NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLETISMO | EUROPEOS EN MÚNICH

Bronce de García Romo ante el intocable Ingebrigtsen

El salmantino intenta seguir el ritmo del fabuloso atleta noruego en el 1.500 para en la recta final apretar los dientes y aguantar para colgarse una medalla en Múnich.

MúnichActualizado a
Bronce de García Romo ante el intocable Ingebrigtsen
WOLFGANG RATTAYREUTERS

De Villar de Gallimazo a medalla de bronce en el Campeonato de Europa. “Llego para dar guerra y mi objetivo es ganar”, explicaba Mario García Romo a AS en la previa. El salmantino de 23 años estuvo muy cerca de dar un campanazo al ser cuarto en los Mundiales de Eugene y en el certamen continental de Múnich llegaba dispuesto a colgarse su primera medalla internacional absoluta. Y así fue, aunque no del color que ansiaba. El ‘Sebastian Coe de Castilla y León’ o el ‘Mini Coe’ como le han llegado a llamar batió el récord de España alevín de 500 metros con 1:11 a los 12 años, es una estrella universitaria en EE UU, se proclamó campeón de España en Nerja, fue cuarto en Eugene sólo superado por Wightman, Ingebrigtsen y Katir; y en el Estadio Olímpico de Múnich ha intentado todo poniéndose por detrás de Jakob Ingebrigtsen que no quería hacer prisioneros.

El vikingo africano cogía la cabeza a los 300 metros e imponía un ritmo tremendo que puso al grupo en fila india y la mayoría con el gancho en el cuello hasta que perdían contacto. Mario seguía las pisadas del noruego hasta que a falta de 150 metros otra vuelta de tuerca de este portento de la naturaleza acabó con la última resistencia para firmar el doblete (tras el oro en el 5.000) con 3:32.76. El británico Heyward (3:34.44) aprovechó el enorme esfuerzo del valiente mediofondista español para adelantarle por la plata... y cuando parecía que el italiano Arese podía también arrebatarle el metal a García Romo éste apretó los dientes para colgarse un bronce continental con 3:34.88. Fantástico desempeño de Mario aunque no pudo lograr su objetivo de derrotar al gran favorito.

Ampliar
INA FASSBENDERGetty

Nacido el 29 de junio de 1999 en un pueblo-aldea de 210 habitantes (en invierno se queda en 80 para soportar días con máximas de un grado) que vive básicamente del cereal y la ganadería, Mario iba al colegio con cuatro o cinco compañeros, algo que fue problema para desarrollar una cabeza privilegiada: sacó un diez de media y una nota rozando la máxima en selectividad para estudiar Biotecnología en Salamanca. De ahí voló a Ole Miss (prestigiosa universidad científica pública de Misisipi con más de 170 años de historia) para segir su formación... y ver dónde le podía llevaba su talento corriendo.

Hijo de albañil y limpiadora, García Romo saca pecho orgulloso del enorme esfuerzo de sus padres para que Jaime (su hermano) y él hayan podido pelear por sus sueños. “Me gustaría dedicarme profesionalmente al atletismo unos años pero no quiero ser atleta mucho tiempo porque creo que puedo ser útil para la sociedad en otras áreas como la química, bioquímica e incluso medicina”, decía a AS antes de hacerse un nombre internacional en el atletismo. Ahora ya es una estrella del deporte que cambiará su residencia tras las vacaciones a Boulder (Colorado), uno de los grandes centros de entrenamiento de fondo y mediofondo de EE UU. Allí tendrán a un bronce europeo. Gonzalo García finalizó sexto, e Ignacio Fontes acabó 11º.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?