Spy Hunter: The return
Spy Hunter: The return
Carátula de Spy Hunter: The return
  • 8

    Meristation

El retorno del Interceptor G1665.

Nacho Ortiz nachoortiz

Midway resucita a todo un clásico de principios de los 80 con este remake de Spy Hunter. El Interceptor G-1665 de nuevo en las carreteras junto a la potencia gráfica de PS2.

Spy Hunter

Corría el año 1983 cuando una compañía llamada Bally Midway lanzaba a los salones recreativos un arcade que mezclaba acción y conducción. Su nombre, Spy Hunter. El juego en cuestión nos ponía al volante (nunca mejor dicho por el periférico que acompañaba a la recreativa) del Interceptor G-1665, un deportivo último modelo equipado con lo último en tecnología armamentística: ametralladoras, cortinas de humo e incluso misiles, con un único objetivo, la captura de espías enemigos.

En aquellos años, con lo sensibilizado del público con series como "Knight Rider" (aka el coche fantástico), y las analogías existentes entre videojuego y serie televisiva, poco le costó a una joven Midway cosechar los primeros éxitos.

Spy Hunter

Lo que pocos pensaban es que este Spy Hunter, con el paso de los años, iba a llegar a ser el clásico en el que se ha convertido.  Spy Hunter, antes de ser rescatado en este remake para PlayStation 2, ha pasado por plataformas tan honrosas como Atari 2600, Colecovision o NES, entreteniendo a miles de jugones, y lo que es más importante, recogiendo su respeto y admiración, sentimientos que han motivado que Midway se animase a rescatar este auténtico ídolo del publico veterano.

Spy Hunter

Y es que el trabajo realizado por Paradigm Entertainment con esta nueva versión ha sido de elogio. Ni siquiera el coche es el mismo. Todo ha sufrido una rigurosa actualización a los tiempos que corren, con un resultado magnífico, ya que este nuevo título conserva todo el "feeling" de su predecesor junto con un apartado gráfico, un desarrollo y unas posibilidades a la altura de cualquier éxito de PlayStation 2. Señoras, señores, se abre de nuevo la veda del espía.


  g  r  á  f  i  c  o  s

Spy Hunter

El lavado de cara que Paradigm Entertainment ha dado al juego ha sido mayúsculo, algo totalmente lógico teniendo en cuenta que hay casi 20 años de diferencia entre ambos titulos. El juego en 2D con perspectiva superior que era originalmente ha dejado paso a un arcade de conducción 3D muy correcto, con 3 perspectivas distintas (dos en tercera persona y una subjetiva), buenas texturas y escenarios que no sólo se limitan a simples carreteras.

El coche, el mítico Interceptor G-1665 es una mezcla entre las líneas modernas y con estilo que puede tener un lamborghini y la robustez y estabilidad de un ford focus. Su principal característica, aparte de llevar incorporado 8 tipos de armas, como misiles, ametralladoras, lanzallamas o cortinas de humo, es la capacidad para transformarse en 4 vehículos distintos en cuestión de segundos.

Spy Hunter

Visualmente es una delicia ver como, a cámara lenta y como recreándose en el momento, el coche se desensambla y se vuelve a ensamblar con forma de lancha, o pierde piezas hasta quedarse en una minúscula motocicleta. Un detalle agradable es ver como a base de recibir daño, la carrocería del Interceptor se va dañando, de un modo u otro dependiendo del tipo de proyectil con el que seamos impactados.

Spy Hunter

El motor gráfico del juego es sólido, mueve bastante bien la cantidad de elementos que hay por los escenarios, que no sólo son carreteras, sino que también incluyen parques, trozos urbanos, almacenes, rios amazónicos (atentos a la textura del agua). Los enemigos los hay de muchos tipos, desde terroristas de a pie (a los que se puede atropellar)  a coches, helicópteros, camiones, lanchas e incluso barcos de generosas dimensiones.

Siguiendo con los niveles, están recreados en países y ciudades de todo el mundo, como Panamá, Inglaterra, Alemania o Venecia, y tendrán elementos reconocibles, como paisajes típicos, parques o construcciones.

Spy Hunter

Los efectos visuales están bien plasmados, con un nivel importante de detalle. Podremos ver como se abre el techo y aparece la rampa lanzamisiles al seleccionar el arma, reflejos en la carrocería del Interceptor, tubos de escape que se encienden al utilizar el turbo o . Por otra parte parece que la física de las colisiones no está demasiado trabajada. También hay que mencionar la presencia de escenas de CG entre nivel y nivel que servirán para captar las evoluciones de la historia: Un agente secreto y su coche, contra una organización terrorista y criminal internacional, la Nostra.

  m  ú  s  i  c  a

Spy Hunter

Uno de los temas míticos del primer Spy Hunter, llamado Peter Gunn y compuesto por Henry Mancini, también está de vuelta, pero en esta ocasión, remezclado en dos versiones (una vocal y otroa instrumental) por Saliva, uno de los grupos con  nombre más hortera del panorama musical. Lo cierto es que les ha quedado muy a lo rock Khorn o Rage against the machine, pero por si no os gustan los nuevos experimentos, también podréis disfrutar de la versión orginal.

Los temás temas tienen calidad y van un poco en la línea de lo que sería una banda sonora clásica de cualquier película de espías.


  s  o  n  i  d  o   f  x

Spy Hunter

Si al principio comentábamos la asociación que el público hacía entre Spy Hunter y el coche fantástico, hay que decir que Midway ha aprovechado este hecho también en los FXs. Una sensual voz femenina será nuestra compañera como vocales del Interceptor, como si de Knight se tratase.

El repertorio de efectos de sonido se completa con el catálogo propio de cualquier juego de acción, con la peculiaridad de que se han rescatado varios samples del Spy Hunter original, como el de las ametralladoras y de la cortina de humo.


  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Spy Hunter

Spy Hunter se basa en un sistema de misiones por objetivos. Hay en total 14 misiones más una adicional de entrenamiento. Cada una de ellas presenta un objetivo primario y varios objetivos secundarios, que al ir completando nos harán sumar determinados puntos, puntos que necesitaremos para desbloquear las misiones siguientes.

Las misiones son bastante variadas. Pueden ir desde colocar transmisores en barcos enemigos hasta destruir antenas de comunicación, abatir al helicóptero último modelo de la Nostra. o recuperar nuestro preciado Interceptor, que en un descuido nos ha sido robado.

Los vehículos disponibles, es decir, las transformaciones del Interceptor, son tres, deportivo (la inicial), motocicleta (cuando nuestro nivel defensivo queda bajo mínimos) y hovercraft o pseudobarco, como le queramos llamar, cuando cambiamos a una superficie acuática. Todos los vehículos tienen el mismo armamento.

Spy Hunter

El control es sencillo, por una parte, ya que si el control del coche es sencillo, se controla con el analógico para moverse y el botón X para acelerar (pulsarlo 2 veces para activar el turbo), el sistema de armas quizá requiere un poco de práctica. L1 cambiar de arma R1 disparar ese arma, círculo para lanzar los localizadores GPS, triángulo para bajar el retrovisor por infrarojos (ideal para la oscuridad) y cuadrado para el freno.

A medida que avanzamos en las misiones el equipamiento armamentístico se ve aumentado por lo que requeriremos agilidad de gatillos para utilizar en cada momento el arma adecuada.

Spy Hunter

Quizá los modos de juego sean un poco escasos, ya que sólo disponemos del modo principal a base de misiones y del multiplayer, pero este segundo puede llegar a compensar la brevedad del primero. Las variantes que ofrece, sobretodo el típico deathmatch y el Chicken Hunter Mode (persigue y derriba al pollo XD) son divertidísimos.

Decir que el multiplayer es únicamente para 2 jugadores y mediante split screen.

Spy Hunter

También hay que mencionar que el juego incluye una opción extras, mediante la cual podremos acceder a diversas bonificaciones completando diversos objetivos, como finalizar el juego o acabar las misiones en un tiempo determinado. La recompensa serán determinados trailers, trucos o la posibilidad de escuchar todas las pistas musicales del juego.


  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Si os sentís atraídos por esa variante del género de la conducción en la que la acción está presente en todo momento, Spy Hunter es vuestro juego. Si además os englobáis en el saco de los nostálgicos los motivos se multiplican, ya que el trabajo que se ha realizado con la puesta al día de este gran clásico ha sido excelente.

Spy Hunter

Gráficamente bueno y completo, de duración variable, no excesivamente largo en single player, pero interesante en multijugador, y con una banda sonora clásica correctamente remezclada para equipararla a la puesta al día de todo el juego.

En definitiva, podríamos resumirlo como cuando James Bond y Syphon Filter se encuentran con Test Drive y Driver.. acaso podría salir algo negativo?.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.