Spider-man: Misterio's Menace
Carátula de Spider-man: Misterio's Menace

Game Boy Advance cae en las redes de Spiderman...

David Aguilera

Spiderman, uno de los personajes más atractivos creados por la prolífica mente de Stan Lee, debuta en Game Boy Advance de la mano de Vicarious Vision con un título de plataformas con dosis regulada de exploración

La diferencia más palpable entre SpiderMan y el resto de superhéroes de la Marvel tal vez sea que el hombre araña es un personaje mucho más humanizado, más sensible a todo lo que le sucede a su alrededor. Quizás por ello, las aventuras de Peter Parker se hayan convertido en el cómic más vendido de la prolífica mente de Stan Lee... y también el más versionado a una consola.

La suntuosa Nueva York ha visto perturbada su eterna tranquilidad. Tres de los villanos más temibles han comenzado de forma simultánea una oleada de atentados que ha azotado a la población de la Gran Manzana. Hammerhead, armado con su metralleta, ha atracado varios de los comerciamos más importantes junto a sus esbirros, Big Wheel está repartiendo descargas eléctricas a todo aquel que se entrometa en sus asuntos, y Rhino no está dejando transeúnte vivo sin probar su jarabe de palo.

A Peter Parker, que estaba más centrado en sus asuntos con Mary Jane, que le pide de forma urgente una pecera para su nueva mascota, se le activan sus sensores de poder arácnido que agoran una noche de infarto. Primero deberá ir a tres áreas fundamentales de NY: la calle Pier 54, una de las zonas más populosas de la ciudad; la refinería Empire Metal Foundry, que ha sido tomada de pies a cabeza y será utilizada para la fabricación de armas; y Downtown, un barrio bastante conflictiva a rebosar de delincuencia, para posteriormente atravesar un total de siete fases con un desarrollo muy dispar.

De este modo, SpiderMan Misterio's Menace se tiende antre nuestros pies como un título de plataformas, con muchas dosis de acción y alguna pizca de aventura no lineal, puesto que desde el comienzo podremos escoger que camino seguiremos para derrotar al enemigo final de turno, en este caso Misterio -de ahí su nombre-, un tipo con extraños poderes telequinéticos. No obstante, a lo largo y ancho del periplo del lanzaredes también toparemos con Scorpion, un híbrido entre lagarto y humano, que por supuesto opondrá todo tipo de trabas a nuestra progresión para salvar a la población de la Ciudad de los Rascacielos.

Como ya hemos comentado, el trepamuros de Stan Lee ha pisado mil y una plataformas acompañado de los X-Men en más de una ocasión, pero, en la gran mayoría de casos, sus productos no han dejado de ser un espejismo insustancial de lo que en realidad ofrece en las viñetas. Ciertamente, su aspecto de beater al que siempre ha estado condenado muchas veces ha cohibido el encanto de un superhéroe tan atractivo, por lo menos psicológicamente, como SpiderMan. Y eso es algo que los chicos de Activision parecen haber captado. Con PS One y Nintendo 64, se aventuraron a crear un título de acción que se alejerá de los mamporros a diestro y siniestro, y añadieron un guión propio del cómic y un desarrollo que hacía correr ríos de adrenalina, especialmente las persecuciones sobre las azoteas de los edificios, con helicópteros que nos pisaban los talones y agotando el remanente de mejunje arácnido para formar nuestras propias lianas.

Aunque en las consolas portátiles la historia ha sido muy parecida, no deja de ser cierto que en 1990 los chicos de Rareware deslumbaron a medio mundo con su Amazing Spiderman que, hasta la aparición de Sinister Six había sido considerado como el mejor programa protagonizado por el Sr. Parker en una máquina de bolsillo. Sin embargo, con la llegada de Misterio's Menace, los creadores de Tony Hawk Pro Skater 2 para Game Boy Advance van a poner fin a sus menos de seis meses de hegemonía con uno de los cartuchos más divertidos, trepidantes y dinámicos del actual catálogo de la portátil de Nintendo.

  g  r  á  f  i  c  o  s

Estos chicos parecen estar empeñados en dejarnos boquiabiertos. Después de haber sentado cátedra con Tony Hawk Pro Skater 2, cuyos personajes estaban modelados mediante polígonos, vuelven a la carga con un nuevo engine en 2D sencillamente espectacular. Lo que más destaca en este aspecto son sin duda dos de sus frentes: el propio SpiderMan y los decorados. Por una parte tenemos al trepamuros más nítido, suave, ágil y resultón de cuantos han pisado el terreno de la bidimensionalidad. Olvídate de aquel montón de píxels que aparecía en SNES, porque con Game Boy Advance se ha llevado a la máxima expresión las similitudes con el cómic. Y eso, además, se hace patente en la cadencia de movimientos, perfectamente definida y tan suave que incluso te parecerá increible que esto pueda estar sucediendo en una máquina tan pequeña.

El otro punto a destacar son los decorados, que pueden llegar a tener más de dos planos de scroll parallax y que, por supuesto, no sufre ralentizaciones en ningún momento cuando se apiñan en pantalla hasta 3 enemigos junto a nuestro héroe de mallas. De hecho, se agradece que todos los fondos hayan sido tan bien detallados, por lo que podremos llegar a ver enormes rascacielos, muelles, catamaranes, fábricas y hasta embaraciones totalmente amuebladas con sofás, mesas, luces y billares.

Si tuvieramos que encontrar un 'pero', ese sería sin duda la escasa calidad de los enemigos, que apenas son comparables a la perfecta recreación de Spidey. Aunque su variedad es monumental, llegando a encontrarnos desde los típicos quebrantahuesos de 2 metros de altura hasta los esbirros de algún capo de la mafia, lo cierto es que sus animaciones están muy limitadas, y algunas veces parecen incluso algo forzadas. Justo al contrario que los Final Bosses que, por supuesto, han sido mucho mejor tratados.

  m  ú  s  i  c  a

Ya se sabe que cuando algo funciona... ¿para qué cambiarlo?. Vicarious Vision ha utilizado nuevamente el motor de compresión de sonido de Shin'en, la desarrolladora teutona que ha servido ya su GAX a una decena de juegos entre los que se incluyen Earthworm Jim, Iridion 3D -de cosecha propia-, Tony Hawk Pro SKater 2 y, evidentemente, Misterio's Menace. En este último caso, las partituras no ocultan las reminiscencias con el funk de los años 70 y 80, que tanto ha caracterizado a las películas de serie B que ha protagonizado SpiderMan. Hay un tema exclusivo para cada fase, lo que augura mucha variedad, a pesar de la prolongación de cada nivel, que puede llegar a desgastar la música después de excesivo tiempo en funcionamiento. Con todo, se ha conseguido un resultado más que notable.

  s  o  n  i  d  o  f  x

Spidey es capaz de soltar sus redes allá adónde quiera y Game Boy Advance lo reproduce con una faciliad pasmosa. Todo lo relacionado con el FX, o casi todo, se ha centrado sobre la figura del hombre araña, por lo que podrás sentir como el altavoz escupe los golpes que efectuamos sobre la piel de los rivales, la tela que se engancha en los edificios y hasta nuestros saltos de muro en muro. No son ningún alarde, pero por lo menos han reparado en crear todo un elenco de sonidos digno del mejor héroe de cómic.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

La diferencia entre Misterio's Menace y el resto de títulos para esta consola es que, en el caso del juego de Activision, los niveles no siguen el tradicional planteamiento de caminar de A hacia B, matando a todo el que tenga dos patas y recogiendo unos cuantos ítems. No se trata de un simple Beat'em up. Por ejemplo, en el primer nivel, Downtown, si que es cierto que puedas acabártelo tan solo generando un montón de telaraña y, cual tarzán, agarrárte de liana en liana por toda la ciudad. Pero, en la refinería, sin embargo, deberás recorrerte de arriba a abajo todos los entresijos de una fase que da vueltas sobre su sí misma. Tanto es así que, dentro de su ya laberíntico trazado, deberás buscar una serie de palancas que activarán la salida, por lo que acabarás reconociendo de pe a pa todo lo que ella esconde. Y esto no sería posible de la habilidad del lanzaredes, que puede saltar, gatear, trepar, hacer volteretas en el aire, pegar, dar patadas tanto de pie como agachado, puñetazos y un largo etcétera que demuestran sus dotes de contorsionista.

No obstante, es posible que toda esta variedad de movimientos y la cantidad de salidas de que disponemos le hagan, a la postre, un flaco favor al ritmo de la aventura. Eso es algo que ya ocurrió con su hermano pequeño de Game Boy Color, Sinister Six. A menudo, es tan probable que el control se te atragante que acabes tendido sobre el techo como si fueras una lámpara de araña -nunca mejor dicho- puesto que sin quererlo has saltado de una cornisa de enfrente cuando intentabas dejar tieso a uno de tus enemigos. O también es muy posible que cuando trepas por las paredes e intentas pegar un salto con una gracilidad pasmosa para ir a la plataforma en la que se encuentra un esbirro de Misterio, te pelees mucho más con los botones porque, entre que Spidey se levanta, toma la posición y salta existen unos cuantos bucles de animación de por medio. No es algo que se haga excesivamente desesperante, pero si que resta algo de intuitividad a un control que, sobre el papel, ha sido muy bien planteado.

Para facilitarnos este largo recorrido de nada menos que siete niveles hasta darnos de bruces contra Misterio, Vicarious Vision ha repartido media docena de trajes especiales que incidirán de forma distinta sobre el bueno de Spidey. Cada uno de ellos nos permitirá infligir más daño cuando golpeamos, recargar las reservas de telaraña de forma contínua, aumentar el nivel de energía o realizar saltos más altos.

Por último, este Misterio's Menace ha sido concebido como un programa dedicado única y exclusivamente a las partidas de monojugador, por lo que su único modo de juego gira en torno al argumento principal. Hay un total de tres niveles de dificultad distintos, que endurecen la IA de los enemigos y la posición de algunos puzzles. Todo ello, con la ayuda de un sistema de claves para salvaguardar nuestros progresos que sin duda agradecerás cuando te encuentres en los últimos niveles en el grado de dificultad Super Hero.

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Puede que te engañe su apariencia de Beat'em up. Spiderman Misterio's Menace no es exactamente un juego de tortazos, sino una aventura con dosis de acción muy reguladas, lo que hace de él un título completamente accesible y muy distendido en cuanto al desarrollo. En ningún momento te sentirás atrapado dentro de la misma mecánica, y eso es algo que se agradece. Final Fight, por ejemplo, pese a ser en conjunto superior al producto de Activision, trata simeplemente de repartir leña a todo quisqui, mientras que SpiderMan intenta entra por otra vía: la exploración. De hecho, creemos que en los momentos en que debes repartir un poco de estopa es cuando el juego decae más.

No obstante, nos encontramos ante un cartucho imprescindible para los amantes del cómic de Stan Lee, y sin duda alguna una opción excelente para aquellos que busquen algo que se escape un poco de los parámetros de las 2D. Misterio's Menaces vale la pena, asegurado.

8.1

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.