BM Logroño BM Logroño
31
FIN
26
Gorenje

BALONMANO | LIGA EUROPEA

El Logroño superó el mal inicio para ganar en su mejor día

Moreira, pivote local, fue el artifice de que los riojanos dieran la vuelta al marcador ante el Goreenje Valenje.

Logroño
0
El Logroño superó el mal inicio para ganar en su mejor día

El Logroño La Rioja ha logrado este martes su primera victoria en la fase de grupos de la Liga Europea, al derrotar por 31-26 al Gorenje Velenje esloveno en un choque en el que los españoles supieron sobreponerse a un mal inicio y acabaron a su mejor nivel de la temporada.

El Logroño tuvo dos caras en el primer tiempo: durante veinte minutos la de un equipo temeroso, errático y con poca personalidad; y, en los diez minutos siguientes, la de un conjunto seguro y empeñado en mandar en el partido, algo que fue determinante al final.

El Logroño es un equipo muy joven este año y a muchos de sus integrantes les falta todavía el saber mentalizarse de que deben sobreponerse a situaciones adversas dentro de un partido porque ya han pasado por varias situaciones esta temporada en las que sus propios errores les hunden y les impiden dar el nivel que tienen.

Así iba el partido ante un Gorenje Velenje más hecho -aunque también muy joven- y dispuesto a aprovechar cualquier concesión que le dieran y durante más de un cuarto de hora le dieron muchas, porque el Logroño no se encontraba a sí mismo en ataque y su defensa poco compacta dejaba muchos huecos a los eslovenos, que apenas fallaban, con lo que llegaron a tener cuatro goles de diferencia (6-10) a los doce minutos de partido.

Pero dado que Dutra no tenía su día en el lanzamiento, el técnico del Logroño varió la forma de jugar de su equipo, dio todo el protagonismo a Moreira, superior a los pivotes del Gorenje, y el partido comenzó a cambiar. Kisselev ordenó la defensa, Markelau mostró su mejor nivel en la portería y Serradilla se unió a la fiesta para empatar a 13, primero, y colocar el 14-13 después.

De esa forma, ya en la recta final del primer tiempo, los riojanos dejaron atrás su imagen anterior y se comportaron como un equipo de mentalidad ganadora, lo que les llevó al intermedio con una diferencia clara, de cuatro goles (18-14). Pero volvieron a entrar fríos y el equipo esloveno se metió de nuevo en el partido con tres buenas acciones (18-17) y prácticamente todo el segundo tiempo por delante El partido mejoró y ganó en emoción porque los dos equipos compitieron durante muchos minutos a un nivel alto, conscientes de que había mucho en juego después de que ambos perdiesen en su debut.

El primer equipo en "aflojar" fue el Gorenje, que encadenó un par de errores ante la defensa riojana y se vio como antes, con cuatro goles de desventaja (28-24) y solo siete minutos por delante. Luego, ya en los últimos minutos, llegó el bajón riojano, pero cuando parecía que el Gorenje se iba a acercar a un gol, en un penalti, Jorge Pérez detuvo el balón -en su única participación en el partido- y devolvió la confianza a sus compañeros, que no fallaron para llevarse esta importante victoria.