BOXEO

Herring, 'underdog' recurrente

Jamel Herring expone el Mundial WBO del pluma este sábado ante Shakur Stevenson. El campeón está muy por detrás en las apuestas, algo habitual para él.

0
Previa del Herring vs Stevenson: WBO del superpluma.

El fin de semana tiene un punto de interés claro en el boxeo. Todos los focos se centran en el State Farm Arena de Atlanta (Georgia, Estados Unidos). Allí, Jamel Herring (23-2, 11 KO) expone el Mundial WBO del peso pluma ante Shakur Stevenson (16-0, 8 KO). Una pelea muy igualada, muchísimo más de lo que las apuestas reflejan. La victoria del campeón se paga 6,5 a 1. Demasiado desprecio para un hombre que está acostumbrado a dar la vuelta al cartel de 'underdog'. Lo hizo frente a Masayuki Ito, a quien destronó para alzar el cinturón que posee ahora, y ante Carl Frampton en su último pleito. En este en cuanto a números llegaba un poco por delante, pero entre el público en general tenía menos apoyo que el norirlandés, quien se retiró tras ese pleito.

Es cierto que el pleito de este sábado no es nada fácil, pero la igualdad es la tónica. Shakur no es claro favorito. El estadounidense, de 24 años y plata en Río 2016, es uno de los diamantes que con mayor esmero está tratando Top Rank. Lo demuestra cada vez que se sube al ring, pero en Atlanta está ante la mayor prueba de su carrera. Ha sido tres veces campeón mundial en el pluma y quiere ser monarca absoluto (lo es interino WBO) en el superpluma. Los datos están ahí, pero nunca ha estado ante alguien tan complejo.

El pleito era buscado por Top Rank, quien esperaba que Stevenson ya hubiese disputado este pleito antes. Herring, de 35 años, se impuso. Quiso hacer una pelea de dinero ante Frampton y al joven le tocó esperar. El campeón, exMarine y capitán de la selección de Estados Unidos en Londres 2012, sabe que está ante la pelea que podría quitarle esa vitola de eterno underdog. Su boxeo es de muchos quilates. Tiene una buena técnica y es rápido con sus piernas y manos. Los estilos son similares, por eso todo sobre el papel se ve tan igualado. ¿Quién se impondrá? El que mejor se adapte a pelear contra 'un igual'. Cualquier otra lectura sería errónea. Solo el ring dictará quién es mejor. La igualdad es la tónica, por ese este combate es tan atractivo. La promesa quiere dejar ese cartel y tomar el de estrella. El underdog pretende lo mismo. Solo uno hará ese cambio. En Atlanta se decidirá.