90 Minutes
  • Plataforma DC 4.1
  • Género Deportes
  • Lanzamiento 28/10/2001
  • Desarrollador SEGA
  • Texto Español
  • Voces Español
  • +3
Carátula de 90 Minutes

Mi Dreamcast por un buen juego de fútbol...

Cristian Viver Cuevas

Como bien decían los rumores, SEGA contraataca con un nuevo juego de fútbol. Visto lo visto con Virtua Striker 2, esperábamos que la desarrolladora nipona habría aprendido de sus errores.... pero no ha sido así...

Desde que se extendió el rumor de que Sega iba a contraatacar con un juego de fútbol que pudiera hacer frente a los actuales número uno del género, no fuimos pocos los que dejamos que nuestra imaginación volara libremente y configurara en nuestra mente el título del deporte rey perfecto. En éste análisis descubrimos si realmente este "90 minutos" es capaz de satisfacer las enormes expectativas que han acompañado el lanzamiento del último juego de los creadores de "Jet Set Radio".

Que Dreamcast tiene los días contados es un tópico que se viene repetiendo desde que Sega anunció, en un comunicado que sorprendió a más de uno, que dejaría de fabricar consolas y se convertiría en una third partie independiente que produciría software para las máquinas de la hasta entonces competencia. Una de las principales dudas que nos quedaban a los usuarios de la blanca 128 bits es qué iba a pasar con la gran cantidad de títulos anunciados como futuros lanzamientos para nuestra apreciada consola.

Proyectos del calibre de "Commandos" o "Black && White" fueron anulados nada más conocerse la drástica decisión de la empresa nipona. En cambio, en una decisión que la honra, la  compañía de Sonic proclamó a los 4 vientos que sus principales proyectos para Dreamcast continuarían adelante. Títulos tan anhelados por los jugones de todo el planeta como "Shenmue 2", "90 minutos" o incluso "Virtua Tennis 2" vieron asegurado su lanzamiento, alargándose de esta forma el ciclo vital de una consola que, por desgracia, ya sabíamos que no tenía ningún futuro. Su presente, eso sí, se presentaba francamente halagueño.

A pesar de los grandísimos títulos que conforman el excelso catálogo de Dreamcast, los de Sega sabían que necesitaban un juego de fútbol de primer nivel, y por eso se lo encargaron a uno sus grupos de programación más talentosos, Smilebit, con la esperanza de que consiguieran crear un GD que satisfaciera las expectativas de los usuarios de Dreamcast más exigentes. Y es que, hasta la fecha, y a pesar de que los del erizo azul habían conseguido imprimir su nombre en la camiseta de uno de los mejores equipos de la liga inglesa como es el Ársenal, el universo del Balonpié no contaba con un juego equiparable en cotas de calidad a los títulos deportivos desarrollados por Hitmaker o Visual Concept. "Virtua Soccer 2" era demasiado arcade y "Sega Worldwide Soccer" nunca consiguió encandilar a la mayoría de los jugones. Otros, como "UEFA Challenge", fracasaron estrepitosamente a la hora de intentar trasladar a DC la apasionante jugabilidad de la joya deportiva de Konami, la serie "International Superstar Soccer". Resultaba incomprensible que en un mismo catálogo convivieran esos títulos tan mediocres con grandes juegos del calibre de las series deportivas "NBA2K", "NFL2K" y "Virtua tennis". Y precisamente para intentar mejorar tan desolador panorama nació este "90 minutos".

Apadrinado por los responsables de Jet Set Radio y contando con los equipos y jugadores de las ligas más fuertes del mundo, además de las 32 selecciones con más proyección del panorama internacional, este juego parecía haber nacido para triunfar, y más en una máquina en el que la competencia brillaba por su ausencia... O por su falta de calidad, según se mire :P Veamos, antes de entrar en los apartados técnicos, lo que la última producción de Sega y Smilebit es capaz de ofrecernos:

-Ligas presentes: los campeonatos nacionales de Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y, cómo no, España, han sido ls incluídos en este título. Todos los clubs de primera división de esas ligas están aquí y, gracias a la licencia con la que este producto cuenta, sus jugadores cuentan con los nombres reales. Por desgracia las plantillas no estarán actualizadas, pero gracias al editor incluído esta carencia se podrá remediar. Además, una selección de los mejores equipos de otras ligas del planeta también estarán presentes, por lo que contaremos con los más destacados combinados del mundo a la hora de seleccionar un equipo para adentrarnos en cualquiera de las competiciones ligueras.

-Modos de juego: a la hora de jugar podremos elegir entre 5 posibilidades, teniendo cada una de las cúales sus propias características que justifican su existencia. Conozcamos cuáles son:

 .Exhibition: aquí es donde deberéis dirijiros si lo que queréis es enfrentaros hasta a 3 amigos. Y es que en este "90 minutos" podrán jugar 4 jugadores humanos simultáneamente, lo que siempre es de agradecer.

.World Championship: lo más parecido que encontraréis en este juego a una Copa del Mundo. Si queréis rememorar los éxitos internacionales de selecciones tan laureadas como Brasil, Argentina o Francia éste es vuestro modo.

 .Domestic League: como si de un FIFA se tratara, seleccionando cualquiera de las ligas nacionales y eligiendo cualquiera de los equipos que formen parte de ellas. El objetivo, por supuesto, será alzarnos con la copa de campeones. El modo Domestic League nos permite elegir entre tres diferentes posibilidades:
   . Copa Nacional: dos competiciones en una. 
   . Club Cup: basado en las 5 principales ligas europeas.
   . Original Cup: podremos crear nuestra propia competición seleccionando los equipos participantes.

 .Entrenamiento: poniéndonos a los mandos de nuestro club preferido, podremos practicar diferentes movimientos tácticos que después podremos usar en los envites oficiales:
   . Entrenamiento defensivo.
   . Entrenamiento ofensivo.
   . Lanzamiento de faltas.
   . Lanzamiento de córners.


Sin duda alguna, el aspecto más trabajado del juego es el gran abanico de opicones con las que podremos configurar nuestras partidas. A las ya mencionadas 5 ligas presentes y las diferentes competiciones en las que podremos participar, hay que añadir la posibilidad de configurar diferentes aspectos que afectarán, en mayor o menor medida, el desarrollo de los choques:

  . Climatología.
  . Duración de los encuentros.
  . Estadio (5 iniciales).
  . Activar/desactivar amonestación por cartulina.

Las posibilidades tácticas de este "90 minutos" no llegan al nivel de la mayoría de los grandes del género, pero están presentes las principales opciones que nos permetirán meternos en el papel de entrenador con la suficiente libertad como para poner en juego nuestra propia filosofía futbolística:

 . Seleccionar estrategia.
 . Seleccionar táctica.
 . Seleccionar lanzadores.
 . Cambiar jugadores.
 . Ver información de los rivales.


-Editor de equipos y de jugadores: si el equipo de vuestros amores es un flamante combinado de tercera división y le echáis de menos entre tantos equipos de primerísimo nivel, siempre os quedará la posibilidad de crearlo vosotros mismos con el completo editor implementado para la ocasión. Los combinados que editemos se guardarán en nuestra Visual Memory, por lo que podremos enfrentarlos a los equipos de nuestros amigos si cargamos en la misma consola nuestros respectivos clubes. Los aspectos configurables a la hora de crear un nuevo equipo son:

 . Camisetas
 . Pantalones
 . Color
 . Diseño
 . Nombre de equipo
 . Formación

  g  r  á  f  i  c  o  s
 
Decepcionantes de principio a fin, los gráficos de este "90 minutos" no tienen ni punto de comparación con juegos del calibre de "Virtua Tennis  o "NBA 2k2", y eso que comparten soporte y fechas de lanzamiento. Totalmente intolerable que los de Smilebit no hayan seguido el ejemplo de Hitmaker y de Visual Concept a la hora de implementar texturas quasi fotorrealistas. Es cierto que lograr el mismo resultado que en los anteriormente citados súper éxitos de la compañía de Sonic era francamente difícil, pero es que en el juego que nos ocupa cualquier parecido de los jugadores  aquí presentes con sus homónimos de carne y hueso es pura coincidencia. Y lo peor es que el mediocre aspecto visual no exime a este GD de padecer algunas tediosas ralentizaciones.

Las animaciones, eso sí, están bastante bien conseguidas, se han incluído un montón de celebraciones diferentes con las que celebrar los goles y podremos escoger uno de los 10 ángulos de cámara presentes para seguir la acción, pero poco más se salva de este apartado. En resúmen, que en cuestión de gráficos no podrá competir con las próximas bombas del sector: "Pro Evolution Soccer" y "FIFA 2002". Lo que es una lástima, porque si de algo puede presumir la Dreamcast es de haber sido capaz de ofrecer, desde el primer día, entornos gráficos y sonoros del mismo nivel que el exhibido por Sega en los salones recreativos de todo el mundo, y parece que con este "90 minutos" se ha roto esa tradición. Y es que uno de los pocos representantes decentes del deporte rey en Dreamcast (por no decir el único), "Virtua Striker 2", podía gustar más o menos, pero lo que era innegable es que el entorno vectorial que presentaba era de lo mejorcito del momento, por lo menos en su versión arcade. 


  m  ú  s  i  c  a

El apartado musical se limita a la melodía que servirá de introducción, casi calcada a la vista ( o mejor dicho, oída ) en "Virtua Striker 2" y a una musiquilla que nos acompañará mientras navegamos por los menús. Durante el partido, y como es habitual en este tipo de juegos, no habrá mas elemento musical que los vítores con los que los aficionados amenicen los encuentros. Nada destacable.


  s  o  n  i  d  o   f  x

Los cánticos del graderío, una característica que se ha convertido en poco menos que básica en este tipo de juegos, aquí presentan un nivel casi inaceptable. Se pasan todo el partido gritando, independientemente de lo que hagan nuestros jugadores en el campo, lo que acabará por sacarnos de nuestras casillas. También cabe señalar la poca fortuna con la que los programadores de Smilebit han reproducido sonoramente al esférico y que los comentarios, aparte del hecho de que no están traducidos, son bastante mediocres, por lo que, en este caso y sin que sirva de precedente, no conocer la lengua anglosajona será más una virtud que un inconveniente. Su tono resultará claramente inapropiado dada la gran velocidad con la que el locutor de turno, Alan Parry, pasará de uno a otro, haciendo ininteligibles algunos de sus agudos puntos de vista. Aunque también tendrá algunas cosas buenas, como sus introducciones a los partidos que enfrenten a selecciones, en los que situará históricamente a ambos combinados nacionales.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Cuando nos pongamos a los mandos de este 90 minutos nos sentiremos ciertamente decepcionados. Y es que, aunque todavía no nos hayamos repuesto del mediocre aspecto gráfico, esperábamos secretamente que el control fuera el clavo ardiente al que aferrarnos ante el decepcionante apartado técnico de este GD.

Disparar a puerta con garantías pasará obligatoriamente por aprender a dominar la barra de potencia que se ha habilitado, la cuál, a nuestro gusto, es demasiado sensible.
Otra de las cosas que no nos gustan de este "90 minutos" es lo difícil que nos resultará hacer combinaciones rápidas, una de las principales señas de identidad del omnipresente "ISS Pro Evoultion". Y es que a nuestros jugadores les costará horrores desentenderse del esférico, lo que se traducirá en una gran lentitud a la hora de trasladar al balón y dar fluidez al juego. Otros aspectos recriminables son el poco realismo con el que se comportan los porteros o la escasa inteligencia artificial de nuestros compañeros (ya veréis lo que pasa cuando intentéis enlazar un rápido contragolpe).


  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Los jugones que apostamos fuerte con Sega y por su entonces flamante Dreamcast no podemos, en verdad, recriminarle nada a la compañía nipona. Ella no ha tenido la culpa de que su consola no se haya vendido, pues la ha provisto, y sigue proveyendo, con algunos de los mejores juegos de la historia, como pueden ser "Tennis 2k2", "NBA 2k2" o "Shenmue". Es cierto que los usuarios de la 128 bits más blanca del mercado nos hemos quedado con las ganas de contar en nuestra jugoteca con un título del deporte rey que pudiera tratar de tú a tú a los grandes del género, pero hay que tener en cuenta que tanto Konami como Electronic Arts, las dos compañías que actualmente se están llevando el gato al agua en cuanto a juegos de fútbol, desestimaron en su momento lanzar versiones de sus títulos deportivos para la consola de Sega. Y, claro, los creadores de los "Phantasy Star", "Sonic" y "Virtua Fighter" hicieron lo que pudieron, pero no se puede ser el número uno en todo y se han visto incapaces de elaborar un auténtico número uno en este deporte, de la misma forma que sí lo han conseguido en otros sports como el fútbol americano, el tenis o el baloncesto. Tan sólo me queda señalar que hay que alabar la determinación de Sega de lanzar este "90 minutos" a pesar de su más que evidente mediocridad. Para los que todavía quieran jugar a fútbol en esta consola, vuestra principal opción tendría que ser "Virtua Striker 2", que a pesar de que no es una obra maestra, sí que es de lo mejorcito del género que hay en Dreamcast. Que no es poco. ¿O sí?

4.1

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.