Pato Lucas: Negocios Patosos
Pato Lucas: Negocios Patosos
  • Plataforma GBA 8
  • Género Plataformas
  • Lanzamiento 27/01/2000
  • Desarrollador Sunsoft
  • Texto Inglés
  • +3
Carátula de Pato Lucas: Negocios Patosos
  • 8

    Meristation

Tenemos problemillas económicos así que toca ponerse a buscar tesoros.

Pepe Maestre

El pato más perdigonero del mundo entero regresa al mundo consolero y con más fuerza que nunca. Tenemos problemillas económicos así que toca ponerse a buscar tesoros. Si quieres pasártelo en grande con sus locuras échale un vistazo a este simpático juego.

El pato más perdigonero del mundo entero regresa al mundo consolero y con más fuerza que nunca. Tenemos problemillas económicos así que toca ponerse a buscar tesoros. Si quieres pasártelo en grande con sus locuras échale un vistazo a este simpático juego.

Game Boy puede ser considerada la como la consola reina para los plataformas por su extenso catálogo, por lo que en principio cabría pensar que esta aventura del Pato Lucas va a tener muy duro hacerse un hueco entre los grandes del género. Sin embargo y a medida que jugamos nos hemos dado cuenta de que se merece estar arriba por méritos propios. No es un plataformas más, de los del montón, como más de uno habrá pensado. Pero no adelantemos acontecimientos y vayamnos con calma.

El argumento es muy simplote. Veréis, el Pato Lucas no está contento con tener sólo su bien merecida fama, así que además de ser famoso ha de hacerse rico, cuanto más, mejor. Por ello decide marchar en busca de tesoros. Como siempre surgirán muchas dificultades en el transcurso de nuestro periplo. Con lo que en principio no contábamos es que parece que a Bugs Bunny no le hace demasiada gracia que enriquezcamos de modo que tendremos más de un enfrentamiento cara a cara con él antes de salirnos con la nuestra.

GRAFICOS
Están muy bien hechos. Se nota que es un producto que viene de la factoría Warner por su calidad en los dibujos. Los escenarios no son especialmente largos pero están perfectamente relizados. Los fondos están bastante cuidados y nunca desentonan con lo que sucede en primer plano.

Las animaciones de nuestro amigo Lucas son realmente soberbias. El trabajo en este sentido es incomiable. Hay que verlo para creerlo. Los movimientos se desarrollan con una fluidez sorprendente. Veremos al pato hacer un sinfín de acciones entre las que destacan las que se producen cuando nos hieren. Parece como si viéramos un capítulo de la tele; veremos al pato achicharse, electrocutarse, etc.

MUSICA
La típica del género. Alegres melodías acompañan la acción hasta llegar a un monstruo, momento en el que se vuelven más tétricas. No es que sean una maravilla ni vayan a ganar un premio EME, pero cumplen bien con su labor.

SONIDO FX
Prácticamente podemos aplicar aquí todo lo dicho para la música. Los sonidos son los típicos: explosioncitas, algún pitidillo para indicar peligro... En fin, sencillez y efectividad se unen también en este apartado.

JUGABILIDAD
Hay dos movimientos básicos en el juego aparte de caminar. Uno es el clásico para las plataformas, es decir, el salto. El otro es el lanzamiento de petardos, que serán nuestra única arma contra los numerosos enemigos que se cruzarán en nuestro camino.

Una de las cosas que más nos ha sorprendido de este cartucho es que nunca jugaremos dos fases iguales en su desarrollo. Nos explicamos, el escenario sigue siendo el mismo, pero no los enemigos que cambian constantemente de sitio. Así si al principio de una fase nos ataca un pájaro, la siguiente vez que juguemos puede que lo haga un oso, una planta carnívora o lo que sea. Todo esto dota al juego de una mayor vida, que subsana en parte uno de los problemillas del juego: la duración.

El cartucho en sí es corto en cuanto al número de niveles. Podemos jugar en seis niveles distintos que van desde la selva hasta la nieve pasando por zonas subacuáticas. Cada nivel no es muy largo, pero eso se compensa con la ajustada dificultad, que hará que tengamos que repetir un nivel las veces que hagan falta sin que lleguemos a desesperarnos.

La única pega reseñable que hemos encontrado es el extraño sistema de vida. Cada vez que nos den un toque perderemos un corazoncito que se alejará de nosotros de no ser que nos demos prisa y lo retengamos. Cada corazón es una vida, así que no os extrañe perder todas sin haber reiniciado la fase ni una sola vez. El problema surge en este punto, cuando hayamos perdido todos los corazones, ya que entonces nos saldrá la pantallita de "Game over" y tendremos que volver al menú de inicio a reintroducir el password de la fase correspondiente. Para hacer esto hubiera sido mucho más cómodo poner un límite de toques para cada vida, de forma que no haya que meter el password tropecientas mil veces antes de acabar el juego.

CONCLUSION

CONCLUSIÓN

[image|nid=1187444|align=right|width=150|height=135]Este juego se ha convertido en una agradable sorpresa que rompe un poco con la mediocridad de los plataformas que habitualmente llegan a la Game Boy. No llega a la altura de los grandes pero se convierte en una opción muy a tener en cuenta. No os dejéis engañar por su aspecto infantilón porque no es un título exclusivo para niños. En general cualquier jogón al que le gusten las plataformas disfrutará con este título.

8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.