Head Hunter
Head Hunter
  • Plataforma PS2 7.5 DC 8.5
  • Género Acción, Aventura
  • Lanzamiento 28/02/2002 (PS2)
    09/11/2001 (DC)
  • Desarrollador Amuze
  • Texto Español
  • Voces Inglés
  • +3
Carátula de Head Hunter

A la caza y captura...

Juan Porteiro

El llamado a ser "el Metal Gear" de la consola de SEGA, llega también a los circuitos y chips de PS2. Y seremos los europeos los primeros que podamos jugar con él, por delante de japoneses y americanos, aunque el resultado no ha sido tan excepcional como se pensaba en un principio...

Por fin los usuarios europeos tenemos cierta ventaja sobre los jugones japoneses y los americanos. Headhunter, el juego que tanto tiempo llevan esperando los usuarios de Dreamcast, el llamado a ser "el Metal Gear" de la consola de SEGA, llega también a los circuitos y chips de PS2. Y seremos los europeos los primeros que podamos jugar con él. Visto el juego, tampoco es que sea para tirar cohetes la novedad, pero sí que cumple su papel con decoro...

Headhunter lleva 3 años de desarrollo, y desde las primeras imágenes mostradas se podía ver que -por lo menos- la calidad gráfica iba a ser uno de sus puntos fuertes. Desarrollado por Amuze, una compañía sueca debutante en el desarrollo de videojuegos (pero apadrinada por la gran SEGA) han logrado que los ya "muy quemados" usuarios de DC, y ahora también los de PS2, podamos disfrutar de un buen juego de aventuras y acción. Desde luego, si alguien no puede aguantar la emoción hasta la llegada de Snake y Raiden a España, éste juego le hará olvidarse de ellos por lo menos durante unas cuantas horas.

Desde su historia, escrita por Paul Verhoeven (director de "Robocop", "Desafío Total" y "Starship Troopers" entre otras) que es de las que enganchan desde el principio, pasando por los gráficos y llegando hasta su variado desarrollo, es lo mejor que podemos recomendar, ahora mismo, para los aspirantes a llevar el código "Snake" en su chapa identificativa. La espera se hará mucho más corta con Jack Wade, aunque su posterior comparación con MGS2 puede hacernos ver que no era para tanto…


g  r  á  f  i   c  o  s
El engine 3D que mueve el juego es digno de elogio. Grandes espacios urbanos, con variados estilos arquitectónicos en muchos de ellos y representados con texturas de muy buena calidad hacen de este programa un espectáculo visual que hay que disfrutar. Además, todo el escenario se mueve con mucha fluidez, el clipping es inexistente en prácticamente todo el juego, muchos elementos de los escenarios son susceptibles de ser destruídos, únicamente en las zonas de conducción se puede apreciar popping, disfrutaremos de una muy buena resolución... lo único que podemos resaltar en el plano negativo es una cierta dejadez en las animaciones de los personajes, ya que se muestran muy rígidas y poco naturales (y más llamativa aún en la de los enemigos irrelevantes), que podrían haberse pulido y optimizado la transición entre las mismas -tomadas por técnicas de Motion Capture- para que el apartado gráfico llegase al sobresaliente.

También hay que resaltar la gestión de partículas, sobre todo en la rotura de cristales y en las escenas con lluvia, muy logradas. Los efectos de luces y sombras, aunque no son en tiempo real, dan "el pego", aunque a un título con la calidad general de este juego sí se le tendrían que pedir -exigir, diría yo- efectos de este tipo, para no desmerecer al resto del conjunto. Un fallo, que aunque perdonable (ya que no afecta a la jugabilidad) no podemos dejar de mencionar, ya que resta realismo al conjunto de la acción.

Especial atención merecen las fases de conducción, algo totalmente original para un juego de este tipo, pero que son capaces de añadirle más alicientes y diversión al programa. La gestión del motor gráfico no llega al nivel de "MotoGP" en cuanto a velocidad, obviamente, aunque cumple correctamete. La distancia de renderizado es bastante amplia, y aunque cuenta con un visible popping también muestra en pantalla a varios vehículos perfectamente modelados y que realizan recorridos prefijados, pero coherentes. Además, las animaciones al conducir son bastante buenas, con movimientos del protagonista muy logrados en los giros y tumbadas. Un dato a su favor muy importante, y que esperemos que represente un punto de partida para próximos juegos de este tipo, y así poder aumentar las acciones que pueden realizar los personajes que hasta ahora se incluían en los títulos del género.


También hay que resaltar la tremenda calidad de las imágenes intermedias, grabadas con calidad MPEG-2 al utilizar en el juego el formato DVD. Son muchas y muy buenas, en las que incluso se puede apreciar el "efecto Verhoeven" al asistir a unos eventos que forman parte ya de su forma de hacer las cosas: los telediarios y los anuncios que se ven entre fase y fase. Son un puñetazo en el estómago de la sociedad, utilizando un humor ácido y corrosivo en los anuncios y haciéndonos ver lo hipócrita que a veces -a menudo- podemos llegar a ser, con unos anuncios realmente memorables, y que a veces nos recordarán a alguno que hemos visto por la TV. También hay escenas pregrabadas realizadas con los modelos utilizados en el juego, que nos ayudan a ir entendiendo cómo se desarrolla la historia, y que están perfectamente planificadas y desarrolladas, como si de una película policíaca se tratase.

La gestión de la cámara de seguimiento es bastante buena, e incluye un botón (el cuadrado) para centrar la cámara detrás del personaje. La acción se sigue desde un punto elevado en tercera persona detrás del personaje, algo que cambia al entrar en zonas pequeñas cerradas (habitaciones y similares), y que su punto débil reside en algunas localizaciones, en las que parecerá que la cámara se ha quedado "congelada" y no avanza detrás del protagonista. Por lo demás, el seguimiento de la acción es muy bueno, y no nos entorpecerá en absoluto, salvo en casos aislados.

He querido dejar para el final algo a lo que SEGA ya tenía acostumbrados a sus usuarios, y es la inclusión del demandado selector 50/60 Hz. En este sentido, SEGA siempre ha sido un ejemplo a seguir, y hay que aplaudir que sí se implique en este asunto más de lo que lo está haciendo la propia SONY (aunque me juego el cuello a que las cosas con SONY cambiarán cuando lleguen GameCube y X-Box a territorio PAL, pero es triste que haya que esperar a que eso ocurra). La inclusión del selector en este juego y en los demás que son desarrollados bajo el sello de SEGA son un ejemplo a seguir por todos, y centrándonos en el programa que nos ocupa, hay que decir que sobre todo en las fases de conducción es cuando más se nota la diferencia de refresco de pantalla. Enhorabuena a SEGA por atender a las demandas de los usuarios. Aprende, Capcom...

En general, un buen apartado que pierde fuelle en algún campo específico como las animaciones y los efectos de luz, pero la calidad media gráfica es bastante alta, aunque queda  atrás con respecto a joyas como FFX, Devil May Cry y MGS2.


m  ú   s   i  c   a
Sin llegar al nivel de FFX o MGS2, la música de Headhunter es muy buena. Los temas orquestales obra de NOISEBOX son de gran calidad (y que se te quedan en la cabeza, al estilo de las composiciones de John Williams) y se adecuan perfectamente a las acciones que ocurren en pantalla. Gran variedad en los ritmos y en las composiciones, algo que casi podríamos decir que corresponde a una película de alto presupuesto de Hollywood. En algunos momentos incluso podríamos llegar a pensar que tenemos la orquesta en nuestra habitación, ya que la música se amolda perfectamente y en el momento justo a la acción, creando un clima de tensión y espectacularidad muy logrado. Un apartado de los más conseguidos del programa.


s   o   n  i  d   o      f   x
Otro gran punto a favor. Aunque el juego no ha llegado doblado al castellano (sí con los textos, por lo menos) las voces están muy conseguidas, logrando una interpretación de gran calidad. Incluso escenas de gran dramatismo se acentúan aún más gracias a las voces de los actores de doblaje.

 Los FX también están muy logrados. Samplers de pisadas en distintas superficies, disparos de distintas armas perfectamente recreados y diferenciados, explosiones, motores de coches, la moto del protagonista, caídas, cristales, etc... todo en un Dolby Surround que logra una unión entre las imágenes y el sonido perfecto. El único pero (y es un pero muy quisquilloso) es que si las voces hubiesen llegado en castellano estaríamos hablando del mejor apartado del programa, y un ejemplo a seguir por todos los juegos venideros.


j  u  g  a  b  i  l  i  d  a   d  
Headhunter se apoya en un control muy preciso e intuitivo, que logra que te hagas con el juego en cuestión de minutos. El sistema de apuntado automático se basa en el realizado para juegos como "Syphon Filter", y que se gestiona dependiendo de la distancia de los blancos. Es un modelo de apuntado muy válido para este tipo de juegos, que además deja libertad al jugador para realizar otras acciones al mismo tiempo, y que evita el engorroso momento en que tienes que apuntar a un enemigo manualmente mientras otro te acribilla desde un lateral. Desde luego el control es todo un acierto, y además no llega ni siquiera a utilizar todos los botones del pad, con lo cual memorizar todas las acciones será cosa de pocos minutos. Sin embargo, en alguna ocasión nos puede dejar vendido, pero serán las menos. Todo será estar más o menos orientado hacia el objeto al que queremos disparar para que automáticamente quede reconocido. En caso de que estemos algo ladeado, no podremos apuntar a ese objeto. Al principio puede dar algún problema, pero a la larga todo se hará casi con los ojos cerrados.

Si por algo le han puesto a este programa el sobrenombre de "el Metal Gear de Dreamcast", es por la larga serie de similitudes que se encuentran entre los dos títulos: un radar en la esquina superior derecha -en los dos juegos, qué coincidencia- donde podremos ver el mapa del lugar y detectar a los enemigos. Un medio de comunicaciones muy parecido un al otro. En el caso del juego de Konami nos comunicamos por las nanomáquinas, pero visualmente veremos la cara de los dos personajes que se hablan. En Headhunter utilizaremos un reloj -Casio, para más señas- que nos permitirá ver la cara de la otra persona. No es exactamente lo mismo, pero recuerda tremendamente a la saga de Snake. También tendremos un "ataque silencioso", que se hará efectivo sin armas, y consiste en romperle el cuello al enemigo. Además, podremos asomarnos por las esquinas. Otra coincidencia…

La baza que juega Headhunter se apoya irremediablemente en su historia, una historia con temas novedosos y otros no tanto, como el ya manido tema de la amnesia que sufre el protagonista (en los últimos años, desde Cloud de FFVII cuántos personajes no han tenido ya ese problemilla...). Sin embargo, el tema del tráfico de órganos es algo nuevo y original, y que además en la trama de la historia queda muy bien acoplado al juego. Estamos en un futuro cercano, en los Estados Unidos, y controlas a Jack Wade, un cazarrecompensas (un Headhunter) que trabaja para un gobierno fascistoide, que con la excusa de controlar la delincuencia y reprimir los delitos crea un cuerpo especial, la ACN. Este cuerpo es el encargado de controlar y gestionar a todos los cuerpos de seguridad del país. Wade es contratado por Angela Stern, la hija del creador de la ACN, para investigar la muerte de su padre. Además, Jack irá descubriendo su indescifrable pasado según avanza en la aventura, y como en el juego del genial Kojima, serás testigo de sorpresas y giros argumentales que no sabrías ni imaginar. Headhunter también nos permite controlar a Angela Stern para realizar las fases llamadas L.E.I.L.A., descritas más adelante.

A diferencia de MGS2, este juego es algo más lineal. No podrás acceder a otros niveles del juego mientras no ejecutes la misión, y además en algunas ocasiones no se activarán otras misiones hasta que logres ciertos "puntos de experiencia" mientras conduzcas con la moto, esquivando a los vehículos y demostrando la pericia en la conducción necesaria. También dispondremos de puzzles al estilo "Resident Evil" (buscar llaves u otros objetos), lo que hará que tengamos que darle al coco en algunas fases, aunque no será normal que te quedes atascado en ellas durante más de un rato. Además, aunque en ciertas fases del juego lo primordial será el sigilo, casi siempre la situación se arreglará mediante el "tiro limpio", lo que le quita libertad de acción a las fases. Este detalle es uno de los más importantes, ya que le resta adictividad respecto al juego de Konami. Detalles así son los que separan un buen juego como éste de las obras maestras como MGS2.

Los enfrentamientos contra los enemigos más simples puede que a la larga se hagan algo repetitivos, pero si controlamos bien a Jack podemos realizar acciones algo más complicadas para no aburrirnos después de unas cuantas horas de juego. Los final bosses dispondrán de una IA bastante más elaborada que los demás adversarios, y eso redundará en unas fases más emocionantes. Aunque no es un juego muy largo, sí dispondremos también de unas fases denominadas L.E.I.L.A., al más puro estilo de las VR Missions de Metal Gear Solid. Según cómo vayamos pasando esas fases (unas de disparos, otras de conducción, otras de sigilo y otras que combinan las 3 anteriores) seremos recompensados con armas dependiendo del modo y tiempo empleado en cada fase.

Las fases de conducción también son fáciles de controlar, y tendremos varios secretos escondidos por los escenarios (como super saltos). La lástima es la falta del juego on-line que habían prometido para conducción, pero la falta de tiempo (quién lo diría) y la no disponibilidad oficial del juego en línea desde PS2 han hecho imposible su inclusión en el juego. Así, aunque la vida del juego contando con la aventura y las fases L.E.I.L.A. no es corta, tampoco da para muchas horas, aunque la tensión y la gran trama compensan la duración media del juego.

c  o  n   c  l  u   s   i  ó  n
Headhunter es un gran juego que queda un poco deslucido por defectos puntuales en el tema gráfico y en la jugabilidad. Algunos detalles en las animaciones, efectos de luz y en la repetición en los enfrentamientos con los adversarios son sus puntos más débiles. Por todo lo demás, se sitúa entre los grandes de las aventuras en PS2, muy por encima de juegos como Extermination, Operation: Winback y sucedáneos, aunque no llega al nivel de MGS2 (por lo menos no en su versión NTSC). Un juego que no desmerece nada la fama que estaba creando, y que suponemos que se verá dentro de no mucho tiempo una probable -y deseable- secuela, que pueda por fin pulir los pocos defectos de la primera versión, y proyecte a su grupo programador a la misma altura de los grandes grupos desarrolladores como KCE Japan, Naughty Dog, KCE Tokyo, Polyphony Digital, AM2, Neversoft, Squaresoft y demás estrellas consoleras. Un juego con una gran historia para disfrutar desde el primer minuto. Recomendable para los amantes de las aventuras.

A FAVOR

  • Historia absorbente
  • Control rápido y sencillo
  • Fases de aventura y conducción
  • Gráficamente notable
  • Música y Fx excelentes

EN CONTRA

  • Movimientos muy rígidos
  • Repetición en los enfrentamientos
  • IA de los adversarios menos importantes
  • Duración media-corta
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.