibilidad de avanzar si no es con la ayuda de otros jugadores. Es imposible obtener beneficios en las ventas si no se hacen acuerdos con jugadores humanos, ya que los personajes manejados por el ordenador únicamente nos pueden proporcionar algunos objetos y ayudas, pero nada más. Y he aquí el verdadero talón de Aquiles del juego. En todo el tiempo que llevo jugando a este juego, el número máximo de jugadores humanos que he encontrado ha sido 13. ¿Dónde está el resto de los jugadores?

El programa se vuelve en muchas ocasiones confuso (como a la hora de fabricar materiales), poco claro y lento. Las acciones a realizar se pueden hacer a través de cualquier navegador, sin necesidad de tener el juego instalado en el mismo ordenador, lo que nos da la sensación de que cuando jugamos al juego, en realidad lo que estamos haciendo es asistir a uno de tantos chats en 3D que empiezan a extenderse por Internet.

Apenas existe acción. La vida de tu personaje nunca corre peligro. En la página principal del juego se suelen publicar las llamadas "búsquedas del tesoro", en las cuales se van dando una serie de pistas para encontrar una obra de arte perdida en una ciudad portuaria del Mediterráneo. El premio es un viaje (real) para dos personas a Venecia. De momento se han hecho dos búsquedas, y en estos momentos está en marcha la tercera. Posiblemente sea ésta una forma de darle más acción al juego por parte de sus programadores.

Estrategia y trucos

Empieza por el principio. Fabrica los materiales que hayas elegido, y apúntate a una "scuola". Los integrantes de la scuola ya te orientarán sobre lo que debes hacer. El apoyo de la "scuola" es fundamental para poder progresar. En estos primeros momentos, el mercado es un buen lugar donde conseguir materiales baratos.

Olvídate de la Bolsa y de los viajes por mar hasta que no lleves un tiempo jugando y tengas una buena cantidad de dinero. Tampoco te lances a comprar obras de Arte, pero eso sí, mantén un ojo sobre los movimientos en este campo, y así cuando tengas más dinero y poder, podrás elegir mejor qué comprar y a qué precio hacerlo.

Comparándolo con...

Es difícil comparar un juego así. Ha habido bastantes simuladores comerciales en la historia de los videojuegos, pero ninguno ha sido multijugador, y eso cambia bastante un programa. Posiblemente recuerde en algo a otros juegos de la misma compañía, como Cryopolis, o E-Maginer. Se parecen por su forma externa, ya que todos han sido realizados por medio del SCOL.

Lo que está bien

  • La sencillez del movimiento.
  • Requiere un equipo poco potente (se puede jugar hasta con módem de 33.6 sin ningún problema).
  • Su originalidad.
  • Si te gustan los negocios, échale un vistazo.
  • La Interactividad con el resto de los jugadores es muy alta: puedes vender, comprar, cambiar, enviar cartas, realizar ofertas y contraofertas... Básicamente el juego se basa en eso.

Lo que no está tan bien

  • Multimedia pobre.
  • Se suele conectar poca gente.
  •  Desarrollo lento y confuso.
  • Hay una serie de fallos que bajan la nota al juego: traducción "a medias" al castellano (en una misma pantalla podemos tener textos en castellano, inglés, y francés a la vez), cada vez que te conectas apareces siempre en el puerto y no donde te habías quedado, sonido repetitivo...

Enlaces

La web oficial del juego. Muchos de sus enlaces están dados de baja. Está en francés e inglés.

Requerimientos del sistema

Pentium 133 (recomendado 166), 32 Mb. RAM, CD-ROM 2x, Windows 9x, SVGA 2 Mb. 65000 colores (recomendada aceleradora 3D), tarjeta de sonido, ratón.
Conexión a Internet con módem 28.8.

Equipo de pruebas:

Pentium IV 1700, 640 Mb. RAM, DVD 16x, Windows 2000, GeForce2 64 Mb.
Conexión a Internet con ADSL.

El juego funcionaba sin ningún tipo de problema. Apenas había lag en mi conexión, aunque si los jugadores iban muy deprisa podían dar algún que otro "salto" en la pantalla.

Junto con el juego se dan 6 meses de conexión gratuitos.

4

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.