Rune Viking Warlord
Rune Viking Warlord
Carátula de Rune Viking Warlord
  • 5

    Meristation

Pocas cosas se interponen entre el hacha guerrera de un Vikingo y su determinación.

José Javier Méndez

Introdúcete en el mundo de Ragnar, un joven guerrero Vikingo de un pasado muy lejano. En el papel del héroe elegido por los dioses para defender la nación Vikinga del malvado dios Loki, tu papel será repartir justicia con el filo sangriento de hachas de batalla, de espadas varias y mazas poderosas.

Rune: Viking Warlord

El anciano y la niña subieron lentamente el rocoso y estrecho pasadizo ante la mirada atenta de los centinelas. "Ves hija", murmuró el anciano, "incluso aquí perciben la llegada de la oscuridad". Un vikingo con ropajes guerreros dio un paso al frente con el hacha presta para el combate para cerrarles el paso.

- "¿Quién va?". Preguntó, mientras tras él otro guerrero levantaba una antorcha que más que iluminar lanzaba sombras inquietantes sobre la escena.
- "Pero si es Bragi", dijo la niña avanzando con las manos en las caderas colocándose entre el anciano y los guerreros, "narrador de historias de la fortaleza del Rey así como de las aldeas, cantante de la saga de los Andhrimnir..."
El anciano posó su mano sobre uno de los hombros de la niña y ésta guardó silencio.
- "Te ruego disculpes a Jun; es joven y propensa al atrevimiento infantil. Sólo somos dos viajeros que recorre estas tierras y lo único que buscamos refugio en tu aldea para resguardarnos de la noche y sus peligros".

Rune: Viking Warlord

Tras un examen visual bastante largo, el guerrero les dejó pasar. "Encantado en tal caso, sed bienvenidos a Wotankeld", dijo el guerrero sin dejar de fruncir el ceño. "No quiero problemas, ¿entendido?", bramo a su paso y Jun se quedó mirándolo fijamente mientras el anciano se limitaba a sonreír y asentir con la cabeza mientras aceleraba el paso.

Mientras avanzaban por el camino que se introducía en el poblado Jun empezó a hacer preguntas con un alto grado de crispación en su voz. "¿Por qué has dejado que te hablaran así? ¿Y por qué estamos aquí? Se les habló a los eddads de grandes batallas y terribles baños de sangre ¡no de poblados insignificantes!. ¡Aprende el oficio!, me dijiste, ¡descubre las leyendas!.

- "Ahora lo único que tienes que hacer es observar y escuchar", dijo el anciano sonriendo, "no necesitas nada más para poder comprender nuestros propósitos".

Rune: Viking Warlord

Wotankeld era más grande que la mayoría de los poblados Vikingos. Levantado sobre una falla,  rodeado de altos desfiladeros y las enormes casas-galería se situaban a un lado y a otro de los caminos que estaban recorriendo Jun y el anciano. Deambularon por el asentamiento hasta que unas carcajadas llamaron su atención entre dos casas-galería. "Por fin algo interesante", murmuró Jun, y siguiendo el sonido llegaron hasta una multitud de guerreros vikingos que gritaba y animaba a dos guerreros a los que rodeaban en un círculo.

Se trataba de un joven y un guerrero mucho mayor y más experimentado, que se intercambiaban golpes entre la excitación colectiva y los gritos de ánimo de los asistentes a tan "magno" evento. El joven parecía estar pasándolo mal debido a la contundencia de los ataques de su rival. Jun movió la cabeza a los lados y volvió junto al anciano. "Puede que ellos sepan que se acerca la oscuridad, pero sí es el joven el que ha de defenderles, tendrán serios problemas".

Rune: Viking Warlord

El Skald sonrió de nuevo y dijo: "El nombre del joven es Ragnar" a la vez que se rascaba la barba. "Y dentro de muy poco será el responsable no sólo de defender esta aldea, sino toda Midgard..."

[Fragmento tomado de la presentación del juego en el libreto de instrucciones que lo acompaña en la caja]

Así de emocionante y misteriosamente nos introducen en este juego de la compañía Humanhead, que ha decidido exportar su saga Rune de PC a PS2 con un título exclusivo para esta consola.

Rune: Viking Warlord

Esta saga es famosa en PC por muchas cosas, sobre todo por su ambientación y texturas, pero mucho nos tememos que, o bien han sacado el juego demasiado pronto, o bien no se han esforzado mucho con él. Quizás el hecho de anticiparse a estrenos mucho más esperados que este título les haga vender más de lo que hubiesen pensado vender de salir al mismo tiempo que, por ejemplo, el Devil May Cry.


GRÁFICOS

El apartado gráfico es uno de las apartados más flojas del juego. La verdad no nos esperábamos esto tras ver los avances que iban apareciendo del juego. Y es que la pixelación es excesiva. Las texturas son un desastre y no nos explicamos el por qué. problemas como estos ya los presentaban otros juegos anteriores y no entendemos que no se corrijan a tiempo y que se saque el producto de cualquier manera al mercado.

Rune: Viking Warlord

No se puede consentir semejante simplicidad a la hora de programar para PS2. Estos gráficos que nos presentan son dignos de la PSOne de tal forma que es como sí en la PS2 estuviesemos jugando un juego de PSOne "camuflado". tal es la sensación que nos despierta.

Los personajes están modelados en un 3D que, volvemos a repetir, parece más de PSOne que de una consola de última generación. Es penoso verlos moverse lateralmente (sobre todo correr) por no decir lamentable. Las bocas de los mismos, cuando hablan, se mueven como las de los peces fuera del agua. Hay veces que se mueven a destiempo, cuando ya se ha acabado la frase.

Rune: Viking Warlord

Lo mejor de esta sección está en las pinceladas "gore" que tiene el juego, ya que en un producto de estas características y temática la sangre tiene que correr a raudales. y a ciencia cierta que lo hace. Aquí si se han esmerado y tras unos cuantos "tajazos" las armas de los contendientes se decoran con la sangre del rival, así como las ropas se van manchando de sangre, tanto propia como contraria, para mayor realismo de las escenas de acción y lucha.


MÚSICA

Música de orquesta para acompañar las escenas de vídeo, con un aire de película de aventuras que acompaña sin demasiados alardes los momentos en los que toca relatar historia.

Rune: Viking Warlord

Nada del otro mundo, aunque el juego merecía bastante más, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de aventuras que narra y lo que todos nos imaginamos que se podía haber hecho.


SONIDO FX

Éste es uno de los mejores apartados del juego. Sin lugar a dudas es en el que más esmero han puesto los productores del juego, a razón de los resultados obtenidos.

Rune: Viking Warlord

Al ser un juego de esos que los ingleses catalogan de "Hack & Slash" (algo así como "cortar a hachazos y acuchillar" los efectos de las peleas se basan en este tipo de acciones con unos resultados muy reales, además de contundentes. Tenemos que añadir también el resto de sonidos, como el de objetos al romperse, puertas al abrirse, mecanismos al activarse, etc. que contribuyen bastante bien a fortalecer esta parte del juego.

Además de la traducción del juego completamente al castellano, hay que destacar su perfecto doblaje, con un típico toque peliculero con el que se le intenta dar mucha más sensación de realismo para meternos más en el juego y en la historia. Aunque con alguno de los personajes es posible que no nos encaje el doblaje escogido, lo cierto es que la mayoría de ellos raya a un buen nivel, el suficiente para hacer de este apartado uno de los más destacables del juego.

JUGABILIDAD

La vida de Ragnar está reflejada en una barra de salud. cuando ésta toca fondo, nuestro personaje fallece. También puede perecer si en una de sus incursiones submarinas se queda sin aire (o sea, su barra de aire llega a cero).

Rune: Viking Warlord

Para ayudarlo en sus peripecias los dioses le han concedido sus favores colocando piedras rúnicas en su camino. Piedras rúnicas que aumentan la salud, suben el nivel de "furia asesina", o simplemente bastarán para elevar su poder rúnico.

Las criaturas con las que se va a encontrar Ragnar son de los más variopinto: desde Vikingos oscuros, hasta fieras y esqueletos, pasando por zombis, perros de Hel, duendes, enanos e incluso gigantes helados. pero el que se lleva la palma de todos es el Wendol, una de las criaturas más fieras de los nueve mundos que tendrá que visitar nuestro héroe. Acecha a sus presas por los desolados glaciares hasta que salta sobre ellas para dar cuenta de sus víctimas con uñas y dientes.

Rune: Viking Warlord

El control del personaje es la parte más complicada de todo este título. Si bien el juego permite elegir entre múltiples configuraciones para jugar usando cualquier tipo de mando Dualshock, hay que decir que de ninguna manera acepta la utilización de mandos digitales. Además, el juego permite la utilización de ratones o teclados USB, a los que se les puede cambiar los parámetros individuales para cada mando en la opción correspondiente a configuración en el menú principal.

Son demasiados botones para un sinfín de acciones. Deberían haber recortado el numero de botones a utilizar. O por lo menos cambiar la forma de mover a nuestro personaje, ya que con el stick derecho lo movemos hacia delante, hacia atrás y hacia los lados, mientras que con el izquierdo rotamos a nuestro personaje sobre su propio eje (más bien es la cámara y al personaje) para luego pasar a moverlo con el otro stick. Agacharse es con L3 y encarar al enemigo es con R3. El resto de botones sirven, las flechas para lo mismo que el stick izquierdo y las demás teclas para usar las armas. Las frontales para cambiar de arma y para atacar y cubrirse. Todo un lío, ya que muchas veces con tanta tecla nos equivocaremos seguro.

Rune: Viking Warlord

Luego existe, por ejemplo la posibilidad de nadar y bucear. Otro calvario, porque en esta ocasión los mandos no responden con tanta fiabilidad como deberían. Y es que a veces el que mucho abarca poco aprieta. También puede escalar por cuerdas y cadenas para alcanzar objetivos lejanos y sólo accesibles de esta manera.

Con las armas puede hacer varias cosas: guardarlas mientras usa otra, arrojarlas, cubrirse con ella en caso de que sea un escudo, etc. También puede romper todo tipo de objetos que se encuentre en su camino, o bien apretar interruptores o accionar palancas que abran puertas y activen resortes secretos.

Rune: Viking Warlord

Pero insistimos en que sobre el papel parece una cosa pero en la realidad y con el mando en la mano, el control del personaje es todo un lío. No hay manera de aclararse y como cuando le vas cogiendo el truco cambian las acciones que tienes que llevar a cabo, pues vuelta a empezar. Lo mejor sería combinar el pad con el uso de un ratón USB, o el ratón con el teclado, pero claro, no todo el mundo tiene estos "complementos" y si tiene un pad, por lo menos.

Rune: Viking Warlord

Las cargas entre pantallas y/o escenarios, y los vídeos de relleno que nos van contando la historia son "eternas". Demasiado largas para un juego de este tipo. Y este es uno de esos puntos negros que no se pueden permitir.

Al completar cada etapa de la aventura, por pequeña que sea, se nos preguntará si queremos guardar la partida. como no hay otros sitios donde guardarla tendremos que decidir si lo hacemos o esperamos a avanzar un poco más, con el riesgo que ello conlleva.

Rune: Viking Warlord

El juego incluye una opción para varios jugadores, pudiendo llegar a jugar hasta cuatro a la vez, con el correspondiente uso del multitap, en un escenario tipo "Arena", como en los más célebres juegos de acción. una vez seleccionado este tipo de juego y escogido el número de jugadores que van a participar, cada uno escogerá luchador en el elenco de ellos que tengamos desbloqueado, ya que a medida que avancemos en el juego en el modo historia iremos disponiendo de guerreros nuevos para esta modalidad. El único problema es que el "frame-rate" se resiente bastante, con lo que "si ya éramos pocos y parió..."

Al menos el manual de instrucciones está repleto de sabios consejos que habrá que tener en cuenta si queremos sobrevivir en esta heroica aventura.
 

CONCLUSIÓN

CONCLUSIÓN

[image|nid=1494451|align=|width=150|height=112] Rune: Viking Warlord La verdad es que no nos esperábamos este resultado final de un juego en el que yo, personalmente, había puesto muchas esperanzas. Lo tenía todo para triunfar, pero una vez más se demuestra que no todo el mundo sabe o quiere hacer las cosas bien en PS2 y se conforma con sacar productos mediocres para cubrir el expediente. Es una pequeña decepción la que te llevas al ir avanzando en el juego, ya que "después de haber metido" en la consola el CD, "nada de lo prometido" por la publicidad cumple las expectativas creadas. De ninguna manera, a no ser que tengas el "listón" muy bajo. [image|nid=1494483|align=|width=150|height=112] Rune: Viking Warlord La historia que aquí se cuenta daba para mucho más, y la consola también. Humanhead no ha empezado con buen pie su aventura en PS2. Definitivamente no puede competir con productos que aun viniendo con taras propias de las conversiones a PAL, le van a dar mil vueltas en cuanto salgan al mercado. ¡Palabra de Vikingo!

5

Mejorable

Puede tener elementos aceptables y entretener, pero en general es una experiencia que no dejará huella.