Actualidad

Nuevas condenas por pirateria de videojuegos

Pep Sánchez Pep_Sanchez

Corresponden a las más de 100 intervenciones realizadas a finales de 1998 en el mercado de San Antonio.

La defensa de los derechos de propiedad intelectual y la reducción de la piratería tienen en las condenas judiciales uno de sus pilares más importantes.

Las constantes intervenciones policiales se ven respaldadas por las sentencias judiciales que en aplicación del código penal, condenan a los defraudadores a penas que pueden alcanzar los cuatro años de prisión, multas de hasta veinticuatro meses e inhabilitación para el ejercicio de la profesión.

El Juzgado de lo Penal Nº 9 de Barcelona acaba de dictar tres resoluciones por las que condena a Jorge García Peña, Iván López Arias y Miguel Martín Mejías a la pena de seis meses de multa para cada uno y a indemnizar a las compañías titulares de los derechos integradas en la asociación ADESE con un total de Un millón, cientodieciochomil pesetas. Los hechos que dan origen a estas Sentencias ocurrieron en Diciembre de 1998 cuando el Grupo de Fraudes de la Policía Nacional de la Jefatura de Barcelona detuvo a más de cien personas ocupando gran cantidad de material audiovisual fraudulento que era vendido en el mercado de S. Antonio y sus alrededores.

Del mismo modo, el Juzgado de lo Penal Nº 23 condenó la semana pasada a Carlos Miguel Curado Bayona a la pena de seis meses de multa y a indemnizar a ADESE con 200.000 pesetas por un delito de defraudación de la Propiedad Intelectual. Al igual que las sentencias anteriores, la condena es consecuencia de la venta no autorizada de videojuegos copiados en el mercado de San Antonio.

En todos los casos además, los condenados deberán abonar las costas judiciales.

La Federación para la protección de la Propiedad Intelectual (FAP) valora positivamente el resultado y espera similares decisiones en otros casos pendientes ante los Tribunales de Justicia.