Rez
Rez
Carátula de Rez

El sonido de tus armas es pura música.

Daniel Delgado García

Tetsuya Mizuguchi creador de Space Channel 5, vuelve a la carga con otro título cargado de polémica y diversión a partes iguales. Los disparos y el arte musical se unen en una combinación que nunca pensamos posible, y que algunos adorarán y otros odiarán. ¿Por qué?... continúa leyendo...

Mizuguchi-San, creador de Space Channel 5, vuelve a la carga con otro título cargado de polémica y diversión a partes iguales. Los disparos y el arte musical se unen en este juego en una combinación que nunca pensamos posible, y que algunos adorarán y otros odiarán. ¿Por qué?... continúa leyendo.

Hoy en día, la innovación es algo que no se lleva demasiado. Implica arriesgar mucho dinero, y perder mucho tiempo; y por supuesto, nadie garantiza que funcione la nueva idea. Por ello, día sí, y día también, nos vemos inundados por productos clónicos los unos de los otros, juegos todos iguales, ya sean de plataformas, de carreras, de lucha... una y otra vez, las mismas ideas, con pequeños lavados de cara dan lugar a juegos casi identicos que como no puede ser de otra forma, triunfan en las tiendas gracias al carisma de sus protagonistas.

Pero en este mundo aburrido y sin ganas de inventar, un pequeño gran hombre, el señor Mizuguchi, director de United Game Artist, ha decidido romper con esta regla y regalarnos un juego que va a intentar romper con todo lo que hemos visto hasta ahora. Pero habeis leido bien: va a intentarlo, y muy a pesar nuestro, este producto, tan innovador y tan increiblemente raro, no va a trinfuar como a nosostros nos gustaría. Sin embargo, la idea, ya solo por ser original se merece un respeto, y por supuesto que en esta casa lo va a tener, y como se merece.

¿Qué es REZ?
Entremos en materia. Principalmente es un juego de disparos, pero muy particular, en el que manejamos a un personaje que irá avanzando automáticamente por los escenarios. Éste, tiene un punto de mira que nosotros controlaremos y con lo que deberemos apuntar a los enemigos que vayan saliendo desde el fondo. Sencillamente, parece el mismo sistema de juego del Starfox o del Panzer Dragoon , en el que solo hay que disparar. Además, aquí tenemos un sistema para fijar a los enemigos (podemos fijar hasta 8) y luego disparar unos misiles que los destruirán a todos a la vez.

Hasta aquí llega la parte menos innovadora, pero ahora hay que hablar de lo que más destaca, y es la música. Aunque hablaremos más delante de este apartado, no podemos dejar de mencionar que todo cuanto hagamos nosotros tendrá su reacción sonora, y cada sonido, a su vez, provocará una reacción en todos los gráficos, haciendo que TODO se mueva al ritmo de la música que vaya sonando.

Y ahí entra lo que es la clave del juego: Nosotros, con nuestros disparos, y con los impactos en nuestros enemigos, tendremos que ir componiendo la música que irá sonando, y según lo hagamos, iremos progresando en el juego, mejorando a nuestro personaje y consiguiendo sonidos cada vez más alucinantes. De esta manera obtenemos un juego totalmente interactivo, en todos los sentidos en los que puede serlo un juego, partiendo de la sencilla idea de un shooter.

¿Y de que va?
Pues la verdad es que no parece que sea muy necesario un argumento para justificar lo que es la diversión pura y dura. A fin de cuentas, el Tetris tampoco tiene mucho argumento, aunque nadie piense que estoy comparando ambos títulos. Pero aquí sencillamente tendremos que encontrar a Eden, una I.A. o inteligencia artificial que habita en el cyber espacio por el que iremos avanzando mientras destruimos a los enemigos que salen a nuestro paso. Nada del otro mundo, pero tampoco es necesario más.

 G R A F I C O S
Aquí deberemos hacer dos lecturas muy diferenciadas sobre lo que aporta el apartado gráfico. Por un lado, la primera impresión que transmite el juego, es la de estar ante un producto de hace más de 10 años. Líneas de colores, muy sencillas, conforman todo lo que vemos, desde el fondo hasta el personaje, pasando por los enemigos y todo cuanto aparece en pantalla. Estas líneas tienen unos colores muy vivos, como si fueran neones sobre un fondo totalmente negro. Lo primero que pensaremos es que estamos ante un producto totalemte fuera de lugar, por la nula calidad que aquí se ve.

Pero esta primera impresión va desapareciendo a medida que jugamos y a medida que vamos viendo como todo lo que se muestra ante nosotros, reacciona y se mueve como si estuvieramos dentro de un organismo con vida própia. Por supuesto hablamos de las reacciones que la música provoca en las cosas. Las notas hacen que todo cambie y se mueva continuamente y la sensación, al principio, es impresionante. La impresión de que todo está bajo nuestro control nos invadirá en las primeras partidas, haciendo que todo baile para nosotros.

Pero luego viene de nuevo la cruda realidad, lo único que movemos son unas líneas de colores sobre un fondo negro. Por lo tanto, ¿qué se puede decir de este apartado?. Es ciertamente, muy difícil de analizar. Si lo ves por ti mismo, quizás lo adores, o quizás pienses que te han timado... pero en cualquier caso, la arriesgada apuesta de Mizuguchi no dejará indiferente a nadie. Lo mejor que puedes hacer ahora es contemplar las imágenes que acompaña a este artículo y pensar por ti mismo lo que quieras, pero este es el apartado más extraño de todo el juego, y no porque sea malo, sino porque no estamos acostumbrados a lo que algunos denominarían como el "hacer de un genio".

 S O N I D O
Este es un apartado muy importante en un juego que basa toda su esencia en la música que vamos creando. La verdad es que la música se nos antoja en principio de corte techno, pero como depende de ti lo que suene, pues a lo mejor solo suena ruido.

Aunque este es un caso bastante improbable, ya que el juego no exige que el jugón sea un experto compositor musical. Aquí todo depende tu habilidad, y cualquera puede componer buenas melodías para avanzar en el juego.

Pero lo que más impresiona de este apartado, es ver como todo tiene su sonido, y como esos sonidos varian en función de lo que hayas hecho antes. De esta manera hay que ir encadenando acciones (o disparos, pues estamos ante un shooter) para que la música vaya sonando. Y para que todo vaya sobre ruedas, los creadores de este juego se han asesorado con músicos expertos, que les han ido aconsejando para que al usuario final le resulte sencillo jugar, crear música y disfrutar, sin que por ello el juego sea excesivamente sencillo.

Y si hablamos de los efectos de sonido, poco más se puede decir. Aquí los efectos de sonido son lo que usamos para ir creando la música. Y por supuesto son tan estupendo como nosotros los hagamos sonar: pueden sonar muy bien o muy mal... pero en cualquier caso, los sonidos, como tales, están creados con gran calidad. El resto es cosa nuestra.

 J U G A B I L I D A D
Estamos ante un juego muy sencillo, pero a la vez bastante complicado. Tal y como se explicaba al principio, todo se podría resumir en mover el punto de mira por la pantalla, apuntar a los blancos, disparar y destruirlos. Ahora bien, si solo hubiera que hacer eso, estaríamos ante otro juego más de disparos y no es así. No solo hay que disparar, hay que hacerlo con orden y sobre todo con ritmo.

El orden es importante pues deberemos seleccionar algunos blancos antes que otros para que la música suene correctamente. El ritmo, seguro que todos os imagináis por qué es importante. El objetivo del juego es avanzar, sin que nos destruyan, pero para subir de nivel, tendremos que hacer que la música suene correctamente.

Para disparar y destruir a nuestro enemigos, tendremos la clásica arma de disparos convencional, o un sistema de misiles auto dirigidos. Para acertar con estos últimos, solo tendremos que pasar el punto de mira sobre los enemigos y dejarlos bloqueados. Cuando tengamos a todos los enemigos, o a los que necesitemos para hacer sonar esas notas que nos hacen falta, solo habrá que disparar y los misiles irá hacia su blanco con una precisión total. No hace falta decir que algunos sonidos, solo se pueden conseguir de esta forma.

Y en este apartado poco más se puede añadir. La fórmula es sencilla, pero se complica hasta límites insospechados cuando alcanzamos los últimos niveles (en concreto el último) pues estos ya necesitan de nuestras mejores habilidades para ser pasados con éxito.

Todo el mundo se estará preguntando ahora si esta fórmula, a la par entre sencilla y extraña, resulta finalmente divertida y en cierto modo así es. Sobre todo al principio, mientras aprendemos a jugar y a controlar nuestros disparos y sus consecuencias. Quizás cuando lo tenemos todo dominado, la adicción decae un poco y el aumento en la dificultad (aumenta a cada partida jugada) es lo único que mantiene con vida al juego, pero no cabe duda que esta idea original resulta jugable y entretenida.

 C O N C L S I O N
Este es uno de los últimos juegos que saldrán para la injustamente olvidada Dreamcast que tantas alegrías nos ha traído, y es un buen juego para despedirla. Hay que tener en cuenta que el apartado gráfico le hace bajar algunos enteros y el hecho de ser innovador, no le quita el sambenito de "juego raro". Tened todos muy presente que puede que no os guste, por lo que os recomendamos que lo probéis antes. Eso sí, nadie debería dejar de echar una partida, aunque solo sea por catar algo de originalidad en este mundo aburrido de ideas copiadas.

Si te gusta crear música, si te gustó Space Channel 5 o si buscas algo nuevo y sencillamente divertido (y por supuesto tienes una Dreamcast), este es tu juego. Si no es así, por lo menos, no lo dejes de ver si tienes la oportunidad.

Lo +
- La idea es original
- Es divertido
- Todo lo referente al apartado sonoro

Lo -
- El apartado gráfico
- Un poco repetitivo a la larga

8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.