System Shock 2
System Shock 2
Carátula de System Shock 2

El retorno de Shodan

Joan Isern Meix

Continuación del galardonado System Shock, con un manejo más simplificado y gráficos aún mejores.

Antes de empezar, tenemos que aclarar que este análisis se ha hecho con la versión americana del juego. Cuando salga la versión española, actualizaremos las partes afectadas del análisis para reflejar los cambios de la nueva versión.
System Shock 2 es la segunda parte de un juego clásico, aunque muy poco conocido en España. La primera parte salió en 1994, y en ella teníamos que destruir un ordenador llamado Shodan. Shodan se nos aparecía como una entidad femenina, y estaba pendiente, durante todo el juego, de nuestros progresos. Shodan controlaba la estación espacial de Citadel, y debido a sus ansias de grandeza, destruyó a todos sus habitantes. Nuestro personaje era un hacker, y tenía que ir frustrando los planes de Shodan, mientras se enfrentaba a cyborgs y otras criaturas creadas por el ordenador.

La continuación llega cinco años después, y la han desarrollado Irrational Games, una compañía que cuenta con varios componentes del equipo de desarrollo del juego original, y que ha contado con la ayuda de Looking Glass Studios, la compañía que desarrolló el juego original. System Shock 2 insiste en la ambientación tan alabada del original, aunque el manejo del juego se ha simplificado bastante.
 

Descripción General:
La acción empieza 42 años después de la destrucción de Shodan, en el 2114. El Von Braun es la primera nave espacial capaz de superar la velocidad de la luz. La nave se ha construido con los conocimientos de la Dra. Marie Delacroix, y con los fondos de la corporación TriOptimum. TriOptimum fue la compañía que construyó a Shodan, y debido a los resultados de su anterior creación, la UNN, la asociación de todos los gobiernos de la Tierra, sólo permite el viaje si se engancha a la Von Braun la nave militar UNN Rickenbacker para supervisar la misión. Finalmente, se recibe una señal del sistema Tau Ceti. Cuando despertamos de nuestro sueño, no recordamos nada y tendremos que investigar qué ha ocurrido a bordo del Von Braun.

El guión es complejo y muy interesante, y la historia la iremos descubriendo lentamente, a través de diarios de voz de miembros de la tripulación, de apariciones de miembros de la tripulación muertos y de mensajes que recibiremos. No encontraremos a ninguna persona viva, así que la sensación de estar totalmente solo crea una ambientación de intranquilidad y suspense muy lograda.

Nuestro personaje tiene varias mejoras cibernéticas que mejoran sus habilidades. Al comenzar una nueva partida, tendremos que escoger entre tres ramas del ejército, los marines, los UNN Navy y los OSA. Los marines tienen gran habilidad en el manejo de las armas, los de la UNN Navy son expertos en ordenadores y los OSA usan los poderes psi de la mente. Una vez hayamos escogido una de las tres ramas, para crear a nuestro personaje tendremos que pasar tres años de entrenamiento. La práctica se reduce a escoger una misión para cada año, de entre tres posibles. Cada misión mejorará alguna habilidad de nuestro personaje. Al terminar los tres años de entrenamiento, empezará el juego.

Esta forma de generar nuestro personaje es una novedad respecto el clásico sistema del lanzamiento de dados, pero no es una elección que nos limite, ya que durante el juego podremos mejorar en las habilidades que queramos, sea de armas, psi o de hacker. Podremos mejorar a nuestro personaje en unas terminales especiales a cambio de cybermódulos. Los cybermódulos los iremos obteniendo a medida que vayamos avanzando en el juego. También son muy importantes los nanites, que servirán para comprar objetos en máquinas de venta automática (llamadas replicadores) o realizar acciones propias del hacker.

Podemos dividir las habilidades de nuestro personaje en cuatro grupos. El primero son las características físicas: la fuerza influye en el número de objetos que podemos llevar y en el daño que haremos con armas de lucha cuerpo a cuerpo; la agilidad influye en la velocidad a la que correremos, en el retroceso de las armas y en el daño por caídas; la psiónica influirá en el máximo de puntos psi que tendremos, el efecto de los poderes psi y la posibilidad de sobrecarga al usar estos poderes; la afinidad cibernética facilita reventar ordenadores, reparar objetos o modificar armas; y finalmente, la resistencia aumenta el número máximo de puntos de salud, la resistencia a toxinas y radiación, y reduce el daño producido por la sobrecarga de poderes psi.

El segundo grupo son las habilidades para el manejo de armas. Hay cuatro tipos de armas: las estándares, como la pistola, la escopeta y el rifle de asalto; las energéticas, como la pistola láser o el rifle EMP; las pesadas, como el lanzagranadas o generador de campo; y las exóticas, más originales y a las que tendremos acceso más tarde. Normalmente, un arma tiene un par de modos de disparo, y algunas pueden usar varios tipos de munición. Las energéticas se recargan con baterías o en aparatos especiales, mientras que la pistola puede usar tres tipos de munición: balas normales, balas antipersona y balas antiarmadura.

El tercer grupo lo forman las habilidades tecnológicas, propias del hacker pero algunas de ellas imprescindibles para las otras dos ramas del ejército. La habilidad de hackear permite desde desactivar el control de seguridad de una zona a abrir cajas o puertas protegidas con un código, pasando por desactivar torretas de vigilancia y usarlas para que destruyan a nuestros enemigos. La habilidad de reparar permite volver a usar armas o dispositivos inutilizados, y la de modificar permite mejorar las características de las armas, reduciendo su retroceso, ampliando su capacidad o su frecuencia de disparo. Las dos últimas habilidades técnicas son mantener, para evitar que se rompan nuestras armas con el uso, e investigar, que nos proporcionará nuevas armas, mayor efectividad contra cierto tipo de enemigos o nuevos objetos para ayudarnos en nuestra aventura.

Para terminar, el último grupo son los poderes psi. Hay cinco niveles, con siete poderes en cada nivel. Los del nivel uno gastan una unidad psi con su uso, los del nivel dos, dos, y así sucesivamente. Con treinta y cinco poderes diferentes, podéis imaginar la variedad. Hay poderes ofensivos como la criokinesis, otros mejoran ciertas habilidades temporalmente, y otros proporcionan algún tipo de protección.

Además de todas estas posibilidades de mejora, durante el juego encontraremos cuatro estaciones especiales de mejora de nuestras capacidades. Son dieciséis mejoras permanentes, de las que tendremos que escoger cuatro, una en cada estación. Algunas de ellas son metabolismo fuerte (reduce un 25% el daño por radiación y toxinas), velocidad (aumenta un 15% la velocidad), mejora cibernética (permite usar dos implantes cibernéticos a la vez), o experto en replicadores (rebaja un 20% el coste de los objetos en los replicadores).

Otros objetos que nos serán útiles son los implantes cibernéticos, que nos aumentarán la fuerza, agilidad, resistencia, la habilidad de investigación, la de hackear... siempre que estén cargados. Las armaduras reducirán los daños que suframos, y para recuperar salud o puntos psi, y reducir los efectos de la radiación y las toxinas, encontraremos varios tipos de hypos.

Para ir avanzando, además de encontrar las tarjetas de seguridad que nos abran ciertas puertas, tendremos que reactivar ciertos ordenadores, pero todas las acciones tienen un claro objetivo que nos permitirá acceder a nuevas zonas. Es decir, no se reduce a ir buscando una determinada tarjeta para pasar una puerta, sino que sabremos por qué tenemos que conseguir abrir esa puerta.

We seeeek, we follooooww....

Para evitar que una vez hayamos pasado por una zona, quede limpia de enemigos, los enemigos vuelven a aparecer aleatoriamente. Van saliendo poco a poco, y no aparecerán delante de nosotros de la nada, pero como en muchas ocasiones tendremos que volver a zonas que ya hemos visitado para solucionar nuevos puzzles, siempre tendremos que tener algún arma a punto. La munición no abunda, pero si no disparamos a lo loco, tendremos suficiente. Como podéis deducir por la habilidad de mantenimiento, en SS2 las armas se van degradando con su uso. Esta característica no es nueva (ya pasaba en Diablo), pero no pasaba en ningún juego de acción 3D. Es una preocupación más, pero que da un toque más realista.

Entre los enemigos veremos simples cámaras de seguridad que pueden activar alarmas y convocar a gran número de enemigos, robots de varios tipos, arañas, monos, y más sorpresas que no revelamos porque son importantes en el desarrollo de la historia. SS2 hereda de Thief la inteligencia de los enemigos (aunque siguen sin subir por escaleras pegadas a las paredes). Los enemigos tienen en cuenta los sonidos que oyen y la iluminación de cada zona para detectarnos. Así que si somos silenciosos y evitamos las zonas iluminadas, tendremos que luchar contra menos enemigos.

El juego no incluye soporte para multijugador, aunque con el parche que se espera, se permitirán partidas cooperativas de hasta cuatro jugadores para terminar el juego.

Audio/Vídeo:
System Shock 2 usa el motor de juego de Thief, aunque con mejoras. De Thief hereda el fantástico sonido, los sonidos de la nave y de sus máquinas, las voces de los miembros de la tripulación y los sonidos de los enemigos. La música cambia en función de la acción. Si no tenemos enemigos a la vista, será tranquila, pero se animará cuando estemos en plena lucha. En general, el aspecto sonoro de System Shock 2 es excelente. Además, soporta EAX de Creative y A3D de Aureal, consiguiendo sonidos todavía más espectaculares.

Puede que alguien sospeche de los gráficos, ya que los de Thief no es que fuesen muy espectaculares, pero, sin llegar al nivel de Quake 3 Arena o Unreal, superan con creces a los de Thief. Todos los gráficos son a 16 bits y se nota mucho la mejora. Además, se han añadido luces de colores y efectos de humo, ambas cosas muy necesarias para recrear una nave espacial. Los personajes, en cambio, siguen apareciendo muy cuadriculados, tal como pasaba en Thief. Con las máquinas actuales, no hubiese pasado nada si hubiesen empleado más polígonos para representarlos.

Los niveles del juego están muy bien diseñados, y contienen todas las secciones que serían de esperar en una nave como la Von Braun: laboratorios, sección de ingeniería, habitaciones de la tripulación, enfermería, zona de recreo, comedores, salas de reuniones, puente de mando y un largo etcétera. La nave tiene seis cubiertas diferentes, y casi todas se han separado en dos o tres mapas diferentes. Además de la Von Braun, visitaremos la Rickenbacker y dos mapas más totalmente diferentes y que no revelamos para no dar pistas sobre el final del juego.
 

Guión:
La historia es uno de los mejores aspectos de System Shock 2. Durante el desarrollo del juego, iréis descubriendo poco a poco qué pasó en la Von Braun, y seguro que os llevaréis más de una sorpresa. La manera en que la vamos descubriendo hace que nos hagamos una idea de cómo pensaba cada miembro de la tripulación, qué aspiraciones tenía, sus prioridades...

Entre los personajes más destacados están Korenchkin, comandante del Von Braun pero con poca experiencia de mando; Diego, comandante del Rickenbacker e hijo del ejecutivo de TriOptimum responsable del incidente en Citadel; Delacroix, la jefa de investigaciones en el Von Braun y principal diseñadora de la nave; Bronson, la jefa de seguridad del Von Braun; y Polito, una experta en inteligencia artificial.


Estrategia y trucos:
Si estamos en un nivel de dificultad diferente del fácil, cuando vayamos a mejorar nuestro personaje usando los cybermódulos, podemos cambiar el nivel de dificultad al fácil, y una vez compradas las mejoras oportunas, volver a dejar el nivel de dificultad como estaba. Así las mejoras nos costarán menos cybermódulos.

Al igual que en Thief, con una tecla podemos inclinarnos para espiar por las esquinas. Es una acción muy útil para ver si hay cámaras o enemigos.

Es muy importante atacar a cada enemigo con el arma más apropiada. Las armas de energía son mejores contra los enemigos robóticos o cyborgs, mientras que las armas exóticas van mejorar contra los enemigos orgánicos.

Busca en todos los sitios que puedas: cuerpos, armarios, encima de estanterías...

Si quieres curiosear en las entrañas del juego, renombra los ficheros crf a zip y ábrelos con Winzip o una utilidad similar.

Estos trucos o consejos son los que había disponibles el 12/09/99. Si no encuentras lo que buscas, pasa por la sección de TRUCOS.


Jugabilidad:
SS2 tiene cuatro niveles de dificultad diferentes. Los niveles de dificultad varían la cantidad de terminales de seguridad, los objetos que encontraremos, el precio de los objetos en los replicadores, el máximo de puntos psi y de salud, y el precio de las mejoras de nuestras habilidades.

Además de terminar el juego en los cuatro niveles de dificultad diferentes, otra razón para volver a jugar a SS2 una vez lo hayamos terminado es jugar con un personaje totalmente distinto. Es muy diferente terminarse el juego con un personaje con muchos poderes psi, que con un hacker que va desactivando los controles de seguridad y las torretas, o con un experto en el manejo de armas que escoge siempre la vía directa.

Debido a la gran cantidad de acciones y de posibilidades que tiene nuestro personaje, el control hubiese podido ser farragoso y complicado, pero afortunadamente, en Irrational Games han acertado. Nuestro personaje tiene dos modos de funcionamiento, el de lucha y desplazamiento, y el de manejo del inventario. En el primero, podemos desplazarnos libremente con el ratón, dispara con el botón izquierdo nuestra arma o el poder psi que tengamos preparado, y con el derecho, usar o coger el objeto resaltado.

En el otro modo, tendremos a la vista nuestro inventario. También tendremos iconos para consultar todos los diarios y mensajes recibidos, investigar objetos, consultar el mapa y realizar cualquier otra acción que se nos ocurra. Todo muy intuitivo. Además, al empezar una partida nueva, podemos disfrutar de tutoriales que nos explicarán como realizar las acciones más comunes. Muy prácticos e instructivos.
 

Comparándolo con...:
Half Life también destaca por su buena historia, pero la ambientación y la complejidad del personaje son totalmente distintas. En Half Life estábamos siempre en medio de la acción. En SS2 seguimos siendo protagonistas, pero tenemos que descubrir que pasó, ya que estábamos dormidos cuando la tripulación empezó a morir. System Shock 2 puede jugarse de varias formas distintas, en función de las características que vaya adquiriendo nuestro personaje, pero Gordon Freeman sólo evoluciona con su arsenal. Esto da mucha más riqueza y variedad a SS2.
 

La historia, la ambientación, las posibilidades de personalizar el protagonista con sus habilidades y los diferentes modos de juego que se derivan de ello, el sonido, la música y los gráficos.
 

Enlaces o Links:
Página oficial de System Shock 2

Página no oficial de System Shock 2

Manual:
La versión inglesa del juego viene con un manual de 64 páginas tamaño DIN A5 (medio A4) y una guía de instalación de 12 páginas del mismo tamaño. En el completo manual se nos explica cómo realizar las acciones más habituales, todas las habilidades que podemos adquirir, el uso de los cybermódulos y nanites, los objetos que podremos encontrarnos en el juego, algunos enemigos, una introducción con la historia de System Shock y la introducción a SS2, los personajes más destacados de las dos tripulaciones, algunos consejos y cómo empezar a pasar los primeros obstáculos del juego. Además, Ken Levine y Jonathan Chey, ambos de Irrational Games, comentan varios aspectos del diseño y desarrollo del juego.

La guía de instalación contiene los requisitos mínimos y recomendados, cómo instalar el juego y una guía de resolución de problemas.
  

Equipo necesario:
Windows 95/98 (no soporta Windows NT), Procesador Pentium, 6x86 o K6 a 200 MHz (Pentium 300 recomendado), 32 Mb de RAM (64 MB recomendado), Unidad de CD-ROM 4x (8x recomendado), 200 MB de espacio libre en el disco duro (500 MB recomendado), Recomendada tarjeta de sonido compatible con DirectX 6, Se puede usar ratón y teclado, Tarjeta de vídeo con 4 MB compatible con Direct3D.

El análisis de ha hecho con:
Celeron 300-A, Windows 95, 128 MB de RAM, Unidad de CD-ROM 40X, Tarjeta de sonido SB Live! Value, Tarjeta gráfica Stealth II, Tarjeta gráfica Voodoo 2 12 MB.

LO MEJOR

  • La historia, la ambientación, las posibilidades de personalizar el protagonista con sus habilidades y los diferentes modos de juego que se derivan de ello, el sonido, la música y los gráficos.

LO PEOR

  • No incluye soporte multijugador (aunque está previsto que se le añada con un parche) y los personajes mejorarían mucho con algunos polígonos de más.
10

Obra maestra

Una obra maestra que ha dominado su género para colocarse en la cima del mismo. Un coloso de su generación que seguirá siendo comentado y recordado en el futuro. La nota máxima no implica perfección, sino que es usada para señalar a un referente absoluto en el que los demás pueden y deben mirarse.