Ogre Battle 64: Persons of Lordly Caliber (Nintendo 64)

Esto es Ogre Battle; la guerra y la magia en estado puro; las misiones, tácticas y estrategias que tanto han escaseado en Nintendo 64, elevadas a la enésima potencia.

"Escribo esta, la que seguro será mi última carta.
Las tropas del Imperio Sagrado de Loris han tomado parte de nuestro territorio, mi ejército ha sido derruido en el frente del sur, y las viandas cedidas por nuestra majestad desde el reino están escaseando.
Yo, como buen coronel, debo cuidar de mis vasallos, por su salud, y por mantener llena su moral en la guerra. Que no sufran por lo que sucede en casa, en la salvación.
Esta noche, me acercaré furtivamente al campamento de nuestro enemigo, a espaldas de mis superiores y mi gente, a la espera, de que la providencia me acompañe; a la espera, de que mi muerte nos sea en vano..."

Magnus Gallant.
Capitán de las fuerzas de Palatina.


Esto es Ogre Battle; la guerra y la magia en estado puro; las misiones, tácticas y estrategias que tanto han escaseado en Nintendo 64, elevadas a la enésima potencia.
Una historia, que narra como Magnus Gallant, ha sido enviado a la conflictiva zona del sur Palatineana, en plena contienda por la libertad, de la que toman parte todos los recursos de la comunidad: civiles de bajo estado social, guerreros, hechiceros y nobles; soldados experimentados o luchadores neófitos... un elenco de personajes que supera la cincuantena de infantería, incluyendo criaturas legendarias y del caos.

Persons of Lordly Caliber (N64)

Aunque la remozada versión del Ogre Battle aparecido en 1994 para Super Nintendo supure tintes de fantasía por todos los poros, uno de los atractivos que ha convertido a la saga en todo un éxito tanto de ventas como de críticas por cualquiera de los cotos que haya pisado, se debe fundamentalmente al realismo de que ha sido dotada la carne de cañón: por ejemplo, los hombres alistados de improvisto en la escaramuza comienzan sin saber tan siquiera que es una lanza o para que demonios se usa. A medida que se va cultivando su habilidad en el combate, la destreza con los pertrechos e incluso en la magia, se perfila cual brizna fraguada por un herrero. Esto conlleva al irrevocable resultado de crear una auténtica bestia en el campo de batalla, o simplemente, a quedarse rezagado ante la potencia que adquieren tus oponentes.

Otro de los aspectos más cuidados por los desarrolladores de Atlus, es el amplísimo abanico de formaciones del que dispondremos a la hora de atacar. La limitación que suponen pugnas por turnos, niveles de categoría y demás números estadísticos no enturbian para nada lo emocionante que resulta herir a miles de seres inclasificables.

"Hugo Miller, el estrategia del pelotón, me advirtió personalmente de las duras represalias a las que serían sometidas sus convicciones. Desde luego, toda combinación fue en balde.
Cuando probamos la cuña ofensiva doble, el único logro que obtuvimos fue perder a la mitad de los hombres por un error en la retaguardia. Hasta los avances sin titubeos de la formación más sólida, ha estado siempre en entredicho por culpa de la poca aptitud e incompetencia de ciertos sectores del equipo. Sería duro tachar de insustanciales los esfuerzos de la mayoría de los miembros, pero ya es demasiado tarde como para lamentarse. Habrá millones de algoritmos sin probar, aunque eso... no está en nuestras manos."


Persons of Lordly Caliber (N64)

Cuando ya tengas estipulado gran parte de los movimientos que vas a efectuar en cada frente, las metas, o los partícipes, llega el momento de certificar y atribuir los ataques de toda la unidad. Esto viene a demostrar la gran labor que ha desempeñado Quest a la hora de personificar cada uno de los elementos. Por extensión, ello se traduce a que los arqueros tan solo podrán lanzar proyectiles a distancia, mientras que un ogro quedará limitado por la lentitud e inexpugnable fuerza con la que arremete y convierte en argamasa a todos sus enemigos.

"Jamás en toda mi vida había visto un espectáculo tan rocambolesco. El cielo se ofuscó, la luna parecía respirar, y el suelo se quebraba ante mi atemorizada presencia. Estábamos más asustados que los que supuestamente deberían afectarse.
Decidí girar la vista para localizar al hechicero, miembro vital para sacarnos de tales embrollos, sin embargo, su inherente ademán afable había desaparecido. Intuí entonces que la autista controversia en la lucha de aquella mañana se debía al truculento destino de quienes habían osado plantarnos cara. Un seno que estaba más cerca del infierno, que de la vuelta al hogar como héroes de guerra."

Toda demostración pirotécnica deriva de los 6 tipos de magias que hay: fuego, viento, agua, tierra, virtud y maldición, sin embargo, no se pueden ir adquiriendo al ritmo de nuestros progresos en la aventura. Si bien es cierto que se añaden varios estilos de efectos o actuaciones, cada ser capaz de controlar este tipo de ataque se adherirán a él justo al comienzo de la partida, hecho que hace suponer que habrá hasta 6 nigromantes diferidos entre sí.

OB64 usa la misma perspectiva cenital e isométrica, que ya viene demostrando por tradición desde su primogénito. El resultado provoca que los escenarios, personajes y la reproducción de todos los efectos especiales contribuían a una mejor ambientación. Los pueblos, bosques, sendas y fortificaciones han sido plasmadas con total nitidez amén de unas prerrenderizaciones que quitan el hipo, y un modelado que permite el ornamento casi minimalista de todos los individuos que verás a lo largo del periplo.

Todo ello aderezado con una banda sonora con toques de marcha militar, partituras en son triunfal o de carácter melancólico, a la par que nos movemos por un universo enorme y vasto, por un sistema de control de lo más sencillo que se ha visto en Nintendo 64; menús accesibles y estructurados en pos de que los novatos en la materia no se pierdan entre tantos datos y posibilidades.

"Llegamos exhaustos a la aldea donde esperábamos ser acogidos por todos los villanos. Desde la última vez que accedí a sus calles, había sufrido cambios en casi todos los aspectos. Parecía que estaban de fiesta, como disimulando la enorme catástrofe que se les venía encima. Evadiéndose del aire malévolo que se respiraba, no pararon en toda la noche los fuegos, la música y la comida, dando paso a una madrugada en la que tuvimos que hacer recuento de nuestro inventario y prepararnos para el día de mañana.
Seguramente esa fue mi última alegría antes de partir hacía la batalla."

Ogre Battle: Persons of Lordly Caliber viene a llenar el vacío que el género de la estrategia ha dejado en la 64 Bits de Nintendo. Un terreno baldío, sin explotar, y que Atlus, creadores del entusiasta Snowboard Kids, junto a Quest, responsables de la versión original de NES, han coronado con uno de los juegos más esperados de la perecedera consola.
A estas alturas solo queda un interrogante, y es que ahora mismo no hay ninguna distribuidora dispuesta a comercializar el cartucho dentro de las fronteras del viejo continente, dato que, por otra parte, es inconcebible viendo la decadencia de faustas esperanzas de ver otro hito en nuestra plataforma.

"La noche me salpica la mente, las fauces entrecortan el aire que respiro, y las encías me sangran por unas muelas punzantes de rabia.
¿Será este mi último sollozo, o vendrá un redentor en mi búsqueda?"

___________________________________________

Ogre Battle 64 lleva ya un tiempo rondando los estantes de las tiendas norteamericanas y bastante más en el caso de las japonesas, sin embargo aún no hay nada seguro para el mercado europeo, y mucho menos para el caso de España. De todas formas en Meristation Consolas queremos saber si en el caso de que llegase a nuestras tiendas Ogre Battle 64, lo comprarías. Para ello solo tienes que mandar un e-mail a la dirección de más abajo con tu opinión al respecto.

Quizás con un poco de suerte logremos que no se quede fuera de nuestro alcance una verdadera joya para Nintendo 64.

Pincha para mandar tu opinión.

Ogre Battle 64: Persons of Lordly Caliber

Esto es Ogre Battle; la guerra y la magia en estado puro; las misiones, tácticas y estrategias que tanto han escaseado en Nintendo 64, elevadas a la enésima potencia.
Ogre Battle 64: Persons of Lordly Caliber