Asghan: The dragon slayer
Carátula de Asghan: The dragon slayer
  • 7

    Meristation

Tras los pasos de Tomb Raider

Joan Isern Meix

Este juego supone el regreso de Silmarils, una compañía francesa creadora de juegos como Ishar, que con sus tres entregas llegó a ser relativamente popular. La ambientación de Asghan es similar, es decir, nos encontramos en un mundo fantástico, con dragones, magos, enanos y orcos, entre otras criatu

Este juego supone el regreso de Silmarils, una compañía francesa creadora de juegos como Ishar, que con sus tres entregas llegó a ser relativamente popular. La ambientación de Asghan es similar, es decir, nos encontramos en un mundo fantástico, con dragones, magos, enanos y orcos, entre otras criaturitas. Pero, a diferencia de Ishar, que se ceñía más a las reglas de un juego de rol, Asghan sigue los pasos de Tomb Raider, combinando perspectiva en tercera y primera persona, y muchos enemigos, puzzles y plataformas que entorpecen nuestra marcha.
Asghan es el hijo de Sir Targhan, un guerrero legendario que liberó las tierras de Selene de los elfos negros, y un excelente monarca que llevó la prosperidad a su reino. Targhan murió en extrañas circunstancias en un viaje a la ciudad de Byblos. Así que Asghan se queda sólo en el mundo con 22 años, y desterrado de su tierra por su propio tío, el mago Morghan. Pero Fiona, el hada encantada, le da la solución a sus problemas: deberá destruir a los dragones que habitan la isla de Kyrk para salvar su reino de su amenaza y recuperar el trono. Además, se dice que detrás de los dragones está su tío, del que desea vengarse. Asghan se embarca hacia la isla en busca de arriesgadas aventuras.


Descripción General
En la isla, Asghan se encontrará con otros personajes que le serán de utilidad, como la bruja Morgula, el hobbit Capón, el comerciante Sang Lun, y los tres cazadores de dragones de Byblos, que serán vitales para completar la aventura. Pero el que más nos ayudará con pistas y acertijos será el hada Fiona.

El juego es una mezcla entre combate y juego de plataformas y puzzles, con vista en tercera persona. El punto de vista por defecto es desde detrás de Asghan y un poco elevado sobre su cabeza, aunque con el ratón podemos girarlo en cualquier dirección. Sólo en determinados sitios el punto de vista permanece fijo, ya sea por problemas de espacio o por dar pistas al jugador. El funcionamiento de la cámara es satisfactorio debido a que puede moverse a voluntad del jugador, aunque en sitios estrechos puede ser problemático encontrar el punto adecuado. También podemos usar una vista en primera persona, pero está implementada para apuntar mejor con el arco, y no la recomiendo debido a la dificultad de ajustar los saltos con esta vista.

Para enfrentarnos a todos los enemigos que nos esperan contamos con varias armas. La que más usaremos será la espada, pero también disponemos de un arco con varios tipos de flechas, de bolas de pinchos y de la ayuda de la magia. Con la espada podremos realizar hasta ocho golpes distintos, además de tener la opción de bloquear los ataques enemigos. Con el arco podemos disparar flechas normales, mágicas, explosivas o una lluvia de flechas. Las bolas de pinchos las usaremos como proyectiles para atacar a distancia. Y la magia la usaremos con hechizos ofensivos y defensivo como ceguera, bola de fuego, lluvia de fuego, relámpago y armadura mágica. Además, dispondremos de otros hechizos que serán necesarios para completar parte de la aventura y que no tienen utilidad en el combate.

Los hechizos los podemos conseguir por dos caminos: rompiendo unas urnas donde se guardan o cocinándolos nosotros mismos. Para poder cocinarlos tendremos que haber conseguido previamente todos los ingredientes, y cocinarlos en ollas que iremos encontrando durante el juego. Entre los ingredientes podemos usar murciélagos, ratas, setas, cuernos de demonios, cactus, ojo de cíclope, cuerno de minotauro, campanilla de invierno, perfume elfo y algunos más. Las recetas las encontraremos en pergaminos o libros de magia que iremos recogiendo.

Además de las armas y de los hechizos y sus ingredientes, también nos serán útiles objetos para recuperar nuestra salud, como botellas de ron, pociones de vida, jamones, huevos de dragón y setas. Para acceder a todos estos objetos tenemos varias opciones en el inventario, y nos salen agrupados según su utilidad. Así, veremos una pantalla con los hechizos y la tecla que tenemos que usar para lanzarlos, otra con los ingredientes, otra con los objetos con nos recuperarán la salud, otra con las armas, y finalmente, otra opción en la que podemos consultar todos los diálogos que hemos mantenido y todos los textos que hemos leído hasta el momento.

Los enemigos destacan por su variedad. Nos enfrentaremos a murciélagos, esqueletos, dragones, orcos, arqueros, caballeros, enanos, lobos, águilas, demonios, verdugos, peces, elfos, cíclopes, minotauros y todavía algunos más. No podremos enfrentarnos a todos igual, ya que algunos sólo son peligrosos de cerca, mientras que otros nos atacarán ya desde la distancia y evitarán el contacto directo. La inteligencia artificial es normal, ni destaca como los marines de Half Life, ni hace que parezcan zombis los enemigos. No obstante, algunas veces, se nos ha quedado el enemigo contra el que luchábamos paralizado.

Pero como ya he comentado, Asghan no sólo se reduce al combate. El resto de obstáculos requieren de habilidad e ingenio, ya que mezclan puzzles con palancas e interruptores, y saltos para evitar caer en la lava o en trampas. En general son bastante lógicos, pero en ciertos casos se basan en la fórmula de encuentra la llave o el interruptor para abrir la puerta, y para desesperación del jugador, la dichosa llave o interruptor están bien camuflados. Hay algunos bastante originales, como uno en el que tenemos que ir activando cinco palancas para conseguir llevar una bola de metal a un soporte, que bajo su peso nos abrirá una reja para seguir avanzado.

La linealidad del juego no es aparente ni flagrante pero hay un único orden en el que hacer las cosas para resolver el juego. Habrá situaciones en las que tendremos delante varios caminos, pero para avanzar a la siguiente zona tendremos que haber completado unas acciones mínimas. A veces, puede que nos dejemos algo. Casi siempre podremos volver atrás a buscarlos.

Podremos salvar la partida cuando queramos, y de hecho nos acostumbraremos a ello, porque es fácil que se nos quede corto algún salto. En cuanto al tiempo de carga y grabación de las partidas, y a la carga de los diferentes niveles, decir que la carga de partidas y la de nuevos niveles es muy rápida, aunque la grabación, en comparación, es lenta, sin llegar a ser desesperante. Los niveles están diseñados de forma continua, sin saltos. En algunos cambios de nivel sale un pergamino con las estadísticas hasta el momento, pero por lo demás el juego da una agradable sensación de continuidad.

Tengo que recomendar que consigáis el parche del juego, ya que sin él, podéis llegar a dejar el juego en la estantería al cabo de un rato, debido a los cuelgues que sufre. El parche tampoco soluciona todos los cuelgues, pero ya son más esporádicos, y seguramente algunos son culpa de Windows ;-)


Audio/Vídeo:
Asghan soporta aceleración 3D con Direct3D y Glide, además de gráficos sin aceleración. Los gráficos con Glide son ligeramente mejores que con Direct3D, pero tampoco para correr a comprarse una tarjeta de 3dfx. La forma en que se van generando los gráficos me ha sorprendido, ya que se parece más a un simulador de vuelo o un simulador de coches. En Unreal o Quake 2, los escenarios aparecen siempre completos, y si un muro está lejos se ve pequeño pero se ve. En cambio, en Asghan, a partir de cierta distancia, desaparecen los objetos. La distancia es suficiente grande y no supone un problema, pero es curioso ver esta aproximación a los gráficos.

Asghan resuelve bien los gráficos en espacios abiertos, donde Quake 2 tenía limitaciones, y las texturas son muy realistas. Los escenarios en los que se mueve el juego son también muy variados, con mazmoras, ruinas, bosques, acantilados, volcanes, zonas heladas, etc. Lo que no me ha gustado ha sido el abuso de las texturas, aunque puede perdonarse por la extensión del juego. La animación de los caracteres está bien realizada, y todos tienen muchos movimientos.

Por lo que a los gráficos respecta, finalmente, destacar dos puntos negros. El primero el número de polígonos usados en la generación de los caracteres, que es muy bajo para los tiempos que corren. El otro es todavía más imperdonable, y es que algunos objetos decorativos del juego, principalmente árboles, se han usado gráficos planos. Coincidiremos en que construir un árbol realista con polígonos es difícil, pero es que con la alternativa que han adoptado, los árboles se pueden atravesar, y si vamos dando vueltas a su alrededor, siempre vemos el mismo gráfico. En este detalle también ha coincidido con algunos simuladores de coches.

El sonido cumple y poco más. No soporta sonido tridimensional, ni EAX, ni A3D. Los efectos de sonido corresponden a las quejas y golpes de nuestro personaje y de los caracteres que nos encontraremos en el juego. La música se compone de once temas distintos, todas con estilo épico, aunque con matices para adaptarlos al escenario en el que se reproducen. Se reproduce desde el CD, y produce parones en el juego cuando se termina la pista y vuelve al inicio de la pista. Estos parones no afectan a los enemigos, y, como acostumbran a ser bastante inoportunos, pueden repercutir en la salud de nuestro héroe.
 


Guión
En la introducción hemos contado un poco la historia. Da sentido a la búsqueda que realizamos, y los pasos son lógicos para conseguir derrotar al tío Morghan. En el juego encontraremos a personajes y pergaminos que nos darán pistas sobre varios puzzles o como derrotar a algunos enemigos, además de cómo encontrar a los tres cazadores de dragones. Originalidad no le sobra, ya que se basa en una venganza, que para culminarla nos obliga empezar por los más débiles e ir subiendo hasta el jefe de los malos.


 
Estrategia y trucos:
Las flechas y las bolas de pinchos son difíciles de conseguir. Úsalas sólo en caso de necesidad.

En combate, si conviene estudiar los movimientos de los enemigos, para averiguar cuando nos van a golpear. Con un golpe rápido nuestro, evitaremos su ataque. Si el enemigo es duro, vale la pena aprovechar la magia para salir con ventaja, ya sea dañando el enemigo, cegándole o protegiéndonos con la armadura mágica.

Conviene observar bien para encontrar llaves o botones que abran puertas. Si os quedáis atascados, seguramente os falta encontrar una de estas llaves o botones "ocultos".

Jugabilidad:
Asghan no tiene niveles de dificultad, y el final es único, así que las ganas de volver a jugar cuando lo hayamos acabado serán pocas. Las teclas en total del juego son bastantes, pero con los cursores y cuatro teclas más podemos hacerlo casi todo. El personaje puede saltar parado, en carrera, andar, correr, luchar, disparar con arco, lanzar hechizos, subir y bajar por cuerdas, desplazarse lateralmente colgado de salientes y auparse, pero no puede agacharse. Sólo lo comento como curiosidad, ya que con el resto de movimientos no se echa en falta.

La dificultad del juego sería media, aunque como ya he comentado, ciertos problemas para buscar la llave o el botón que abran la puerta pueden llegar a hacernos vagar en su busca un buen rato.

 


Comparándolo con...:
El juego recuerda y mucho a Tomb Raider, y evidentemente no por su ambientación ni su historia. Pero la perspectiva en tercera persona, las plataformas y desniveles a superar, y los puzzles con palancas e interruptores hacen que la sensación durante el juego sea similar. En Asghan diría que los enemigos son un poco más numerosos, y la magia es una novedad sobre Tomb Raider.
 

La variedad de escenarios, algunos puzzles, las animaciones de los personajes y la traducción completa al castellano.
  

Enlaces o Links:
Página de Silmarils

Página de Grolier Interactive
 

Manual:
El manual está redactado en castellano, tiene veinte páginas y explica cómo instalar el juego. También cuenta la historia hasta el inicio del juego, describe los principales personajes de la isla, explica los controles y cómo mover al personaje y usar los objetos del juego. Breve, pero con más longitud no hubiera podido aportar mucho más.
  

Equipo necesario:
Procesador Pentium 120 (200), 16 Mb de RAM (32 Mb), Unidad de CD-ROM 4x (8x), 20 Mb libres en el disco, Tarjeta de sonido compatible con Sound Blaster, Ratón.

El análisis se ha hecho con:
Celeron 300-A, Windows 98, 128 MB de RAM, Unidad de CD-ROM 40x, Tarjeta de sonido SB Live! Value, Tarjeta gráfica Voodoo 2 12 Mb.


 

LO MEJOR

  • La variedad de escenarios, algunos puzzles, las animaciones de los personajes y la traducción completa al castellano.

LO PEOR

  • Los gráficos planos de los árboles, el detalle en los caracteres, los puzzles de encontrar como abrir la puerta y el juego sin parche.
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.