Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child
  • Plataforma DC 4
  • Género Acción
  • Lanzamiento 25/07/2001
  • Desarrollador Take 2
  • Texto Inglés
  • Voces Inglés
  • +18
Carátula de Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child
  • 4

    Meristation

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

Alberto Mendoza

Tremos nos traen a Dreamcast un nuevo shoot'em up subjetivo, un cocktel explosivo de sangre, destrucción, diseños de McFarlane y el mejor rock de KISS. ¿Te lo vas a perder?.

Después de varios milenios de paz y tranquilidad para la humanidad extenta de ataques demoníacos y fuerzas oscuras, algo se trama desde el otro mundo. Antes de morir, el Señor de las Pesadillas, el gran monarca de la Zona Muerta dejó un embrión, una semilla maléfica

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

para reconducir de nuevo la conquista de la Tierra e implantar el dominio de las tinieblas.
Este embrión ha llegado ha ser el Príncipe del Mal y a través de sus inmensos poderes ha creado toda una legión de monstruos que están causando el caos y la destrucción en las principales ciudades del planeta. El elegido para evitar el desenlace mas traumático de esta situación es, y como no podía ser de otro modo, nosotros mismos un ciudadano normal y corriente. Nuestra misión es explícita: encontrar a Elder, el único ser capaz de poner orden en este caos de terror y destrucción...pero no será nada sencillo dar con el, pues estará representado en cuatro alter egos: El Celestial, el Demonio, el Rey de las Bestias y el Portador de las Estrellas.

Lo que más llama la atención es que todos estos egos son ni mas ni menos que cada uno de los miembros de la banda de rock KISS, perteneciente a finales de la década de los 70 y cuyas aventuras han sido trasladadas al cómic mediante la masestría de Todd McFarlane el popular creador de Spawn. Con estos nombres se da a entender buena cuenta de lo que nos encontraremos con este título: música cañera por parte de la banda KISS, diseño de enemigos atractivos mediante la maestría de McFarlane y, como no, decenas de litros de sangre en cantidades abrumadoras (realmente es el juego que mas uso de la sangre hace

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

gala). Sin ir mas lejos, y aparte de todas las bondades que puede presumir de poseer, si hay un detalle que no ha de pasar desapercibido. Se trata de un shoot'em up en primera persona, pero a diferencia de la tónica general por parte de este género donde en la consola blanca de Sega ha encontrado un auténtico filón de oro, el juego que nos ocupa no posee opción de partidas Online, ni tampoco split screen para dos o cuatro jugadores. Nada.
Kiss Psycho Circus: Nightmare Child ha decidido seguir los pasos del aclamado Half-Life, centrándose única y exclusivamente en el modo para un jugador. Podremos únicamente con nuestro valor y pericia encontrar a Elder y salvar a la humanidad?
En teoría ese es el objetivo de Tremor...a menos que nos cansemos de el, cosa no muy difícil.

  g  r  á  f  i  c  o  s
 

El motor gráfico con el que nos ha sido otorgado KISS: Nightmare Child ofrece buenas intenciones y el intentar dar buena muestra del potencial gráfico de la consola cual lo

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

alberga, pero lamentablemente no pasa de ser un engine de lo mas modesto y limitado dentro del género de Dreamcast. Esta claro el hecho que no puede competir en calidad gráfica con las vacas sagradas del género como Quake III o Half-Life, los cuales le superan en calidad de mapeado y diseño de arquitectura de nivel, consistencia, efectos de luz y detalles gráficos a parte de poseer un frame rate mas elevado y unos enemigos con más personalidad. Los niveles del título que nos ocupa se asemejan en buena parte a los ya mostrados en el juego Shadowman en cuanto a cuestión de ambientación (oscura, gótica y a menudo claustrofóbica) y la consistencia de las estructuras poligonales es notable, todo sea dicho de paso, pues no se puede achacar ningún defecto gráfico de consideración. Lo que parece que los programadores no han entendido muy bien es que el concepto de consistencia no ha de ser ligado a la falta de detalles. Así nos encontramos con unos escenarios que se mueven con un frame rate muy digno, algo mas de 30 fps, pero que por contra están totalmente desolados. Si lo comparamos con Quake III, el título que nos ocupa parece sacado de una generación anterior de sistema de entretenimiento, mas cercano a N64. Por que no se han incluido efectos de bump mapping en las texturas? O efectos de luz en tiempo real? Esta carencia gráfica no es suplida de ningún modo, dejándose notar mas aún si cabe con una realización de mapeado realmente sosa y poco

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

trabajada en la cual parece que los caminos estén desde un primer momento prefijados. Lo peor de todo es el diseño de los enemigos, y nos parece muy extraño pues detrás de todo el trabajo de creación gráfica se haya Todd McFarlane el afamado creador de la serie en cómic Spawn, pero como los resultados mandan no se puede decir mas que los enemigos carecen de personalidad, con un diseño tosco, sin intimidación y lo que hace todo el conjunto mas nefasto, el pobre cuadro de animación que hace gala cada uno.

  m  ú  s  i  c  a

El apartado musical brilla por su ausencia en calidad, porque al menos los creadores del juego si han tenido el detalle de crear una docena de composiciones para amenizar nuestro

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

periplo por el infierno. Una lástima si se tiene en cuenta que pasan totalmente desapercibidas durante el transcurso del juego. El corte de cada una de ellas tiene dos caras, por una con varias melodías de carácter cañero (algunas pertenecen a la mítica banda de rock) para acompañar a la acción trepidante que se desarrolla en pantalla, y por la otra cara con una esencia totalmente paradójica dando mayor énfasis a tonalidades macabras, oscuras y tristes con subidones para ponernos los pelos de punta.

  s  o  n  i  d  o   f  x

Los FX siguen la tónica general del juego, o lo que es lo mismo, la normalidad mas absoluta sin destacar en ningún aspecto en concreto. Disparos, explosiones, pisadas, saltos, gruñidos de las bestias o el abrir y cerrar las puertas y demás parafernalia está representada sin ningún tipo de alarde técnico por lo que no añade ningún tipo aliciente a una ambientación ya de por sí muy mermada por el discreto apartado gráfico.

  j  u  g  a  b  i  l  i  d  a  d

Aquí es donde este género sobresale por encima de los demás en cuanto a diversión dadas sus altísimas cuotas de adicción. Por desgracia el programa creado por los muchachos de Tremor no ha sabido ofrecer de forma mas directa lo que el usuario desea desde un primer

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

momento. Si dada su alta dificultad con gran cantidad de enemigos en pantalla (dichosos "creadores de monstruos"), la fragilidad física de nuestro protagonista que con 2 granadas ya esta pidiendo tiempo muerto y la escasez de munición hacen que el jugador pierda parte de la emoción mucho mas temprano de lo deseable. Si a todo esto le añadimos una dificultad en el control del jugador endiablada y del todo extraña no nos queda otro remedio que estar muchísimas horas para hacernos con el control del personaje, y una vez conseguido esto, partir nuevamente desde cero y enfrentarnos a las hordas demoníacas que nos acechan, la mayor parte de las cuales las deberemos dejar atrás no a base de disparos sino huyendo pues en el momento mas inoportuno nos veremos con el cargador completamente vacío. Un aspecto que si debemos resaltar es el alto grado de componente aventura que destila el juego, pues para pasar de nivel hemos de cumplir unos objetivos fijados como encontrar una larga lista de objetos, abrir ciertas puertas o inutilizar algún conjuro. Su gran cantidad de niveles le otorgan una larga vida, pero se trata sin lugar a dudas de unos de los shoot'em up más mediocres que hemos visto en Dreamcast.
 

  c  o  n  c  l  u  s  i  ó  n

Kiss Psycho Circus: The Nightmare Child

Tremor Entertaiment ha realizado un trabajo bastante mediocre, aunque hay que valorar que es su primer desarrollo en la 128 bit de Sega. Muestra buenas intenciones, y detalles brillantes como su original argumento o la gran cantidad de enemigos o la fluidez con la que se mueve todo el apartado gráfico. Lo único achacable es que estas características las poseen todos los lanzamientos de este explotado género en Dreamcast, en ocasiones superándolo de lejos. Este KISS es un buen aprendiz de maestros como Quake III o Half-Life pero como tal aun le queda un largo trecho para considerarse una opción alternativa atractiva a estos títulos. Recomendable para usuarios muy especializados y seguidores del género.

4

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.