Rez (Dreamcast)

De los creadores del fantástico Space Channel 5, United Games Artists, nos llega su segunda creación musical, en este caso no solo para Dreamcast, sino también para Playstation 2. Nuevamente el genio de Tetsuya Mizuguchi ha creado un juego que no gustará a todos, pero si te engancha... está perdido.

Space Channel 5 era un juego musical que no gustó a muchos, pero que sin duda era original y muy divertido cuando se le cogía el truco. Se le podría achacar que era un poco corto, pero era un mal menor. Ahora REZ nos propone un estilo de jugo un tanto similar, pero

Rez (Dreamcast)

que debe ser analizado de manera independiente a SC5. Quizás la mayor similitud que existe es la presencia fundamental de la música como elemento con el que jugar.

Pero es que tenemos delante, el que quizás sea el juego más extraño que hayas visto jamás, y somos conscientes de que has visto muchos. Es muy difícil explicar su temática, y más difícil aun que os hagáis una idea de cómo se juega, pero vamos a intentar hacer un pequeño resumen para que os hagáis una idea.

Ahora ya no hay que manejar a una voluptuosa chica que tiene que salvar la tierra... ahora solo hay que salvar un cyber-espacio de unos virus que quieren destruirlo. Para ello, la mecánica de juego es, en principio, muy simple, apuntar, fijar el objetivo y disparar. Desde luego que los juegos de Mizuguchi-San son muy simples de jugar, pero la adicción que crean es muy superior a cualquier explicación que os podamos dar.

De todos modos, esto no parece demasiado complicado, ¿verdad?, solo parece un típico "Shooter" apunta y dispara todo lo que se mueva, pero es algo más complejo que eso.

Rez (Dreamcast)

Evidentemente, habrá que disparar a los virus para destruirlos, pero el efecto que esto causará es impresionante. En principio, cada virus tiene unas características muy concretas, de forma color y tamaño, y el destruirlo creará un sonido. A medida que los vayamos eliminando, iremos componiendo una música, y esta a la vez, creará una serie de cambios que irán deformando el escenario, modelándolo y creándolo.

Pero no podemos disparar a los virus indiscriminadamente, pues así solo conseguiríamos sonidos sin sentido. Tendremos que tener cuidado con el orden con el que los destruimos, como son y el efecto que causarán. Parece ser que el juego no es tan complicado como os estará pareciendo ahora mismo, ya que no hará falta ser un compositor para ir avanzando por los diferentes niveles... el juego se maneja más por la intuición que por el talento, y de todos modos, ya sabemos que el maestro Mizuguchi no nos pondría delante algo que solo pudieran jugar unos pocos. Aunque eso sí, nosotros creamos la melodía principal, pero será el propio juego el que componga la música de fondo sobre la que deberemos escribir la partitura original con nuestros disparos.

Rez (Dreamcast)

Y ahora llega la mejor parte. Todo lo hace el motor de la consola, con lo que las posibilidades son casi ilimitadas. Cada partida será totalmente diferente, porque nunca podremos hacer exactamente lo mismo, con lo que los sonidos que crearemos serán diferentes, y esto afectará al resto del juego. Porque los virus que destruyamos, y los cambios que provoquemos, afectarán al resto de la partida.

Los gráficos, al contrario de lo que pueda parecer por las capturas son excelentes. Un espacio virtual, es evidente que es un poco diferente a todo lo que podamos imaginarnos, y el hecho de los constantes cambios que en el se producen, motivan que los gráficos del juego sean un tanto extraños, pero el movimiento de todo es asombroso, y pensar que lo hace la consola en tiempo real lo hace aun más alucinante si cabe. Por supuesto la música es soberbia y también está creada en tiempo real por la consola a medida que vamos jugando.

Ya para terminar, se rumorea que con el juego vendrá una opción para poder jugar con la música que nosotros queramos sustituyendo el disco del juego por un CD de música. Esto

Rez (Dreamcast)

de momento está sin confirmar, pero sería un aliciente más con lo que alargar un juego que ya de por sí parece que tendrá una larga vida, y no por que sea extenso, sino por la cantidad de partidas que podremos jugar siendo todas diferentes. Es como combinar el Simón con el Tetris.

Mizuguchi-San ha asegurado que desea llevar a los videojuegos a una etapa superior de entretenimiento. Quiere que los juegos vuelvan a ser divertidos, innovadores, jugables y que atraigan al jugador, que lo enganchen sin remedio. Sin duda que con este titulo está a punto de conseguirlo. Quizás el juego que más se le parece sea el Vib Ribbon, pero las diferencias son muchas, ya no solo por la calidad gráfica, sino porque la mecánica de juego nos parece mucho más interesante y divertida en este título.

Rez (Dreamcast)

Aun queda mucho por hablar acerca de él, pero para eso aun habrá que esperar un poco más ya que de momento la información dada por su creador es más bien escasa. Puede que estemos ante un extraño juego, pero no creo que nadie pueda resistir la tentación, al menos de probarlo.

Rez

De los creadores del fantástico Space Channel 5, United Games Artists, nos llega su segunda creación musical, en este caso no solo para Dreamcast, sino también para Playstation 2. Nuevamente el genio de Tetsuya Mizuguchi ha creado un juego que no gustará a todos, pero que si te engancha... estarás perdido...
Rez